Cuba denuncia financiamiento a subversión interna por EE.UU.

https://cubasi.cu/sites/default/files/styles/slider/public/hebw-72541585-ned-subversion.png?itok=mZDjwv7f

1.-Cuba denuncia financiamiento a subversión interna por EE.UU.

 

Estados Unidos destina millones de dólares para financiar a ONG que promueven campañas de desestabilización contra Cuba, denunció hoy el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez.

De acuerdo con el titular de la diplomacia de esta nación antillana, en su cuenta en Twitter, ese respaldo se realiza sin el consentimiento del pueblo estadounidense.

Cerca de 250 millones de dólares dedicaron las administraciones de esa potencia norteña en las últimas dos décadas para los programas de subversión contra Cuba, informó recientemente el diario Granma.

Esos fondos, distribuidos a través de organizaciones como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por sus siglas en inglés) y la Fundación Nacional para la Democracia (NED), financian actividades cuyo propósito es el derrocamiento de la Revolución cubana.

El sitio Cuba Money Project, del periodista estadounidense Tracey Eaton, apuntó que solo en 2020 agencias como la Usaid dedicaron alrededor de 2,5 millones de dólares a las actividades subversivas.

La cifra corresponde a la información pública que manejan en sus portales digitales esas organizaciones norteamericanas, pero es considerada parcial debido a que existen programas secretos sin destinatarios conocidos.

Recientemente, la televisión nacional presentó evidencias sobre el financiamiento que reciben contrarrevolucionarios en la isla y sus vínculos con instituciones sufragadas desde Estados Unidos.

El informativo reveló las conexiones del Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda, de Colombia, para promover actividades desestabilizadoras contra esta nación antillana, realizadas con dinero de la NED.

 

https://cubasi.cu/sites/default/files/styles/slider/public/hostilidadusa.jpg?itok=tJEmBnyH

2.-Advierten en EE.UU. de persistencia de política hostil hacia Cuba

 

La reticencia del presidente estadounidense, Joe Biden, a revertir la política hostil respecto a Cuba pudiera tener como justificación cuestiones electorales, advirtieron hoy analistas en el país norteño.

Guillermo Grenier, profesor de la Universidad Internacional de Florida, citado en la edición digital del diario The Hill, considera que todo continúa igual porque la actual administración desconoce cómo va a reaccionar el electorado de ese estado del sur.

En esa postura coincide Nelson Díaz, presidente del Partido Republicano de Miami Dade, para quien muchos demócratas cubanos votaron por los conservadores en el pasado ciclo y, si el ejecutivo mantine su postura hacia La Habana, volvería a ganar ese apoyo, aunque la tarea es difícil.

Esos resultados se pondrán a prueba el próximo año, cuando el partido gobernante trate de derrotar al senador Marco Rubio (republicano) y al gobernador Ron DeSantis (republicano) en las elecciones de medio término.

Biden prometió dar un giro radical a las políticas respecto a la isla caribeña de su predesor, Donald Trump, pero al parecer cambió de idea después de que su fuerza perdiera dos elecciones presidenciales consecutivas en Florida, señala el rotativo.

Mientras el jefe de la Casa Blanca canceló muchas de las medidas de su antecesor, mantiene intactas las 243 sanciones contra la isla adoptadas por el magnate republicano.

The Hill recuerda que a principios de este año, un grupo de legisladores demócratas escribió una carta al mandatario en la cual instan a retomar la estrategia de distensión de Obama respecto a la nación caribeña.

No obstante, nada ha cambiado, al punto que el Departamento de Estado renovó una determinación de la administración Trump de que, según ellos, Cuba no coopera plenamente con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos.

El gobierno cubano calificó esas acusaciones como totalmente infundadas, pues responden a fines políticos para intentar justificar las agresiones contra el país antillano, incluido el bloqueo económico, comercial y financiero que sufre el pueblo cubano.

http://razonesdecuba.cu/wp-content/uploads/2021/06/Bidenas-1068x607.jpg
3.-La contradictoria política de Biden hacia Cuba. Luis de Jesús Reyes entrevista a Iroel Sánchez

 

La nueva administración estadounidense del presidente Joe Biden ha insistido en varias ocasiones en que un cambio en la política hacia Cuba “no está ahora mismo entre las principales prioridades de su política exterior”. Voceros y funcionarios del gobierno de turno lo han repetido hasta el cansancio: hay cosas más importantes que hacer.

De hecho, a casi seis meses de su llegada al poder, el inquilino de la Casa Blanca no se ha movido ni un milímetro en aras de acercar políticamente a ambos países y ni siquiera ha revisado las más de 240 medidas impuestas por su antecesor Donald Trump –muchas de ellas aplicadas, incluso, durante la pandemia de la Covid-19– que recrudecieron las condiciones de bloqueo y han empeorado la situación económica de la isla.

Pero si Cuba, en efecto, no es una prioridad para su gobierno, el Demócrata no parece estar muy en la onda del disimulo. Su administración está solicitando, por otro año, más de $20 millones para financiar “programas de democracia dirigidos a Cuba”, algo que las autoridades de la isla afirman no es más que un eufemismo para promover confrontaciones y planes subversivos contra el país caribeño.

“Parece que lo que no es prioridad es tener una relación de respeto con Cuba, lo que no es prioridad es tratar de que el pueblo cubano no siga sufriendo las medidas extremistas que adoptó la administración Trump; derrocar la Revolución cubana es una prioridad de 60 años, sostenida. Financiar una oposición que obedece instrucciones del Departamento de Estado en Cuba sí es una prioridad y lo revela ese gasto”, así lo explica el analista político, Iroel Sánchez.

En entrevista para CLARIDAD, Sánchez habló de la incongruencia en la postura de la Casa Blanca en torno a Cuba y en ese sentido subrayó que “hay una política exterior [de Estados Unidos] que es transversal, bipartidista, y que es defender los intereses de la clase dominante y eso va a continuar”.

En total, Biden ha solicitado más de $58 mil millones para el Departamento de Estado y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) en el venidero 2022, lo que representa un aumento del 10% sobre el presupuesto destinado a esas agencias en este año 2021. El presidente también solicitó más de $810 millones para la agencia estadounidense encargada entre otras cosas de supervisar las estaciones Radio y TV Martí, órgano comunicacional cuyo principal propósito ha sido –por décadas– fomentar un cambio de régimen en Cuba.

De la otra mano están las 243 medidas firmadas por el expresidente Trump, que reforzaron el carácter hostil y extraterritorial del bloqueo contra Cuba, y la inclusión de la isla en la lista estadounidense de países que patrocinan el terrorismo. Todas, acciones que siguen vigentes a casi medio año de presidencia de Biden; un aspecto que demostraría la falta de decencia del nuevo gobierno.

“En términos de imagen quizás [Biden] no es Trump, esa cosa impresentable, desagradable, irritante, hiriente, pero yo creo que alguien decente no deja en vigor un instante las 243 medidas que tomó Trump contra Cuba. Si le queda un poco de decencia, que lo demuestre cambiando esas cosas”, afirma el analista político.

UNA POLÍTICA EXTERIOR A CONVENIENCIA

Ahora bien, es posible que el presidente Biden, mal orientado por sectores reaccionarios en su gabinete, esté apostando a dejar el tiempo pasar con la esperanza de ver al país derrumbarse. Y no sería el primero en asumir esta postura.

Por décadas, sucesivos presidentes norteamericanos se han convencido a sí mismos de que Cuba está al borde del colapso y que sanciones más duras pueden acabar de lanzarla por la borda. A fin de cuentas, esta postura resulta mucho más sencilla y menos conflictiva –a lo interno– que enfrascarse en una agenda destinada a acercarse a su vecino “comunista”, con todo lo que eso conlleva.

No pocos, sin embargo, esperaban que Joe Biden –vicepresidente durante la era Barack Obama– siguiera la línea de su compañero Demócrata, volviera a acercarse a la mayor de las Antillas y cuando menos aliviara el bloqueo como lo hizo el Premio Nobel de la Paz. Pero el bloqueo no es casualidad y a seis décadas de su puesta en vigor sigue cumpliendo el mismo propósito de entonces.

“El bloqueo tiene un rol que es crear dificultades en la vida cotidiana de los cubanos para que se irriten con su gobierno y lo derroquen y el dinero para la promoción de la democracia y los derechos humanos tiene el rol de hacer desaparecer el bloqueo como causa de esos problemas y hacer ver que esos problemas son fruto del sistema que hemos escogido los cubanos”, sostiene Sánchez.

Para él, esto “no quiere decir que no haya problemas endógenos en Cuba –pero admite que– la causa fundamental de las dificultades en la vida cotidiana de los cubanos son las políticas agresivas de EE.UU.”.

SUBVERTIR EL ORDEN, POLÍTICA CONTINUADA

Empero, las dificultades creadas por el bloqueo en la vida de los cubanos y cubanas tampoco es una prioridad de la Casa Blanca. Como alega Iroel Sánchez, “el imperialismo no existe para hacer justicia social, el imperialismo existe para depredar, para imponer la voluntad de una clase dominante”. La frase dibuja a la perfección el empeño y el esfuerzo puestos por el gobierno estadounidense para aprovechar cada espacio disponible –en especial, el digital– para fomentar una subversión del orden en Cuba

El crecimiento constante en los últimos años de la conectividad y el acceso a Internet en la población de la isla ha dado luces al Norte sobre cómo colar su mensaje antirrevolucionario, de manera más sutil y en un campo de juego que domina a la perfección.

“Con la llegada de Internet, EE.UU. ha creído que entonces sí es el momento en que puede hacer creer que su verdad puede llegar a ser creída por los cubanos”, sostiene Sánchez.

Según Datos del Ministerio de Comunicaciones de Cuba, (Mincom) más de siete millones de ciudadanos –de una población total de poco más de 11 millones– cuentan hoy con acceso a Internet por diferentes vías. De ellos 4,2 lo hacen a través de su celular. Cifras nada mal para un país que vio la llegada de datos móviles apenas en 2019. Sin dudas, un avance para la isla, pero también un reto si se tiene en cuenta el infinito de propaganda y desinformación que circula en la web y redes sociales y que es capaz de penetrar, sin filtros, en cada esfera de la sociedad.

Por su parte, Iroel argumenta que “una prueba de que no ha sido efectivo es que la Revolución se sostiene” y deja entrever que, contrario a lo que muestren los algoritmos cibernéticos, el utilizar la Internet para promover posiciones adversas a la Revolución no ha encontrado mayor asidero.

“Llevan 12 años trabajando para eso y poniendo cientos de millones y lo que han cosechado es muy pobre, pero la comunicación y la amplificación de eso lo hace parecer, a la gente que está desinformada y que no sabe lo que sucede en Cuba, como un fenómeno masivo, lo cual está muy lejos de la realidad”, subraya.

En definitiva, Cuba se encuentra hoy ante la indiferencia de un presidente estadounidense que no parece tener entre sus prioridades ayudar (realmente) a mejorar las condiciones de vida de los cubanos y cubanas, pero destina ingentes recursos para seguir complicando la situación de la isla. El reto de la Revolución radica en hacer frente a ese escenario a la vez que intenta salvar su economía sin dejar de a nadie desamparado.

“El pueblo cubano ha tenido la cultura política suficiente para tener un sentido crítico ante eso y nunca se ha dejado liderar por ese [discurso], por muchas que hayan sido las dificultades y por mucho que hayan sido los millones de dólares gastados para eso”.

Tomado de La Pupila Insomne

 

 

https://davidson.cubava.cu/files/2021/02/Blog-CEQI-new-3-jpg.-768x301.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos CubaEstrellaQueIlumina

 

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Posted in Sin categoría | Leave a comment

El Club Antiglobalista: Soros, mentiras y Ciudades Estados futuristas

https://cubasi.cu/sites/default/files/styles/slider/public/blade-runner-ciudad-580x350.jpg?itok=kfMAhef1

Escena de la película Blade Runner

El Club Antiglobalista: Soros, mentiras y Ciudades Estados futuristas

 

“Mientras peor está la situación, menos se necesita para que mejore y mayor es el potencial de ganancias”.

George Soros

https://cubasi.cu/sites/default/files/styles/slider/public/soros2r.jpg?itok=MjQA-2P8

George Soros

Los sitios de Facts Cheking se presentan ante la opinión pública como árbitros de la verdad, caballeros blancos al servicio del mejor periodismo o figuras incólumes en lucha contra la mentira y la manipulación. Lo cierto es que, según publicó el portal argentino de investigación Kontrainfo.com, la totalidad de esos equipos de chequeo de internet están sujetos a una fuerte línea de financiamiento dirigida por el gran capital y sus organizaciones no gubernamentales (ONG) que actúan como gobiernos paralelos y conglomerados de poder. Así aconteció recientemente con el sitio de chequeo de datos de Facebook, activado durante esta pandemia, que se dedica a monitorear todo lo relacionado con las vacunas. Según devela Kontrainfo.com, en realidad dicho servicio se halla bajo contrato directo con la firma farmacéutica Johnson & Johnson, una de las principales dentro del mercado de la Covid 19.

Expuesto dicho vínculo, el portal de Facebook sobre Facts Cheking y vacunas intentó desmentir la denuncia, pero sin mucho éxito. En realidad quedó demostrado por qué, como muchos sospechaban, la red social elimina más contenidos que nunca a la vez que marca con una etiqueta cada uno de los post que mencionan el medicamento para la prevención o la cura de la pandemia. Hay intereses corporativos detrás de la empresa de Zuckerberg, los cuales se enmascaran en un falso filantropismo y amor por la verdad. Pero otros elementos y cabos sueltos apuntan a objetivos aún peores y más profundos. ¿Será que como dijo el ex coronel de la inteligencia militar rusa Vladimir Kvachkov en 2020, la enfermedad es un plan para lograr varios objetivos globales? ¿Tendrá razón el también ex miembro de los servicios de Moscú y escritor de Best Seller, Daniel Estulin, sobre que esta ingeniería persigue desgravar las deudas y una reestructuración del sistema mundo del capital, a las puertas de un cambio civilizatorio?

http://lapupilainsomne.jovenclub.cu/wp-content/uploads/2010/08/club-bilderberg.jpg?w=193

Fidel Castro se refiere al escritor Daniel Estulin autor de una fantástica historia titulada Los Secretos del Club Bilderberg, contada en 475 páginas de veinte líneas cada una

https://www.radiorebelde.cu/images/images/ciencia/fidel-recibe-b-motomendez.jpg

-Más allá de teorías de la conspiración o quizás no tan conspiratorias, el portal Kontrainfo.com tiene éxito develando el entramado de financiamientos que hay detrás del control social y, sobre todo, del periodismo y de quiénes hacen o determinan lo que se conoce como verdad pública. En una nota bien extensa, se repiten los nombres de las mismas fundaciones detrás de cada uno de los sitios de chequeo de datos en internet: Open Society, NED, Fundación Ford y Rockefeller, Bill y Melinda Gates, el gobierno británico y la realeza, etc. Pareciera que existe una obsesión por dictaminar las líneas de censura, la corrección política, mediante el uso de determinadas inquisiciones que de neutrales y al servicio de la humanidad tienen bien poco.

La canonización de George Soros

Ahora bien, si los poderes fácticos controlan el 99 por ciento de los medios mundiales, ¿para qué crean una red de cacería de brujas que vigile lo que la gente piense o publique? Es que las redes, sin bien sirven para impulsar revoluciones de colores y mecanismos de control social bien precisos y efectivos, tienen el efecto colateral de que, al menos en teoría y de forma plausible, un usuario  exponga un mensaje alternativo que se torne viral y se salga de control, poniendo en riesgo a los amos del mundo. De ahí que se implementen estos grupos de supuesta investigación independiente, los chequeadores de datos, que como denuncia Kontrainfo.com, etiquetan una nota como “dudosa” o “falsa” sin mostrar pruebas, sin contravenir con hechos dicha refutación, sino solo basándose en la defensa de determinados intereses.

Quizás por eso uno de los más defendidos por los sitios de Facts Cheking sea el mismísimo George Soros, llegándose al descaro de desmentir declaraciones hechas por el mismo magnate ante las cámaras de televisión, como por ejemplo sobre su papel como delator de la comunidad hebrea en Hungría durante la ocupación nazi. El interés por blanquear a Soros va de la mano con el hecho de que la mayoría de las líneas de trabajo mediáticas de Occidente hoy tienen que ver con llevar adelante una agenda común globalista, la del 2030, en la cual la transformación civilizatoria apunta a demoler elementos del viejo derecho y de la libertad de la persona de hacer y pensar. La Open Society, como fundación de fundaciones, monitorea la creación de esa emergente sociedad civil mundial uniformada, que presiona a los gobiernos en pro de cambios que aparentan defender derechos, pero que implementan ingenierías de poder.

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2010/08/foto-alex-castro-fidel-daniel-estulin-580x386.jpg

Fidel conversa con Daniel Estulin: “La humanidad debe preservarse para vivir miles de años”

Como bien dice el propio Daniel Estulin, la pandemia del coronavirus apunta a un derrumbe del sistema de abastecimiento global del comercio y hacia la regionalización de las rutas de intercambio. Dichos mecanismos requieren, como defiende este analista, una reducción drástica poblacional que traería en un corto periodo el fin de los Estados y la creación de Ciudades Estado, con otra configuración del poder político. Si tales son los planes, obvio que la censura, el manejo de la información y la cacería de disidentes son instrumentos que estarán a la orden del día. También porque, como asegura Estulin, Occidente necesita recursos y solo mediante los objetivos de la agenda 2030 podrá racionalizarlos, lo cual conlleva ingentes cambios globales. No se trata de Soros, ni de su persona, sino del proyecto político que existe detrás. De ahí la omnipresencia de Open Society en casi todos los programas ingenieriles y de control.

Como quiera que se vea, es evidente que gracias a la pandemia está cambiando la configuración de poderes sobre la Tierra y que la información y las redes están generando una ciudadanía global y digital, que se escapa de los Estados y que a la vez los determina. También se hacen evidentes los entramados financieros y cómo estos ponen y quitan líderes y posicionan determinados discursos. El virus está siendo un verdadero negocio, un arma y una inversión en el cambio de paradigma tecnológico. Baste mencionar que en la ciudad de Nueva York, bajo el pretexto del confinamiento, se ha automatizado casi todo el servicio de la policía, lo cual pudiera traducirse en inmensos despidos. Una muestra de lo que la Covid 19 ha hecho con el capital.

Los muchos Brexits y el fin del mundo como lo conocemos

Para poner en contexto el poder globalista sobre la información y lo que ello determina en materia política, baste señalar el apoyo de la revista The Economist a la salida de la provincia de Mendoza del Estado argentino. La publicación con sede en Londres y bajo financiación de la tricentenaria familia de magnates Rothschild, alienta el separatismo a través de un reportaje donde remarca que la pandemia es un momento clave para que el territorio alcance la independencia, causa esta última que habría estado subyacente desde los inicios mismos de la nación argentina y que estaría postergada.

En realidad, buena parte de las tierras fértiles y de los mejores viñedos con fama internacional de Mendoza son propiedad de los Rothschild. Ello ha generado vínculos también entre los ingleses y el partido local que aboga por el separatismo. La revista The Economist no tiene reparos en citar testimonios anónimos de supuestos habitantes de Mendoza, que quieren irse del control de Buenos Aires. Ninguna de estas narrativas, a pesar de no estar respaldadas en pruebas y que además atentan contra el derecho internacional, son refutadas por los sitios de chequeo.

El MendoExit como lo llama The Economist es el inicio quizás de tantas fragmentaciones impulsadas por la nueva agenda, que propugna el fin del Estado y de los países tal y como los conocemos, a la vez que la recolonización de las tierras del tercer mundo mediante campañas espurias de cuarta generación como la que se realiza contra Buenos Aires. Demás está decir que la máxima de que “quien paga manda”, sigue siendo igual de efectiva y que ninguno  de estos poderes fácticos que utilizan a sus marionetas dentro de las sociedades civiles abogan por principios honestos. La aniquilación de un Estado como el argentino ha de verse en paralelo con la aniquilación de la verdad en manos de los nuevos inquisidores. Ambos escenarios coexisten en un mismo momento histórico, tan oscuro como determinante.

http://lajiribilla.cu/uploads/article/2020/880/Caricatura%20GeorgeSoros%205.jpg

http://lajiribilla.cu/uploads/article/2020/880/George%20Soros%203.jpg

George Soros, de Ángel de la Muerte a gato del caos / Por Mauricio Escuela

 

El Club Antiglobalista: Soros, mentiras y Ciudades Estados futuristas /  Por Mauricio Escuela

 

https://davidson.cubava.cu/files/2021/02/Blog-CEQI-new-3-jpg.-768x301.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos CubaEstrellaQueIlumina

 

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Inteligencia artificial, ¿la nueva estrategia en la carrera armamentista?

https://cubasi.cu/sites/default/files/styles/slider/public/munciones_merodeo.jpg?itok=gcuZK1_v

Las “municiones de merodeo”, con un alto grado de autonomía, ya entran en acción en los conflictos

Inteligencia artificial, ¿la nueva estrategia en la carrera armamentista?

 

https://davidson.cubava.cu/files/2019/03/1-inteligencia-artificial-1920-580x326.jpghttps://davidson.cubava.cu/files/2019/02/1-IA.jpg22.jpg

Inteligencia artificial (IA)

 

La carrera armamentística de la inteligencia artificial (IA) ya está en marcha. Esa es la contundente advertencia del ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas. “Estamos justo en medio de ella. Esa es la realidad con la que tenemos que lidiar”, dijo Maas a DW en declaraciones para el nuevo documental de DW “Guerras futuras: cómo prevenirlas”.

En esa realidad se centra la lucha por la supremacía entre las mayores potencias del mundo. “Se trata de una carrera que atraviesa los ámbitos militar y civil”, aseguró Amandeep Singh Gill, expresidente del grupo de expertos gubernamentales de las Naciones Unidas sobre armas autónomas letales. “Esta es una cuestión multimillonaria”, agregó.

Objetivo de grandes potencias

Eso revela un reciente informe de la Comisión de Seguridad Nacional de Estados Unidos sobre Inteligencia Artificial, en el que se habla de un “nuevo paradigma de lucha bélica” que enfrenta a “algoritmos contra algoritmos”, e insta a realizar inversiones masivas “para superar continuamente a los potenciales adversarios”.

Y se puede ver en el último plan quinquenal de China, que sitúa la IA en el centro de un incesante aumento de la investigación y el desarrollo, mientras el Ejército Popular de Liberación se prepara para el futuro de lo que denomina “guerra inteligente”.

Como dijo el presidente ruso Vladimir Putin ya en 2017, “quien se convierta en el líder en esta esfera se convertirá en el gobernante del mundo”. Pero no solo las grandes potencias buscan ese objetivo. Mucho más abajo en el orden jerárquico del poder mundial, esta nueva era es una realidad probada en batalla.

El punto de inflexión en la guerra

A finales de 2020, mientras el mundo se consumía por la pandemia, las fuertes tensiones en el Cáucaso estallaron en una guerra. Parecía un conflicto regional bien planificado en el que Azerbaiyán y Armenia luchaban por la disputada región de Nagorno-Karabaj. Pero para los que prestaron atención, eso fue un punto de inflexión en la guerra.

“El aspecto realmente importante del conflicto de Nagorno-Karabaj, en mi opinión, fue el uso de estas municiones de merodeo, los llamados ‘drones kamikaze’, estos sistemas bastante autónomos”, dice a DW Ulrike Franke, experta en guerra con drones del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

Bombas de “merodeo” en el aire

Los modelos avanzados de municiones que merodean son capaces de un alto grado de autonomía. Una vez lanzadas, vuelan hasta una zona definida como objetivo, donde “merodean” en busca de objetivos, que pueden ser normalmente sistemas de defensa aérea.

Una vez que detectan un objetivo, vuelan hacia él, destruyéndolo al impactar con una carga de explosivos que llevan a bordo; de ahí el apodo de ‘drones kamikaze’. “También se habían utilizado de alguna manera antes, pero allí demostraron realmente su utilidad. Se demostró lo difícil que es luchar contra estos sistemas”, explica la experta.

La investigación del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales demostró que Azerbaiyán tenía una enorme ventaja en municiones de “merodeo”, con más de 200 unidades de cuatro sofisticados diseños israelíes. Por su parte, Armenia disponía de un único modelo nacional. Y otras fuerzas militares habrían tomado nota. “Desde el conflicto, se ha observado un cierto aumento del interés por las municiones de merodeo”, sostiene Franke, quien comenta que se ha visto “que más fuerzas armadas de todo el mundo han adquirido o quieren adquirir ese tipo de municiones”.

Y este sería solo el principio. De cara al futuro, las tecnologías impulsadas por la IA, como los enjambres con drones, entrarán en uso militar, permitiendo que muchos drones operen juntos como un conjunto letal. “Por ejemplo, se podría sacar un sistema de defensa aérea“, afirma Martijn Rasser, del Center for a New American Security, un grupo de expertos con sede en Washington.

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2021/06/dron-580x330.jpeg

Este dron, el Kargu-2, contiene una carga explosiva y puede atacar de forma autónoma. Foto: STM.

El inquietante futuro de los robots asesinos autónomos

 

Libia no solo se ha convertido en una de las tierras quemadas de Estados Unidos en el mundo, uno de esos inframundos olvidados en el que las armas, la guerra, el hambre y la muerte convergen en un laberinto del que es casi imposible escapar, sino que también se ha convertido en el primer lugar del mundo en el que, al menos oficialmente, se han utilizado drones de combate autónomos contra personas. Es decir, robots asesinos que, sin ser controlados en remoto, han atacado a humanos. Por su propia voluntad. La distopía es el presente, amigos, no será que no fuimos advertidos.

Según un informe de las Naciones Unidas, publicado por la revista New Scientist, drones militares atacaron el año pasado en Libia de forma autónoma a seres humanos. El informe deja poco lugar a la duda cuando afirma en el punto 63 de la página 20 que “los convoyes logísticos y las fuerzas afiliadas a Haftar en retirada fueron posteriormente perseguidos y atacados a distancia por vehículos aéreos de combate no tripulados o sistemas de armas autónomos letales como el STM Kargu-2 y otras municiones de merodeo. Los sistemas de armas autónomos letales se programaron para atacar objetivos sin requerir la conectividad de datos entre el operador y la munición: en efecto, una verdadera capacidad de disparar, olvidar y encontrar“.

Si el mundo se encuentra cada día más cerca de convertirse, gracias al salvaje capitalismo impuesto por Estados Unidos, en una réplica de las desigualdades esbozadas en Los juegos del Hambre o El laberinto del corredor, esta última con pandemia incluida, mundos en los que las ciudades, amuralladas, concentran la riqueza para unos pocos mientras la pobreza asola al resto de la humanidad; si las sociedades occidentales cada día se parecen más a NosotrosUn mundo Feliz o 1984; la llegada de los robots asesinos a las guerras olvidadas eleva la puesta en escena a un nuevo género: Terminator.

Una robotización impulsada por las ventajas que ofrece: menor coste económico, humano y mediático. Esto es, el gran sueño americano: un Vietnam, un Irak o un Afganistán sin norteamericanos muertos.

Porque la robotización de la guerra es el presente y el futuro de los ejércitos, como queda demostrado no solo por el uso en Libia del STM Kargu-2 de origen turco, país integrante de la OTAN, sino porque Turquía ha utilizado esta tecnología en los últimos enfrentamientos en Siria o en Nagorno Karabaj, donde no solo realizaron actuaciones puntuales o auxiliares, sino que fueron utilizados por las fuerzas turcas como eje fundamental de su campaña aérea. Lo que se debe, especialmente, a que el STM Kargu-2 cuenta con la capacidad de formar enjambres y atacar de manera automática sin ni siquiera conexión.

La imagen de un enjambre de drones con cámaras de video y capacidad para aprender a detectar movimientos de unidades militares y abatirlas causaría escalofríos a cualquieraque miles de drones armados y coordinados destruyeran cuanto encontraran a su paso, humanos incluidos, sería una escena terrorífica para la mayoría, pero idílica para la industria militar. De hecho, gracias a los buenos resultados de los drones turcos, países como Qatar o Ucrania ya se han interesado por su adquisición. La OTAN y sus aliados, siempre dispuestos al progreso.

Konnichiwa, Baby

Estamos a escasos años de culminar en una fábrica el montaje de un Terminator cuyo impacto en los escenarios bélicos es absolutamente predecible, pero cuyas consecuencias globales seguramente no hayan sido correctamente calculadas.

Ciertamente, la robotización de los ejércitos es imparable, pues los drones aéreos ya no son objetos volantes no identificados en gran parte de los ejércitos del mundo, ni tan siquiera son accesorios, sino que cada vez se encuentran más cerca de convertirse esenciales. Una robotización impulsada por las ventajas que ofrece: menor coste económico, humano y mediático. Esto es, el gran sueño americano: un Vietnam, un Irak o un Afganistán sin norteamericanos muertos. El olor del napalm por la mañana en automático.

Aterra pensar lo que pueden llegar a ser capaces de perpetrar los norteamericanos con un ejército de robots asesinos cuando han convertido casi toda América Latina en la hacienda de sanguinarios dictadores y élites avariciosas o han incendiado Oriente Próximo o el Magreb sin ningún escrúpulo.

Quizás, con suerte, se produzca un equilibrio de fuerzas que mantenga los actuales niveles de desigualdad, abuso y pobreza, aunque en un escenario completamente diferente al actual, pero solo plantearlo, aterra. Aterra pensar lo que pueden llegar a ser capaces de perpetrar los norteamericanos con un ejército de robots asesinos cuando han convertido casi toda América Latina en la hacienda de sanguinarios dictadores y élites avariciosas o han incendiado Oriente Próximo o el Magreb sin ningún escrúpulo en base a sus intereses.

Aterra pensar qué hará la potencia o las potencias que finalmente obtengan la victoria en la carrera armamentista de la robotización. Y aterra pensar en las consecuencias que esta robotización tendrá para esos ciudadanos a los que a día de hoy les importa un carajo que Turquía haya violado el párrafo 9 de la resolución 1970 (2011) al usar robots asesinos autónomos.

Unos ciudadanos que poco dirán mientras se beneficien en comercios textiles o gasolineras de las intervenciones de robots asesinos autónomos en medio mundo, pero que, antes o después, sufrirán las consecuencias. Porque tras Terminator, como tras internet o el vídeo, llegarán Ex MachinaLos sustitutos y, claro está, Yo, Robot. Prostitutas, empleados de limpieza o acompañantes robotizados se generalizarán en relativamente poco tiempo, ya está sucediendo… y tras ellos llegarán los policías.

Y es que, antes o después, la policía será esencialmente robotizada, al menos las unidades de choque, y ello tendrá consecuencias directas en el control de masas por parte de las élites, de tal forma que revueltas como las acaecidas en Chile, Ecuador, Perú o Colombia serán aplastadas sin miramientos o las favelas brasileñas serán intervenidas. Porque lo que hoy pasa en Libia, mañana podría pasar en las calles. En cualquier calle.

(Tomado de RT en Español)

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2013/05/drones.jpg

Cientos de yemeníes han muerto tras ataques de drones estadounidenses (aviones no tripulados)

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2019/07/EEUU-Drone-RQ-4A-Global-Hawk-580x330.jpg

Un drone estadounidense RQ-4A Global Hawk realizó un vuelo de espionaje cerca de las costas de Crimea, en el mar Negro, según informó el portal especializado PlaneRadar, citado por la prensa local.

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2019/06/northropgrummanbeginsflighttestsofthems-177multi-spectralsensoronrq-4globalhawk_34e71aba-f278-4031-a215-739fd35137e7-prv-580x386.jpg

Irán: Derribó del dron estadounidense

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2011/11/dronesun1.jpg

EEUU usa más aviones no tripulados en la frontera para cazar inmigrantes

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2018/09/dronusa.jpg

Rusia detecta dron estadounidense volando sobre sus costas

http://media.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2018/09/drones.jpg

CIA ampliará ataques secretos con drones en África

https://davidson.cubava.cu/files/2020/01/asesinato-de-Soleimani.2-768x471.jpg

El asesinato de Soleimani

https://davidson.cubava.cu/files/2020/01/asesinato-de-Soleimani.4-768x512.jpg

Detalles y propósitos de un crimen inexcusable: El asesinato de Soleimani / Percy Francisco Alvarado Godoy / Blog Descubriendo Verdades

 

https://davidson.cubava.cu/files/2021/02/Blog-CEQI-new-3-jpg.-768x301.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos CubaEstrellaQueIlumina

 

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Posted in Sin categoría | Leave a comment