La monumental campaña de Trump en Facebook

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2020/02/Trump-Facebook-1020x642.jpg

La monumental campaña de Trump en Facebook

 

Mientras los candidatos demócratas a la presidencia de Estados Unidos dedicaban 2019 a pelearse entre ellos en los estados donde se celebran las primeras elecciones internas, la campaña para la reelección de Donald Trump levantaba una compleja maquinaria para afinar sus mensajes, ampliar su lista de correo y, en definitiva, llegar a su público de votantes conservadores.

Para lograrlo ha gastado ya casi 20 millones de dólares en más de 218.000 anuncios en Facebook. The Guardian ha analizado esa publicidad y ha descubierto que entre esos anuncios se incluyen algunas de las imágenes y vídeos que llegaron a los titulares por su retórica xenófoba, incitadora, vitriólica y llena de mentiras.

Pero la campaña también ha hecho algo mucho más simple. Una campaña normal y corriente propia del marketing más convencional diseñada para recoger datos personales. Considerando que la campaña ha lanzado continuamente estos anuncios –sin apenas mensaje y aparentemente diseñados para conseguir interacciones a solicitudes muy simples–, probablemente han sido muy efectivos.

La habilidad de Trump en el uso de Facebook asusta a los demócratas. El responsable de la primera campaña digital del ahora presidente allá en 2016, Brad Parscale, presume de lo sofisticado de su operación en Facebook y y ha sido ascendido a director de campaña para 2020. “Todo gira en torno a la recolección de datos”, señala Parscale a The Guardian. “Si llegamos a ti por la vía digital, queremos saber quién eres y cómo piensas e incluirte en nuestras bases de datos de modo que podamos seguir modelándolo, así como aprender y comprender lo que sucede”.

Con el objetivo de entender el modo en que Trump se comunica con los estadounidenses a través de Facebook de cara al ciclo electoral de 2020, este medio ha creado una base de datos de 218.000 anuncios lanzados por la campaña de Trump a lo largo de 2019. Los hemos encontrado a través de API, el instrumento que programa y archiva los anuncios políticos de Facebook. Hemos realizado el análisis más amplio de la campaña en Facebook para la reelección de Trump que se haya hecho hasta el momento.

En Facebook, Trump gasta mucho más que sus rivales demócratas. El candidato demócrata que más ha gastado, Tom Steyer, pagó 16,8 millones de dólares por 12.704 anuncios en Facebook en un solo año. Quien fuera alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, fue quien más se acercó a Trump en volumen de anuncios. Lanzó 74.286 diferentes.

El más exitoso de los cientos de miles de anuncios en Facebook de la campaña de Trump en 2019 fue, con diferencia, el más aburrido. Su texto dice “participa en la encuesta índice de aprobación oficial” sobre un retrato de Trump. “Por favor, participa en la encuesta sobre el índice de aprobación oficial antes de las 23.59 de esta noche para que tu voto cuente”.

Esa “encuesta oficial sobre la aprobación [del presidente]” envía una “encuesta sobre el desempeño del cargo” diseñada para recopilar direcciones de correo electrónico. El formato –dos frases sobre una serie de retratos de Trump– recibió casi 49 millones de impresiones, la unidad en la que se mide el número de veces que se muestra un determinado anuncio a los usuarios finales. La campaña envió 3.578 versiones diferentes del mismo señuelo, todas con la misma hora de entrega “antes de las 23.59 de ese mismo día” entre octubre y diciembre.

Cualquier análisis que se haga de los anuncios en Facebook es limitado. Es solo uno de los instrumentos en juego en una campaña política. Lo que funciona en Facebook no tiene porqué significar nada más que eso: que funciona en Facebook. Los datos que Facebook proporciona a través de API son escasos. Aunque las campañas tengan en cuenta cientos de factores diferentes a la hora de seleccionar los grupos de votantes a los que se dirigen con un anuncio en concreto, Facebook sólo ofrece a investigadores y periodistas los datos generales de cortes etarios y de género y localización en los que las campañas han funcionado bien. Por ejemplo, que un determinado anuncio recibió el 17% del total de impresiones de hombres entre 45 y 54 años y el 22% fue en Texas.

Facebook también proporciona la información sobre gasto e impresiones de cada anuncio en rangos más o menos amplios. Por ejemplo, que 158.909 anuncios (el 72%) de los lanzados por la campaña de Trump los vio una cantidad de personas que va de cero a 999. Eso significa que el agregado de esos anuncios pudo recibir entre cero y 158 millones de impresiones.

Facebook tampoco ha puesto fácil que se analice el elemento “creativo” de los anuncios políticos. Los anuncios se construyen del mismo modo que las publicaciones de los usuarios normales. Incluyen un bloque de texto sobre un vídeo o foto y un link a otra página. La API nos permitió descargar el texto de los 218.000 anuncios de la campaña de Trump, pero no las fotos ni los vídeos, que sólo pueden verse en sus direcciones originales que Facebook entrega en un formato que requiere una clave de acceso externa y aleatoria. Al tratarse de 218.000 anuncios, superaba nuestra capacidad técnica.

Pese a eso, el análisis nos ofrece información sobre los mensajes en los que la campaña de Trump ha decidido gastar dinero y qué es lo que hace que sus votantes hagan click.

Un año de anuncios en Facebook

La campaña de Trump gastó 19,4 millones de dólares en 218.100 anuncios de Facebook que se vieron entre 633 y 1.300 millones de veces.

Eso no significa que hayan desarrollado 218.000 mensajes diferentes. Al igual que hicieron con la “encuesta sobre el desempeño del cargo”, lo que hicieron fue generar cientos de variaciones marginales de un determinado número de anuncios. Hemos encontrado hasta 1.840 versiones del texto de un solo anuncio del que la campaña lanzó 3.000 versiones.

Algunas veces, las variaciones dentro de un tramo de publicidad son visibles (por ejemplo cuando cambian la foto o el vídeo que acompañan al texto), pero otras veces eso no sucede y lo único que varía es la segmentación del público que se elige como consumidor final del contenido.

Aunque los anuncios se publicaron durante todo el año, se registró un claro incremento en otoño, cuando comenzó la investigación del impeachment que acabó este miércoles con la absolución del presidente. El día que más dinero se gastó en Facebook, el viernes 27 de septiembre, la cuenta ascendió a 317.362 dólares –fue el día siguiente a que se hiciera pública la denuncia de un informante anónimo sobre las presiones a Ucrania–. El segundo y tercer días de mayor gasto fueron el 20 y el 21 de diciembre respectivamente, viernes y sábado tras la aprobación del impeachment en la Cámara de representantes. El cuatro día fue el 14 de noviembre, un día después de que comenzaran las comparecencias en la Cámara de Representantes.

Temas y enemigos

Si uno tratara de deducir los temas más importantes para el votante estadounidense a partir de los anuncios de Facebook, llegaría a la conclusión de que lo que más relevancia tiene no es el sistema de salud (como muestran una y otra vez todas las encuestas), sino las supuestas manipulaciones de los medios de comunicación y sus “noticias falsas”. El 18,25% de todos los anuncios publicados en 2019 hacen referencia a los medios. En segundo lugar está la inmigración y el muro fronterizo, sus temas estrella. Por detrás aparece el impeachment, la economía, las leyes respecto a la tenencia de armas y el Tribunal Supremo.

Las políticas públicas e iniciativas concretas aparecen con menos frecuencia. La campaña lanzó alguna serie de anuncios sobre temas como la ley del “primer paso”, referente a la reinserción de personas condenadas a penas de prisión, la posibilidad de elegir seguros médicos o, sorprendentemente, la crueldad con los animales. Ningún anunció mencionó el medioambiente ni la crisis climática.

Sus enemigos políticos y las veces que se siente atacado aparecen habitualmente en sus anuncios. La expresión “caza de brujas” (contra Trump, se entiende) se usa diez veces más que la palabra terrorismo y hay casi tantos anuncios advirtiendo sobre los peligros del “socialismo” como anuncios sobre sus propios planes económicos y comerciales.

Muchos anuncios se dirigen a rivales concretos por su nombre. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, es la más citada y atacada. Tras ella, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer; el preside del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff; y como no, las “mujeres del saco” –las congresistas Alexandria Ocasio-Cortez e Ilhan Omar–.

Una cantidad relativamente reducida de anuncios menciona a sus potenciales oponentes de cara a las elecciones de 2020: Elizabeth Warren, Joe Biden, Bernie Sanders y Beto O’Rourke. A Warren es a quien más se refiere y antes lo hace, con dos versiones, una de ellas con el nombre de Pocahontas mal escrito.

Los estadounidenses están cada vez más acostumbrados a que Trump utilice un lenguaje de trazo grueso en Twitter y en mítines y su campaña ha introducido en Facebook dosis importantes de esta característica principal.

Además de menospreciar a Warren como “Pocahontas” o “Pocohontas”, se refiere también a Bernie Sanders como el “loco Bernie”; a Joe Biden como “Joe el dormilón”; y a Pelosi a menudo la llama “mentirosa” o “fraude”. Schiff es “el pequeño Adam Schiff” o “Schifty-Schiff”; el congresista demócrata Al Green, una de las primeras voces que pidió el impeachment es “Al Green de pocas luces”; y los congresistas demócratas son, en general, “los salvajes demócratas que no hacen nada”.

Muchos anuncios presentan la voz en off de Trump advirtiendo o metiendo miedo con situaciones absurdas como uno en el que dice que los demócratas “están animando abiertamente a millones de personas sin permisos de residencia” a “destrozar nuestro país”. En algunas ocasiones, lo que dice esa voz en off roza la incoherencia. En un vídeo afirma: “Lanzan campañas de caza de brujas, hacen cosas sin sentido, y ¿saben? La gente es más lista que eso y por eso las encuestas dicen que vamos tan bien”.

Los anuncios sobre inmigración se apoyan en una retórica especialmente oscura y en imágenes muy concretas. En azuzar el miedo a “una caravana tras otra” de migrantes y en pedir a sus votantes que acudan a las urnas para “deportar a los migrantes”.

Un anuncio lanzado justo después de que comenzara la investigación del juicio político utilizaba imágenes de Stalin, Fidel Castro y de un grupo tan marginal como el Partido Comunista Revolucionario quemando una bandera de Estados Unidos para sugerir que los candidatos demócratas están “destruyendo los valores americanos” y sólo hay un hombre que pueda detener el caos. Adivinen. Aparece la cara de Trump recortada sobre el cielo prístino.

Click, click, click

Pero no sólo lanza mensajes de pesimismo, melancolía por lo perdido y miedo ante el futuro. Muchos de los anuncios son alegres y propaganda patriótica del tipo que uno esperaría de una tienda de muebles baratos con sus ofertas del 4 de julio, fiesta nacional de EEUU. Puede que ese tipo de anuncios no impacten sobre sus rivales demócratas, pero parece que sirven para recaudar dinero de cara a la reelección.

Los anuncios de Facebook están diseñados para que el usuario actúe en internet. Casi todos están dirigidos a lograr una de estas cuatro acciones: que la gente done dinero, que acuda a un mitin, que compre camisetas, pegatinas, gorras o que entregue su dirección de correo electrónico o su número de teléfono.

Para lograrlo, la campaña parece usar algunas de las técnicas más básicas del marketing para inducir a que la gente presione un tecla. Tenga que ver o no con la política que se le supone a un Presidente de Estados Unidos.

Muchos de esos anuncios que tratan de recoger información personal de los usuarios lo hacen tras alguna forma de concurso. La campaña de Trump lanzó 5.551 anuncios promocionando sorteos de gorras firmadas “La gorra Make America Great Again número un millón” o “la primera gorra Keep America Great”. Otros sorteos incluyen incluso una comida con Trump durante alguna de sus giras por el país.

La campaña también ha publicado más de 30.000 anuncios en los que pide a sus partidarios que firme “tarjetas” para la familia Trump. Para el cumpleaños de Donald, para el de Melania, para el día de San Valentín o para Año Nuevo.

Encuestas similares a la del “índice de aprobación de la gestión” del presidente son otra de las formas habituales de hacerse con datos de los usuarios. Se incita a los usuarios a hacer click ante una serie de preguntas muy simples pero que llegan donde tienen que llegar.

1) ¿Votarás por Trump o por un demócrata en 2020?
2) Encuesta sobre la rendición de cuentas en el New York Times.
3) Encuesta sobre censura.
4) ¿Debe abrirse un juicio político contra Trump?
5) Garantizar la seguridad de las fronteras. Sí o No
6) Encuesta sobre socialismo del presidente Trump.
7) ¿Son los medios justos con el presidente?

La versión de un juego de Buzzfeed en campaña política lleva a los usuarios a un formulario donde deben introducir sus datos de contacto para que la respuesta quede grabada.

Los anuncios que piden donaciones lo hacen con un lenguaje de urgencia. Muchos incluyen la promesa de que cualquier cifra que se done será “igualada”. En diversas ocasiones a lo largo del año, la campaña lanza frases que dicen que si donas una cantidad, alguna institución donará el doble, el triple o hasta el cuádruple o el quíntuple. Suelen incluirse también referencias a “plazos que se cierran” y no tienen ninguna relación con los plazos marcados por las autoridades federales.

Otra estrategia para lograr direcciones de contacto es una petición del propio Trump: “Añade tu nombre” a esta o aquella petición o lista, a menudo con el mensaje de que Trump va a leer esa lista y “ten claro que va a buscar tu nombre”. Cuantos más números de teléfono y direcciones de correo recopilen, menos tendrán que confiar en Facebook para llegar a esos votantes.

¿Marca esto la tendencia del futuro?

Lo limitado de los datos que Facebook proporciona imposibilita saber el nivel de sofisticación de la campaña de Trump a la hora de seleccionar quienes ven sus anuncios.

Una pequeña y concreta serie de anuncios lanzada a finales de 2019 reflejan el tipo de campaña agresiva contra los rivales. Entre el 22 y el 29 de diciembre la campaña de Trump publicó anuncios contra 10 congresistas. Con sus nombres, en sus estados y probablemente en sus circunscripciones. Los 10 fueron elegidos para sus cargos por primera vez en 2018 en distritos que en la convocatoria electoral anterior habían votado por Trump. Este era el mensaje: Si tu representante vota a favor del impeachment, estará “anulando tu voto”.

La inversión de campaña en esos anuncios fue relativamente pequeña, apenas 20.000 dólares. Pero en cada uno de esos 10 distritos del Congreso los vieron 20.000 personas. Muchas más de las necesarias para invertir el resultado del voto de reelección de esos representantes en 2018.

¿Puede Facebook marcar la diferencia?

El contraste entre los anuncios de campaña de Trump y los de los candidatos demócratas es muy fuerte. Los mensajes de los demócratas se centran en otros temas. En la atención sanitaria, el cambio climático, el precio de la universidad y otros temas de especial importancia para las vidas de los votantes. Normalmente tratan de convencer y no de inflamar los sentimientos.

El único candidato cuya campaña en Facebook podría compararse a la de Trump es Mike Bloomberg, el exalcalde de Nueva York. Tras anunciar que se presentaba a finales de noviembre, el multimillonario invirtió de inmediato en una campaña masiva de Facebook y gastó más de seis millones de dólares en 16,620 anuncios que lograron más impresiones (más de 500 millones) que todos sus rivales demócratas juntos en un año entero.

La campaña de Bloomberg parece reproducir algunas de las técnicas de Trump. Lanzan cientos de pequeñas variaciones de anuncios muy similares que tratan de despertar sentimientos contra el presidente Donald Trump. En enero comenzó con una serie de anuncios que muestran fotos de animales adorables en peligro.

Aún está por demostrar si estos trucos pueden llevar a la victoria. Pero varios ejecutivos con responsabilidad en la gestión de anuncios en Facebook creen que fueron un factor determinante en la victoria de 2016.

Uno de ellos, Andrew Bostwroth, se preguntaba en un informe interno que acabó filtrado: “¿Fue responsable Facebook de que Donald Trump resultara elegido? Creo que la respuesta es que sí, pero no por los motivos que la gente cree. No fue por Rusia o la desinformación. Ni por Cambridge Analyica. Fue porque gestionó la mejor campaña de anuncios personalizados que he visto nunca. No me cabe duda”.

Traducido por Alberto Arce para eldiario.es/gap  / Cubaperiodistas

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Estados Unidos espió durante 70 años comunicaciones de decenas de países

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2020/02/cia-investigo-operacion-condor-1020x642.jpg

Estados Unidos espió durante 70 años comunicaciones de decenas de países

 

https://davidson.cubava.cu/files/2018/11/espias-cia-logo2.jpg

La Inteligencia de Estados Unidos espió durante alrededor de 70 años las comunicaciones diplomáticas y militares de decenas de países, entre ellos los del Plan Cóndor, a través de máquinas de encriptado de una compañía suiza, secretamente de propiedad de la CIA y de la agencia de los servicios secretos alemanes BND.

Así lo muestran los cables divulgados este martes por el centro independiente National Security Archive (NSA), tras una investigación publicada este martes por el diario The Washington Post y la cadena pública alemana ZDF.

https://davidson.cubava.cu/files/2018/11/espias-cia-top-secret.jpg

Durante décadas, la empresa suiza Crypto AG, propiedad de la CIA y de BND, comercializó miles de máquinas de encriptado a unos 100 países de todo el mundo, como Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, México, Colombia, Perú, Venezuela, Nicaragua, España, Grecia, Egipto, Arabia Saudí, Irán e Irak, entre otros.

http://davidson.cubava.cu/files/2018/09/3.-CIA-1.jpg

Esas máquinas permitieron a la CIA decodificar miles de mensajes que podrían estar relacionados con episodios como el golpe militar de 1973 en Chile; el de 1976 en Argentina; el asesinato del excanciller chileno Orlando Letelier en Washington en 1976; la revolución sandinista en Nicaragua y la guerra de las Malvinas.

National Security Archive hace mención especial al espionaje sufrido por los miembros de la Operación Cóndor, un plan de varias dictaduras latinoamericanas en las décadas de 1970 y 1980 para eliminar a sus opositores: esas naciones, entre ellas Chile, Argentina y Uruguay, cifraron sus comunicaciones con máquinas de Crypto AG, sin saber que Estados Unidos podría estar escuchando.

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2020/02/dictadores-de-argentina-y-chile.jpg

Los dictadores de Argentina y Chile, Videla y Pinochet, aparecen como dos de los espiados.

Durante la reunión inaugural de la Operación Cóndor, auspiciada por el régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) en noviembre de 1975 en Santiago de Chile, los responsables castrenses de cinco dictaduras del continente firmaron un acuerdo para emplear un sistema de encriptado.

En el corazón de “Condortel”

Dicho sistema “estaría disponible para los países miembros en los siguientes 30 días, con el entendimiento de que podría ser vulnerable; será reemplazado en el futuro con máquinas criptográficas que serán elegidas de acuerdo común”, reza el texto del acuerdo.

Tras la segunda reunión en junio de 1976, la CIA informaba que “Brasil había aceptado proporcionar equipamiento para ‘Condortel’ (la red de comunicaciones de la Operación Cóndor)”, que provendría de Crypto AG.

The Washington Post y ZDF hacen un recorrido en su investigación, titulada “El golpe de Inteligencia del siglo”, por este proyecto de espionaje, conocido primero bajo el nombre de “Thesaurus” y luego como “Rubicon”, en base a documentos internos de los servicios de Inteligencia, y entrevistas con funcionarios y ex funcionarios, así como con empleados de la firma suiza.

El Post destaca que desde 1970 la CIA y la Agencia estadounidense de Seguridad Nacional (NSA) controlaron casi todos los aspectos de Crypto AG, en colaboración con BND.

Estados Unidos no logró burlar a sus adversarios más acérrimos

Gracias a ese sistema, siguieron de cerca desde la crisis de los rehenes en Irán en 1979 hasta las operaciones de asesinato en el marco de la Operación Cóndor y los movimientos de Argentina durante la guerra de las Malvinas.

La única limitación del programa fue que los principales adversarios de EE.UU., la extinta Unión Soviética y China, nunca fueron clientes de Crypto AG, porque sospechaban de sus lazos con Occidente.
Proporcionó información al Reino Unido durante la Guerra de las Malvinas

En el caso de Argentina, la Administración de Ronald Reagan aprovechó en 1982 el uso por parte del Gobierno argentino de la tecnología de Crypto AG para entregar datos de Inteligencia al Reino Unido durante la guerra de las Malvinas.

Años más tarde, en 1989, EE.UU. se aprovechó del uso que hacía el Vaticano de ese equipamiento en su persecución al general panameño Manuel Antonio Noriega, cuando buscó refugio en la Nunciatura Apostólica y su paradero quedó expuesto a través de los mensajes enviados desde esta misión a las autoridades vaticanas.

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2020/02/actividad-espionaje.jpg

La actividad de espionaje habría ocurrido desde 1945, cuando Harry S. Truman gobernaba EE.UU.

¿Realmente ha acabado el espionaje?

The Washington Post subrayó que los productos de Crypto AG se siguen empleando en más de una decena de países en todo el mundo y su logotipo de color naranja y blanco todavía luce en lo alto de la sede de la empresa en Zug, en Suiza, aunque la compañía fue liquidada y desmantelada en 2018 por sus inversores, a través de una empresa de Liechtenstein, cuyas leyes permiten blindar las identidades de estos.

Dos firmas compraron casi todos los activos de Crypto AG: CyOne Security, que vende sistemas de seguridad al Gobierno suizo, y Crypto International, que controla la marca y el negocio internacional de la antigua compañía.

Ambas han insistido en que no tienen ninguna conexión actual con ningún servicio de Inteligencia, aunque CyOne tiene al mismo director ejecutivo que tuvo Crypto AG durante las casi dos décadas que fue propiedad de la CIA.

http://davidson.cubava.cu/files/2018/09/3.-CIA-2.jpg


Suiza abrió investigación

El Ministerio de Defensa suizo informó que tras conocer la posible implicación de Crypto, ya a finales del pasado año, se nombró a un antiguo juez del Tribunal Supremo de Suiza, Niklaus Oberholzer, con el fin de “investigar y clarificar los hechos”.

Oberholzer hará públicos los resultados de su informe en cuatro meses, señaló el comunicado, en el que subrayó que algunas de las acusaciones “datan de 1945 y son difíciles de reconstruir e interpretar en el actual contexto”.

(Tomado de cooperativa.cl)  /  Cubaperiodistas

 

 

Crypto AG, la CIA y el espionaje empleado en función del hegemonismo yanqui / Percy Alvarado Godoy / Descubriendo Verdades

 

Otra vez la CIA ha sido puesta bajo el escarnio público al descubrirse algo sobre lo que siempre se ha sospechado: el empleo de empresas tapaderas para espiar a aliados y países enemigos sin el mayor pudor y siempre en las sombras. Esta vez, para ello, se valió de una empresa suiza nombrada Crypto AG, de la que se convirtió en propietaria desde los años 70, con la anuencia del servicio de inteligencia de la entonces República Federal de Alemania, BND. En eso radicó el proyecto Minerva de la CIA y la operación Rubikon del BND.

El despegue de esta empresa se basó en la eficacia de sus sistemas y dispositivos de encriptación, convirtiéndose en abastecedora de los mismos para muchas naciones sobre la base de la confiabilidad que brindaba para la transmisión de información sensible. Lo que sus clientes ignoraban, empero, es que la CIA les espiaba a través de un código que preservó y que les permitía desencriptar toda aquella información usada por sus clientes en sus sistemas.

El destape de este nuevo escándalo muestra cómo la CIA espió impunemente a varios de sus socios de la OTAN como España, Italia, Irlanda, Portugal y Turquía. Otros afectados, casi 130 naciones, destacan a países como Arabia Saudí, Kuwait, Líbano, Omán, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Kuwait, Líbano, Marruecos, Túnez, Etiopía, Costa de Marfil, Nigeria, Tanzania, Sudáfrica, Argentina, Chile, Brasil, Colombia, México, Perú, Uruguay, Venezuela, India, Paquistán, Bangladesh, Filipinas, Malasia, Japón, Corea del Sur, Indonesia, entre otros.

Hoy la adquisición de la empresa Crypto AG por la CIA y el BND despierta serias perspicacias e involucra una oscura conspiración que parte de la extraña muerte del hijo del fundador de la misma, el criptógrafo suizo Boris Hagelin, en un sospechoso accidente de tránsito, así como el empleo de una empresa fantasma de Liechtenstein y el contubernio de la empresa germana Siemens.

Todo fue un bien pensado plan que le permitió a la CIA realizar oscuras operaciones. Baste decir que las investigaciones de los medios que destaparon este escándalo, la cadena alemana ZDF, y la radio-televisión suiza SRF y The Washington Post, concluyeron que el uso de esta forma de espionaje permitió a Estados Unidos tener información sensible que usó en el derrocamiento de Salvador Allende, en Chile, y para apoyar las acciones de la Operación Cóndor en Argentina y otras naciones del Cono Sur. De la misma manera, la CIA obtuvo información para la captura del general panameño Manuel Noriega mediante el espionaje al Vaticano y para apoyar al Reino Unido en su guerra contra Argentina en las Malvinas. Otras acciones encubiertas contra Libia e Irán, así como operaciones de bandera falsa fueron elaboradas por la CIA a partir del empleo de los datos obtenidos fraudulentamente a través de Crypto AG.

Hoy todos tratan de desmarcarse del escándalo aunque el mismo evidencie una vez más que el control de daños merece aún una investigación más profunda en las naciones afectadas. Es, sin embargo, una prueba del uso de las agencias de espionaje para reforzar el hegemonismo USA en el mundo.

Fuente:

Crypto AG, la CIA y el espionaje empleado en función del hegemonismo yanqui / Percy Alvarado Godoy / Descubriendo Verdades

 

 

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2020/02/cripto-cia-1020x642.jpg

 

La CryptoCIA, escándalo explosivo  /  Por Sergio Ferrari  / Rebelión

 

Esta empresa, con sede en Steinhausen, en el Cantón de Zug, dedicada a producir y exportar aparatos para el descifrado de comunicaciones secretas a más de 100 países del mundo, era, en realidad, propiedad secreta de la Central de Inteligencia Americana (CIA) y de Alemania Occidental. Según el expediente de 280 páginas divulgado en las últimas horas por la televisión pública suiza (SRF), los servicios de inteligencia de ambos países compraron en 1971, conjuntamente, bajo la fachada de una fundación registrada en Liechtenstein, la Crypto AG.

A partir de entonces y, prácticamente, hasta 2018, los servicios de inteligencia de esos dos países pudieron escuchar, leer, descifrar, interpretar e incorporar en sus acciones político-militares, cientos de miles de mensajes intercambiados entre gobiernos, embajadas y comandos militares de todo el mundo. Según las investigaciones, Crypto distribuía dos tipos de productos: uno, completamente seguro, y el otro, inseguro y de fácil descifrado, que fue el más extendido y promocionado.

La Crypto comercializó miles de máquinas de encriptado a un centenar de países, entre los cuales: Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, México, Colombia, Perú, Venezuela, Nicaragua, España, Grecia, Egipto, Arabia Saudí, Irán, Irak etc.

Informaciones secretas de trascendencia histórica

El cotidiano Der Bunderotik shop uno de los más prestigiosos de Suiza, publica este miércoles 12 de febrero, dos páginas, además de la tapa, sobre el escándalo que amenaza ya tener repercusiones políticas significativas en el país.

La foto central es la del hundimiento del crucero militar de bandera argentina ARA General Belgrano durante la Guerra de las Malvinas. El artículo y la ilustración sugieren que, informaciones sensibles como la que llevó a la destrucción del buque argentino, podrían haber sido descifradas por la empresa de fachada suiza.

El mismo periódico, que en su versión en línea publica fotos del Golpe de Estado en Argentina de 1976, establece algunos de los momentos más dramáticos de la historia del siglo pasado en los que pudieron tener un peso determinante las informaciones descifradas por dicha empresa. O bien, situaciones relevantes que, a la luz del actual escándalo, se podrían esclarecer con informaciones adicionales hasta ahora secretas. Entre otras, el Golpe de Estado de Chile en 1973; el de Argentina en 1976; la Guerra Irán-Irak (1980-1988); la Guerra de las Malvinas (1982); la invasión norteamericana a Panamá (1989); la crisis de los rehenes en Irán (1991).

Otros medios de prensa señalan que operaciones como las del Plan Cóndor (de coordinación represiva de las dictaduras sudamericanas en los años 70 y 80) se habrían implementado, entre otras, gracias a informaciones procesadas con los instrumentos de descifrado y escucha de la Crypto.

Destape mediático con corolarios políticos  

Detrás de toda esta revelación, una investigación de alto nivel promovida conjuntamente por The Washington Post, de Estados Unidos de Norteamérica; la TV alemana ZDF; y la SRF helvética. El cotidiano estadounidense, calificó esta operación como el “golpe de inteligencia del siglo” y uno de los “secretos mejor guardados de la Guerra Fría”.

El mismo martes 11 de febrero – día de la revelación del escándalo- las autoridades suizas confirmaron la apertura de una investigación de alto nivel sobre la actuación durante décadas de la empresa de “bandera helvética” Crypto AG. A la cabeza de la misma, un antiguo juez federal.

En Suiza, la pregunta clave se refiere a la eventual complicidad de los gobernantes, en el pasado, con el accionar de la empresa. Algunos analistas anticipan que es inimaginable que una operatividad de esta envergadura se haya podido desplegar sin que los propios servicios de seguridad helvéticos estuvieran informados.

En esa dirección dirigentes de los principales partidos políticos del país se pronunciaron en las últimas horas en cuanto a la necesidad de clarificar hechos y responsabilidades. Incluso, como el Partido de los Verdes, sería imaginable poner en marcha una comisión de investigación parlamentaria.

Organizaciones de la sociedad civil local también comienzan a alzar sus voces ante la magnitud del escándalo que pone en serias dudas la proclamada neutralidad helvética.

Tal el caso de Amnistía Internacional Suiza. Uno de sus responsables afirmó a la agencia de noticias nacional ATS-Keystone que la cuestión es de saber si las informaciones sobre violaciones de derechos humanos graves, provenientes, por ejemplo, de las dictaduras militares latinoamericanas, llegaron a los servicios de informaciones nacionales o al Gobierno. Y en ese caso, cuál fue la actitud asumida por los mismos.

 

https://davidson.cubava.cu/files/2018/05/Z.-CIA.png

 

LEER MÁS:

 

La CIA espió a través de máquinas suizas de encriptado a más de 10 países, reveló The Washington Post

 

La información fue divulgada por The Washington Post en una investigación titulada «El golpe de Inteligencia del siglo».

Posted in Sin categoría | Leave a comment

¿Cuáles son las redes sociales con más usuarios en 2020?

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2020/02/MAKI.jpg

¿Cuáles son las redes sociales con más usuarios en 2020?

 

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2019/08/elimina-las-aplicaciones-que-no-uses-1-1020x642.jpg

Facebook, con más de 2.400 millones de usuarios activos al mes, es la reina de las redes sociales en cuanto a número de usuarios en las redes sociales en todo el mundo. Sin embargo, el estudio sobre el uso de las redes sociales en todo el mundo que acaba de presentar We Are Social demuestra que hay cierta tendencia al cambio en cuanto a las preferencias de los usuarios.

El informe de 2019 situaba a Facebook como la red social con más usuarios con 2.271 millones. En 2020, ya supera los 2400 millones, un 7,8% más que el año pasado. De hecho, ayer mismo se conocía que a cierre del cuarto trimestre de 2019 Facebook alcanzaba los 2.498 millones de usuarios activos al mes, tal y como quedó reflejado en el informe oficial de resultados.

En el segundo puesto de la lista de redes sociales más empleadas en todo el mundo se encuentra YouTube. La plataforma de Google cuenta con más de 2.000 millones de usuarios activos al mes. Curiosamente, hoy mismo Google desvelaba por primera vez que YouTube aporta el 10% de su facturación anual y que en 2019 generó unos ingresos de 15.000 millones de euros.

Más allá, el tercer y el cuarto puesto son para otras dos plataformas propiedad de Facebook: WhatsApp y Facebook Messenger, con 1600 y 1300 millones de usuarios, respectivamente. WhatsApp lidera el ranking de aplicaciones de mensajería en 138 países y Messenger en 74, tal y como se puede observar en la imagen a continuación:

Otra plataforma de Facebook, Instagram queda en la posición 6 del ranking de redes sociales más utilizadas con 1000 millones de usuarios. Es curioso de todas formas, porque Instagram no actualiza esta cifra desde verano de 2018. Por encima de ella, se sitúa WeChat, la app de mensajería instantánea más empleada en China, con más de 1100 millones de usuarios.

Un dato que destaca es el crecimiento de TikTok. La plataforma no ha dejado de crecer, el año pasado contaba con 500 millones de usuarios y se posicionaba en el noveno lugar, en 2020 la plataforma de Bytedance se coloca en séptimo puesto con más de 800 millones de usuarios activos al mes, un crecimiento del 60%.

En el puesto número 12 se encuentra Snapchat con 382 millones de usuarios activos al mes. Por detrás de Snapchat, Twitter con 340 millones de usuarios y un crecimiento del 4,3%. Pinterest se coloca en el puesto 14 con 322 millones de usuarios activos al mes.

Según el informe, la penetración de las plataformas sociales es del 49% de la población mundial, es decir, son 3.800 millones de personas, casi la mitad de la población del mundo utiliza ya alguna red social. Esta cifra representa un crecimiento del 9,2% interanual, un impulso que se debe entre otros motivos al uso de los teléfonos móviles inteligentes con conexión a Internet. El 99% de los usuarios accede a la red mediante estos dispositivos.

Tomado de  www.trecebits.com  / Cubaperiodistas

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Cuba víctima de una cacería de brujas por Estados Unidos

Cuba víctima de una cacería de brujas por Estados Unidos / Arthur González

 

Desde hace algún tiempo, el presidente Donald Trump aduce ser “perseguido” por una supuesta “cacería de brujas”; sin embargo, quien padece desde hace 60 años esa persecución implacable, es el pueblo cubano ante una despiadada guerra económica, financiera y biológica, unida a la guerra de subversión política estructurada para intentar destruir el sistema que soberamente posee la República de Cuba.

Los datos no mienten y los miles de millones de dólares que Estados Unidos ha gastado en esa guerra sucia contra la Revolución lo confirman.

El incremento de la cacería de brujas contra Cuba se palpa en varios ámbitos y uno de los más activos en los últimos tiempos es el Parlamento Europeo, donde eurodiputados de derecha reciben instrucción del Departamento de Estado para sus campañas anticubanas.

El propósito perseguido es el mismo desde 1959, ahogar económicamente a la Revolución para culpar al socialismo de las carencias que sufre el pueblo cubano, a partir de esa guerra que constituye el arma principal de los yanquis en su diseño anticubano.

En días recientes parlamentarios europeos repitieron sus espectáculos contrarrevolucionarios, al convocar un evento ideado por la CIA, para sustentar la matriz de opinión de que Cuba “viola los derechos humanos”, sirviéndose de su asalariada Rosa María Payá, convertida en “refugiada política” sin historia en la Isla, ni participación alguna en las acciones contrarrevolucionarias de su padre, Oswaldo Paya.

Para darle amplificar sus falsas denuncias, la CIA mediante la USAID y la NED, organizaciones para enmascarar su actuación, reparte cientos de millones de dólares en programas de subversión política y el sostenimiento de otros engendros, como el llamado Observatorio Cubano de Derechos Humanos, con sede en España, encargado de redactar acusaciones para la cacería de brujas contra Cuba.

El tema para demonizar a la Revolución cubana son las apócrifas “detenciones arbitrarias”, ejecutadas contra asalariados yanquis, creados el 17 de marzo de 1960 según el plan de Acciones Encubiertas de la CIA aprobado por Eisenhower.

Al analizar la cruzada mediática se comprueba quienes son los colaboradores principales, pues todos hablan el mismo lenguaje y sus líneas de mensajes son idénticas.

Lo que expone la agente española Elena Larrinaga, directora del llamado Observatorio Cubano de Derechos Humanos, es repetido textualmente por Virginie Battu-Henriksson, portavoz de la Comisión Europea, por Anders L. Petersson, director ejecutivo de Civil Rights Defenders, y eurodiputados del partido español Ciudadanos.

El contenido de la presente campaña es la liberación de José Daniel Ferrer, delincuente en proceso judicial acusado de secuestro y agresiones contra personas, sufragado por los yanquis para ejecutar acciones provocativas en Cuba.

Ante las pruebas presentadas en su contra, donde se demuestran sus mentiras respecto a las violaciones de los derechos humanos, suman otras detenciones “arbitrarias” de elementos contrarrevolucionarios.

Esos son los casos de Berta Soler, Ángel Moya, Manuel Cuesta Morua y Guillermo Fariñas, todos respaldados por Marco Rubio, senador y miembro de la mafia terrorista de Miami.

La realidad es que en Cuba no hay un solo “opositor” asesinado o desaparecido, a diferencia de Colombia, donde solo en enero 2020, asesinaron a 30 líderes sociales y cinco excombatientes de las FARC.

Esos muertos no cuentan con padrinos en la CIA para reclamar justicia por ellos, ni el gobierno colombiano recibe acusaciones y sanciones del parlamento europeo, la OEA y otras ONG dedicas al tema de los derechos humanos contra Cuba.

Julián Assange, fundador de WikiLeaks, detenido en una prisión de alta seguridad en Reino Unido, nunca ha recibido apoyo del Parlamento europeo, ni se proyectan denuncias contra las autoridades británicas por negarle durante 7 años el salvo conducto, mientras permaneció asilado en la embajada de Ecuador en Londres, acción violatoria del derecho diplomático y humanitario.

A diferencia del delincuente José Daniel Ferrer, Assange corre el riesgo de ser condenado a 175 años de prisión, por darle a conocer al mundo que Estados Unidos engañó a la opinión pública sobre sus actividades en Afganistán e Irak, sus crímenes de guerra, abusos y delitos, todos de importancia histórica.

Es un preso político que Estados Unidos pretende condenar por su contundente denuncia que representa un interés público, reconocido mediante el Premio Walkley por contribución destacada al periodismo, Premio Martha Gellhorn de Periodismo, Premio Índice de CensuraNew Media Award de The Economist, New Media Award de Amnistía Internacional y el Premio Gavin MacFayden de 2019, todos de alto reconocimiento internacional.

Datos oficiales de la USAID y la NED exponen el presupuesto que destina Estados Unidos contra Cuba, proveniente de los millones de dólares aprobados para programas de subversión.

Un artículo publicado por el sitio web Cuba Money Project, afirma que 22 millones 93 mil 43 dólares, se emplearon por el Departamento de Estado y la Agencia para el Desarrollo Internacional, en ese período contra la Revolución. Algunas partidas se distribuyeron así:

Fundación Panamericana para el Desarrollo 1 millón 740 mil 784 usd; Grupo de Apoyo a la Democracia 1 millón 442 mil usd; Directorio Democrático Cubano 1 millón 300 mil usd; Evangelical Christian Humanitarian Outreach for Cuba 1 millón 3 mil 674 usd.

Solamente en el año fiscal 2017-2018, la NED distribuyó dinero a las dos manos en sus programas contra Cuba, entre ellos:

Observatorio Cubano de Derechos Humanos 125 mil usd; Plataforma Internacional de Derechos Humanos en Cuba 85 mil usd; Documentar e informar violaciones a los derechos humanos en Cuba 100 mil usd; Lucha contra la impunidad y violaciones de los derechos humanos en Cuba 90 mil usd; Asistencia legal a la sociedad civil cubana 24 mil usd; Apoyo a los defensores de los derechos humanos en Cuba 95 mil usd; ONG People in Need Eslovaquia 98 mil usd; CubaNet News Inc. 225 mil usd.

La USAID gasta otras sumas plasmadas en sus programas:

Promover una “primavera cubana” en su Programa Cuba constan 316 proyectos, que entre los años 2007 y 2013 recibieron 120 millones 639 mil 795 dólares.

La Fundación Panamericana para el Desarrollo, FUPAD, desde 2003 hasta 2019, recibió de USAID 32 millones 904 mil 899 dólares, para ejecutar proyectos subversivos principalmente contra Cuba, Venezuela y Nicaragua. Su director John Sanbrailo, declaró que solo entre 2013 y 2017, el presupuesto de FUPAD excedió al presupuesto regular de la OEA.

Esto si es una cacería que Cuba resiste y vence estoicamente, porque como expresó José Martí:

“Las batallas se ganan entre ceja y ceja”

 

Cuba víctima de una cacería de brujas por Estados  /  Arthur González

 

 

Posted in Sin categoría | Leave a comment