Trump: 187 medidas aprobó su gobierno para hostilizar a Cuba

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/noviembre/03/Trump.jpg

Trump por 187 / Por Atilio A. Borón * / Prensa Latina

 

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/junio/06/Bloqueo6.jpg
La obsesión norteamericana por lograr el anhelado ‘cambio de régimen’ en Cuba recrudeció hasta extremos otrora inexplorados bajo la presidencia de Donald Trump.

 

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/septiembre/13/joa-eu-cuba-trump.jpg

Si la necesidad de incorporar la isla rebelde a la jurisdicción de Estados Unidos se remonta hasta 1783, fecha de la famosa carta enviada desde Londres por John Adams a las autoridades de las apenas independizadas Trece Colonias urgiéndolas a actuar en consecuencia, el paso del tiempo no hizo sino exacerbar tan maligna pretensión.

Máxime cuando el Primero de Enero de 1959 Fidel y sus compañeros consumaron la derrota del sanguinario peón a quien la Casa Blanca le había encomendado el manejo de Cuba como una cercana y muy conveniente posesión de ultramar, un lugar en donde el poder corporativo, el gobierno de Estados Unidos, la clase política y la mafia podían reunirse para urdir sus planes a cara descubierta y a salvo de las leyes y los ojos de la opinión pública estadounidense. Todo esto fue retratado con maestría en el libro de Mario Puzo, El Padrino II, y en la estupenda versión cinematográfica de su libro.

Pero ‘en eso llegó Fidel’ y todo aquello se vino abajo. Desde ese momento el gobierno de Estados Unidos no cesó de conspirar un minuto contra la Revolución Cubana. La isla ‘era de ellos’ y no toleraron que se la hubieran arrebatado.

La frustración y la agresividad fueron acumulándose a medida que la revolución avanzaba y se consolidaba, a escasas noventa millas de sus costas. Para colmo de males era (y es) un pésimo ejemplo porque demuestra que si un país subdesarrollado y escasamente dotado de recursos naturales se libera del yugo imperialista, sus lugartenientes locales pueden ofrecer a su población derechos de exigibilidad universal (a la salud, la educación, la seguridad social) que en Estados Unidos son mercancías muy costosas y que no están alcance de todos.

Año tras año las tasas de mortalidad infantil de Cuba, comparables sólo a las de los países de mayor desarrollo social en el mundo, son una bofetada a la arrogancia de Estados Unidos y una prueba irrefutable de la inequidad del capitalismo. La osadía cubana, para decirlo con pocas palabras, es inadmisible e intolerable y urge acabar con ella.

Donald Trump -un niño setentón, maleducado, caprichoso y violento- seguramente que ‘oyó voces’ que le decían que esa era su misión en la historia. Fiel a esa alucinación ha lanzado un ataque sin precedentes en contra de Cuba, en un vano intento de retornar la isla a su condición neocolonial.

Sueña con una nueva ‘Enmienda Platt’, el escandaloso agregado a la Constitución de Cuba impuesto luego de la ocupación norteamericana que legalizaba su absoluta sumisión a Washington, y pasar a la historia con una quimérica ‘Enmienda Trump’ que consagre la definitiva anexión de la isla a la jurisdicción de Estados Unidos.

El pobre no sabe con quién se ha metido. Rodeado de hampones y de menos que mediocres consejeros piensa que redoblando la agresión contra Cuba hará que su pueblo caiga de rodillas y le jure fidelidad a un personajillo como él. Gyorg Lúkacs decía que un conejo parado en la cima del Himalaya seguía siendo un conejo. Sentado en el trono imperial este animalito también seguiría siendo lo que es.

Lo mismo pasa con Trump. Furioso porque es consciente de que la declinación del poderío estadounidense es lenta pero irreversible, y porque sabe que en menos de 10 años China superará económicamente a su país (como ya en parte lo ha hecho, con la ventaja que conquistó en la estratégica tecnología 5G).

Impotente para poner en vereda al gigante asiático y a Rusia y para jugar un rol arbitral en Oriente Medio luego del fracaso de la aventura imperial en Siria; irritado por la tímida pero creciente desobediencia y vacilaciones de sus aliados europeos que lo perciben como un déspota impredecible y veleidoso; fastidiado con sus lacayos latinoamericanos que no logran extirpar al ‘populismo’ (Vargas Llosa dixit) de sus países o de presidentes ineptos para sostener el modelo neoliberal sin amenazantes turbulencias (Piñera en Chile, Moreno en Ecuador, o Macri en Argentina).

Necesitado de los votos de la Florida para la próxima contienda presidencial se ha lanzado con enfermiza inquina en contra de Cuba. Nada menos que 187 resoluciones aprobó su gobierno para hostilizar a la isla, decretando la activación del Capítulo III de la Ley Helms-Burton que ningún presidente de Estados Unidos había considerado conveniente implementar, hasta una serie interminable de sanciones económicas y restricciones destinadas a sumir a los cubanos en penurias y privaciones con la esperanza de que éstas desatarían un estallido social que pondría fin a la Revolución.

La lista sería interminable: limitación de los vuelos de aerolíneas estadounidenses exclusivamente a La Habana sin poder llegar a otras ciudades; sanciones para los buque-tanques que lleven petróleo a Cuba o para los mercantes que transporten mercancías desde o hacia la isla, luego de lo cual durante seis meses no podrán amarrar en ningún puerto de Estados Unidos.

También prohibición de hacer tierra en cualquier puerto cubano a los numerosos cruceros que surcan el Caribe; sanciones a los bancos que intermedien en el comercio exterior de la isla; limitación a las remesas que los cubanos residentes en EE.UU. puedan enviar a sus familiares; bloqueo selectivo a la importación de medicinas y alimentos; interdicción para alquilar a Cuba aviones que tengan más del 10 por ciento de tecnología o insumos originarios de Estados Unidos y presiones sobre las líneas aéreas para que reduzcan o eliminen de sus itinerarios cualquier ciudad cubana.

Todo esto ante la complicidad de los gobiernos de los países europeos, de la Unión Europea, supuesta reserva moral de Occidente y heredera de la tradición kantiana de la paz y fraternidad universales que admiten, cual si fueran republiquetas de cartón pintado (en realidad lo son) la extraterritorialidad de las leyes estadounidenses y la agresión del ‘Gorbachov americano’ -como un muy lúcido amigo cubano lo bautizara- contra todos quienes se opongan a su prepotencia, llámese Cuba, Venezuela o Nicaragua, en Nuestra América.

Seguramente que por su ignorancia Trump desconoce la historia de David y Goliat. Los cubanos resistieron sesenta años de bloqueo del Goliat del norte, y resistirán sesenta años más. Aprenderá esta lección en carne propia cuando, en no mucho tiempo, emprenda su viaje sin retorno por el inodoro de la historia.


*Sociólogo, politólogo, catedrático y escritor argentino. En 2009 recibió el Premio Internacional José Martí, de la UNESCO.
 
 
https://davidson.cubava.cu/files/2016/06/cuba-usa-relation-65.jpg

Cronología mínima de cómo Estados Unidos arreció el bloqueo contra Cuba entre 2017 y 2019

 

https://davidson.cubava.cu/files/2017/02/Y-BLOQUEO-3-inicio.jpg

Granma presenta a sus lectores un resumen, en orden cronológico, de las agresiones de Estados Unidos contra Cuba desde el 16 de junio de 2017

 

16 de junio de 2017: Principales cambios anunciados por Trump respecto a su política hacia la nación cubana


– Incremento de las restricciones a los viajes de estadounidenses a Cuba al restringir las categorías permitidas para visitar Cuba con licencia general sin necesitar un permiso específico del departamento del Tesoro. La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) confirmó que el presidente instruyó el fin de los viajes pueblo a pueblo individual, que permitían a los estadounidenses viajar a Cuba por su cuenta sin necesitar el auspicio de una organización.
– Encargó también efectuar revisiones oficiales a los viajeros para determinar si se mantuvieron en los marcos del permiso otorgado. La medida supone el riesgo de ser sancionada para quienes tienen interés de conocer Cuba.
– Los cambios buscan impedir los negocios de compañías estadounidenses con empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y los servicios de inteligencia y seguridad, que son de propiedad pública, producen bienes y servicios de alto valor agregado, al tiempo que sus ganancias se revierten en la mejoría de la calidad de vida del pueblo cubano.
– Ordenó el recrudecimiento del bloqueo a partir de lo establecido en la Ley Helms-Burton de 1996.
– Estados Unidos se opondrá a cualquier iniciativa internacional que condene esa política de agresión contra Cuba. En la última votación en Naciones Unidas, Washington se abstuvo ante la resolución cubana que va a poner fin al bloque económico político y comercial.
– Deroga la anterior directiva presidencial del presidente Barak Obama del 14 de octubre de 2016. La misma, aunque contenía elementos injerencistas declarado bloqueo como “una carga obsoleta para el pueblo cubano y ha sido un impedimento a los intereses estadounidenses”.
  Elementos de las relaciones que se mantienen:
– Se mantienen las relaciones diplomáticas reestablecidas en 2015 y las embajadas en Washington y en La Habana.
– Tampoco serán afectados los viajes familiares y las remesas que envían los cubanos residentes en ese país.
– Se mantiene el acuerdo migratorio alcanzado en enero pasado que eliminó la política de pies secos-pies mojados y el Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos.
– Hasta el momento se mantienen en vigor también las más de dos decenas de memorandos y acuerdos alcanzados entre los dos países en distintas áreas, desde la protección del medio ambiente hasta la cooperación en materia de seguridad.
– La directiva política de Trump incluye excepciones para permitir el funcionamiento de los vuelos regulares y los cruceros.
– Aclara el departamento del Tesoro que los anuncios de Trump no tendrán efecto hasta que se emitan las nuevas regulaciones, lo cual se llevará a cabo “en los próximos meses”.

 

29 de junio de 2017: Estados Unidos impone cuarta multa en 2017 para arreciar bloque contra Cuba  


– El departamento del Tesoro norteamericano impuso durante el 2017 cuatro multas a empresas de su país y foráneas por supuestas violaciones al bloque económico, comercial y financiero contra Cuba. La última víctima de esa política fue la compañía estadounidense de seguros American Internacional Group (AIG), cuya penalidad fue de 148 698 dólares. Según la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de dicho departamento, la entidad se involucró en 29 aparentes violaciones del cerco al proveer de cobertura de seguro varios envíos de mercancías hacia o desde Cuba, o relacionados con la isla.

28 de septiembre de 2017: Advierte Cuba sobre politización de supuestos incidentes con diplomáticos de Estados Unidos en La Habana
-A pesar de la falta de evidencias y las opiniones contrariadas de los especialistas, las hipótesis de un “ataque acústico” que abría incluido el uso de sofisticadas “armas sónicas” contra los funcionarios norteamericanos que laboraban en la capital cubana está presente en los medios estadounidenses desde que la historia salió a la luz pública.
A partir de eso varias figuras de la extrema derecha anticubana de Miami se han pronunciado a favor del cierre de la embajada de Estados Unidos en La Habana y el fin de los nexos entre varios países.

 

4 de octubre de 2017: Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores     


-El 29 de septiembre de 2017, el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, anunció la decisión de reducir significativamente el personal diplomático de su Embajada en La Habana y retirar a todos los familiares, con el argumento de que se han producido “ataques” contra el gobierno estadounidense en Cuba, que les han causado afectaciones contra su salud.
-El 3 de octubre de 2017, una vez más, el gobierno estadounidense, en una acción injustificada, decidió que 15 funcionarios de la embajada de Cuba en Washington abandonaran el territorio de los Estados Unidos sobre la base de que han reducido su personal diplomático en La Habana y que el gobierno cubano no habría dado los pasos necesarios para prevenir “ataques” contra estos.  

 

9 de noviembre de 2017: Washington profundiza retroceso de relaciones con Cuba

Los departamentos de Estado, Tesoro y Comercio hicieron públicas, el miércoles 8 de noviembre de 2017, la implementación de las medidas implementadas por Trump el pasado 16 de junio en Miami, donde se reunió con el ala más reaccionaria de la comunidad cubanoamericana de la Florida. Entre las nuevas medidas se hizo pública una lista del Departamento de Estado con 179 organismos cubanos con los que las entidades y ciudadanos tienen prohibido hacer transacciones financieras directas. El listado incluye desde los Ministerios de las Fuerzas Armadas y del Interior, la Policía Nacional Revolucionaria, hasta empresas, sociedades anónimas, la Zona Especial de Desarrollo Mariel, las terminales de Contenedores de Mariel y La Habana, decenas de hoteles en toda Cuba, agencias de viajes y tiendas.
 
18 de noviembre de 2017: EE.UU. impone nueva multa por supuesta violación del bloqueo a Cuba

El Departamento norteamericano del Tesoro anunció ayer que la firma financiera American Express Company (Amex) pagará una multa de 204 277 dólares por la supuesta violación del bloqueo impuesto a Cuba hace más de 55 años.
La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de esa identidad federal dio a conocer que esa sanción está relacionada con la posible responsabilidad de la compañía belga BCC Corporate S.A. (BCCC) en aparentes infracciones a las Regulaciones de Control de Activos Cubanos.

23 de diciembre de 2017: Washington traslada a México su Oficina de inmigración en Cuba

 -La Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) anunció el viernes 22 que suspenderá de forma temporal las operaciones en su embajada en La Habana, ante la reducción de personal, y será la oficina de la agencia en México la que asumirá estos trámites.  
 
11 de enero de 2018: Estados Unidos indica a sus ciudadanos reconsiderar viajes a Cuba uno de os países más seguros de mundo

El miércoles 10 de enero Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos reconsiderar los posibles viajes a la Mayor de las Antillas.
El Departamento de Estado cambió su antiguo sistema de alerta por un escalafón que ubica a las naciones en cuatro niveles donde el primero solo conlleva “tomar las precauciones normales” y el cuarto recibe la advertencia de “no viajar”.
Cuba, cuyos indicadores de seguridad ciudadana están entre los mejores de la región, quedó ubicada en el nivel tres, con la sugerencia de “reconsiderar las visitas” debido a que existen riesgos graves para su seguridad y protección. Venezuela, Honduras, Haití y Guatemala están entre los países latinoamericanos con la misma clasificación.

24 de enero de 2018: Estados Unidos retoma políticas fracasadas hacia Cuba

Estados Unidos creó una Fuerza de Tarea en Internet contra Cuba, anunciada el 23 de enero por el Departamento de Estado, la cual abrió las puertas al regreso a una política fracasada de la Guerra Fría, que ambos países intentaron superar, a partir del 17 de diciembre de 2014.
El terreno escogido para la nueva agresión, Internet, demostró a las claras, los verdaderos objetivos de Washington cuando reclamó “libre acceso” a la red de redes en los países que se le oponen, mientras en su territorio mantiene un sistema de rastreo y acumulación de datos sobre lo que hacen sus ciudadanos en la web.
De igual manera, a comienzos de enero el congreso de Estados Unidos avanzó en un proyecto de ley para quedar las pocas restricciones que existían para el espionaje internacional.  
 
https://davidson.cubava.cu/files/2018/10/321-tf.jpg

Proyectos subversivos contra Cuba centrados en las nuevas tecnologías:

 

https://davidson.cubava.cu/files/2018/06/z1-redes-sociales6-zunzuneo-cruci.jpg

-ZunZuneo: Financiado por la Agencia Internacional de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), su objetivo era lanzar una red de mensajería que pudiera llegar a cientos de miles cubanos usando “contenido no controversial”: noticias de fútbol, música, parte del clima y publicidad. Cuando lograran su meta enviarían mensajes de contenido político para incitar a los cubanos para crear convocatorias en red y concentraciones masivas para desestabilizar el país.
-Piramideo: Similar a ZunZuneo, este programa estaba a cargo de la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB), a la que se supeditan Radio y TVMartí. El mismo proponía la creación de una red de “amigos”, ofreciéndoles la posibilidad de que una persona enviara a los miembros de su “pirámide” un SMS masivo por el valor de un solo mensaje. El objetivo era contar con una plataforma para la subversión.
-Conmmotion: Fue una herramienta desarrollada por el Instituto de Tecnología Abierta (OTI) de la New America Fundation, con sede en Washington, originalmente para uso militar, y que consiste en la creación de redes inalámbricas independientes. Aunque no se conoce su entrada en funcionamiento en Cuba, se dedicaron fondos millonarios con ese fin.
-Operación Surf: Este programa consistía en la entrada de equipamientos y software para la instalación de antenas ilegales para el acceso a Internet.

20 de febrero de 2018: Task force: La maquinaria de la infamia
 
https://davidson.cubava.cu/files/2018/12/ztask-force-act.jpg
Estados Unidos anunció la creación de la task force (fuerza operativa o fuerzas de tarea) contra Cuba lo que significa: regular la información, controlar para, aprovechando los avances de las nuevas tecnologías, dominar el espacio y los flujos de contenido para subvertir el orden interno en nuestro país.
    
26 de marzo de 2018: Washington libera fondos para subversión en Cuba y muro fronterizo en México
 
 
https://davidson.cubava.cu/files/2018/12/%C2%A7-_-disentes-no_-asalariados.jpg
El presupuesto aprobado por el Congreso de los Estados Unidos que permitió el financiamiento del gobierno hasta mediados del 2018, incluía 20 millones de dólares para la subversión contra la Cuba y 600 millones para la seguridad fronteriza con México, que el presidente Donald Trump planeaba utilizar para construir un muro. El monto de dinero empleado para promover un supuesto cambio de régimen en Cuba que se camuflajeaba con el eufemismo de “programas a favor de la democracia” contrastó con los recortes masivos aplicados al Departamento de Estado y la ayuda exterior que brinda Estados Unidos a países en desarrollo.
Los fondos para la subversión habían sido recortados por Trump en el año fiscal 2017, si bien la cifra real dedicada a las agresiones contra Cuba es mucho mayor y proviene de fuentes distintas a las del congreso.

30 de marzo de 2018: Estados Unidos cambia una vez más el proceso de visas de inmigrantes para cubanos

Estados Unidos comenzará a tramitar las visas de inmigrantes para cubanos a través de su embajada en Georgetown, Guyana. Debido a medidas unilaterales de Washington la sección consular norteamericana en La Habana se encuentra prácticamente paralizada y solo ofrece servicios de emergencia desde septiembre de 2017.
La excusa para recortar drásticamente el personal de la Embajada estuvo relacionada con supuestos “ataques acústicos” contra diplomáticos estadounidenses en Cuba, sobre los que no existen evidencias ni pruebas científicas tras meses de investigaciones.

10 de septiembre de 2018: Estados Unidos intensifica el terrorismo de estado contra Cuba a través del bloqueo

El 10 de septiembre el presidente norteamericano Donald Trump renovó por un año más la Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 al que el presidente John Kennedy recurrió en 1962 para imponer el bloqueo, y que desde entonces han renovado todos los presidentes estadounidenses, aunque el mundo denuncia la arbitrariedad y la hostilidad de esta política.


18 de septiembre de 2018: ¿Quiénes están detrás del “nuevo momento americano” que diseña Washington?

El presidente Donald Trump designó como nuevo director de asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional a Mauricio Claver-Carone, mafioso de la Florida “defensor incondicional” del bloqueo, cabecilla del influyente Comité de Acción Política Democracia Cuba-Estados Unidos (US-Cuba Democracy PAC), un grupo de presión que tomó el relevo de la terrorista Fundación Nacional Cubana Americana (FNCA) como la agrupación del cabildeo anticubano más poderosa de Washington DC y que se dedica a recaudar fondos para mantener la política de agresión contra La Habana.
Ese comité lo integraron personajes con un pasado terrorista y de agresiones diversas contras Cuba como Diego Suárez, Alberto Hernández, Ninoska Pérez Castellón y Marcel Felipe. La mayoría de ellos tuvieron vínculos con asesinos como Luis Posada Carriles, Orlando Bosh, Pedro Ramón, José Dionisio Suárez y Gaspar Jiménez Escobedo.

12 de diciembre de 2018: Cuba: la obsesión de Estados Unidos

Cuando el mundo celebraba el Día de los Derechos Humanos, y para festejarlo el Secretario de Estado Mike Pompeo, envió supuestamente una misiva –que llegó primero a los medios que a su destinatario- al canciller cubano Bruno Rodríguez en la cual plantea su preocupación por los derechos humanos de la isla.
 

13 de febrero de 2019: La Constitución de Cuba la discuten y aprueban los cubanos


El Secretario General de la OEA, siguiendo el guion que le dicta el gobierno de Estados Unidos organizó una conferencia contra Cuba acerca del proyecto de reforma constitucional cubano. En esta ocasión, Cuba fue víctima de vulgares calumnias y mentiras.


18 de abril de 2019: La Revolución Cubana reitera su firme determinación de enfrentar la escalada agresiva de los Estados Unidos


El Gobierno Revolucionario rechaza en los términos más enérgicos la decisión de permitir en lo adelante que se tomen decisiones en tribunales estadounidenses ante demandas judiciales contra entidades cubanas y extranjeras fuera de la jurisdicción de los Estados Unidos y la de endurecer los impedimentos a la entrada en los Estados Unidos de directivos y familiares de las empresas que invierten legítimamente en Cuba, en propiedades que se nacionalizaron.
Repudia también la decisión de volver a limitar las remesas que residentes cubanos en los Estados Unidos envían a sus familiares allegados, de restringir aún más los viajes de ciudadanos norteamericanos a Cuba y la de aplicar sanciones financieras adicionales.
Washington llega al extremo de presionar a gobiernos de terceros países para que intenten persuadir a Cuba de que retire este supuesto e inverosímil respaldo militar y de seguridad, e incluso para que deje de prestar apoyo y solidaridad a Venezuela.

2 de mayo de 2019: Mienten para justificar otras agresiones contra Cuba


John Bolton dijo que Cuba tiene 20000 soldados en Venezuela y que estamos interviniendo en sus asuntos internos.


3 de mayo de 2019: Hemos peleado como hombres, y a veces como gigantes, para ser libres


El gobierno del presidente estadounidense Donald Trump activó el Título III de la Ley Helms Burton el de mayo, otra medida hostil contra Cuba llevado a cabo a pesar del gran rechazo internacional

14 de mayo de 2019: Marco Rubio y Bob Menéndez proponen ley para desconocer marcas cubanas en Estados Unidos  


Los senadores estadounidenses Marco Rubio y Bob Menéndez presentaron, el 12 de mayo de 2019, un proyecto de ley ante el Congreso de Estados Unidos para prohibir el reconocimiento oficial o derechos de marcas comerciales cubanas en la nación norteamericana. La legislación bipartidista y bicameral se tituló “Ninguna marca robada reconocida en Estados Unidos”

 

5 de junio de 2019: No podrán detenernos: viviremos y venceremos


Decisión del Departamento del Tesoro de no permitir viajes culturales y educativos de contacto con el pueblo cubano más conocidos conocido como “people to people”, y otras relacionadas a los servicios de viaje y transporte, remesas, banca, negocios de comercio y telecomunicaciones.

Decisión de los alcaldes de Miami y Healeah

6 de septiembre de 2019: Nuevas sanciones en la escalada agresiva de EE.UU. contra Cuba

En una nueva acción de reforzamiento del bloqueo comercial, económico y financiero, el Departamento del Tesoro de EE.UU. modificó el Reglamento de Control de Activos de Cuba para imponer nuevas sanciones a nuestro país.
«A través de estas enmiendas regulatorias, el Tesoro está negando el acceso de Cuba a las divisas y estamos frenando el mal comportamiento del Gobierno cubano mientras continuamos apoyando al pueblo de Cuba que tanto sufre», dijo cínicamente el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.
Básicamente, las nuevas sanciones aumentan las restricciones para el envío de remesas y transacciones bancarias. El Gobierno de EE. UU. impondrá un límite de mil dólares estadounidenses por trimestre en el envío de remesas familiares. También prohíbe el envío de remesas a familiares cercanos de funcionarios cubanos y miembros del Partido Comunista de Cuba.
En su propósito de más de 60 años de asfixiar al pueblo cubano, Washington elimina la autorización para envío de donativos. Sin embargo, ha agregado una cláusula que autoriza tales remesas en caso de que incentive el crecimiento del sector privado cubano independiente del control gubernamental.
También impusieron restricciones a las transacciones U-turn, que consisten en transferencias de fondos llevadas a cabo a través de un banco de EE.UU., pero que no se originan ni tienen como destino este país, y en las que ni el emisor ni el receptor están sujetos a la jurisdicción norteamericana. Con la nueva regla, la Casa Blanca pone fin a un permiso previo que autorizaba estos movimientos, de forma que las instituciones bancarias estadounidenses puedan rechazar esas transacciones. 

Publicado por: David Díaz Ríos  /  CubaEstrellaQueIlumina

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.