EE.UU. miente y Cuba sigue activa contra tráfico de personas

https://davidson.cubava.cu/files/2018/05/w.-tio-sam-3.jpg

https://davidson.cubava.cu/files/2017/04/k-imperialismo3.1-768x460.jpg

 

EE.UU. miente y Cuba sigue activa contra tráfico de personas / Por Cosset Lazo Pérez *

 

https://davidson.cubava.cu/files/2016/09/1-relaciones-cuba-usa-4-momentos.jpg

Cuba desempeña un rol activo en el enfrentamiento a la trata de personas, trabajo que el gobierno de Estados Unidos pretende empañar con mentiras enfocadas en desprestigiar a la isla.

En su empeño por desmoralizar la labor de este país en el combate a ese flagelo, Washington emitió un informe en el cual acusa a La Habana de incumplir las normas mínimas para eliminar la trata de personas.

https://davidson.cubava.cu/files/2019/02/11-aguila-calva-BANDERA5.jpg

Calificado de calumnioso por la Cancillería nacional, dicho planteamiento contrasta con la realidad cubana y su política de tolerancia cero contra ese fenómeno. 

En junio último, Estados Unidos incluyó a Cuba en una lista de países que, a su juicio, incumplen las normas mínimas para eliminar la trata de personas, relación que contempla 22 naciones, la misma cantidad del año pasado.

Sin embargo, ahora excluyeron a Bolivia, Belice, Gabón y República Democrática Popular Lao, y sumaron también a Arabia Saudita, Bután y Gambia.

En tanto, mantiene países como Venezuela, Rusia, Irán y la República Popular Democrática de Corea.

Estados Unidos no posee autoridad política ni moral para juzgar a Cuba sobre la trata de personas, aseguró el presidente Miguel Díaz-Canel mediante un mensaje en la red social Twitter.

Cuba mantiene ejemplarmente su política de ‘Tolerancia Cero’ ante cualquier modalidad de trata de personas. Estados Unidos no posee autoridad política ni moral para juzgar a Cuba sobre la trata de personas, escribió en su cuenta @DiazCanelB.

Luego de conocer sobre la inclusión de la isla en esa lista, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de Cuba rechazó el informe.

Según el Minrex, el texto de Washington refiere que la nación antillana ‘no cumple completamente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata de personas y no hace esfuerzos significativos con ese fin’.

A criterio de la Cancillería cubana, tal calificación no tiene relación con el verdadero desempeño de la nación caribeña en el activo enfrentamiento a la trata de personas.

‘El Gobierno de los Estados Unidos no tiene autoridad política ni moral alguna para juzgar a Estados soberanos ni emitir certificaciones de conducta’, indicó el comunicado de la isla.

Calificado de unilateral y sin legitimidad ni reconocimiento internacional alguno, el informe ‘cumple un objetivo netamente político y manipulador, como arma de presión contra otros Estados’, subraya el documento.

https://davidson.cubava.cu/files/2018/05/1.-cuba-bandera-w2.jpg

Reitera que la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, desconoce el trabajo integral de Cuba en la prevención, enfrentamiento y respuesta a la trata de personas, y pasa por alto la política de tolerancia cero de la mayor de las Antillas frente a este flagelo.

En opinión de Cuba, el texto de Estados Unidos oculta el resultado de los intercambios que durante cinco años consecutivos se celebraron entre ambos países para compartir información y cooperar en estos temas.

Además, la isla caribeña cuenta con prestigio internacional en la ejecución del Plan de Acción Nacional para la Prevención y Enfrentamiento a la Trata de Personas y la Protección a las Víctimas (2017-2020), algo que la ejecutoria de los Estados Unidos en la materia no alcanza.

Indica el escrito que Estados Unidos es uno de los países con mayores problemas de trata de niños, niñas y mujeres en el mundo.

https://davidson.cubava.cu/files/2019/06/dpto-de-estado.jpg

El informe del Departamento de Estado arremete contra la cooperación médica internacional de Cuba. Pretende difamar contra la legítima cooperación Sur-Sur que practican los países en desarrollo, de la cual la nación antillana forma parte y se enorgullece, agrega el documento.

https://davidson.cubava.cu/files/2018/04/1.-bandera-cubana2-4.jpg

En tal sentido, la nota de Cuba destaca el trabajo de miles de profesionales locales durante casi seis décadas, que han tenido el mérito de salvar o contribuir a salvar las vidas de millones de personas y de aliviar las de otros millones en más de 160 naciones.

https://www.cubaperiodistas.cu/wp-content/uploads/2019/08/medicos-cubanos-ebola-1200x642.jpeg

Finalmente, el Minrex recordó a Washington que el traslado a terceros países de ciudadanos cubanos para los trámites del visado estadounidense, sin garantías de otorgamiento, además de encarecerlos considerablemente, los coloca en situación de vulnerabilidad frente a las bandas criminales dedicadas a la trata de personas.

Para Cuba, dicho anuncio acrecienta la hostilidad del gobierno de Estados Unidos hacia la isla, recrudecida en gran manera después de la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump en 2017.

Con múltiples decisiones, el mandatario ha agravado la política de bloqueo económico, comercial y financiero hacia el país caribeño, impuesto desde hace casi 60 años.

Esa medida unilateral constituye el principal obstáculo para lograr el desarrollo económico y social de Cuba, indican autoridades de la isla antillana. 

*Periodista de la Redacción Nacional de Prensa Latina.

Fuente: EE.UU. miente y Cuba sigue activa contra tráfico de personas

 

Quiénes mienten; quiénes salvan /

 

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/agosto/31/diaz-canel-salud.jpg

 

Los difamadores lo saben muy bien, Cuba es la excepción, por aplicar servicios de salud masivos, gratis y de calidad, lo que ha hecho posible que los indicadores de hoy, en muchos casos, estén por encima de países del llamado Primer Mundo, incluido Estados Unidos.

Un jefe del Departamento de Estado, un asesor de Seguridad Nacional y un senador republicano por el Estado de la Florida son capaces de inventar las mentiras más burdas, que luego los grandes medios a su servicio se encargan de repetir y un excéntrico presidente rubrica y exhibe como si fueran un trofeo de guerra. Eso ocurre hoy mismo en Estados Unidos.

Pero, ¡cuidado!, porque están tratando de denigrar una de las más hermosas obras humanas: la salud para todos y la solidaridad.

https://davidson.cubava.cu/files/2016/09/1-.-NED-.jpg

La última agresión contra nuestro país la ejecutan a través de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), una institución tapadera de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que, financiada con unos cuantos millones de dólares, se presta a costear acciones y búsqueda de información para sabotear y desacreditar la cooperación que brinda Cuba en la esfera de la salud en decenas de países y en beneficio de millones de personas.    

Contra la Isla lo han usado todo y siempre han recibido la respuesta adecuada: la verdad. Esa que ni Mike Pompeo, ni John Bolton, ni Marco Rubio, ni el propio Trump están acostumbrados a practicar.

El dinero, en ninguno de los casos, puede sustituir la verdad, el honor, la ética y la profesionalidad de cientos de miles de compatriotas que han asistido y lo seguirán haciendo, en los más apartados lugares de nuestro planeta.

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/septiembre/10/dsh-medicos-cubanos-solidaridad.jpg

Los difamadores lo saben muy bien, Cuba es la excepción, por aplicar servicios de salud masivos, gratis y de calidad, lo que ha hecho posible que los indicadores de hoy, en muchos casos, estén por encima de países del llamado Primer Mundo, incluido Estados Unidos.

Retemos a los impostores de la administración Trump a que digan cuántos países del mundo utilizan el 51 % de su Producto Interno Bruto anual para los servicios de salud y educación.

Y lo que resulta más importante, con ese presupuesto se podrán garantizar, en 2019, alrededor de 226 millones de consultas médicas gratuitas y 1,38 millones de ingresos hospitalarios, mientras que en la educación se asegura la matrícula de casi dos millones de estudiantes de la enseñanza prescolar, primaria, especial, secundaria y media superior, y de 250 000 estudiantes universitarios.

Un informe publicado en la Revista Panamericana de la Salud en 2018 reconoce que «el Sistema Nacional de Salud cubano cuenta con una infraestructura sólida, constituida por una amplia red de instalaciones sanitarias que garantizan la cobertura total, el acceso y la equidad en los servicios de la población con recursos humanos calificados».

El show salido del equipo de Trump no puede tener otro calificativo que el de execrable. En Estados Unidos, país donde se preparan y ejecutan los planes para asfixiar económicamente a Cuba, los servicios de salud, por su alto costo, nunca podrán ser inclusivos para todos los ciudadanos.

Estamos hablando de una nación donde la factura de un hospital por un accidentado en una moto por cuatro días de ingreso es de casi 126 000 dólares; donde los servicios complementarios de laboratorio, anestesista, fisioterapia y rehabilitación pueden costar más de 47 000 dólares; una fractura de tobillo de un ciudadano desembocó en el estratosférico importe de 80 000 dólares que, por cierto, no incluyen la ambulancia, la anestesia ni el posoperatorio; y una operación de apendicitis vale algo más de 36 000 dólares.

Son solo unos pocos datos del precio de la salud en el país más rico del mundo y donde millones de personas pobres, para pagar los gastos por un ingreso hospitalario o alguna intervención quirúrgica, tienen que vivir empeñados el resto de sus vidas.

Un dato muy importante, ese mismo país dedica en el presente año fiscal un presupuesto de 718 000 millones de dólares en acciones al servicio de la guerra y la muerte, tiene alrededor de 800 bases militares y más de 300 000 soldados desplegados en 177 países.

El gobierno de Donald Trump, que se propone desprestigiar los servicios de salud cubanos y la contribución internacionalista de sus galenos, no cuenta con ninguna brigada médica que preste servicios en las naciones más empobrecidas y necesitadas, allí donde cada año mueren millones de niños por falta de asistencia médica.

Ese es el país, cuyo gobierno también destina fondos millonarios para mentir ante el mundo respecto a la labor humanitaria de la medicina cubana y el principio de solidaridad, estandarte de quienes cumplen misiones internacionalistas en más de cien países, de forma voluntaria y comprometidos con su misión de salvar vidas.

Fidel y el Perú, instantánea del altruismo 1970

Así consta en el diario Granma de la época y en una fotografía que aparece multiplicada en el ciberespacio. La imagen guarda el instante en que Fidel, con el brazo extendido, donó sangre para los damnificados del terremoto del ‘70. Tras él, más de 150 mil cubanos también lo hicieron.

Fotos inéditas de Fidel en Perú

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

 

https://davidson.cubava.cu/files/2018/03/12-muchos-billetes-de-banco-de-100-d%C3%B3lares-9402681.jpg

 

El gobierno de EE.UU. destina fondos millonarios para obstaculizar la cooperación médica cubana

 

https://davidson.cubava.cu/files/2019/01/%C2%A7-declaracion_cubaminrex_azul_1_0-300x225.jpg

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.