¿EEUU participó de un plan para realojar nazis en América?

El historiador argentino Abel Basti asegura que miles de funcionarios y dirigentes del nazismo (entre ellos el mismísimo Adolf Hitler) lograron reubicarse en América Latina y otras zonas del mundo luego de la Segunda Guerra Mundial gracias a un ‘plan’ de EEUU para ‘absorber’ el conocimiento alemán y utilizarlo contra la Unión Soviética.
Basti, autor de más de media docena de libros acerca del derrotero de Hitler tras la caída del nazismo, dijo a Sputnik que en 1945 existió un “pacto” entre el régimen nazi y el Gobierno de EEUU para habilitar “el traspaso hacia Occidente de hombres, tecnología, desarrollos industriales y divisa” que pertenecían al nazismo.
A cambio, los jerarcas del Tercer Reich solicitaron que EEUU garantizara la “impunidad” de varias de sus figuras, comenzando con el propio Hitler.
Basti indicó que el objetivo de EEUU detrás del acuerdo fue aprovechar el conocimiento bélico desarrollado por los nazis, en el marco de la carrera armamentista que se iniciaba y que tenía en la Unión Soviética su principal competidor.
Así, aseguró el historiador, “expertos en guerra química, bacteriológica y misilística”, así como “toda la red de espionaje alemana”, quedaron al servicio de Washington en los años siguientes a la guerra.
El proceso de “traspaso” de las capacidades alemanas se extendió más allá de la década del 50 e incluyó a todo el continente americano, dijo el argentino. Según dijo, el plan contó con la anuencia de los Gobiernos de los países latinoamericanos, en su mayoría dictaduras militares de derecha interesadas en el combate al comunismo.
El acuerdo también abarcaba a varias empresas alemanas que, ante una Europa destruida por la guerra, se encontraban en plena migración hacia América y podrían dar empleo a los ‘exnazis’.
Basti sostuvo que el plan para la reubicación de nazis contemplaba dos tipos de casos: los nazis ‘activos’, que se reincorporaban a ejércitos o fuerzas especiales de los países que los recibían, y los que iniciaban una nueva vida en la clandestinidad.
En esa última categoría se encontraba, por obvias razones, el propio Adolf Hitler, quien de acuerdo a los trabajos de Basti no murió en su búnker Berlín sino que logró escapar hacia Argentina.
 Con la impunidad asegurada, Hitler pudo moverse libremente dentro de un territorio de más de 1 millón de hectáreas en la Patagonia, desde Bariloche hasta Junín de los Andes.
En un próximo libro titulado ‘La segunda vida de Hitler’, Basti promete divulgar el testimonio de “la mucama que atendió a Hitler” y revelar la historia de “el comandante alemán que fue su secretario en Argentina”.
La presencia de varios altos cargos de las ‘SS’ en Brasil, Bolivia, Paraguay y Chile, por ejemplo, también respondieron a esta “migración” planificada de los nazis en el continente americano, bajo el conocimiento de la inteligencia de EEUU.

Fuentes:

https://carlosagaton.blogspot.com/2019/05/eeuu-participo-de-un-plan-para-realojar.html

https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201905081087140178-eeuu-participo-plan-realojar-nazis-america-historiador-argentino/

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos /  CubaEstrellaQueIlumina


This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.