El golpe en Venezuela: Estados Unidos estrecha el cerco (2 artículos)

El golpe en Venezuela y el ascenso de la nueva dictadura mundial / Escrito por M. H. Lagarde

 
El asesor de Seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, uno de los estrategas de la nueva dictadura mundial

Con el llamado golpe en marcha en Venezuela, Estados Unidos ha puesto a elegir al mundo entre la legitimidad de la Revolución Bolivariana y su presidente impuesto, Juan Guaidó.

La frase pronunciada por George W. Bush en vísperas de la invasión a Irak en 2003: «O estás conmigo o estás en mi contra», vuelve a resonar en la cabeza de los halcones de la actual administración Trump.

A pesar de lo burdo y ridículo de la desesperada maniobra que pretende imponer de a dedo a un presidente, no han faltado los que se han sumado dócilmente al juego. Tal es el caso del llamado grupo de Lima y de la vacilante Unión Europea, quienes, convocados por el imperio, acompañan su cruzada a favor nada menos que de la «democracia».

Luego de 20 años de fracasos en su guerra contra la patria de Chávez, para dicho grupo la lucha a favor de la «democracia», al parecer, equivale a ayudar al gendarme mundial a recuperar los recursos naturales del país con mayores reservas petroleras del mundo, ahogar por asfixia económica el indiscutible desarrollo social de una nación donde los pobres de la tierra no tuvieron jamás derechos, o a ignorar la voluntad de un pueblo —demostrada durante 23 elecciones— de defender la soberanía que, durante siglos, les negó una burguesía entreguista y sumisa de los intereses del imperio.

Nada parece más perentorio para algunos en este mundo que derrocar de una vez por todas al «dictador» venezolano Nicolás Maduro y condenar a la desaparición el empuje de las fuerzas progresistas y solidarias que durante las últimas décadas casi logran la integración de una Latinoamérica convertida en zona de paz.

El golpe que pretende rendir la voluntad libertaria del pueblo va más allá de la suplentación de un presidente genuino por un presidente electo por un grupo de politiqueros estadounidenses entre las cuatro paredes del despacho Oval de la Casa Blanca.

En realidad, las más recientes presiones de todo tipo contra Venezuela, incluida la invasión militar, son, sobre todo, un golpe de estado a la ya maltrecha llamada democracia occidental, con sus supuestas elecciones directas y falsos pluripartidismos. Suplantar a Maduro del modo en que Estados Unidos pretende hacer en su desesperación significa, de hecho, mucho más que reactualizar en pleno siglo XXI la doctrina Monroe o reconquistar el añorado perdido patio trasero.

Lo que está en juego en Venezuela es el ascenso de una nueva dictadura fascista mundial, según la cual Estados Unidos definirá, a partir de ahora, cuáles son las nuevas reglas de la tan cacareada «democracia». Poco importarán las letras de las constituciones, ni el derecho internacional, ni los tratados de comercio, ni los resultados ni de uno ni de cientos procesos electorales. La única regla válida será la de la sumisión incondicional a un mundo hegemónico dominado por Washington.

Los que votan por el títere electo en Washington legitiman la injusticia de un nuevo orden mundial, en donde su hoy papel de comparsa puede mañana convertirse en un boomerang contra su propia independencia. En Venezuela se decide, más que el destino manifiesto de la decadencia imperial, el destino de los sueños pospuestos de justicia y libertad de la humanidad. En estos tiempos, la verdadera y única disyuntiva consiste en ponerse a favor de los pueblos o de las plutocracias que los oprimen.

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/88433-el-golpe-en-venezuela-y-el-ascenso-de-la-nueva-dictadura-mundial-video
http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/el-golpe-en-venezuela-y-el-ascenso-de-la-nueva-dictadura-mundial/
 
https://davidson.cubava.cu/files/2018/09/usa-vs-ve-1-2.jpg

Estados Unidos estrecha el cerco contra Venezuela / Por Guillermo Alvarado

 

El gobierno de Estados Unidos ha dado en los últimas horas varios pasos destinados a apretar aún más el cerco contra Venezuela, con algunos avisos de que la opción militar podría estar más cerca que nunca, lo que causa grave preocupación por las serias consecuencias que eso traería.

Mucha polémica desató la difusión de imágenes en la prensa de una frase escrita a mano en un cuaderno que portaba John Bolton, asesor de seguridad del presidente Donald Trump, y donde se podía leer: “5 000 tropas a Colombia”.

Es muy difícil pensar que se tratase de un descuido de alguien que, como Bolton, es especialista justamente en cuestiones de seguridad, por lo que es posible creer que fue un aviso, una advertencia o un chantaje.

Aunque el secretario provisional de Defensa, Patrick Shanahan, se desmarcó del tema y dijo que no se ha discutido ese asunto con el asesor de Trump, hay otros movimientos que llaman poderosamente la atención.

Uno de ellos es la visita que el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, general Mark Stammer, realizó a Colombia con el pretexto de supervisar las operaciones que en ese país se realizan contra el narcotráfico.

No hay que olvidar que recientemente la periodista argentina Stella Calloni reveló un proyecto del Comando Sur para realizar una operación militar contra Venezuela, utilizando a varios países sumisos a Washington como punta de lanza.

En la misma línea podría estar la cancelación de la visita a México del secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, quien debía reunirse con el canciller Marcelo Ebrard para analizar un proyecto destinado a frenar la migración centroamericana hacia el norte.

México, recordemos, se negó a reconocer al autoproclamado presidente transitorio de Venezuela, Juan Guaidó, y expresó que su posición se mantiene inalterable en cuanto a la no injerencia en los asuntos internos de otro país, lo que sin duda alguna molestó sobremanera al jefe de la Casa Blanca.

El país latinoamericano resistió así al chantaje que el mismo Pompeo había hecho a las naciones de la región, a las que conminó a aliarse con Washington en su irracional cruzada contra Venezuela.

La víspera Bolton amenazó con represalias a quienes pretendan atacar a Guaidó, en clara alusión a la aplicación de medidas cautelares contra el pretendido usurpador de la presidencia, que violó varias leyes y debería ser sancionado por los tribunales.

En este turbulento panorama lo único que queda claro es la disposición del gobierno de Trump de deponer a Nicolás Maduro, pero no en nombre de ninguna democracia, sino que para tomar control de las enormes riquezas naturales de Venezuela.

Así de claro lo dijo Bolton cuando expresó recientemente que “haría una gran diferencia” si las empresas estadounidenses tuviesen acceso al petróleo venezolano, al que se debe sumar el gas, el oro y el coltán, suficientes razones para que Estados Unidos decida invadir y destruir un país. Recuerden Iraq, Libia y la frustrada aventura contra Siria.

http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/estados-unidos-estrecha-el-cerco-contra-venezuela/

http://www.radiohc.cu/especiales/comentarios/182329-estados-unidos-estrecha-el-cerco-contra-venezuela

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

 

https://davidson.cubava.cu/files/2019/01/%C2%A7-trump-marco-rubio-2-act-drv-.jpg

1.-Con el gobierno paralizado y Rubio al oído de Trump, EEUU es más peligroso que nunca para Venezuela

 

2.-Llamado a respetar la soberanía del pueblo de Venezuela

 

 

 

Publicado por: David Díaz Ríos CubaEstrellaQueIlumina CubaSigueLaMarcha /

 

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.