Hijo de Bolsonaro coordina en Washington ataques contra Cuba y Venezuela

Hijo de Bolsonaro coordina en Washington ataques contra Cuba y Venezuela / Por Sergio Alejandro Gómez 

 

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, encomendó a su hijo la tarea de supeditar la política exterior de la nación suramericana a los intereses de Estados Unidos, en especial en los temas relacionados con Cuba y Venezuela.

Eduardo Bolsonaro, senador por el rico estado de Sao Paulo, viajó a comienzos de esta semana a Washington como enviado de su padre ante el Departamento de Estado, el Departamento del Tesoro y el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, informó el diario O Globo.

Durante sus encuentros con funcionarios de segunda y tercera línea en Washington, Bolsonaro Jr. se mostró especialmente interesado en firmar un acuerdo con Estados Unidos para aumentar la persecución financiera contra La Habana y Caracas.

Según O Globo, el senador dijo que hay instrumentos de investigación dentro de la llamada Convención de Palermo contra el crimen organizado que Brasil podría usar contra ambos países.

La judicialización de la política fue la principal estrategia de la derecha brasileña para sacar del camino a sus rivales , como fue el caso del líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, quien era favorito en todas las encuestas para los pasados comicios presidenciales, pero no pudo presentarse debido al cerco que le tendieron en el sistema judicial.

Según se desprende de las declaraciones de Bolsonaro, el plan del nuevo gobierno ,una vez que asuman el mando en Brasilia el próximo 1ero de enero, será la “internacionalización” de las técnicas que permitieron destituir a la mandataria electa, Dilma Rousseff, y luego sacar del juego a Lula mediante artimañas legales.

Brasil está estudiando alianzas con el gobierno estadounidense con ese propósito, dijo Bolsonaro Jr.

Incluso adelantó que las acciones contra Cuba y Venezuela estarán coordinadas por el Ministerio de Justicia, a cargo de Sérgio Moro, el polémico juez que convirtió las investigaciones de corrupción del caso Lava Jato en una cacería de bruja contra los dirigentes del PT.

“Existen diversos instrumentos que Brasil por años, de manera intencional, no tomó en serio. Son instrumentos que están a mano. El juez Sergio Moro sabe mejor que nadie sobre lavado de capitales, combate al crimen organizado, Convención de Palermo. Y junto con el equipo del embajador Ernesto Araújo, tiene mucho en esa área”, dijo el senador en Twitter.

Bolsonaro hijo también sugirió que las investigaciones de la Operación Lava Jato, que hasta ahora eran encabezadas por Moro, podrían ser usadas para apuntar a posibles activos venezolanos y cubanos en Brasil.

El enviado del presidente electo de Brasil fue recibido en Washington por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Almagro es la punta de lanza de Washington contra los gobiernos progresistas en América Latina y desde que asumió la jefatura de la OEA se han recrudecido los ataques contra los gobiernos que no responden a los intereses norteamericanos.

Bolsanaro Jr. también se reunió con la subsecretaria adjunta del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Kim Breier y funcionarios del Consejo de Defensa Nacional.

“Hablamos principalmente del primer paso que Brasil está dando a seguir junto a Estados Unidos en temas internacionales“, dijo el senador a reporteros mientras salía del American Enterprise Institute.

El viaje a Estados Unidos ocurre en vísperas del arribo a Río de
Janeiro del polémico consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, quien se reunirá con Jair Bolsonaro el próximo jueves.

“Feliz de recibir la visita del consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., el señor John Bolton, la próxima semana; seguro que tendremos una conversación productiva y positiva en favor de nuestras naciones”, escribió en Twitter el líder ultraderechista.

El actual asesor de Seguridad Nacional de Trump fue subsecretario de Estado y luego Embajador ante la ONU del gobierno de George W. Bush. En ambos cargos se destacó por sus posturas ultraconservadoras y agresividad contra países soberanos.

Estuvo también entre los que aseguraron la existencia de armas de destrucción masivas en Iraq, lo cual condujo a Washington en el 2003 a una guerra que costó miles de millones de dólares y dejó una cifra de muertos que algunos calculan superior al millón, sobre todo población local.

Los lazos de este personaje con la ultraderecha de origen cubano de la Florida son conocidos, así como su historial de provocaciones y agresiones contra la Mayor de las Antillas.

La más conocida de sus locuras contra Cuba fue un discurso en el año 2002 en el que declaró a La Habana como parte del “Eje del mal”, el grupo de países que podía ser “bombardeado en cualquier momento” por el gobierno de Bush.

Tanto el presidente electo de Brasil como su hijo comparten con Bolton algunas de sus ideas más extremistas.

Bolsonaro padre defendió la dictadura militar brasileña durante la campaña y su hijo amenazó con ilegalizar algunos partidos políticos en Brasil.

Aunque el nuevo gobierno de ultraderecha brasileño no ha tomado posesión, las amenazas y provocaciones del presidente electo ya provocaron la salida de los médicos cubanos del programa Más Médicos, lo que dejará de inmediato a cerca de 30 millones de personas sin cobertura de salud.

De acuerdo con O Globo, Bolsonaro Jr. recibió una felicitación de las autoridades estadounidenses por demoler el programa en el que participaron más de 20 mil médicos de la Mayor de las Antillas y gracias al cual se llevaron a cabo más de 100 millones de consultas médicas.

 

http://www.cubadebate.cu/especiales/2018/11/27/hijo-de-bolsonaro-coordina-en-washington-ataques-contra-cuba-y-venezuela/

 

Bolsonaro, entusiasta satélite de EE.UU. / Por Angel Guerra Cabrera

 

-El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, está ofreciendo sus servicios a Estados Unidos para agredir a Cuba, a Venezuela y a todo lo que huela a progresista en nuestra América.

Las calumniosas y sistemáticas declaraciones contra la presencia de los médicos cubanos en ese país, programa al que se opuso vehementemente desde que fue propuesto por la depuesta presidenta Dilma Rousseff, responden a esa condición servil y rabiosamente reaccionaria, decidida a convertir al gigante suramericano en un belicoso peón de la política imperialista de Estados Unidos en la región.

De allí el intento bolsonarista de lograr un acuerdo bilateral con la potencia del norte para congelar bienes y fondos de Cuba y Venezuela, una jugada muy a tono con el interés del gobierno de Trump en redoblar la asfixia económica a ambos pueblos y de crear condiciones sicológicas para algún tipo de agresión militar contra la patria de Bolívar.

Muy señaladamente del ultraderechista John Bolton, consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, con quien Bolsonaro se reúne hoy en Río. Tres días antes, para concretar esa agenda anticubana y antivenezolana con los departamentos de Estado, del Tesoro y el Consejo de Seguridad Nacional despachó a Washington como su enviado a su hijo y diputado Eduardo Bolsonaro, reportó el diario O Globo.

Es sabido que el presidente electo es un gran admirador de Trump, a quien considera como una “salvación para Occidente frente al marxismo cultural del globalismo”. El inquilino de la Casa Blanca felicitó al ex capitán por teléfono el mismo día de su elección y acordó trabajar “estrechamente” con él “en materia comercial, militar y todo lo demás”.

Pero existen señales anteriores del interés del carioca en una relación “carnal” con Estados Unidos. Bolsonaro se reunió dos veces durante su campaña electoral con el senador estadounidense Marco Rubio, activo enemigo de Cuba, Venezuela y Nicaragua, países cuya desestabilización Trump le ha encargado. Como él, Rubio es decidido partidario del sionismo y del premier Benjamín Netanyahu. La última de las reuniones tuvo lugar en la casa del senador en Miami donde almorzaron y conversaron por cuatro horas. No fue reportada en aquel momento pero se filtró a los medios brasileños y nadie la ha desmentido. Trascendió que hablaron de Venezuela, del apoyo a Israel y de armas de fuego. Rubio ha recibido millonarias donaciones de la Asociación Nacional del Rifle(ANR) y Bolsonaro es partidario de la venta libre de armas, por lo que es lógico sospechar que su campaña recibiera financiamiento de la ANR. Pero cómo imaginar ese extenso convivio sin tratar el tema de Cuba y de sus médicos en Brasil. Y es que si Rubio no quiere médicos cubanos en ningún país, tampoco la presencia de ellos en Brasil es compatible con la agenda ultraderechista de su invitado.

Bolsonaro, con su pretensión de imponer condiciones inaceptables a la presencia de los médicos cubanos, ajenas a los términos del convenio firmado entre los gobiernos de Cuba, Brasil y la Organización Panamericana de la Salud que normaban sus servicios, no le dejó a La Habana otra opción que retirar a sus médicos. En ningún momento su equipo se dirigió a las autoridades cubanas. Cuba no acostumbra evacuar sus colaboradores de ningún país por diferencias políticas. Ni siquiera de Honduras después del golpe al presidente Zelaya pues los golpistas se mostraron respetuosos de los doctores y la concepción fidelista es que estos prestan su servicio a los pueblos, no a los gobiernos. Es el presidente entrante quien no quería en Brasil a los cubanos. Una actitud cruel, pues los isleños prestaban servicio casi exclusivamente en sitios a donde ningún brasileño ni extranjero había querido acudir cuando el gobierno de Dilma convocó al programa Más Médicos. Alcanzaron a brindar el 90 por ciento de las consultas ofrecidas en territorios indígenas y se encontraban en muchos lugares inhóspitos a horas o días de la ciudad más cercana. La actitud de los cubanos era inobjetable, tanto por su competencia profesional -que Bolsonaro puso en duda- como por su disponibilidad a toda hora y su humanismo y solidaridad con los pacientes. Los colaboradores se sometieron a examen antes de llegar a Brasil y eran evaluados periódicamente por el ministerio de salud. Encuestas arrojaban un 95 por ciento de aceptación a su presencia. La Federación de Alcaldes y 9 gobernadores alertaron en cartas a Bolsonaro que no había con quién sustituirlos.

Casi veinte mil profesionales isleños realizaron más de 100 millones de consultas en el país suramericano. Los pobladores de cerca de 700 municipios vieron un médico por primera vez a su llegada. Modificaron favorablemente los indicadores de salud de ese país y demostraron que sí es posible impulsar la cooperación internacional sur-sur. En este caso con la guía de la Organización Panamericana de la Salud.

Twitter: @aguerraguerra

http://www.cubadebate.cu/opinion/2018/11/29/bolsonaro-entusiasta-satelite-de-eeuu/

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/85776-bolsonaro-entusiasta-satelite-de-eu

https://www.jornada.com.mx/2018/11/29/opinion/028a1mun

 

Hijo de Bolsonaro sugiere planes para sancionar a Venezuela y Cuba / CubaSí / Hispantv.com

 

El hijo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió que Brazilia podrá adoptar acciones legales para sancionar a Venezuela y Cuba.

Eduardo Bolsonaro, diputado por el estado de Sao Paolo, precisó el martes que el futuro ministro de Justicia, el juez Sergio Moro, podrá aplicar la Convención de las Naciones Unidas Contra la Delincuencia Organizada Transnacional, conocida como la Convención de Palermo, para “congelar fondos y todo aquello que se relacione con las dictaduras cubana y venezolana”.

“Existen diversos instrumentos que Brasil por años, de manera intencional, no tomó en serio. Son instrumentos que están a mano. El juez Sergio Moro sabe mejor que nadie sobre lavado de capitales, combate al crimen organizado, Convención de Palermo”, señaló en una entrevista con el diario brasileño O Globo el hijo del presidente electo de Brasil, Eduardo Bolsonaro, sobre las herramientas que Brasilia podrá usar para sancionar a Venezuela y Cuba.

En caso de que la Convención de Palermo no permita el bloqueo económico de Caracas y La Habana, Bolsonaro hijo, quien fue entrevistado antes de partir a EE.UU., comentó que buscará durante su viaje crear un “tratado internacional” para lograr ese fin.

“Pretendemos congelar todo lo que haga a la gente pasar hambre”, declaró Bolsonaro al respeto.

El Gobierno de Jair Bolsonaro, reveló a inicios de noviembre que planea someter a “presión política” a Venezuela y romper los lazos diplomáticos con Cuba.

Bolsonaro, quien en reiteradas ocasiones ha manifestado su fuerte oposición al Gobierno de Caracas, defendió la suspensión de Venezuela del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Los medios brasileños han revelado nexos entre el presidente electo y su hijo con el senador republicano de EE.UU., Marco Rubio y Steve Bannon, el principal estratega de la campaña electoral del ahora presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

http://www.venceremos.cu/guantanamo-noticias-internacionales/15648-hijo-de-bolsonaro-sugiere-planes-para-sancionar-a-venezuela-y-cuba
https://www.hispantv.com/noticias/brasil/394665/venezuela-cuba-eduardo-bolsonaro-sancion-eeuu
http://www.tercerainformacion.es/articulo/internacional/2018/11/28/hijo-de-bolsonaro-sugiere-planes-para-sancionar-a-venezuela-y-cuba

 

 

Publicado por: David Díaz Ríos CubaEstrellaQueIluminaCubaSigueLaMarcha /

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.