Mark Zuckerberg: “No Admitiré Propaganda Comunista En Facebook”

EE.UU. Mark Zuckerberg: “No Admitiré Propaganda Comunista En Facebook” / Por Carlos Rafael Rodriguez para: http://canarias-semanal.org/

 

Crónica de una “cacería de brujas” protagonizada por el propietario de la red social
 
Facebook acaba de anunciar el cierre de las cuentas en inglés de la televisora multinacional latinoamericana TeleSUR. Una decisión de su propietario -Mark Zuckerberg- dirigida a la eliminación en la red social de lo que él califica «propaganda comunista» (…).Pero no ha parado ahí. Ha comenzado a clausurar cuentas de periodistas presuntamente rojos y conspiradores del conocido digital InfoWars (…)
 
El aprendiz de dictador y verdadero represor de la libertad de expresion, prensa y pensamiento el millonario Mark Zuckerberg, comenzo a imponer “su ley del bosal” a todos aquellos programas que no exhaltan el terrorismo, la intervencion mafiosa de su gobierno, etc. 
 
Muy tarde aprendio el hipocrita mafioso que se robo millones de identidades para su propio beneficio y en contra de sus propios clientes. 
 
Ahora sale con el cuento chino “de admitir propaganda comunista”, en su devaluada, delincuente y sospechosa Red Social Insociable. 
 
Los yanques estan en decadencia y este perro guardian del capitalismo y los monopolios depredadores su une al clan de los terroristas del mundo.
 
Crónica de una “cacería de brujas” protagonizada por el propietario de la red social
 
Facebook acaba de anunciar el cierre de las cuentas en inglés de la televisora multinacional latinoamericana TeleSUR.
 
Una decisión que su propietario, Mark Zuckerberg, ha justificado por su intención de eliminar de esta Red Social lo que él califica como «propaganda comunista». El empresario multimillonario también pretende excluir una serie de programas que TeleSur produce en inglés.
 
Sin embargo, la acción macartista de Zuckerberg no supone ninguna novedad. Según revela la Red Voltaire, el pasado 7 de agosto de 2018, el joven multimillonario creador y presidente de Facebook coordinó personalmente con Google, Apple, Spotify y YouTube, el cierre de las cuentas vinculadas al periodista estadounidense Alex Jones y a su sitio web InfoWars [ultraderechista y amigo de Trump, por eso los “clintonianos” lo censuran], bajo la acusación de «conspiracionismo».
 
Históricamente el anticomunismo ha sido – y continuará siendo en tanto el capitalismo exista – un arma del sistema para atacar cualquier tipo de disidencia.
 
Por ello, no es extraño que sean los mismos sujetos y grupos de poder imperialista que hablan de tolerancia, democracia, libertad y derecho a la información quienes disparan, una vez más, toda su artillería contra una cadena como TeleSur, aunque su línea editorial, ciertamente avanzada y progresista, no pueda calificarse como revolucionaria.
 
El mero hecho de que esta cadena pretenda producir y difundir contenidos no sometidos al control de los monopolios occidentales y con una perspectiva latinoamericana, y sea altavoz de los gobiernos “díscolos” que no acatan la disciplina de Washington, es más que suficiente para que se desate la “caza de brujas”.
 
https://carlosagaton.blogspot.com/2018/08/eeuu-mark-zuckerberg-no-admitire.html
 
http://canarias-semanal.org/not/23419/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda-comunista-en-facebook-/
 
https://www.lahaine.org/mundo.php/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda
 
http://pedrogrima.blogspot.com/2018/08/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda.html
 
https://diario-octubre.com/2018/08/24/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda-comunista-en-facebook/
 
https://moscovita.org/mosconews/mark-zuckerberg-no-admitir-propaganda-comunista-en-facebook/
 
Publicado por: David Díaz Ríos  CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha /
 
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.