¿El retorno de la Guerra Fría?

 

¿El retorno de la Guerra Fría? / Raúl Antonio Capote

 

 

«La Guerra Fría ha vuelto», advirtió recientemente el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, en un contexto internacional en el que retornan viejos tambores de guerra, adornados con otros rostros y métodos

A menudo se habla del tratado Molotov-Ribbentrop, firmado entre la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y la Alemania nazi el 23 de agosto de 1939, con el que Moscú intentaba evitar o al menos demorar la agresión a su territorio, pero poco se dice que los días 29 y 30 de septiembre de 1938, en la ciudad alemana de Múnich, se reunieron los primeros ministros de Gran Bretaña y Francia con el Führer y el Duce para aprobar el desmembramiento de Checoslovaquia, la entrega de Polonia y el ataque alemán a la URSS.

La Unión Soviética, que ya en la Conferencia de Desarme celebrada en Ginebra en 1932 había propuesto un convenio para el desarme general, planteó en 1938 a los círculos dirigentes de Francia y Gran Bretaña una alianza que fue rechazada tajantemente. Las grandes potencias capitalistas veían entonces desfilar con júbilo a los Panzer alemanes por las calles de las ciudades soviéticas.

Todos los intentos de la URSS por crear un frente común para evitar la guerra fracasaron ante el interés prioritario de las potencias occidentales de acabar con el primer estado socialista del mundo.

El curso de la guerra, que se hizo mundial, llevó a Estados Unidos e Inglaterra a tomar partido al lado de la URSS, los antiguos enemigos se aliaron ante el peligro mayor.

El fascismo fue derrotado y el prestigio alcanzado por el primer estado socialista era inmenso, los comunistas en toda Europa habían desempeñado un papel destacado en la resistencia antifascista y contaban con una creciente simpatía en el pueblo, incluso en los propios Estados Unidos.

El aliado circunstancial resultaba incómodo y volvía a ser el enemigo, las potencias capitalistas debían poner un «muro de contención a la influencia comunista». La «contención» se convirtió en el principio guía de la política occidental y siguió siéndolo durante los siguientes 40 años.

Aunque el término había sido usado por el escritor George Orwell en su ensayo You and the Atomic Bomb en octubre de 1945, el primer uso político de la expresión se atribuye a Bernard Baruch, asesor presidencial estadounidense, el 16 de abril de 1947, y fue popularizado por el columnista Walter Lippmann en su libro The Cold War.

La Guerra Fría fue un enfrentamiento que abarcó un amplio espectro: político, económico, social, militar, informativo, científico e incluso, deportivo, y se prolongó –al menos aparentemente– hasta la disolución de la URSS.

El acuerdo tácito de las superpotencias de no usar las armas nucleares ante el peligro de exterminio mutuo masivo, el hecho de que ninguno de los dos bloques tomara acciones directas contra el otro, definió el término, lo que no quiere decir que escasearan los enfrentamientos, pues la guerra fría estuvo marcada por acciones bien calientes en muchos lugares del mundo que generaron cientos de miles de muertos: la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam, los golpes militares en América Latina, intervenciones militares, operaciones de exterminio como Fénix y Cóndor, entre otras.

La existencia de la URSS hizo posible el triunfo de procesos democráticos y revolucionarios en muchos lugares del mundo. El imperialismo no podía actuar con entera libertad para dominar y derrotar los procesos progresistas, y el equilibrio de fuerzas en las relaciones internacionales permitió llevar adelante procesos de descolonización en Asia y África, fundamentalmente.

Con la caída de la URSS y la desaparición del bloque socialista, el poder global capitalista tenía las manos libres, ahora, al parecer, era el dueño absoluto de los destinos del mundo.

La hegemonía mundial estadounidense llegó a su apogeo: el robo a «mano armada» de los recursos de países como Irak, Libia, Afganistán, el saqueo de las riquezas de los países dependientes, marcaron los años posteriores al fin de la Guerra Fría. Así se incrementaron las incursiones para apropiarse de los recursos naturales y los mercados.

Eufóricos, los adalides del capitalismo, proclamaron el fin de la historia, el triunfo total del egoísmo, de la depredación, pero el agresor se estancó en las nuevas guerras coloniales.

América Latina y el Caribe se negó a aceptar la coyunda. Cuba se convirtió en una paradoja política, según los especialistas de la CIA, mientras que Venezuela, Bolivia, Argentina, Ecuador, Brasil y Nicaragua comenzaron a trazar un rumbo continental independiente y soberano con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA-TCP), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y otros mecanismos de integración y colaboración.

Rusia capitalista no debía ser el enemigo, pero con el pretexto de la lucha contra el terrorismo la rodearon de bases militares, apoyaron procesos secesionistas en su territorio, generaron e impulsaron conflictos en las antiguas repúblicas soviéticas y en territorio ruso.

A pesar del saqueo generado en esa gran nación por el capitalismo salvaje en los años que siguieron a la caída del socialismo, y del complot occidental-estadounidense para destruir su economía y convertirla en un país dependiente, eliminando a un posible poderoso competidor por los mercados; continuó su camino sin titubeos con una política exterior soberana, mientras que las enormes riquezas materiales y humanas del inmenso país le situaron de nuevo en una posición de liderazgo mundial.

Por otro lado, la República Popular China emergió como fuerte contrincante de los intereses geopolíticos y económicos de Estados Unidos. La influencia chino-rusa –aliados estratégicos–, comenzó a ser vista como un peligro real por los pretendidos amos del mundo, sobre todo en América Latina.

En Latinoamérica, para poner fin a los procesos y gobiernos progresistas se ensayan variantes de golpes de estado, guerras no convencionales, donde la alianza de los grandes medios de comunicación privados con los políticos de la derecha, el poder judicial, la oligarquía entreguista, la CIA y el gobierno de Estados Unidos, articulan un frente común que ha cosechado éxitos.

En nombre de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, en el continente se establecen nuevas bases militares, se modernizan las existentes y aumenta significativamente la presencia de militares estadounidenses.

EL PELIGRO NUCLEAR

La administración de Donald Trump anunció, el 2 de febrero del presente año, su «Revisión sobre la postura nuclear», un documento que desarrolla el Pentágono, en el que se establece el rol de las armas nucleares en las necesidades geoestratégicas y de seguridad de los EE. UU.

La vocera oficial de la diplomacia rusa, María Zajárova, durante una rueda de prensa ofrecida el 15 de agosto estimó que el aumento «sin precedentes» del gasto militar norteamericano «ejerce un efecto destructivo sobre el sistema de seguridad internacional existente y constituye un repunte de la carrera armamentista de nefastas consecuencias».

Donald Trump firmó el 13 de agosto la Ley de Autorización de Defensa Nacional para el año fiscal 2019, que asigna más de 716 000 millones de dólares al sector militar.

Muchos analistas dictaminan el regreso de la Guerra Fría teniendo en cuenta el resurgimiento de un escenario de confrontación entre las dos más grandes potencias nucleares: Rusia y Estados Unidos, escenario en el que hay que tener en cuenta a China.

«La Guerra Fría ha vuelto», advirtió el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, al inaugurar una sesión extraordinaria del Consejo Seguridad convocada por Rusia en abril.

En su intervención Guterres advirtió que la disputa entre los países involucrados en el conflicto (Estados Unidos y sus aliados: Reino Unido y Francia) y el gobierno sirio de Bashar al-Assad respaldado por Rusia «es el mayor peligro actual para la seguridad y paz internacionales».

La gran pregunta es: ¿Asumirán China y Rusia el rol de nivelar las fuerzas de tal manera que los tambores, que hoy baten por la guerra, dejen de repicar?

El multilateralismo, la lucha decidida y unida de los pueblos del mundo por la paz, paz que no se logra con más armas, puede construir el equilibrio necesario. Apelemos, al menos, al instinto de supervivencia, al sentido común, para que se enfríen los cañones, para que la ambición desmedida, propia del sistema que hoy domina el mundo, no triunfe.

Cuba con Amalia: https://cubaconamalia.wordpress.com/2018/08/30/el-retorno-de-la-guerra-fria/

Granma: http://www.granma.cu/mundo/2018-08-29/el-retorno-de-la-guerra-fria-29-08-2018-19-08-39

https://diario-octubre.com/2018/08/30/el-retorno-de-la-guerra-fria/

https://cubaenresumen.wordpress.com/2018/09/01/el-retorno-de-la-guerra-fria/

 

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha /

Posted in Sin categoría | Leave a comment

María Elvira Salazar le vendió su alma al diablo

 

María Elvira Salazar le vendió su alma al diablo / Por Arthur González / El Heraldo Cubano

 

 

 

La reconocida periodista María Elvira Salazar, acaba de lograr su candidatura por el partido republicano, para acceder al escaño que dejará vacante Ileana Ros-Lehtinen, por el distrito 27 del sur de Florida, situación que pudiera catapultarla a la política de Estados Unidos, a pesar de no contar con experiencia en ese complicado terreno.

Lo interesante de su victoria es que para ello tuvo que venderle su alma a la mafia terrorista anticubana de Miami, grupo que tiene las manos llenas de sangre inocente de cubanas y cubanos, algo que bien conoce María Elvira, por sus frecuentes visitas a la Isla en el pasado.

Cuba fue uno de los temas obligados de su campaña, pues se sabe, que desde hace décadas la mafia terrorista encadenó la política exterior estadounidense, en cuanto a sus relaciones con la Isla, al tomarla como bandera en todas las postulaciones de Florida, e incluso arrastran a Senadores, Representantes y Presidentes, que se han visto rehenes de sus patrañas, para evitar la normalización de las relaciones entre ambos países.

Lo significativo es que no solo esa mafiosa aceptó darle su apoyo a la periodista, también lo hicieron otros miembros del grupo terrorista como Lincoln Díaz-Balart, estrechamente vinculado a hechos terroristas ejecutados contra el pueblo cubano.

Para conseguir apoyo político y financiero de esa mafia, la Sra. Salazar declaró que, si ganaba, tomaría como prioridades: “mejorar la situación del transporte en Miami, atraer mejores empleos, trabajar para la prevención de los tiroteos masivos que afectan al país y al sur de la Florida, y por supuesto “la defensa de las libertades en Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

Nada es casual, todo fue aceptado previamente por María Elvira y a partir de ahora tendrá que seguir en ese carril anticubano, si desea realmente convertirse en la sustituta de quien fuera calificada como la loba feroz, por oponerse a que el niño Elián González, le fuera entregado a su padre y regresar a su casa en la ciudad cubana de Cárdenas.

No en balde la Salazar recibió para su campaña, la suma de 680 mil 786 usd del bando republicano.

La propia Ileana al conocer los resultados de las primarias declaró: “María Elvira es una líder extraordinaria…Ella va a ser la voz de la libertad”. 

Ya no hay vuelta atrás.

A partir de este momento la afamada periodista tendrá que recitar de memoria, los libretos preparados por la mafia terrorista anticubana, si realmente desea obtener los votos necesarios de los electores del distrito 27, creado en el 2012, que incluye a La Pequeña Habana, gran parte de la ciudad de Miami y las municipalidades de Miami Beach, West Miami, Coral Gables, South Miami, Pinecrest, Palmetto Bay, Cutler Bay, North Bay Village y Key Biscayne.

María Elvira conoce el terreno que pisa, no es ingenua ni tonta, aunque sí vanidosa y ambiciosa.

Ella sabe perfectamente los antecedentes de Ileana Ros, quien apoyó a Guillermo Novo Sampol cuando fue detenido por el asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier, su secretaria norteamericana y el chofer. Fue esa congresista quien solicitó su indulto al presidente Ronald Reagan, a pesar de ser un criminal y torturador en el Plan Cóndor.

Esa misma representante intercedió con el presidente George Bush, la residencia en Estados Unidos del connotado terrorista y asesino Orlando Bosch, a pesar de estar calificado por el FBI como un “ente sumamente peligroso e inadmisible en el país”, debido a que, colocó explosivos en Miami y otras ciudades.

En 1968 fue condenado a 10 años de prisión, por estallar bombas en barcos. Liberado bajo palabra en 1972, pero en 1974, admitió haber enviado paquetes de explosivos a embajadas cubanas en Lima, Perú, Madrid, España, Ottawa, Canadá y Argentina.

Fue coautor de la voladura de un avión civil cubano en pleno vuelo, asesinando a 73 pasajeros.

Ros-Lehtinen también gestionó el ingreso ilegal en Estados Unidos y posterior protección en Miami, del asesino múltiple Luis Posada Carriles, cómplice de Bosch en sus acciones terroristas, como la voladura del avión cubano y la colocación de bombas en varios hoteles y restaurantes de La Habana, donde resultó muerto un turista italiano.

Posada fue entrevistado por la propia María Elvira, la que recibió como respuesta ante las cámaras de la TV, que “el joven italiano estaba en el lugar y momento equivocado”, cuando estalló la bomba en el hotel habanero Copacabana, de lo que no estaba arrepentido.

Ileana Ros fue participe del diseño de la provocación al gobierno de Cuba, mediante los vuelos de la organización Hermanos Al Rescate, HAR, a sabiendas que podían ser derribados, como habían advertido las autoridades de la Isla en múltiples oportunidades, incluso enviándole mensajes al presidente William Clinton, para que impidiera la violación del espacio aéreo cubano y el bombardeo de propaganda sobre la ciudad de La Habana, por HAR.

Ella personalmente hizo gestiones para que dicha organización adquiriera las avionetas.

Aquella provocación fue concebida ante el temor de que Clinton decidiera medidas para debilitar la guerra económica, comercial y financiera impuesta por su antecesor J.F. Kennedy, pues había iniciado la política Pueblo a Pueblo y tenía planes de permitir el turismo norteamericano a la Isla.

Como resultado del derribo de las avionetas, Ileana, Lincoln Díaz-Balart y otros miembros de la mafia terrorista, le prepararon la trampa al propio Presidente, obligándolo a firmar la conocida como Ley Helms-Burton, que le quitó para siempre a los presidentes de Estados Unidos, tomar la decisión de eliminar la oprobiosa guerra económica, comercial y financiera, que pretende matar por hambre y enfermedades al pueblo cubano.

La suerte de María Elvira está echada y cargará con la responsabilidad histórica ante el pueblo cubano, de apoyar al grupo mafioso responsable que tanto dolor y luto ha causado.

Preciso fue José Martí cuando señaló:

“El fausto se compra casi siempre a precio del decoro”.

El Heraldo Cubano: https://heraldocubano.wordpress.com/2018/08/29/maria-elvira-salazar-le-vendio-su-alma-al-diablo/

http://www.tercerainformacion.es/opinion/opinion/2018/08/30/maria-elvira-salazar-le-vendio-su-alma-al-diablo

Cuba por Siempre: https://micubaporsiempre.wordpress.com/2018/08/29/maria-elvira-salazar-le-vendio-su-alma-al-diablo-cuba-usa/

http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/255-arthur-gonzalez-heraldo-cubano/78422-maria-elvira-salazar-le-vendio-su-alma-alndiablo-

 

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha /

Posted in Sin categoría | Leave a comment

La contrarrevolución (anti)cubana en México

La contrarrevolución (anti)cubana en México. Por Angel Guerra Cabrera

El bloqueo de Estados Unidos a Cuba ha ocasionado hasta este año daños superiores a 134 499 millones de dólares a precios corrientes. Si se considera la depreciación del dólar frente al oro, la cifra asciende a casi un millón de millones de dólares; para ser exacto, 933 mil 399 millones.

Lo expresa el informe de La Habana a la ONU cuando se aproxima la votación sobre la medida de fuerza, condenada en los últimos años solo con el voto en contra de Estados Unidos e Israel. Al ver estas cifras, me pregunto si podrán, fríamente, ayudar al lector a hacerse una idea real de las graves carencias que el castigo inflige al pueblo cubano hace más de cinco décadas.

Esta reflexión inicial da una medida del gran interés estratégico de Estados Unidos por destruir a la Revolución Cubana. No obstante, habría que añadir los sistemáticos y multimillonarios planes de Washington para estimular el cambio de régimen en Cuba. Entre ellos, los que lleva a cabo con apoyo de organizaciones de países,  y fuerzas aliadas.

Es el caso de la persistente actividad anticubana en México de la Fundación Konrad Adenauer(KAS por sus siglas en alemán), en colaboración con la Organización Demócrata Cristiana de América Latina(ODCA), el Partido Acción Nacional(PAN), que ha ocupado varias veces la presidencia de la ODCA, y el Consejo Mexicano de Asuntos Exteriores(Comexi), dirigido por el ultraneoliberal Luis Rubio, miembro nada menos que de la Comisión Trilateral, uno de cuyos integrantes más prominentes es el criminal de guerra Henry Kissinger. La KAS, la ODCA y COMEXI mantienen estrechos vínculos con la National Endowment for Democray(NED por sus siglas en inglés), organización fachada de la USAID y la CIA de la que COMEXI recibe financiamiento. Concretamente, en 2016 la NED le entregó 120 mil dólares para el programa Voces de Cuba, dirigido, según aparecía en la página web de la NED, a promover “un programa de entrenamiento e intercambio entre jóvenes líderes cubanos y la sociedad civil cubana”.

Ninguno de los millones de jóvenes cubanos que exclaman Yo soy Fidel estuvo entre los líderes que desfilaron por México. Quienes vinieron, pude apreciar en FLACSO en un foro cerrado a los medios, son personas ignorantes en su mayoría, resentidas y unos perfectos desconocidos en Cuba.

Los programas que la NED despliega contra Cuba en México están a cargo de Enrique Bravo Escobar, ex diplomático mexicano  graduado de la Universidad de Geogetown. México es la sede principal de las reuniones de entrenamiento e intento de coordinación y unidad de las minúsculas fuerzas que forman la contrarrevolución en Cuba, Miami y otros puntos. Eso sí, bien dotados sus miembros de billetes verdes.

La KAS también ha reproducido en México previamente a las elecciones del 1 de julio programas antes desarrollados en Venezuela para contener la fuerza electoral del chavismo, en un intento, obviamente fracasado, de frenar el ascenso de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

La KAS organiza todos los años la conferencia Caminos hacia una Cuba democrática, cuya tercera edición, a la vez que la reunión de la Mesa de la Unidad de Acción Democrática -MUAD-(nombre inspirado en la agonizante MUD de la oposición venezolana) se celebró en el hotel Blue Bay Grand Esmeralda de Cancún, Quintana Roo. Luego vino la cuarta, con igual composición y propósitos que la tercera, celebrada casi clandestinamente de nuevo en Cancún, sin que trascendiera en los medios, salvo la denuncia realizada en este espacio, que exigió al articulista pedir ayuda a amigos para poder confirmar la información de que se reunirían en un balneario mexicano más o menos por estas fechas del año pasado.

Dos días después de la publicación pudimos reconfirmar oficialmente la celebración del cónclave en México por una declaración desde Santiago de Chile, de Juan Carlos Latorre, presidente de la ODCA, de lo que dio también cuenta ese día en un trino Marco Adame, coordinador de Relaciones Internacionales del PAN y diputado electo el 1 de julio por esa formación. Pues bien, me acabo de enterar, que del 3 al 10 de agosto se reúnen de nuevo los contrarrevolucionarios en Cancún en el mayor sigilo.

La contrarrevolución ha tenido la desfachatez de invitar a México al asesino del Che, donde hablaría ¡en el natalicio de Martí!, intento frustrado por la denuncia que entonces hizo este diario. Después del retroceso que sufrieron las relaciones mexicano-cubanas en la etapa final de Zedillo, agravadas por el “comes y te vas” de Fox y Castañeda hubo cierta mejoría ulterior, pero fue la actual administración la que avanzó hacia una recomposición de los lazos tradicionales sobre la base de la amistad y el respeto mutuo. Sin embargo, también hemos visto incrementarse notablemente en México la actividad cuasi clandestina de la contrarrevolución (anticubana). ¿Hasta cuándo?

La Pupila Insomne: https://lapupilainsomne.wordpress.com/2018/08/30/la-contrarrevolucion-anticubana-en-mexico-por-angel-guerra-cabrera/

https://www.alainet.org/es/articulo/195036

https://www.jornada.com.mx/2018/08/30/mundo/026a1mun

Red-H-Cuba: https://redh-cuba.org/2018/08/la-contrarrevolucion-anticubana-en-mexico-por-angel-guerra-cabrera/

https://guajiritasoy.blogspot.com/2018/08/la-contrarrevolucion-anticubana-en.html

http://www.cubadebate.cu/opinion/2018/08/30/la-contrarrevolucion-anticubana-en-mexico/#.W4lfafmF7IU

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/81834-la-contrarrevolucion-anticubana-en-mexico

 

El caso KAS y los intentos de “cambio de régimen” en Cuba operando desde México

Norelys Morales Aguilera / Blog Isla Mía.

 En el supuesto de que planes, dinero, bloqueo y agentes imperiales lograran derribar a la Revolución cubana, no habría medio corporativo capaz de un análisis serio, que indicara que fuera de la Isla se han gestado infinidad de programas subversivos con un ejército subrepticio de ejecutores, y serían maximizados lo que hoy vemos como matrices mediáticas de guerra sucia y psicológica con expresión en la “dictadura” isleña, la incapacidad del socialismo para la democracias y todas las supercherías con que a diario es bombardeado todo tipo de público. En síntesis, como tantas veces se vio, la víctima sería la victimaria.

No hay día que no se conozca del cerco y el despliegue. El caso de la Fundación Konrad Adenauer (KAS por sus siglas en alemán) con su labor injerencista y subversiva, absolutamente silenciada por los medios corporativos, apunta a ese ejercicio de guerra sucia e hipocresía que trabaja y emplea sumas considerables de dinero para el cambio de régimen en Cuba, algo que durante décadas ha anhelado desde las más altas esferas del gobierno de Estados Unidos con sus ramificaciones perversas y corruptas, que usan países y todos los medios a su alcance.

Así lo confirma la persistente actividad anticubana en México de la KAS, en colaboración con la Organización Demócrata Cristiana de América Latina (ODCA), el Partido Acción Nacional (PAN), que ha ocupado varias veces la presidencia de la ODCA, y el Consejo Mexicano de Asuntos Exteriores (Comexi), dirigido por el ultraneoliberal Luis Rubio, miembro nada menos que de la Comisión Trilateral, uno de cuyos integrantes más prominentes es el criminal de guerra Henry Kissinger.

La KAS, la ODCA y COMEXI mantienen estrechos vínculos con la National Endowment for Democray (NED por sus siglas en inglés), organización fachada de la USAID y la CIA de la que COMEXI recibe financiamiento. Concretamente, en 2016 la NED le entregó 120 mil dólares para el programa Voces de Cuba, dirigido, según aparecía en la página web de la NED, a promover “un programa de entrenamiento e intercambio entre jóvenes líderes cubanos y la sociedad civil cubana”. Ninguno de los millones de jóvenes cubanos que exclaman Yo soy Fidel estuvo entre los líderes que desfilaron por México. Quienes fueron a ese país, se vio en FLACSO en un foro cerrado a los medios, son personas ignorantes en su mayoría, resentidas y unos perfectos desconocidos en Cuba, destacó el periodista Ángel Guerra. [1]

Los programas que la NED despliega contra Cuba en México están a cargo de Enrique Bravo Escobar, ex diplomático mexicano  graduado de la Universidad de Geogetown. México es la sede principal de las reuniones de entrenamiento e intento de coordinación y unidad de las minúsculas fuerzas que forman la contrarrevolución en Cuba, Miami y otros puntos. Eso sí, bien dotados sus miembros de billetes verdes. La KAS también ha reproducido en México previamente a las elecciones del 1 de julio programas antes desarrollados en Venezuela para contener la fuerza electoral del chavismo, en un intento, obviamente fracasado, de frenar el ascenso de la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

La KAS organiza todos los años la conferencia Caminos hacia una Cuba democrática, cuya tercera edición, a la vez que la reunión de la Mesa de la Unidad de Acción Democrática -MUAD-(nombre inspirado en la agonizante MUD de la oposición venezolana) se celebró en el hotel Blue Bay Grand Esmeralda de Cancún, Quintana Roo. Luego vino la cuarta, con igual composición y propósitos que la tercera, celebrada casi clandestinamente de nuevo en Cancún, sin que trascendiera en los medios. Dos días después de la publicación pudimos reconfirmar oficialmente la celebración del cónclave en México por una declaración desde Santiago de Chile, de Juan Carlos Latorre, presidente de la ODCA, de lo que dio también cuenta ese día en un trino Marco Adame, coordinador de Relaciones Internacionales del PAN y diputado electo el 1 de julio por esa formación.

La contrarrevolución ha tenido la desfachatez de invitar a México al asesino del Che, donde hablaría ¡en el natalicio de Martí!, intento frustrado por la denuncia que entonces hizo La Jornada.  Después del retroceso que sufrieron las relaciones mexicano-cubanas en la etapa final de Zedillo, agravadas por el “comes y te vas” de Fox y Castañeda hubo cierta mejoría ulterior, pero fue la actual administración la que avanzó hacia una recomposición de los lazos tradicionales sobre la base de la amistad y el respeto mutuo. Sin embargo, también hemos visto incrementarse notablemente en México la actividad cuasi clandestina de la contrarrevolución (anticubana).

Por otra parte, está documentado, repitiendo la denuncia ignorada por los medios, que KAS prepara en México, para la primera quincena de setiembre, un nuevo evento anual de los ya usuales denominado “Caminos para una Cuba democrática” –con el permanente apoyo de los partidos Partido Acción Nacional (PAN) y Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como de ONGs financiadas por el gobierno USA tales como la NED, la USAID y sus subsidiarias como las fundaciones la Organización Demócrata Cristiana en América (ODCA), Rafael Preciado Hernández, Impulsa Tu Desarrollo, Indesol, Cemefi, Cenpros, entre otras– con el propósito de apuntalar al proyecto “Propuesta 2020” de Cuesta Morúa.

Los vínculos permanentes de varios líderes del PAN y el PRI con el contrarrevolucionario Manuel Cuesta Morúa son de vieja data y han sido denunciados. Estos dirigentes del PAN y el PRI se han comprometido con apoyar las actividades subversivas de la contrarrevolución interna dentro de Cuba, en un abierto desconocimiento del respeto a la soberanía del que siempre ha hecho gala México. De la misma forma se crearon los entendimientos para asesoramiento, apoyo logístico y apoyo mediático a la autodenominada “disidencia opositora” cubana.

“Para nadie, pues, resulta hoy ajeno que en México se ha ido desarrollando un proceso de conformación de una base de operaciones para la guerra mediática anticubana, contando con el apoyo de sectores dentro de congreso de esa nación y la complacencia de las autoridades de ese país que permiten la tenebrosa actividad de varias organizaciones como ODCA, KAS, NED, CIPE, IRI y otras, confabuladas en preparar y apoyar a grupos subversivos anticubanos, en abierta violación del principio de la no injerencia en los asuntos internos de otras naciones y en el respeto a la soberanía de las mismas.” ha explicado el analista Percy Francisco Alvarado Godoy. [2]

El discurso contrarrevolucionario de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) cuyo liderzuelo es Manuel Cuesta Morúa, pretende imponer a los cubanos cambios constitucionales que representarían un desmantelamiento del socialismo en la Isla. Con poca influencia y debilitada por las contradicciones internas de la contrarrevolución que llevaron al abandono de la misma por parte de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), la OCDH, la FNCA y el Frente Antitotalitario Unido (FANTU). Cuesta Morúa ha sido acusado de excesivo protagonismo, mal uso del financiamiento y de tratar de crear cotos de poder a favor suyo y de otros mercenarios como como Siro del Castillo, Boris González Arena, Wilfredo Vallin Almeida, Roberto Díaz Vázquez, María Elena Mir Marrero, entre otros.

Al evento, en el que participarán cerca de 30 “invitados” de la KAS –fundamentalmente asentados en el exterior ya que sobre algunos mercenarios radicados en Cuba pesan prohibiciones de salida del país– entre los que podrían estar presente algunos mercenarios a los cuales Cuesta Morúa facilitó la salida definitiva del país, como genuino traficante de personas, tales como Lisbety Darias González, Juan Carmelo Bermúdez Rosabal, Lilianne Ruiz Andarcio, Yasnay Losada, Sandra Margarita Borges, Edwin Rosabal, Rosa Rosabal, Ana Niurka Jiménez, Nelson Álvarez Matute, José Acosta y Yurelxis Gonzalez.

Luego del fracaso de su proyecto “Otro 18” para presentar a contrarrevolucionarios como candidatos en las elecciones generales de 2018, Cuesta Morúa trata de buscar apoyo por medio de la KAS a su “Propuesta 2020”, remedo de constitución alternativa que no cuenta más que con el apoyo de sus cuatro gatos a su alrededor. Cuba, por supuesto, no permitirá que estos mercenarios, salvo alguna excepción, participen en este nuevo circo anticubano fraguado por la derecha mexicana, la contrarrevolución externa e interna y Estados Unidos.

Otro fracaso anunciado, pero así buscan el dinero que financia el supuesto derribo de la Revolución Cubana, todo un símbolo cada vez más renovándose y fortaleciéndose.

Notas y fuentes

[1] https://www.telesurtv.net/bloggers/La-contrarrevolucion-anticubana-en-Mexico-20180830-0002.html
[2] https://percy-francisco.blogspot.com/2018/08/la-kas-mexico-y-su-vano-intento-de.html

https://islamiacu.blogspot.com/2018/08/el-caso-kas-y-los-intentos-de-cambio-de-regimen-cuba.html

 

La KAS México y su vano intento de seguir dirigiendo la guerra ideológica anticubana

Percy Francisco Alvarado Godoy  / Descubriendo Verdades

Según fuentes responsables, la Fundación Konrad-Adenauer-Stiftung e.V. (KAS) prepara en México, para la primera quincena de setiembre, un nuevo evento anual de los ya usuales denominado “Caminos para una Cuba democrática” –con el permanente apoyo de los partidos Partido Acción Nacional (PAN) y Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como de ONGs financiadas por el gobierno USA tales como la NED, la USAID y sus subsidiarias como las fundaciones la Organización Demócrata Cristiana en América (ODCA), Rafael Preciado Hernández, Impulsa Tu Desarrollo, Indesol, Cemefi, Cenpros, entre otras– con el propósito de apuntalar al proyecto “Propuesta 2020” de Cuesta Morúa. El primero de estos eventos se realizó en diciembre de 2014 y el cual abrió las puertas a la creación de la MUAD; luego lo repetirían en los años siguientes de manera anual hasta llegar a este próximo que sería el quinto de ellos.

Los vínculos permanentes de varios líderes del PAN y el PRI con el contrarrevolucionario Manuel Cuesta Morúa son de vieja data y fueron ya denunciados por mí en un artículo anterior. Estos dirigentes del PAN y el PRI se han comprometido con apoyar las actividades subversivas de la contrarrevolución interna dentro de Cuba, en un abierto desconocimiento del respeto a la soberanía del que siempre ha hecho gala México. De la misma forma se crearon los entendimientos para asesoramiento, apoyo logístico y apoyo mediático a la autodenominada “disidencia opositora” cubana. Como señalé en el citado artículo: “Para nadie, pues, resulta hoy ajeno que en México se ha ido desarrollando un proceso de conformación de una base de operaciones para la guerra mediática anticubana, contando con el apoyo de sectores dentro de congreso de esa nación y la complacencia de las autoridades de ese país que permiten la tenebrosa actividad de varias organizaciones como ODCA, KAS, NED, CIPE, IRI y otras, confabuladas en preparar y apoyar a grupos subversivos anticubanos, en abierta violación del principio de la no injerencia en los asuntos internos de otras naciones y en el respeto a la soberanía de las mismas.”

El discurso contrarrevolucionario de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) cuyo liderzuelo es Manuel Cuesta Morúa, pretende imponer a los cubanos cambios constitucionales que representarían un desmantelamiento del socialismo en la Isla. Con poca influencia y debilitada por las contradicciones internas de la contrarrevolución que llevaron al abandono de la misma por parte de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), la OCDH, la FNCA y el Frente Antitotalitario Unido (FANTU). Cuesta Morúa ha sido acusado de excesivo protagonismo, mal uso del financiamiento y de tratar de crear cotos de poder a favor suyo y de otros mercenarios como como Siro del Castillo, Boris González Arena, Wilfredo Vallin Almeida, Roberto Díaz Vázquez, María Elena Mir Marrero, entre otros.

Al evento, en el que participarán cerca de 30 “invitados” de la KAS –fundamentalmente asentados en el exterior ya que sobre algunos mercenarios radicados en Cuba pesan prohibiciones de salida del país– entre los que podrían estar presente algunos mercenarios a los cuales Cuesta Morúa facilitó la salida definitiva del país, como genuino traficante de personas, tales como Lisbety Darias González, Juan Carmelo Bermúdez Rosabal, Lilianne Ruiz Andarcio, Yasnay Losada, Sandra Margarita Borges,Edwin Rosabal, Rosa Rosabal, Ana Niurka Jiménez, Nelson Álvarez Matute, José Acosta y Yurelxis Gonzales.

Luego del fracaso de su proyecto “Otro 18” para presentar a contrarrevolucionarios como candidatos en las elecciones generales de 2018, Cuesta Morúa trata de buscar apoyo por medio de la KAS a su “Propuesta 2020”, remedo de constitución alternativa que no cuenta más que con el apoyo de sus cuatro gatos a su alrededor. Cuba, por supuesto, no permitirá que estos mercenarios, salvo alguna excepción, participen en este nuevo circo anticubano fraguado por la derecha mexicana, la contrarrevolución externa e interna y Estados Unidos.

 

https://percy-francisco.blogspot.com/2018/08/la-kas-mexico-y-su-vano-intento-de.html

 

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha /

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Mark Zuckerberg: “No Admitiré Propaganda Comunista En Facebook”

EE.UU. Mark Zuckerberg: “No Admitiré Propaganda Comunista En Facebook” / Por Carlos Rafael Rodriguez para: http://canarias-semanal.org/

 

Crónica de una “cacería de brujas” protagonizada por el propietario de la red social
 
Facebook acaba de anunciar el cierre de las cuentas en inglés de la televisora multinacional latinoamericana TeleSUR. Una decisión de su propietario -Mark Zuckerberg- dirigida a la eliminación en la red social de lo que él califica «propaganda comunista» (…).Pero no ha parado ahí. Ha comenzado a clausurar cuentas de periodistas presuntamente rojos y conspiradores del conocido digital InfoWars (…)
 
El aprendiz de dictador y verdadero represor de la libertad de expresion, prensa y pensamiento el millonario Mark Zuckerberg, comenzo a imponer “su ley del bosal” a todos aquellos programas que no exhaltan el terrorismo, la intervencion mafiosa de su gobierno, etc. 
 
Muy tarde aprendio el hipocrita mafioso que se robo millones de identidades para su propio beneficio y en contra de sus propios clientes. 
 
Ahora sale con el cuento chino “de admitir propaganda comunista”, en su devaluada, delincuente y sospechosa Red Social Insociable. 
 
Los yanques estan en decadencia y este perro guardian del capitalismo y los monopolios depredadores su une al clan de los terroristas del mundo.
 
Crónica de una “cacería de brujas” protagonizada por el propietario de la red social
 
Facebook acaba de anunciar el cierre de las cuentas en inglés de la televisora multinacional latinoamericana TeleSUR.
 
Una decisión que su propietario, Mark Zuckerberg, ha justificado por su intención de eliminar de esta Red Social lo que él califica como «propaganda comunista». El empresario multimillonario también pretende excluir una serie de programas que TeleSur produce en inglés.
 
Sin embargo, la acción macartista de Zuckerberg no supone ninguna novedad. Según revela la Red Voltaire, el pasado 7 de agosto de 2018, el joven multimillonario creador y presidente de Facebook coordinó personalmente con Google, Apple, Spotify y YouTube, el cierre de las cuentas vinculadas al periodista estadounidense Alex Jones y a su sitio web InfoWars [ultraderechista y amigo de Trump, por eso los “clintonianos” lo censuran], bajo la acusación de «conspiracionismo».
 
Históricamente el anticomunismo ha sido – y continuará siendo en tanto el capitalismo exista – un arma del sistema para atacar cualquier tipo de disidencia.
 
Por ello, no es extraño que sean los mismos sujetos y grupos de poder imperialista que hablan de tolerancia, democracia, libertad y derecho a la información quienes disparan, una vez más, toda su artillería contra una cadena como TeleSur, aunque su línea editorial, ciertamente avanzada y progresista, no pueda calificarse como revolucionaria.
 
El mero hecho de que esta cadena pretenda producir y difundir contenidos no sometidos al control de los monopolios occidentales y con una perspectiva latinoamericana, y sea altavoz de los gobiernos “díscolos” que no acatan la disciplina de Washington, es más que suficiente para que se desate la “caza de brujas”.
 
https://carlosagaton.blogspot.com/2018/08/eeuu-mark-zuckerberg-no-admitire.html
 
http://canarias-semanal.org/not/23419/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda-comunista-en-facebook-/
 
https://www.lahaine.org/mundo.php/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda
 
http://pedrogrima.blogspot.com/2018/08/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda.html
 
https://diario-octubre.com/2018/08/24/mark-zuckerberg-no-admitire-propaganda-comunista-en-facebook/
 
https://moscovita.org/mosconews/mark-zuckerberg-no-admitir-propaganda-comunista-en-facebook/
 
Publicado por: David Díaz Ríos  CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha /
 
Posted in Sin categoría | Leave a comment