¿La era de la posverdad o de la multiplicación de las mismas mentiras?: Campañas mediáticas contra los procesos progresistas latinoamericanos

Escrito por  Randy Alonso Falcón /  Vivimos tiempos de intensa batalla de ideas, como hace ya tiempo nos convocara Fidel(1). Si en los finales del pasado siglo nos vendieron la receta del posmodernismo, como un llamado al quietismo, al individualismo feroz, al fin de las utopías; ahora, convierten en término de moda a la posverdad(2). Los medios de comunicación lo utilizan repetidamente y un grupo de teóricos debate ardientemente su significado y alcance. El diccionario de Oxford lo proclamó como el término en inglés (post-truth) más usado en el 2016. La Real Academia Española lo santificó en el 2017. Detrás de la avalancha, se pretende secuestrar, una vez más, a la víctima más frecuente de todos los conflictos: LA VERDAD.
 
Para el filósofo británico A. C. Grayling(3) el mundo de la posverdad afecta negativamente la “conversación pública” y la democracia. “Es una cultura en donde unos pocos reclamos de Twitter tienen el mismo peso que una biblioteca llena de investigaciones. Todo es relativo. Se inventan historias todo el tiempo”
Se intenta correr la frontera de las mentiras, invertir los campos de la moralidad, agrandar la prevalencia del individualismo. Se abre paso a la hegemonía de lo que el reconocido intelectual polaco Zygmunt Bauman(4) denominó, a fines del siglo pasado, como la “modernidad líquida” (5), donde nada es sólido: ni el Estado – Nación; ni la familia, ni el empleo. “Es el momento de la desregulación, de la flexibilización, de la liberalización de todos los mercados” – señalaba. “No hay pautas estables, ni predeterminadas en esta versión privatizada de la modernidad. Y cuando lo público ya no existe como sólido, el peso de la construcción de pautas y la responsabilidad del fracaso caen total y fatalmente sobre los hombros del individuo”.
Con la Posverdad se nos induce a aceptar que la verdad ha sido superada, que la hemos dejado atrás. Se nos vende la idea de la imposibilidad de la emancipación, del triunfo de las apariencias sobre lo cierto, de la inexorable obsolescencia de la ética.
¿Pero vivimos realmente la era de la Posverdad?¿O es simplemente el tiempo de la multiplicación de las mismas mentiras de antaño, gracias a la existencia e interacción de las modernas infraestructuras tecnológicas, las prácticas comunicativas actuales, incluídas las redes sociales digitales, y los comportamientos sociales predominantes?

Cuba: Asedio mediático permanente

 

Mirándolo desde Cuba, no valen de mucho los calificativos. La trayectoria de los grandes medios y las campañas mediáticas desde el imperio y sus aliados contra este país, han sido invariablemente las mismas desde el triunfo revolucionario mismo en 1959. Manipulaciones, groseras mentiras, medias verdades, imágenes sacadas como de un Parque Jurásico, se han repetido una y otra vez por casi 60 años.
Se demonizó el ajusticiamiento de los criminales batistianos que asesinaron a miles de hijos de Cuba; se manipuló la nacionalización legal y justa de empresas norteamericanas que dominaban la mayor parte de la economía del país; se propagó la imagen de Cuba como obediente satélite soviético; se tergiversó el propósito de la presencia internacionalista cubana en África (que preservó la independencia de Angola, contribuyó a la liberación e independencia de Namibia y ayudó a la derrota del oprobioso Apartheid en Sudáfrica); y se contó una y otra vez las Horas Finales de Castro (6), o del socialismo en Cuba
Los grandes medios impresos o los libelos locales en Miami, las agencias noticiosas y la radio de onda corta, sirvieron en las primeras décadas de la Revolución como vehículos principales y casi diarios de las campañas contra Cuba. Más que espacios de comunicación eran instrumentos serviles de propaganda y agresión. Vale recordar como The New York Times censuró un amplio reportaje sobre el reclutamiento de la fuerza mercenaria que habría de invadir Cuba en 1961(7), para no revelar el involucramiento del Gobierno de EE.UU en ese plan, o aquel escandaloso y risible despacho de la agencia UPI, digno para el estudio de la mofa en las escuelas de periodismo, en el que se hablaba del desembarco exitoso de aquella fuerza mercenaria en el inexistente Puerto de Bayamo.
Simbólico para estos tiempos es que la primera ofensiva mediática de la Revolución Cubana, tan temprana como el 21 y 22 de enero de 1959, se llamó OPERACIÓN VERDAD; cuando Fidel convocó a más de tres centenares de periodistas de diversas partes del mundo para esclarecer la justeza de los procesos emprendidos contra los criminales batistianos y exponer con firmeza los principios del naciente proceso revolucionario.
De aquellas jornadas, saldría la idea de crear los primeros medios internacionales de la Revolución: la agencia de noticias Prensa Latina y la emisora de onda corta Radio Habana Cuba.
Al frente de Prensa Latina estaría el periodista y revolucionario argentino Jorge Ricardo Massetti (8), amigo y discípulo del Che, quien en el proceso fundador de la Agencia dejaría trazado, con claridad meridiana, su principio de actuación: “Nosotros somos objetivos pero no imparciales. Consideramos que es una cobardía ser imparcial, porque no se puede ser imparcial entre el bien y el mal”.(9)

Nuevos Tiempos, nuevas Tecnologías: el monopolio de siempre

 

La era de la información o la Sociedad Informacional en que vivimos – como indistintamente la denominan los estudiosos – ha sido escenario para cambios sustanciales en los modos y la velocidad de hacer la comunicación. La Internet ha extendido el alcance de los medios, ha convertido en hecho instantáneo a la noticia, ha ampliado las fuentes de emisión y multiplicado el volumen de la información que circula. Pero hay cosas que no han cambiado: el poder mediático sigue en manos de unos pocos, la manipulación y la mentira continúan siendo armas de uso predilecto contra quienes se plantean enfrentar el dominio hegemónico del capital y el mercado; se prosigue imponiendo y estandarizando ideas, símbolos, culturas.
Un puñado de oligarcas de la finanza y la industria, pertenecientes a esa élite transnacional del 1% que suele reunirse en Davos o en Bilderberg, controla cada vez más los medios de comunicación y los mensajes que se emiten. Allí se han instalado también los magnates de las nuevas tecnologías y las redes sociales digitales, como el hombre más rico del mundo en la actualidad, Jeff Bezos (10), dueño de Amazon, de la compañía de turismo espacial Blue Origin y también ahora del Washington Post, el segundo medio mejor posicionado en el Ranking de Alexa para EE.UU.
Unos pocos emporios son los dueños de los grandes periódicos y televisoras en la abundante selva mediática estadounidense (11); tan sólo cinco grupos controlan la prensa francesa de gran público. No pocos medios latinoamericanos están bajo el control de grupos estadounidenses y españoles.
Ya en 1843, en su Monografía de la Prensa Parisina, Honoré de Balzac advertía que cuando un hombre de negocios compra un periódico (un medio de comunicación diríamos hoy) lo hace “… o para defender un sistema político cuyo triunfo le interesa, o para convertirse él mismo en político, haciéndose temer”.
Las insidias, las falsedades, el manejo mediático, que antes se ejercía desde las agencias, la radio o las publicaciones impresas, ahora se difunden ampliamente desde televisoras satelitales, sitios digitales de origen diverso, o a través de las multimillonarias audiencias de las redes sociales.
Los poderes mediáticos globales manejan también los hilos de los medios de comunicación locales. Los mensajes y opiniones que se emiten en Washington, Nueva York, Miami o Madrid se reproducen con inmediatez y profusión en los medios dominantes en Latinoamérica, buena parte de cuyas acciones están en manos de grupos empresariales, financieros o mediáticos de Estados Unidos o España.

Los medios como Partidos políticos_Instrumentos de Guerra

 

En la confrontación ideológica y militar de la globalización, los medios de comunicación y las redes sociales digitales actúan como fuerza política y arma de combate. Se utilizan convenientemente para la provocación, la exaltación y el ablandamiento en las situaciones de conflicto.
Hay que recordar el papel de las televisoras y periódicos de la oligarquía venezolana en la coordinación y la ejecución del Golpe de Estado contra el Presidente Hugo Chávez en abril 2002.
Tampoco olvidar como The New York Times y The Washington Post fueron utilizados convenientemente para justificar la invasión a Irak en marzo de 2003. En el diario de la urbe neoyorkina, por aquellos días, podían leerse titulares como: “Arsenal secreto: en busca de las bacterias de guerra” o “Un iraquí habla de los nuevos emplazamientos de armas químicas y nucleares”. Aquellos artículos los firmaba la periodista estrella del Times Judith Miller, quien reconoció que recibía la información del llamado Congreso Nacional Iraquí, organización con sede en Washington y financiada por la CIA. Los servicios secretos intoxicaban la información para atemorizar al público estadounidense y propiciar el escenario de guerra.
De manera similar lo han hecho en las guerras de Libia y Siria o en la frenética ofensiva total contra la Revolución Bolivariana en Venezuela: inventar el escenario, generar la incertidumbre, promover el odio, atizar la violencia.
En el Manual del Ejército de EE.UU para la Guerra No Convencional de 2010(12) se define claramente la conexión medios – guerras: “El aspecto más importante de una insurgencia exitosa es la viabilidad del mensaje. Es esencial que el mensaje llegue a las personas y tenga un significado para su modo de vida. La insurgencia no puede ganar apoyo pasivo o activo sin alcanzar estas metas. Esto hace que el lenguaje, la cultura y la geografía de las masas sean particularmente importantes”.
También reafirma que “… la ideología como conjunto interrelacionado de creencias, valores y normas, es utilizada para manipular e influir en el comportamiento de los individuos dentro del grupo”.
 
El Manual define un escalamiento de acciones para llevar al quebrantamiento moral, la rendición o la derrota por las armas del gobierno enemigo. Entre ellas señala por orden de escalada:

 

– Creación de una atmósfera de amplio descontento mediante la propaganda y los esfuerzos políticos y sicológicos para desacreditar al gobierno.

 

– Agitación, crear opinión púbica favorable (evocando causa nacional), crear desconfianza en las instituciones establecidas.
– Intensificación de la propaganda, preparación sicológica de la población para la rebelión.
¿No se les parece esto demasiado a lo que ha ocurrido en Venezuela y a lo que ahora ocurre en Nicaragua?
Y por cierto, en el propio Manual del Ejército estadounidense se establece que uno de los primeros objetivos a aniquilar por la insurgencia (léase los aliados de Washington) son los medios de comunicación del adversario. En la Fase 6 de la estrategia se incluye como una de las operaciones a ejecutar: “Seleccionar como blancos la infraestructura del área de retaguardia, tales como almacenes de combustibles y municiones, patios de ferrocarriles, aeródromos, vías fluviales, plantas de generación de energía eléctrica, así como las instalaciones de radio, televisión y de otros medios masivos de comunicación”.

Sataniza, que da frutos

 

La nueva estrategia imperial para coartar el avance los procesos progresistas de la región e impedir la proyección política y electoral de los líderes populares, es el uso de los estamentos judiciales, preparados y moldeados con el financiamiento y las academias y talleres del imperio, para encauzar a aquellos que pueden ser un freno a la restauración conservadora y neoliberal en Latinoamérica y a la injerencia estadounidense en la región. En ese perverso camino, tienen como aliados principales a los grupos mediáticos de la derecha latinoamericana.
El Poder Judicial, bajo el supuesto manto del enfrentamiento a la corrupción, se han convertido en los últimos años es poderoso espacio donde se despliegan, casi sin límites, estrategias de desestabilización y persecución política. Se aprovecha el hecho de que es este el único poder que no se deriva de la voluntad popular, sino de complejos y amañados procesos de concursos o designaciones políticas, y que posee privilegios exclusivos y aberrantes. No por gusto, las maniobras de la derecha boliviana para abortar el proceso de elección popular de los jueces impulsado en ese país por el gobierno del presidente Evo Morales.
La judicialización de la política, como se le ha denominado a esta estrategia de manipulación de la justicia, viene acompañada del activo papel de los medios de comunicación para denostar a los procesos populares y desprestigiar a sus líderes. Se busca el escarnio y la destrucción de la imagen pública, para facilitar el ambiente en que lograr la inhabilitación política de los adversarios más reconocidos de la derecha furibunda de la región.
Así han arremetido contra Lula, Dilma, Cristina, Correa, Lugo, Milagros Salas. Como punta de lanza, las intensas campañas mediáticas de Globo, Clarín, el Grupo El Comercio. Para ejemplo, la alharaca armada por TV Globo hace unos días, cuando un juez brasileño aceptó la petición de Habeas Corpus para Lula. El todopoderoso imperio de la comunicación en Brasil se escandalizó por la decisión y casi llama al linchamiento de la autoridad judicial.(13)
Actúan además, en creciente articulación con las redes sociales digitales, mayoritariamente escoriadas hacia la derecha, cuyos datos son monitoreados por los órganos de inteligencia y laboratorios mediáticos, como quedó evidenciado en el escándalo de Cambridge Analytica y su recopilación de millones de datos de Facebook.

Las Redes Sociales Digitales como ecosistema informativo y ghetto ideológico

 

A la hegemonía analógica y digital de los medios tradicionales, se suma ahora el acelerado proceso de acaparamiento del mundo de la información, el entretenimiento y la publicidad por parte de monopolios tecnológicos como Facebook, Google (y su matriz Alphabet), Apple, Amazon y otros pocos.

Facebook, por ejemplo, se ha erigido prácticamente en un estado virtual con leyes propias y sin fronteras. Más de 2 260 millones de usuarios activos mensuales tiene su red social estrella; equivalente a casi un tercio de la población mundial y a más personas que las que habitan en EE.UU, China y Rusia juntos.

En los días que corren, estas redes sociales en el espacio público digital son canales fundamentales de distribución de la información a escala global, aunque ha disminuido respecto a años anteriores dado los nuevos algoritmos de Facebook y otros factores, según revelan los estudios de Reuters del Digital News Report (15).

Pero también son fuentes riquísimas de recolección de datos sobre los gustos, preferencias, aptitudes y estados de ánimo de sus millones de usuarios. Una Big Data que después usan en su provecho empresas, políticos y agencias de Inteligencia.

En su arrollador devenir, estas redes sociales actúan como grandes editores de contenido, que deciden cuáles serán privilegiados y quienes serán expuestos a ellos; manipulan algoritmos para empujar determinadas informaciones; reparten y sirven para repartir premios y castigos (en un bochornoso juego de censura – autocensura).

Como apunta el Pew Research Center, las “…compañías tecnológicas como Facebook y Apple han devenido en actores integrales, sino determinantes, en todos los ámbitos, suplantando las selecciones y propósitos de los medios noticiosos, con sus propias decisiones y objetivos”.

Se arrogan el derecho de censurar, por desnudo, la icónica foto de la niña quemada por el napalm arrojado por bombarderos yanquis en Viet Nam, mientras permiten la viralidad de los videos de la oposición venezolana, llenos de violencia hasta el paroxismo de quemar vivos a decenas de personas. Reproducen abiertamente las campañas de financiamiento de esa oposición golpista, mientras bloquean temporalmente la cuenta en Facebook de la Dra. Mariela Castro, por considerar inapropiado que difundiera la cuenta bancaria abierta en Cuba para recibir donaciones financieras para ayudar a los cientos de miles de cubanos damnificados por el paso hace unas semanas del más poderosos huracán que se haya registrado en la zona del Atlántico.

Sirven a la vez de vehículo para empujar la autocensura. No pocas veces, quienes se manifiestan al margen de las tesis dominantes, reciben ofensivas descalificaciones que actúan como aviso o intento de intimidación para otros. Así, la censura ya no la ejercen sólo gobiernos, poderes económicos, políticos o mediáticos, sino que también grupos de ciudadanos (generalmente de derecha o con posiciones extremas) actúan como represores de ideas, que no toleran opiniones discrepantes, se realimentan entre sí, y son capaces de linchar a quienes a su juicio atentan contra lo que ellos consideran incontrovertible.

El uso manipulador y violento de las redes sociales ha sido convenientemente ejecutado dentro de las estrategias imperiales y de la derecha continental contra Venezuela, Cuba, Bolivia y otros procesos progresistas de la región. Ello no preocupa, para nada, a los Zuckecberg, Page y otros jerarcas de los TICs, que sí andan presurosos tratando de recomponer su imagen en EE.UU y Europa, después de las numerosas denuncias sobre el papel que tuvieron en los resultados de la contienda electoral estadounidense, el referéndum del Brexit y otros relevantes procesos.

Estrategias de Laboratorio

 

Laboratorios mediáticos, ancladas en universidades o empresas privadas, trabajan incesantemente para construir imaginarios y fabricar “realidades”. Así lo han hecho contra los procesos en Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Brasil, Argentina. Usan las herramientas de la psicometría, los fabulosos elementos que aporta el uso de la Big Data, apelan a la creciente conectividad para llegar a más audiencias y segmentar estas con mensajes particularizados, bien estudiados, que manipulan las emociones y los resortes subjetivos de los individuos, en una suerte de “Divide y Vencerás” con banda ancha.

Multimillonarias cifras se invierten en estos centros de investigación, desde donde se organizan campañas políticas y mediáticas. A ello se une la actuación de los servicios de inteligencia del imperio y otras potencias, el Comando Ciberespacial del Pentágono y los propios emporios de las telecomunicaciones, tan vinculados a las estrategias e intereses del gobierno estadounidense.

Lo ocurrido en Venezuela desde 2017 y en Nicaragua en lo últimos meses, refleja las técnicas diversas y las sofisticadas metodologías que hoy se usan para intervenir contra los procesos progresistas de la región, basados fundamentalmente en el uso intensivo de las plataformas sociales, junto a la actuación manipuladora y perversa de los pulpos mediáticos tradicionales.

Contra Cuba se ejercen iguales estrategias subversivas, quizás con escala diferente. Un altísimo por ciento de los no menos de 20 millones de dólares que EE.UU destina cada año para programas injerencistas y subversivos en Cuba tienen como componente principal y/o objetivo las tecnologías de las telecomunicaciones y el espacio público digital cubano. Conocidos fueron los programas Zunzuneo y Piramideo, conducidos por la USAID (una suerte de CIA de civil) y otras agencias del gobierno estadounidense, con el auxilio de empresas contratistas y supuestas ONG.

Ahora, con el apoyo de varios gobiernos europeos, – en una tercerización de la subversión -, financian medios digitales privados y organizaciones políticas con engañosas plataformas ideológicas, organizan cursos de instrucción y seducción para jóvenes periodistas cubanos y les otorgan generosas becas universitarias, estructuran programas destinados a la comunicación con el segmento más joven de la población cubana.

Junto a ello, persisten en sostener los engendros anticubanos mal llamados Radio y TV Martí, para los que destinan más de 30 millones de dólares anuales; parte de los cuales usan para estrategias de comunicación en la web.

¿Qué hacer? Nuestra capacidad de respuesta

 

En un mensaje a los periodistas cubanos, el 2 de julio de 2008, el Comandante en Jefe Fidel Castro señalaba con claridad el principal desafío de nuestros tiempos para quienes ejercemos la comunicaciòn: “La verdad en nuestros tiempos navega por mares tempestuosos (…) ¡Ese es el desafío de los periodistas cubanos!”. Y lo es también para los periodistas honestos y los intelectuales comprometidos de nuestra región.

A la monopolización informativa, los cuantiosos recursos financieros, científicos y tecnológicos, la amplitud y alcance de la estrategia del adversario, se une nuestras dificultades para expandir nuestro mensaje, conectar comunicativamente con los diversos sectores, asumir los desarrollos que ha alcanzado la comunicación contemporánea. Son parte de los varios y profundos retos que tenemos desde la izquierda y el campo progresista en la estratégica batalla mediática, que como parte de la lucha ideológica, se libra palmo a palmo en Nuestra América.

En el excelente análisis de la situación latinoamericana actual que hace en su artículo. “¿Fin del ciclo progresista o proceso por oleadas revolucionarias?”, el Vicepresidente boliviano Álvaro García Linera previene a nuestros procesos de uno de sus principales desafíos: “En gestión de gobierno a veces priorizamos la acción política contra las fuerzas opositoras, la mera gestión administrativa o incluso la búsqueda de éxitos económicos para los procesos. Pero si todo ello lo hacemos sin una batalla cultural, politización social o impulso de una significación lógica y moral del mundo que se está construyendo, la buena gestión política, administrativa e incluso económica se traducirá en un debilitamiento del gobierno, un alejamiento de los sectores populares y un crecimiento de la resignificación conservadora en las explicaciones del mundo, en la precepción popular”.

“Precisamente ese es uno de los problemas más importantes por los que están atravesando los gobiernos progresistas y revolucionarios: redistribución de la riqueza sin politización social.”

[…] “…si esta ampliación de la capacidad de consumo, de la capacidad de justicia social, no viene acompañada con la politización social revolucionaria, con la consolidación de una narrativa cultural, con la victoria de un orden lógico y moral del mundo, producidos por el propio proceso revolucionario, no se está ganando el sentido común dominante. Lo que se habrá logrado es crear una nueva clase media con capacidad de consumo, con capacidad de satisfacción, pero portadora del viejo sentido común conservador.”

“El gran reto que todo proceso revolucionario duradero tiene, es acompañar la redistribución de la riqueza, la ampliación de la capacidad de consumo, la ampliación de la satisfacción material de los trabajadores, con un nuevo sentido común y con una nueva manera cotidiana de representar, orientar y actuar en el mundo, que renueve los valores de la lucha colectiva, la solidaridad y lo común como patrimonio moral.”

Frente a tal escenario de la batalla mediática urge repensar nuestras estrategias comunicativas, coordinar esfuerzos entre los medios de comunicación (tradicionales, comunitarios y alternativos) que apostamos por una América Latina más justa y unida, fortalecer los medios públicos y de los movimientos sociales, innovar y hacer más creativa nuestra comunicación pero que sea más efectiva, dar voz a los comunicadores populares, fortalecer nuestra presencia en el espacio público digital para democratizarlo y difundir nuestras ideas, haciendo énfasis en el combate en las redes sociales.

Los gobiernos progresistas de la región necesitan de una estrategia comunicacional clara y a la ofensiva, que se convierta en una fortaleza de su gestión y en magnífica vía para la batalla de ideas intensa que se nos plantea.

Hemos mostrado que tenemos capacidad y manera de hacer efectivas. Ahí está TeleSur, La Jornada, Página 12, las radios comunitarias, sitios digitales como el de Alainet, Red58, Brasil de Fato o Cubadebate, desde donde modestamente damos nuestra batalla.

Venezuela mostró que también se pueden dar batallas victoriosas en las redes sociales, pese a su evidente derechización y manipulación. La Revolución bolivariana plantó cara en las redes digitales con su militancia popular, activa, preparada, organizada. Al lado de cada etiqueta que la contrarrevolución convirtió en trending topic durante estos meses de guerra total, las fuerzas revolucionarias pusieron una o más etiquetas de respuesta.

Recomiendo leer el artículo de Red58: ¿Por qué Venezuela salió victoriosa en la más reciente guerra de cuarta generación?, que reprodujimos también en Cubadebate.

Fue una batalla que Chávez impulsó desde su cuenta en Twitter de @Chavezcanganga, y que ahora sigue Maduro. O como lo hace brillantemente el presidente Evo Morales, con sus sabios y directos mensajes en su cuenta de Twitter @Evoespueblo.

Pero necesitamos que en esos espacios estén también nuestra gente humilde, la más comprometida, la más combativa, los más preteridos, incluso en las redes. Nuestros pueblos deben asumir esos espacios virtuales no como meros espectadores, sino como activos participantes desde las ideas. Entender sus prácticas, aprovechar sus algoritmos, socializar las mejores experiencias, adentrarnos en los laberintos del big data, son parte de nuestros desafíos.

¡Sembrar ideas!¡Sembrar ideas!¡Sembrar ideas!, como un día nos convocó Fidel.

 

NOTAS:

(1) “…tiempo tendrán para comprender y reconocer la importancia de esta batalla de ideas. Pudiéramos llamarla hasta de un modo más sencillo, la batalla de la verdad contra la mentira (Aplausos); la batalla del humanismo contra la deshumanización; la batalla de la hermandad y la fraternidad contra el más grosero egoísmo; la batalla de la libertad contra la tiranía; la batalla de la cultura contra la ignorancia; la batalla de la igualdad contra la más infame desigualdad; la batalla de la justicia contra la más brutal injusticia; la batalla por nuestro pueblo y la batalla por otros pueblos…” en Castro Ruz, Fidel: Discurso en la clausura del Tercer Congreso Pioneril, efectuada en el Palacio de las Convenciones, el 9 de julio del 2001. Consultado enhttp://www.fidelcastro.cu/es/discursos/discurso-en-la-clausura-del-iii-congreso-pioneril-efectuada-en-el-palacio-de-convenciones

(2) Para la Real Academia Española la Posverdad es una “Distorsión deliberada de una realidad, que manipula creencias y emociones con el fin de influir en la opinión pública y en actitudes sociales”, enhttp://dle.rae.es/srv/search?m=30&w=posverdad.

(3) Ver su biografía enhttps://es.wikipedia.org/wiki/Anthony_C._Grayling

(4) Bauman tuvo notable influencia en el movimiento altermundista en la década de los 90. Ver su biografía enhttps://es.wikipedia.org/wiki/Zygmunt_Bauman

(5) Vea una explicación en video sobre el concepto baumiano de Modernidad Líquida enhttps://www.youtube.com/watch?v=aWOGAnxPmy0

(6) En 1992, el periodista argentino radicado en EE.UU Andrés Oppenhaimer publicó el libro ‘La hora final de Castro. La historia secreta detrás de la inminente caída del comunismo en Cuba”. Han pasado 26 años, otras ediciones del libro, falleció Fidel con 90 años, y la Revolución Cubana sigue.

(7) Verhttp://www.asisucedio.co/1961-bahia-de-cochinos-o-la-invasion-de-playa-giron/ yhttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=126455

(8) Verhttps://www.ecured.cu/Jorge_Ricardo_Masetti

(9) Ver Artículo de Massetti del 12 de enero de 1960, recogido enhttp://bohemia.cu/historia/2017/05/masseti-no-se-puede-ser-imparcial-entre-el-bien-y-el-mal/

(10) Verhttps://es.wikipedia.org/wiki/Jeff_Bezos

(11) En Estados Unidos hay 6 grandes grupos mediáticos, que controlan el 90% de los medios: Disney (incluye American Broadcasting Company -ABC-, Marvel, Lucasfilm, Disney Channel, etc.), Comcast (vinculada a la familia Roberts;21 posee entre otros NBC -antes controlado por General Electric-, Telemundo y Universal Pictures), News Corporation (anglo-australiano-estadounidense, vinculado a Rupert Murdoch), dividido actualmente en FOX (21st Century Fox, National Geographic Channel, STAR TV -STAR India, STAR Greater China y Fox International Channels Asia-,22 LAP TV, Sky plc, Endemol) y News Corp (HarperCollins, Dow Jones -edita The Wall Street Journal-, New York Post, y las divisiones británica -News UK-23 y australiana -News Corp Australia-24), Time Warner (vinculada a Turner Broadcasting System -Ted Turner-: Warner Bros., Time, AOL, CNN, Cartoon Network, HBO, etc.), National Amusements (posee CBS Corporation y Viacom -que a su vez posee Paramount Pictures, DreamWorks, MTV, Nickelodeon, etc.-); vinculado a la familia Redstone

(12) Ver Manual de Campaña de las Fuerzas de Operaciones Especiales norteamericanas sobre la Guerra No Convencional (FM 3-05.130) enhttp://www.cubadefensa.cu/sites/default/files/circular_TC1801.pdf

(13) Cuenta Emir Sader: “TV Globo suspendió la cobertura al detalle que hacía del rescate de los niños en Tailandia, para noticiar, con pánico, que Lula sería liberado de inmediato. Pasaron entonces a deducir las consecuencias de que Lula fuera liberado, de que aun así no podría ser candidato, pero que saldría a hacer campaña por todo el país por su candidato y que ello cambiaría totalmente el escenario electoral..

Llamaron a sus juristas, para alegar de la supuesta ilegalidad de la medida del juez, aguardando una reacción de Sergio Moro, quien, sin poder para ello y disfrutando de sus vacaciones en Portugal, mandó instrucciones al delegado y difundió su opinión de que la decisión no debiera ser cumplida. Empezó en ese momento una escalada de escaramuzas entre el juez que reiteró la decisión de liberación de Lula, puso plazo –las 17:30 horas– para que se cumpliera, y jueces contrarios a liberación de Lula. Jueces de vacaciones, medios de comunicación, movilizaciones populares en todas las grandes ciudades de Brasil, incluso en Curitiba, aguardando la liberación y en Sao Bernardo do Campo, cerca de la casa de Lula.” Verhttps://www.alainet.org/es/articulo/193970

(14) Ver estadísticas actuales en tiempo real enhttp://www.internetlivestats.com/watch/facebook-users/

(15) Ver http://www.digitalnewsreport.org/

Fuentes:

https://aucaencayohueso.wordpress.com/2018/07/16/la-era-de-la-posverdad-o-de-la-multiplicacion-de-las-mismas-mentiras-campanas-mediaticas-contra-los-procesos-progresistas-latinoamericanos/

http://www.cubadebate.cu/especiales/2018/07/16/la-era-de-la-posverdad-o-de-la-multiplicacion-de-las-mismas-mentiras-campanas-mediaticas-contra-los-procesos-progresistas-latinoamericanos/#.W04hJ9l6S1t

http://www.cubainformacion.tv/index.php/en-portada/80145-ila-era-de-la-posverdad-o-de-la-multiplicacion-de-las-mismas-mentiras-campanas-mediaticas-contra-los-procesos-progresistas-latinoamericanos

http://insurgente.org/la-era-de-la-posverdad-o-de-la-multiplicacion-de-las-mismas-mentiras-campanas-mediaticas-contra-los-procesos-progresistas-latinoamericanos/

http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/07/16/la-era-de-la-posverdad-o-de-la-multiplicacion-de-las-mismas-mentiras-campanas-mediaticas-contra-los-procesos-progresistas-latinoamericanos/

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/07/la-era-de-la-posverdad-o-de-la_17.html

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Fotos: Rolls Royce presenta su vehículo volador

Podrá transportar entre 4 y 5 pasajeros a una velocidad de unos 400 km/h.

El fabricante de coches y motores, Rolls Royce, ha presentado su primer concepto de vehículo volador en el salón aeronáutico internacional de Farnborough (Reino Unido), comunicó la empresa en su sitio web.

El vehículo volador de Rolls Royce, llamado ‘EVTOL’ (acrónimo de ‘electric vertical take-off and landing’), podrá transportar entre 4 y 5 pasajeros a una velocidad de unos 400 km/h.

EVTOL tiene una autonomía de 800 kilómetros gracias a su naturaleza híbrida: usa una turbina de gas que recarga la batería y proporciona energía eléctrica a 6 hélices, concebidas para hacer el menor ruido posible. Las alas pueden moverse hasta 90 grados, lo que permite una mayor maniobrabilidad.

Las hélices pueden ocultarse una vez que el vehículo haya alcanzado la altura de crucero, reduciendo la fricción y el ruido en la cabina.

El taxi volador —capaz de despegar y aterrizar en vertical como un helicóptero— podría estar listo para el primer semestre del 2020, según anunció la compañía. El EVTOL podrá usarse como transporte particular, público, logístico, y para fines militares.

 

 

Leer más:

 

  

Los ‘puertos al cielo’ de Uber tienen ya seis posibles modelos 

 
Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Universidad de Sancti Spíritus: Graduación curso 2017-2018

 Graduación “35 Aniversario de la Universidad de Sancti Spíritus” / Por Marisel Quiñones Colomé / Fotos José Francisco Echemendía Gallego

 

 

El Teatro Principal de la ciudad espirituana fue el escenario este 13 de julio para homenajear a los más de 200 nuevos egresados del Curso Diurno que, como fuerza dinamizadora, se sumarán a los distintos sectores laborales del territorio.

 

En su intervención, la rectora de la universidad, Dr. C. Naima Ariatne Trujillo Barreto, resaltó el compromiso que asumen estos jóvenes en la continuidad del proceso revolucionario cubano y en el perfeccionamiento de nuestra sociedad y su sistema socialista.

Además de la entrega de 47 Títulos de Oro, cinco de los cuales correspondieron a estudiantes extranjeros procedentes de la República de Angola, se reconocieron 31 Premios al Mérito Científico, 4 Mejores Graduados Integrales a nivel de facultad, 9 Mejores Graduados por las distintas categorías y el Curso de Formación Media, así como los dos Mejores Graduados Integrales de la Universidad, reconocimiento que recibieron Luis Ernesto Camellón Curbelo y Eduardo Cunjuca Epandi Vieira; los que a nombre de los graduados cubanos y angolanos, hicieron también uso de la palabra para dejar constancia de los nuevos retos que asumen como profesionales.

Raúl Cardoso Cabrera, Delegado del ICAP en Sancti Spíritus, entregó el Premio de la Solidaridad al estudiante angolano Emanuel Simao Agostinho de Almeida.

 

El en acto se encontraban presentes Deyvi Pérez Martín, Primera Secretaria del Comité Provincial del Partido; Teresita Romero Rodríguez, Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular; Osbel Lorenzo Rodríguez; Miembro del Buró Provincial del PCC; Edelberto Cancio Lorenzo, Director Provincial de Educación; Raúl Cardoso Cabrera, Delegado del ICAP en Sancti Spíritus; miembros del Consejo de Dirección de la UNISS, otros dirigentes del Partido, la UJC y la FEU. así como profesores y familiares de los graduados.

 

 

Facebook Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez”

Graduó la Universidad de Sancti Spíritus a más de 300 estudiantes / Delia Proenza / Escambray

 

La Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez (Uniss) acaba de entregar sus títulos a 331 nuevos graduados, entre los que figuran 241 de nivel superior y otras dos decenas de nivel medio.

Entre los profesionales que en breve se incorporarán como tales a la vida laboral las cifras mayoritarias corresponden a graduados de diferentes carreras de Ciencias Pedagógicas —las únicas que sobrepasan el centenar—, Técnicas y Humanísticas, en tanto de las Ciencias Agropecuarias se titularon algo menos de 20. Del total, más de 100 vencieron sus estudios a través de la modalidad de Cursos por Encuentros y un grupo de 15, por la de Estudios a Distancia.

Marta Luisa Montano Rivero, secretaria general de la Uniss, detalló a esta publicación que de los egresados de la carrera de Psicología 8 son angolanos, y añadió que las especialidades más numerosas en esta oportunidad son las de Derecho, Pedagogía-Psicología, Lenguas Extranjeras y Contabilidad, y solo la primera sobrepasa los 30 graduados.

Al momento de la entrega de pergaminos se distinguió a 67 noveles profesionales como Títulos de Oro, a otros 31 con el Premio al Mérito Científico, a los mejores graduados por facultad, por componentes (Docencia, Extensión Universitaria, Cultura, Deportes, etc.), en el trabajo de la FEU y del Curso de Formación Media. Asimismo, se reconoció como Graduado más integral al joven Luis Ernesto Camellón Curbelo, de la carrera de Contabilidad.

 

http://www.escambray.cu/2018/graduo-la-universidad-de-sancti-spiritus-a-mas-de-300-estudiantes-en-el-presente-curso/

 

Egresan nuevos profesionales de la Universidad de Sancti Spíritus / Ada González Curbelo / Radio Sancti Spíritus

 

Un total de 377 jóvenes de la provincia espirituana recibieron este viernes sus títulos de graduados en diferentes especialidades del curso Regular Diurno de la Universidad de Sancti Spíritus José Martí Pérez.

En el acto de graduación que contó con la presencia de la primera Secretaria del Partido en la provincia, Deiby Pérez Martín, y la Presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, Teresita Romero Rodríguez, se entregaron Títulos de Oro a 47 estudiantes.

También se titularon como licenciados en Educación ocho jóvenes angolanos. En esta oportunidad Eduardo Cunjuca Epandi Viera, resultó el mejor graduado, quien expresó palabras de agradecimiento para Cuba, para Fidel y para la Universidad espirituana que les permitió formarse como profesionales, como hombres y mujeres de bien.

El juramento de los titulados fue leído por Luis Ernesto Camellón Curbelo, mejor graduado integral y egresado de la especialidad de Contabilidad y Finanzas.

La Doctora en Ciencias de la Educación Naima Ariadne Trujillo Barreto, rectora de la casa de altos estudios, felicitó a los recién graduados y los exhortó a asumir con responsabilidad la profesión en la que se desempeñarán a partir de septiembre, a poner en lo alto el nombre de la Universidad donde se formaron como profesionales revolucionarios, competentes y comprometidos con el bien de la sociedad.

http://www.radiosanctispiritus.cu/es/2018/07/egresan-nuevos-profesionales-de-la-universidad-de-sancti-spiritus/

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /

 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

La historia oculta de cómo llegó a Cuba el Diario del Che en Bolivia

La historia oculta de cómo llegó a Cuba el Diario del Che en Bolivia / Por Yelena Rodríguez (PL)

 

En 1968 un grupo de hombres hizo lo imposible: transgredió la seguridad ”inquebrantable” de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y develó los acontecimientos guerrilleros de Ernesto (Che) Guevara durante sus últimos días en Bolivia.
 
‘La forma en que llegó a nuestras manos este Diario no puede ser ahora divulgada’, dijo el Comandante en Jefe Fidel Castro al ser publicada la primera edición del documento.
 
 
Para entonces, había que quedarse callado. Estaba en peligro la vida de muchos y el riesgo de atascar una operación que, de resultar provechosa, desmentiría las tergiversaciones alrededor del hecho.
 
Hoy, en ocasión del 50 aniversario de la publicación y después de 35 años de anonimato, es momento de romper el silencio y abrir las gavetas.
‘Ahora que he cumplido 80 años, pretendo revelar toda la injerencia que cometía la CIA’, así expresó Ricardo Aneyba, exjefe del departamento técnico de dicha agencia en Bolivia y uno de los protagonistas de esta historia.
 
Los recuerdos de Aneyba
 
En octubre de 2017, el rostro de Aneyba se mostró al mundo en el acto por el 50 aniversario del asesinato del Che, en Valle Grande, Bolivia.
 
Como agente CIA le fue orientado crear un centro de información donde documentaba las llamadas telefónicas, los correos y cada paso de las personas, sobre todo los asociados con la izquierda.
 
Aneyba tuvo en sus manos y facilitó tres gavetas de documentos en las que estaba la nómina de los agentes infiltrados en medios de prensa, partidos políticos y otras organizaciones, la contabilidad de los registros de pagos y grabaciones.
 
En aquella época, Bolivia tenía las puertas abiertas a la inteligencia norteamericana que influenciaba descaradamente en las tomas de decisiones del general René Barrientos, para entonces presidente de la nación.
 
Este hombre invirtió muchas energías y recursos en la persecución y asesinato del Che y, tras el homicidio, aseguró su Diario como trofeo de guerra.
Sin embargo, las fuerzas de izquierda iban germinando y muchos de sus discípulos, ya no profesaban la misma fe de su gobierno. Estos seguían sus órdenes, pero habían girado los ojos hacia otros ideales y convicciones políticas.
 
‘Vino Arguedas y me dijo: El presidente quiere que saques una fotocopia del diario con su negativo, luego me hizo una seña con los dedos índice y del medio, y yo respondí con el dedo pulgar hacia arriba’, recuerda Aneyba.
 
Antonio Arguedas, autor intelectual del hecho
 
Antonio Arguedas fue fundador del Partido Comunista boliviano en la década del 50 y, 15 años después, se alió a la CIA desde su posición de Ministro del Interior boliviano.
El ademán que hizo a
Aneyba dio luz verde para iniciar la acción. Bajo su orientación llegó el Diario a las manos del periodista boliviano Víctor Zannier, encargado de salir del país con las piezas fílmicas camufladas en una cobertura de música.
 
Chile fue su primera parada. Allí confió el documento a su colega chileno Hernán Uribe, editor de la revista Punto Final, al director general del magazine, Manuel Cabieses, y el diplomático Luis Fernández Oña, quien confirmó la autenticidad del Diario al reconocer la caligrafía del Che.
 
El periodista Mario Díaz fue el encargado de cruzar las fronteras y llevarlo a La Habana, a las propias manos de Fidel.
 
Aquí los trámites de transcripción e impresión duraron pocos días. Un millón de ejemplares se repartieron en las manos del pueblo habanero de forma gratuita, el 1 de julio de 1968 y de forma similar ocurría en otras partes de la isla.
 
Para entonces versaba en su prólogo: (…) Faltan solo unas pocas páginas que no han llegado todavía a nuestras manos, pero que por corresponder a fechas en que no tuvieron lugar hechos de importancia, no altera en absoluto el contenido del mismo’.
 
El documental 
 
Lo anterior no solo quedó acuñado en la historia, sino en un audiovisual, edición especial de una trilogía de los investigadores cubanos Froilán González y Adys Cupull, autores además del libro La CIA contra el Che.
 
Operación Gaveta expone en apretada síntesis la verdad traslúcida de cómo llegó a Cuba el Diario del Che en Bolivia y denuncia del proceso injerencista de la CIA.
 
Igualmente es un homenaje al guerrillero y los hombres implicados, gracias a los cuales Cuba fue la primera en el mundo en publicar el Diario, desbaratando así el plan concebido para desacreditar a la Revolución Cubana y su máximo líder, Fidel.
 
En él, se describen las reacciones y los detalles de las 13 páginas que faltaron en la primera edición, sacadas por el gobierno boliviano, precisamente, como medida cautelar por si era filtrado el documento.
 
‘La noticia revolvió las simientes del tercer piso del Ministerio, controlado a plenitud por la gusanera, e hizo a Arguedas abandonar el país y someterse a la justicia ordinaria y al tribunal de los militares’, cuenta el octagenario.
 
También se habla sobre el accidente confuso que causó la muerte a Arguedas y el misterio del nombre de Aneyba en el Diario, escrito con el puño y la letra del propio Guevara en el borde de una página.
 
‘Yo no conocí nunca el Che’, sin embargo, en el primer libro encontrado en las cuevas estaba escrito su nombre.
 
¿Por qué? Hasta hoy esa incógnita rodea la mente de cientos de investigadores e incluso del mismo Aneyba.
 
¿Cuál es la razón? Desconocida, pero sin dudas, algún tipo de lógica, un presagio divino que vino a la mente del guerrillero, sabiendo que Aneyba sería uno de los protagonistas de mostrar su verdad al mundo.
 
http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=194624&SEO=la-historia-oculta-de-como-llego-a-cuba-el-diario-del-che-en-bolivia
 
https://siempreconcuba.wordpress.com/2018/07/12/la-historia-oculta-de-como-llego-a-cuba-el-diario-del-che-en-bolivia/
 
http://www.escambray.cu/2018/como-llego-a-cuba-el-diario-del-che-en-bolivia/
 
http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/79828-la-historia-oculta-de-como-llego-a-cuba-el-diario-del-che-en-bolivia-%20-multimedia
 
http://www.telecubanacan.icrt.cu/nacionales/6844-la-historia-oculta-de-como-llego-a-cuba-el-diario-del-che-en-bolivia
 
 
Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /
 
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/07/la-historia-oculta-de-como-llego-cuba.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Los ‘humanitarios’ Cascos Blancos se acercan a Venezuela

 

Los ‘humanitarios’ Cascos Blancos se acercan a Venezuela / Luis Beatón*

 

 
 

 Los denominados Cascos Blancos, con creada fama de ayuda humanitaria, llegaron a lasciudades colombianas de Cúcuta y Maicao, en la frontera con Venezuela, preámbulo según analistas para incriminar a la nación bolivariana e intentar justificar una invasión.

Llegaron a Cúcuta (Colombia). Llegaron a salvar a los ‘refugiados’ venezolanos que viven allá. Llegaron con sus batas de médicos, con sus cascos de marketing, con Gaby Arellano…, con unas carpas para montar su circo mediático’, comentó la escritora y periodista venezolana Carola Chávez.

En la frontera esa agrupación llegó para atender ‘a medio centenar de personas que no pintan las miserias y penurias que los Cascos Blancos y la mediática mercenaria nos quiere contar (sobre Venezuela)’, acentúa la analista.

El problema de estos señores, aclara, es que ya sabemos lo que hacen, hemos visto el reguero de sangre que dejan a su paso. Son el cinismo, porque se supone que los médicos salvan vidas, pero estos allanan el camino a la muerte. No son más que terroristas, financiados por la OTAN, disfrazados de doctores, escenificadores de operaciones de falsa bandera, prologuistas de bombardeos ‘humanitarios’.

Estos que llegan ahora a la nación neogranadina, son de la misma ralea que los que acompañan en Siria a los grupos terroristas y que en varias oportunidades hicieron montajes. Ahora tal vez se destaquen creando falsos positivos como los denunciados por el presidente de Venezuela Nicolás Maduro para incriminar a Venezuela e intentar justificar una invasión.

Asimismo el analista venezolano Carlos E. Lippo, en un reciente comentario en Barómetro Internacional, afirmó que Estados Unidos y el Grupo de Lima buscan usar al grupo de médicos denominado ‘Cascos Blancoscomo mecanismo para la intervención militar multiestatal contra Venezuela.

La misión médica argentina fue requerida por el gobierno colombiano para ubicarse en la zona fronteriza con sus vecinos, específicamente en Cúcuta y Maicao, con la excusa de atender la salud de los migrantes venezolanos.

Al respecto, la periodista y prestigiosa analista argentina Stella Calloni apuntó que dicha acción está ‘bajo la coordinación de la Comisión de Cascos Blancos de la Cancillería Argentina, para atender a ‘migrantes venezolanos’ que salieron de su país como consecuencia de la grave situación político-institucional, según señala el comunicado, lo cual es más que dudoso’.

Después de explicar el proyecto médico para la presunta atención a refugiados, indicó que los equipos trabajarán con medicamentos e insumos ‘donados por los socios de Cascos Blancos del sector privado’, algo parecido a como iniciaron su accionar sus similares ‘sirios’.

Coincidentemente con ese desplazamiento, el periodista y exministro de Defensa de Venezuela, José Vicente Rangel, denunció el 8 de julio, que organismos de seguridad del Estado detectaron que luego del triunfo del candidato Iván Duque aumentaron los peligros en la frontera con la nación neogranadina.

Afirmó Rangel que hay en esa zona un despliegue de movilización del ejército colombiano, varias unidades de infantería, así como actividad en las bases militares norteamericanas ubicadas en la proximidad de la frontera norte de Venezuela.

A eso se unen informes de que el grupo permanecerá en la frontera hasta diciembre y comenzó con su tarea contra Venezuela mediante declaraciones a las agencias internacionales afianzando la tesis de la ‘crisis humanitaria’, aseguró Lippo.

Por otra parte, Lippo abordó, además, la complicidad del gobierno argentino, que reforzó últimamente su poderío militar, y según él, Buenos Aires está cada vez más propenso a participar en una intervención militar conjunta contra Venezuela, para ayudar a Estados Unidos a ‘consolidar su patio trasero’.

Adelantó que el momento más auspicioso para activar el dispositivo invasor sería en septiembre, cuando Colombia realizará en Cartagena las maniobras aeronavales conjuntas Unitas Lix, lo que reafirma la pertinencia de denuncias realizadas por medios internacionales y analistas como la argentina Calloni.

UN POCO DE HISTORIA DE LOS CASCOS BLANCOS 

El color blanco históricamente se utiliza para identificar esfuerzos de paz, la bandera blanca, las palomas blancas pero los ‘Cascos Blancos’ no se parecen a los ‘Cascos Azules’ de laONU, en ocasiones devenidos intermediarios en zonas de conflictos, aunque a algunos de sus miembros se les imputen problemas por conductas inadecuadas.

Presuntamente los Cascos Blancos surgieron en 2013 como una organización de voluntarios para prestar apoyo a los civiles en la agresión occidental contra el pueblo de Siria.

Así se ganaron fama al atribuirse el salvamento de miles de personas, fueron nominados par de veces para el premio Nobel de la Paz y una película sobre su labor recibió un premio Óscar en 2016, describen comentaristas de su actuación.

Tienen una imagen fabricada pero cuando se escarba en ella se rompe como un cristal, según demostraron evidencias acumuladas que ensombrecen al polémico grupo, el cual a menudo se ve criticado por diferentes organizaciones no gubernamentales, pero jamás por los funcionarios de las naciones de Occidente, según la publicación rusa Sputnik.

Los Cascos Blancos son definidos como ‘un proyecto propagandista que apoya las ambiciones neocolonialistas’ de las potencias occidentales por medio de los grupos extremistas que operan en Siria, indica el medio.

La escenificación de los presuntos ataques con armas químicas de las fuerzas sirias contra civiles, según denuncias, fue montada por estas gentes de batas y cascos blancos, al menos es lo que dicen pobladores pagados y utilizados para esos fines.

Según la periodista Vanessa Beeley, una estudiosa de las actividades ‘extrañas’ de losCascos Blancos, estos son ‘sumamente importantes como herramienta de propaganda contra el presidente sirio, Bashar al-Asad. Proveen ‘pruebas directas’ del uso de armas químicas u otras matanzas ficticias del Ejército gubernamental para justificar una intervención externa’.

Los Cascos Blancos (¿árabes?) fueron respaldados por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), que asegura haberles apoyado con más de 23 millones de dólares, así como países miembros de la OTAN (Reino Unido y Dinamarca) y Japón, y organizaciones vinculadas con el magnate George Soros, según medios.

Ahora, cuando los Cascos Blancos ‘Hechos en la Argentina de Mauricio Macri’ se desplazan a la frontera de la nación neogranadina con Venezuela, es probable reciban grandes donaciones financieras de Washington, como en su momento la obtuvieron los que actuaban en Siria para apoyar la agresión.

*Corresponsal Jefe de Prensa Latina en Venezuela.

 
https://islamiacu.blogspot.com/2018/07/los-humanitarios-cascos-blancos-vs-venezuela.html
 
http://prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=194544&SEO=los-humanitarios-cascos-blancos-se-acercan-a-venezuela
 
http://www.portalalba.org/index.php/areas/politica-democracia/oligarquia/17489-los-humanitarios-cascos-blancos-se-acercan-a-venezuela
 
Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /
 
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/07/los-humanitarios-cascos-blancos-se.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment

América Latina ante el reto de la imaginación

 

América Latina ante el reto de la imaginación / Gustavo Espinoza M.*

 

Impedir la liberación de Lula en Brasil, dictar orden de captura contra Rafael Correa en Ecuador, amenazar con cárcel a Cristina en Argentina, acorralar a Daniel Ortega en Nicaragua, incriminar al paraguayo Lugo, desplegar una ofensiva en todos los planos conNicolás Maduro en la República Bolivariana de Venezuela, y centrar fuegos contra Cuba.

En algo más de cuatro líneas, ésta formulación refleja la esencia de la táctica del Imperio en nuestro continente. Su objetivo estratégico, en consonancia, sigue siendo el mismo: mantener maniatados a los países de la región para arrebatarles petróleo, gas, cobre, productos cárnicos, agrícolas, recursos hídricos, y otros. Y avasallar la Independencia y la Soberanía de los Estados, para uncir a todos a su carro de dominación a fin de extender su control sobre el hemisferio, y otras latitudes del planeta.

Es curioso que justo en esta coyuntura es que se celebre en La Habana el XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo precisamente para analizar la ofensiva imperial y las tareas de los pueblos de América Latina en el escenario que nos rodea. Tendrá ante sí el reto de la imaginación: es decir, idear conceptos que ayuden, en esta hora difícil.

Se ha dicho –y es verdad- que desde enero de 1959, cambiaron las cosas en nuestro continente. La epopeya de la Sierra Maestra abrió cauce a un nuevo proceso emancipador que fue asumiendo variantes, y adquiriendo modalidades diversas. Las más notables, en los años 70 del siglo pasado fueron la gesta insurgente de los militares peruanos liderados por Juan Velasco Alvarado; el gobierno de la Unidad Popular en Chile, conducido por Salvador Allende; y la episódica, pero rica, vivencia boliviana de Juan José Torres.

El “Triángulo rojo” le llamaron los voceros del Pentágono a estos tres países unidos, en ese momento, por su experiencia liberadora. Y no sólo por odio al color, sino sobre todo por miedo al ascenso de los pueblos, aplastaron con las armas que tuvieron a la mano, cada uno de esos procesos sociales que marcaron época en el siglo XX, y que fueran complementados, en su momento, por la valiosa experiencia sandinista, que aún perdura.

En el nuevo siglo –y cuando el Imperio ya cantaba victoria definitiva- la gesta venezolana liderada por Hugo Chávez cambió el rostro de todos. A partir de allí cobraron fuerza movimientos emancipadores que enarbolaron la bandera de los pueblos. “El Socialismo del Siglo XXI” se le llamó -quizá con precipitación- a esa ola de verdaderas acciones antiimperialistas que pergeñaron un camino inédito de luchas al sur del rio Bravo.

Un trago amargo para los Estados Unidos, sin duda, del que busca hoy recuperarse en una nueva etapa de contraofensiva. Esa, es la que anotamos hoy; y a la que debemos responder con la fuerza de una causa que se levanta desde la base misma de la sociedad latinoamericana. Bien mirada la cosa, ya van casi veinte años de lucha en este escenario complejo en el que los pueblos avanzan y sufren derrotas; y el Imperio retrocede, pero no renuncia. Eso explica, en buena medida, lo que hoy ocurre.

Como línea general, la administración norteamericana y las oligarquías criollas buscan escarmentar a los pueblos castigando a sus conductores más calificados. Piensan que, de este modo, van a lograr que la gente renuncie a luchar por los cambios, y que quienes lideran las acciones emancipadores, habrán de terminar ”tirando la esponja”. Craso error, sin duda. Que los pueblos no se cansan nunca lo acreditan los hechos que hoy nos conmueven: el ascenso de Cuba, la consolidación del proceso bolivariano, la derrota de los grupos sediciosos en Nicaragua; pero también el 42% de los votos alcanzados por la oposición progresista colombiana, y la impresionante victoria de López Obrador en tierra azteca.

No hay mucho tiempo para ponerse a analizar si se mantendrá, o no, la fuerza popular colombiana que ungió como su vocero a Gustavo Petro. Más importante que eso es trabajar para que la unidad surgida –casi imprevistamente- en los comicios pasados en la tierra de Nariño, se consolide y avance Y asegurar, al mismo tiempo que el proceso mexicano cuente con la solidaridad de los pueblos de todo el continente, a fin que no retroceda, ni muestre debilidad alguna.

Lo mismo puede decirse de otras experiencias que hoy asoman en nuestro suelo. Lo fundamental no es discutir los supuestos –o reales- errores de Lula, sino arrancarlo de la prisión; ni examinar con lupa las deficiencias del Sandinismo, sino derrotar a los grupos sediciosos que trabajan para derribar a Ortega. Tampoco resulta hoy lo mejor especular en torno a la capacidad que tenga el nuevo mandatario mexicano de resistir las maniobras del Imperio, sino dotar a su gobierno del apoyo continental necesario para enfrentar la agresividad de la Casa Blanca en cada una de sus modalidades operativas.

Y para eso, lo que hace falta es consolidar la unidad de los pueblos, encontrar un lenguaje común, que nos permita enfrentar unidos la agresividad del Imperio, y diseñar una práctica concreta que nos ayude a avanzar por la ruta compleja de la liberación nacional y social. Pero, sobre todo, empinarse sobre la imaginación para multiplicar esfuerzos, voluntades solidarias, caminos entrecruzados y batallas simultáneas.

Cada uno de nuestros países -sobre la base de una historia común- tiene vivencias distintas. Nos une la herencia cultural y los elementos de una lucha que se entroncara desde los años de Túpac Amaru hasta nuestros días. Para salir adelante debemos dar rienda suelta no sólo a nuestra lucha, sino también a nuestra rica capacidad creadora. Ella, nos ayudará a encontrar la ruta del futuro. Para eso necesitamos –decía José Carlos Mariátegui- “una poderosa facultad de imaginación. Los libertadores fueron grandes porque fueron, ante todo, imaginativos. Insurgieron contra la realidad limitada, contra la realidad imperfecta de su tiempo”. Y es eso, lo que nos corresponde hoy.

(*) Del Colectivo de Dirección de Nuestra Bandera

https://islamiacu.blogspot.com/2018/07/america-latina-ante-el-reto-imaginacion.html

https://nuestrabandera.lamula.pe/2018/07/10/america-latina-ante-el-reto-de-la-imaginacion/nuestrabandera/

http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/07/11/america-latina-ante-el-reto-de-la-imaginacion/

https://www.alainet.org/es/articulo/194036

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/07/america-latina-ante-el-reto-de-la_12.html

Posted in Sin categoría | Leave a comment

La “lucha” y el trabajo en Cuba

Por Yasel Toledo Garnache* / Blog Mira Joven (Cuba)

 

El significado de la palabra luchar adquiere una lamentable significación en esta contemporaneidad donde algunas personas se empeñan en sacar provecho de cualquier situación u oportunidad.

La nueva definición no aparece en diccionarios ni manuales académicos, pero vive en la mente de muchos y circula en el mundo físico de voz en voz y con acciones disímiles.

«Debes aprender a luchar», «él sí es un luchador», «estoy en la lucha de todos los días»… escuchamos en hogares, pasillos y hasta centros laborales, y así lo englobado en ese vocablo «moderno» se convierte en propósito de algunos o motivo de críticas para quienes no son consecuentes con esa forma de pensar y hacer.

Hoy es común que algunos interesados en ciertos empleos pregunten no solo por salarios, sino también por las posibilidades de «búsqueda», «raspe»… (sinónimos callejeros de «luchar»).

Lo más preocupante no son las expresiones, sino lo que suelen abarcar. Aunque duela admitirlo, en ocasiones esos vocablos sustituyen a frases como robar, desviar, aprovecharse de los demás, ser deshonestos y «vivos» en exceso.

¿Cómo se «lucha» o «se raspa» en una cafetería, en un restaurante u otra unidad gastronómica? ¿Cómo se hace en una construcción, una bodega, un trabajo por cuenta propia, un medio de transporte público, una terminal de ómnibus o un cargo administrativo?

Resulta esencial el castigo. El control interno debe ser permanente y, como lupa enorme, capaz de ver hasta lo aparentemente imperceptible. En ocasiones, son detectados casos de corrupción que no debieron crecer nunca, pues lo mejor es evitarlos o eliminarlos apenas recién nacidos.

Pululan ejemplos de reventas de productos que claramente no fueron generados en manos de particulares. Frente a tiendas y en otros lugares públicos ciertos individuos expenden mercancías que debieran estar dentro de esos establecimientos.

En la mente de algunos infantes y adolescentes, la idea de la «lucha contemporánea» puede adquirir demasiada fuerza. Escuchar elogios a quienes no hacen lo correcto podría contribuir a la formación de tergiversados modelos y referentes.

Seguramente cada quien tiene sus percepciones, vivencias personales o narradas por otros. Tal vez la pregunta más importante sea cuáles son las causas de las actitudes desfavorables.

Es lamentable que muchas personas con edad laboral no trabajen. A veces hasta manifiestan su deseo de hacerlo, pero cuando las ofertas son en la agricultura u otras relacionadas directamente con la producción, prefieren caminar en sentido contrario al de los posibles empleos.

Todos reciben parte de los presupuestos del Estado y sus beneficios, adquieren los alimentos en las bodegas, estudian, son atendidos en hospitales…, aunque se comporten solo como imanes en aspectos económicos.

El mal empleo de la palabra «luchar» es indudable, sería más adecuada para referirse a quienes siempre se esfuerzan al máximo por aumentar las producciones en cantidad y calidad o alcanzar la excelencia en su quehacer.

Constituiría una manera justa de resaltar a quienes jamás se sienten vencidos por los problemas cotidianos ni tropiezos de la vida, a esos que, como Quijotes del siglo XXI, siguen adelante con mucho ahínco, afán de superación, amor a sus familiares y al país, disposición y bondad.

Serviría para reconocer a las mujeres y hombres que se levantan cada mañana, atienden a sus hijos y van hacia la empresa o el campo, y laboran durante varias horas, sin importar cansancios ni sudores, para luego regresar a sus hogares, dispuestos a seguir activos a favor de los seres queridos.
Aquí, en esta Cuba nuestra, de tantos sueños y retos, hay muchos merecedores del vocablo (en su significado positivo), de aplausos y hasta reverencias.

La concreción de los sueños, especialmente los económicos, no depende de apretar botones o dar tres salticos, tampoco debería nacer de la maldad, las desviaciones o lo éticamente incorrecto. Mucho se deberá seguir trabajando con inteligencia y esfuerzo, a favor de avances individuales, de los grupos y la nación, con atención a lo espiritual y material.

Ante todo esto, la inmovilidad, el cerrar los ojos o asumir el silencio nunca serán las actitudes más favorables. Resulta esencial ser valientes en el combate a lo incorrecto, pero sobre todo constituir cada uno ejemplo de lo positivo y aspirar a la excelencia en cada acción y labor.

*Acerca de Yasel Toledo Garnache

Corresponsal-Jefe dela Agencia Cubana de Noticias en Granma y Vicepresidente provincial de la AHS. Es graduado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y de Periodismo en la Universidad de Holguín. Periodista, ensayista y narrador. Amante del cine y el deporte.

https://mirajovencuba.wordpress.com/2018/05/14/la-lucha-y-el-trabajo-en-cuba-audio/

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /

Posted in Sin categoría | Leave a comment

‘Twiplomacia’ en acción: Estos son los líderes mundiales más seguidos y populares en Twitter

‘Twiplomacia’ en acción: Estos son los líderes mundiales más seguidos y populares en Twitter

«Twiplomacia»: Líderes mundiales más populares en Twitter

 

Los gobiernos latinoamericanos son unos de los más prolíficos en Twitter, según un nuevo estudio.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es el líder mundial más seguido en Twitter. El número de seguidores de su cuenta personal —que actualmente supera los 53 millones— ha aumentado más del doble desde que llegó a la Casa Blanca, revela un nuevo estudio. En segundo lugar está el papa Francisco, que tiene cuentas de Twitter en varios idiomas, seguido por el primer ministro indio Narendra Modi.
 
En cuanto a la interacción con sus seguidores, en forma de ‘likes’ y retuiteos, Trump tiene unos resultados todavía más impresionantes. De acuerdo con un estudio sobre “twiplomacia” realizado por la compañía de comunicaciones Burson Cohn & Wolfe, durante los últimos doce meses, el presidente estadounidense ha tenido casi 264,5 millones de interacciones con sus seguidores, cinco veces más que Modi y doce veces más que el papa Francisco.
No obstante, Trump no es el mandatario con más mensajes retuiteados. El rey Salmán ben Abdelaziz de Arabia Saudita solo hizo once publicaciones en esta red social desde mayo de 2017 hasta mayo de 2018, pero cada una de ellas generó un promedio de 154.294 retuits, que contrastan con los 20.319 retuits por publicación de Trump.
 
El estudio también ha destacado el curioso hecho de que el Departamento de Estado de EE.UU. es el único departamento gubernamental estadounidense que no sigue la cuenta personal de Trump, aunque sí sigue al ministro de Exteriores iraní Mohamad Yavad Zarif y al presidente de ese país, Hasán Rohaní.
En Europa, la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ha sido la líder más seguida en Twitter durante el último año, seguida por la familia real británica y el presidente francés Emmanuel Macron. Entre los líderes árabes, en el primer lugar se sitúa la reina Rania de Jordania, que cuenta actualmente con 10,9 millones de seguidores.
 
Mientras tanto, los gobiernos latinoamericanos están entre los más prolíficos en la plataforma. Por ejemplo, durante los últimos doce meses, el Ministerio de Exteriores de Venezuela publicó un promedio de 55 tuits diarios, según el estudio.  
 
https://actualidad.rt.com/actualidad/280727-lideres-mundiales-seguidos-populares-twitter
 
http://www.juventudrebelde.cu/ciencia-tecnica/2018-07-10/twiplomacia-en-accion-estos-son-los-lideres-mundiales-mas-seguidos-y-populares-en-twitter
  
Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /
 
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/07/twiplomacia-en-accion-estos-son-los.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Agredir militarmente a Venezuela sería el mayor desatino de Estados Unidos

 

Por Miguel Angel García Alzugaray / Razones de Cuba

 

La opinión pública internacional acaba de conocer con gran preocupación y estupor la revelación de que el oligarca Donald Trump evaluó seriamente invadir Venezuela alegando cuestiones de seguridad nacional. Según un informe difundido por la cadena CNN, en una reunión ocurrida el año pasado, el presidente norteamericano junto al entonces secretario de Estado, Rex Tillerson, y el ex asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, H.R. McMaster, valoró esa posibilidad en uno de los momentos de mayor tensión entre el Imperio yanqui y la bolivariana Caracas.

La posibilidad de una intervención militar norteamericana contra Venezuela parecía hasta ahora remota para algunos analistas, pero las revelaciones de altas fuentes de la Casa Blanca sugieren que podría no estar tan lejos como parece.

En agosto del año pasado, durante una reunión en el Salón Oval, el presidente Donald Trump hizo una pregunta que sobresaltó a sus asesores: dado que la situación en Venezuela amenaza la seguridad regional, ¿por qué Estados Unidos no puede invadir ese país? El relato, hasta ahora desconocido de la conversación, procede de un alto cargo del gobierno familiarizado con lo que se dijo entonces, que habló bajo condición de anonimato por lo delicado del asunto.

En una conversación que duró unos cinco minutos, McMaster y otros, hablando por turno, explicaron a Trump las consecuencias negativas de una invasión, que le costaría como mínimo a Washington el apoyo de los gobiernos latinoamericanos. Pero Trump les dio una de sus insólitas respuestas, sin dar el menor indicio de que iba a ordenar la elaboración de planes militares dijo que había varios ejemplos de lo que consideraba el uso exitoso de la fuerza en la región, según la fuente, como las invasiones de Panamá y Granada en los 80.

La idea de la opción militar seguiría rondando por la cabeza del presidente a pesar de los intentos de sus asesores de aplastarla, y volvería a plantearla en dos ocasiones más con líderes latinoamericanos.

Al día siguiente, 11 de agosto, Trump provocó asombro en amigos y enemigos por igual al hablar de una “opción militar” para derrocar a Maduro. Al principio se consideró estas declaraciones públicas como la clase de provocación marcial que cabía esperar de una exestrella de los reality show convertido en comandante en jefe.

Pero poco después, habló del asunto con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo el funcionario. Dos altos cargos colombianos confirmaron la información, hablando bajo la condición de anonimato para evitar contrariar a Trump.

Y en septiembre del 2017, durante la Asamblea General de la ONU, Trump volvió más extensamente sobre el tema en una cena privada con Santos y otros tres aliados latinoamericanos, dijeron las mismas tres fuentes e informó la revista por internet Politico en febrero.

Según el funcionario norteamericano, se le pidió específicamente a Trump que no hablara del asunto, el cual tendría una mala repercusión, pero lo primero que dijo el presidente durante la cena fue: “Mi personal me dijo que no hablara de esto”. A continuación, preguntó a cada presidente si estaba seguro de que no quería una solución militar, dijo el funcionario, y añadió que cada uno respondió a Trump claramente que estaba seguro.

Finalmente, McMaster explicaría al presidente en una conversación a solas cuáles eran los enormes peligros para EE.UU de una invasión a Venezuela.

La Casa Blanca se negó a hacer declaraciones sobre las conversaciones privadas. Pero un vocero del Consejo de Seguridad Nacional reiteró que Estados Unidos estudiaba todas las opciones a su disposición para ayudar a restaurar la democracia y llevar la estabilidad a Venezuela.

Bajo la conducción de Trump, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea han aplicado sanciones a decenas de altos funcionarios venezolanos.

Sobre estos planes ingerencistas de Washington se debe recordar que en abril del 2017, el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, almirante Kurt W Tidd, durante su exposición ante el Congreso norteamericano, advirtió que la “situación” en Venezuela podría provocar una “crisis humanitaria” que requerirá una intervención militar. Y para sensibilizar más a los congresistas añadió: “China y Rusia tienen una participación económica significativa en Venezuela y sería difícil imaginar que NO tratarían de aprovecharse de un aumento de la inestabilidad”; es decir “chinos y rusos están en nuestro patio trasero”.

Paralelamente es conocido que Trump se reunió el 14 de abril de ese año con los ex presidentes colombianos Andrés Pastrana y Álvaro Uribe para valorar los pasos a dar para concretar una posible invasión militar a Venezuela

Un ataque militar contra Venezuela, sería una inmensa locura

A pesar de lo expuesto, la Venezuela de 2018 no es el Panamá de 1989 e invadirla no sería un ataque quirúrgico. El Panamá de Noriega solo tenía 15.000 tropas y Estados Unidos tenía bases militares alrededor de la capital. Además, Panamá, era un país con menos de tres millones de habitantes en ese momento.

Venezuela tiene cientos de miles de tropas bien entrenadas y armadas, numerosos tanques y modernos aviones de combate. Es un país de 30 millones de habitantes, de los cuales una gran mayoría apoya al gobierno revolucionario. Estos combatientes, además de su insuperable fervor patriótico tienen una firme ideología —el socialismo antiimperialista— que sirve para coordinar sus esfuerzos.

Así mismo, los líderes venezolanos se han preparado para una guerra “asimétrica” desde hace más de una década. Y no hay posibilidad de que los países de la región subordinados a Washington participen en un esfuerzo para derrocara la revolución bolivariana, pues temen que ello encienda la rebeldía popular en sus propios territorios.

Al respecto el presidente Nicolás Maduro llamó a los miembros de la Fuerza Armada Nacional a fortalecer la institución militar de Venezuela

“Todo los días tenemos que fortalecer el poder militar de Venezuela en cada clase, en cada aula, en cada cuartel, en cada academia, en cada lugar donde haya un soldado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana”, dijo en un acto de graduación de oficiales realizado en el Fuerte Tiuna, Caracas.

El jefe de Estado dirigió el acto de graduación conjunta de los Oficiales de Comando, Técnicos y Pase a Reserva Activa de las promociones egresadas en 1985 de la Fuerza Armada Nacional.

“Hoy es día que la promoción de 1985 da paso a la inmortalidad, 33 años de carrera militar dedicados al servicio militar con el pueblo, siempre con el pueblo. Es un día especial y de mucho agradecimiento a la patria”, dijo en transmisión de Venezolana de Televisión (VTV) desde el patio de la Academia Militar en Fuerte Tiuna, Caracas.

Celebró que el pasado sábado se cumplieron 43 años de la graduación del comandante Hugo Chávez, líder de la Revolución Bolivariana.

“Estamos aquí día de graduación recordando que hace 43 años salió de aquí el subteniente Hugo Chávez que se convertiría en comandante de una nueva época histórica de Venezuela que está en pleno desarrollo, la época de la revolución de (Simón) Bolívar”.

No en balde, Mark Feierstein, que supervisó los asuntos de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional bajo la administración de Obama, dijo que una invasión militar a Venezuela por sí sola no daría resultados, que más que una locura sería un suicidio político y económico para los Estados Unidos. .

Dado el carácter noticioso del asunto, parece que Trump no calculó que en muchos países de Latinoamérica y el Caribe, donde el tema de las intervenciones históricas de EE.UU. ha pesado tanto, sus gobiernos se vieron obligados a desconocer la posición y a estar en desacuerdo con ella. Lo mismo pasó con la mal llamada oposición venezolana

Desastrosas consecuencias de una agresión militar a Venezuela

Según destacados politólogos internacionales, la principal consecuencia sería sin duda la debacle de la paz en todo el hemisferio. TODOS los residentes en esta región, incluyendo los de Estados Unidos, perderían mucho.

El caos engendrado, no solo se limitaría a Venezuela, sino a Colombia, Guyana, norte del Brasil de inmediato, y a largo plazo es imprevisible hasta donde pueda llegar…

De igual manera, el rechazo, por más propaganda y mentiras que hagan los medios concertados de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y sus lacayos, a la acción generaría corrientes de voluntarios de todas partes para la defensa mediática o física de Venezuela.

Los norteamericanos pueden estar convencidos, que la resistencia de los venezolanos sería muy larga. Un nuevo “Vietnam” podría repetirse, solo que muy cerca de sus fronteras y con soldados con raíces en los atacados. Estados Unidos se enpantanaría en Venezuela en una costosa guerra inacabable que además de causarle incontables pérdidas humanas y económicas, provocaría las protestas y el levantamiento de amplios sectores de su población.

Por su parte, la condena universal del imperialismo yanqui en la ONU y demás organizaciones internacionales de esta agresión, podría sentar a los líderes de la Casa Blanca y el Senado norteamericano en el banquillo de los acusados como criminales de guerra, culpables del delito de genocidio, en un nuevo juicio de Núremberg.

La producción de petróleo en la región se paralizaría, y los precios mundiales de los combustibles se dispararían a niveles nunca vistos, generando una crisis económica internacional de alcance incalculable. Esta situación sería agravada por los serios perjuicios que sufrirían las comunicaciones, transporte marítimo y aéreo en todo el teatro de operaciones.

Complementariamente, se alteraría todo el flujo mercantil, primero en Suramérica, lo que se extendería inevitablemente a Centroamérica y los Estados Unidos, haciendo intolerable la crisis económica –financiera del agresor. Las bolsas de valores se desplomarían y el dollar perdería para siempre su carácter hegemónico. Como es lógico los socios de Washington en la OTAN no se librarían de estas terribles afectaciones.

Embarcada como está hoy en una desquiciada e incierta guerra comercial con China y el resto del mundo, esta incontrolable situación sería el “tiro de gracia” para la economía norteamericana.

Surgiría además en Latinoamérica una polarización extrema de izquierda, y las revoluciones populares podrían estallar en los países lacayos de USA derrocando a sus corruptos gobernantes.

Por ello, si por desgracia el desatino de una agresión militar norteamericana a Venezuela tuviese lugar, los agresores tendrán que retroceder y lamentarse toda la vida de su craso error de haber planificado desde Washington, un crimen masivo contra el noble pueblo venezolano.

¡Sería de seguro, el último disparate del oligarca Donald Trump!

Son ciertas las palabras premonitorias de Simón Bolívar sobre “el destino de USA de ser el gendarme nefasto del mundo, dominador imperial de naciones, pero también advirtió que América toda sería libre y soberana, sobre la base de combatir la ignorancia con unidad, con valentía y solidaridad internacionalista, que inexorablemente debía conducir a los pueblos a ser más iguales para vivir en plena libertad con justicia social.

También Bolívar dijo que cuando los pueblos, no importa su tamaño, se unen para luchar por su independencia y soberanía, lo más seguro es que la victoria sea de estos.

En este sentido, gracias a la sabia gestión geopolítica y geoestratégica, liderada por el Cmte. Chávez, se dio la creación de la ALBA, La Unión Suramericana de Naciones, La CELAC y PETROCARIBE, así como las alianzas estratégicas con la República Popular China, la Federación Rusa, Irán, Vietnam, Siria y otros países del tercer mundo, todo lo cual es un signo inequívoco que desde ya USA está confrontando serias y fuertes resistencias para llevar a cabo sus planes agresivos.

Ni la guerra económica, ni la guerra de IV generación que viene del norte podrá derrotar al noble y combativo pueblo de Simón Bolívar.

 

http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/agredir-militarmente-a-venezuela-seria-el-mayor-desatino-de-estados-unidos/

Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /

Posted in Sin categoría | Leave a comment

La “peligrosidad” del Foro

Por Francisco Arias Fernández

¿Por qué el gobierno de los Estados Unidos y su maquinaria de guerra mediática se empeñan en demonizar al Foro de Sao Paulo? ¿Por qué repiten una y otra vez que significa “una amenaza a la democracia”, que es un aparato “unificador del comunismo”, o “la confluencia de la izquierda y los grupos terroristas de toda Iberoamérica”?

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz había advertido en 1996 que uno de los principales escollos que enfrentarían los esfuerzos unitarios e integracionistas continentales era que “Estados Unidos no está interesado en lo más mínimo en que América Latina se integre económica y políticamente, puesto que llegaría a ser un grupo de países, realmente, poderosos; tendrían un lugar en el mundo mucho más que el que tendría un continente balcanizado y sometido, donde las más estratégicas áreas de la economía y de los servicios caigan en manos del capital extranjero, y caigan, en  definitiva, bajo el control de Estados Unidos, como hoy prácticamente los medios de divulgación masiva que tanto conspiran contra nuestra cultura (…)”.

Muestra del desprecio de EE.UU. y su actual administración por la integración, unidad y solidaridad entre los pueblos de Nuestra América que promueve el Foro de Sao Paulo es la ofensiva de Donald Trump y la derecha neoliberal de la región contra la soberanía, la independencia, la paz, sus intereses y aspiraciones, para lo cual ha recrudecido sus agresiones y amenazas contra las conquistas integracionistas y solidarias, los gobiernos progresistas y de izquierda.

Priorizar su política injerencista y de garrote contra la región, enarbolando la “Doctrina Monroe” y el neoliberalismo ha dejado de ser una idea del cavernícola asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, para convertirse en una decisión ejecutiva mediante golpes blandos, parlamentarios, militares, judiciales, guerra económico-comercial, diplomática, mediática y de todo tipo, que se han recrudecido en los últimos meses.

Pero la declaración de guerra contra la integración y la unidad no es una disposición reciente. La persecución y las operaciones abiertas o encubiertas contra todo intento de agrupamiento o emprendimiento unido se actualizan por el Consejo de Seguridad Nacional y la Comunidad de Inteligencia con relativa sistematicidad.

Desde el propio surgimiento del Foro de Sao Paulo en 1990, ha sido un propósito despedazar o derrumbar mecanismos integracionistas, gobiernos progresistas, organizaciones de izquierda, o crearle todo tipo de obstáculo a líderes indiscutibles de nuestros pueblos, un acápite permanente en las actualizaciones de las estrategias de la Casa Blanca.

Un gobierno ultraconservador, encabezado por magnates, halcones y torturadores, que ha reivindicado no solo que lo primero es Estados Unidos, eslogan fascistoide que los ha enfrentado al resto del mundo; en pleno siglo XXI mantiene en sus principales directivas de política exterior que su “traspatio” -fuente de importantes riquezas- tiene que estar dividido y sumiso porque es para los norteamericanos, específicamente para los monopolios energéticos, de minerales, alimentos y otros rubros.

El “nuevo momento americano” de Trump tiende a sustituir el diálogo por la fuerza militar; las alianzas por muros aislacionistas; a expulsar de EE.UU. a millones de latinoamericanos que trabajan y viven en ese país desde hace años; a enjaular emigrantes de cualquier edad, a separar familias, torturar niños; a desatar los nudos de los tratados comerciales y renegociar mediante el chantaje y la guerra económica en perjuicio de los pueblos; a despojar a los estados de las propiedades y recursos naturales estratégicos que les quedan; a reposicionar a la OEA como un activo instrumento golpista y servil, fundamental en su ofensiva contra la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y Petrocaribe, algunas de las conquistas indiscutibles de los esfuerzos integracionistas del Foro.

En contra de la corriente y del compromiso asumido por los mandatarios de América Latina y el Caribe en 2014, de encontrar soluciones pacíficas a las controversias, respetar la soberanía, fomentar las relaciones de amistad, la cooperación y una cultura de paz, los enemigos del Foro buscan desesperadamente aumentar sus bases militares, incrementan su presión e influencia sobre los ejércitos de la región, atizan maniobras y ejercicios bélicos en áreas estratégicas o fabrican pretextos para nuevas invasiones.

Los detractores del Foro no le perdonan la promoción de los diálogos de paz, procesos que no valoran como el cese del derramamiento de sangre, del sufrimiento y la muerte, o como el único camino hacia la consolidación de la región en una Zona de Paz, sino como fuente de “enormes victorias políticas” a sus adversarios que no pueden admitir. Por ello atentan contra los avances logrados en Colombia.

Consideran que la desmilitarización, que es una demanda universal no solo del Foro de Sao Paulo, es una trampa en contra de los privilegios históricos de militares ávidos de poder, ejércitos golpistas y las oligarquías que los manipulan; y mienten descaradamente al acusar a la izquierda de atentar contra la soberanía al ser partidaria de los tratados comerciales, lo que mezclan con supuestos guiños al Fondo Monetario Internacional por gobiernos progresistas que son chantajeados o presionados por esa instancia, cuando son precisamente los gobiernos neoliberales los entreguistas y cómplices del despojo y la pérdida de soberanía.

Entretanto, el Congreso estadounidense -a propuesta de legisladores antilatinoamericanos como Marco Rubio, Mario Díaz Balart, Ileana Ross y otros- aprueba decenas de millones dólares para los fabricantes de mentiras que respaldan sus planes maquiavélicos contra Nuestra América, y en especial contra Venezuela y Cuba, protagonistas de las ideas unitarias de Bolívar y Martí, que Washington se empeña en enterrar. Esa parte de los dineros de la subversión, que por lo general se queda en La Florida, llega en menor escala a cabecillas y mercenarios, expresidentes anexionistas que se prestan para el coro neoliberal y cobran decenas de miles por maniobras propagandísticas y conferencias como supuestos representantes de no se sabe qué ONG, con mensajes enlatados Made in USA.

No es casual que para demonizar el Foro y sus conquistas sean recurrentes las campañas mediáticas a través de la CNN en español, El Nuevo Herald, El País de España y la red del complot dirigida desde Washington y varias capitales europeas que incluye a casi todas las principales televisoras, emisoras radiales, periódicos y sitios digitales del continente, en manos de grupos editoriales con nombres en español, y propietarios estadounidenses o millonarios latinoamericanos o europeos.

La “peligrosidad” del Foro de Sao Paulo es que EE.UU. le teme a sus resultados  y potencialidades, como alternativa de lucha para buscar formas de integración y enfrentar la ofensiva imperialista y de las oligarquías de la región que golpean y empobrecen aun mas a nuestros pueblos, que pese a la guerra abierta y encubierta de Washington salen a las calles a protestar contra las injusticias como lo hacen en Brasil y Argentina o a votar masivamente contra el neoliberalismo y por quienes defienden a los pobres de la tierra, como lo hicieron recientemente en Venezuela y México a pesar de las agresiones, mentiras y miedos generados por el entramado internacional de la desinformación.

Constituye un “peligro” que sean los países del ALBA y no las clínica estadounidenses los que en 10 años logren el milagro de que más de 3 millones de latinoamericanos recuperaran la visión, que mas de 5 millones fueran alfabetizados o que gracias al esfuerzos y los cambios de los gobiernos progresistas y de izquierdas decenas de millones de personas salieran de la pobreza extrema, en la región que el neoliberalismo ha convertido en la más pobre y desigual del planeta. Son solo algunos de los “pecados” imperdonables.

 
Publicado por: David Díaz Ríos  CubaSigueLaMarcha / CubaEstrellaQueIlumina /
Posted in Sin categoría | Leave a comment
« Older
Newer »