¿Dónde está Carmela?

¿Dónde está Carmela?

Por Graziella Pogolotti / Llovía. De edad avanzada, la maestra seguía fiel a su aula, siempre puntual. Al cruzar Vía Blanca, un carro la atropelló. Enredada en su sombrilla, la violencia del golpe la hizo volar por los aires. Cayó sobre la calle mojada. La fractura de cráneo era irreparable. Murió como combatiente en el cumplimiento del deber. Conmovidos, los estudiantes del preuniversitario Rosalía Abreu le rindieron homenaje póstumo. Me pregunto ahora si algo semejante hicieron en su comunidad, porque la sociedad en su conjunto debe modelar valores reconociendo sus paradigmas, no solo a quienes alcanzan relieve nacional, sino a los que conviven con cada uno de nosotros en el día a día de la bodega, la carnicería y las reuniones de vecinas, la Carmela que está al doblar de la esquina.

Carmela en clases. Foto: cortesía de Ernesto Daranas

Un filme, Conducta, convocó a un público masivo. Por lo que me han contado, no es una historia truculenta. No acude a los ganchos hipnóticos utilizados por el consumismo. Remueve rescoldos de sentimientos enraizados en la aspiración latente al mejoramiento humano. Invita a una reflexión que a todos compromete.

Desde hace algún tiempo, sufrimos las consecuencias de la falta de maestros numéricamente suficientes y cualitativamente calificados en lo que respecta al conocimiento y al modo de conducirse. Ya se sabe, los salarios son bajos, atrapados como estamos en la búsqueda del difícil equilibrio entre las limitaciones financieras y la voluntad política, entre los apremios del día que corre y las exigencias del mañana que se nos viene encima. Y, sin embargo, en el aula estamos sembrando futuro. Allí descansa el porvenir de la nación.

Para afrontar los problemas, hay que analizar su origen y naturaleza y perfilar las aristas de la verdad. En la república neocolonial, el capitalismo subdesarrollado mantenía altas tasas de desempleo. La discriminación racial marginaba a negros y mestizos del acceso a ciertos puestos de trabajo. La frontera se levantaba en las oficinas de las empresas privadas y llegaba al mostrador de las tiendas más elegantes, aunque todo ello violara la Constitución de la República. Recuerdo el batallar para conquistar estos espacios vedados.
Mal pagado siempre, el magisterio público garantizaba estabilidad laboral. Para los marginados, ofrecía reconocimiento social y reforzaba la autoestima en quienes tuvieron que contar con el respaldo familiar de tantas madres que entregaron sus vidas lavando para la calle. En la sociedad moderna, el médico que cuida la salud del cuerpo y el maestro que transmite conocimiento y valores son los sustitutos del gurú de la tribu. En una sociedad corroída por el afán de lucro y por el dominio del poderoso caballero don dinero, los educadores constituían excepción de la regla. Modesta en el vestir, con la misma ropita una y otra vez, encarnaba la imagen de la persona decente. Cuando iban cayendo los años, de vez en cuando recibían la visita de un antiguo alumno, muestra de eterna gratitud.
No se puede rebobinar la historia y mucho menos, restaurar la injusticia estructural de entonces. Por voluntad política y para preservar la soberanía de la nación, tenemos que someternos a un autoanálisis tan implacable como una operación quirúrgica. El Día del educador necesita despojarse del formalismo impuesto por el cumplimiento rutinario de las tareas. Hay que estimular en los niños y en sus padres la capacidad de invención. El aula ha de ser un espacio sagrado de intercambio entre alumnos y maestros, libre de interferencias ajenas donde el educador preserva el ejercicio pleno de su autoridad. La experiencia me dice que el conglomerado humano que se reúne cada inicio de curso es siempre diferente. El grupo resultante de las pequeñas individualidades se consolida sin perder su heterogeneidad intrínseca, en el trabajo cotidiano apuntarán liderazgos incipientes, aliados potenciales del maestro, al que corresponde dar cauce a las rebeldías mediante la cohesión de responsabilidades y el incentivo a formas de participación activa, iniciación primera a la construcción de la conciencia ciudadana.
Propongo considerar en la formación de maestros una atención sustantiva al desarrollo de la facultad de observar. En cualquier nivel de enseñanza, tendrá ante sí un conjunto de personitas en proceso de crecimiento intelectual, psicológico y moral, sobreprotegidos o carentes de cariño, portadores de conflictos familiares, víctimas de sentimientos de inferioridad o deformados por la vanidad. El manejo inteligente de esas conductas garantiza el éxito del aprendizaje y el mantenimiento de la disciplina.
El proyecto educativo no puede desentenderse de la permanente problematización de la realidad. El diseño de la economía, necesidad de la supervivencia, provee soluciones para superar la crisis y formular medidas con el propósito de sentar las bases de un porvenir más satisfactorio. Su perspectiva debe situarse a mediano y largo plazo, porque todo cambio en este terreno repercute en la sociedad y en el sistema de valores imperante teniendo en cuenta, además, que crecimiento no implica, por necesidad, desarrollo. Este último se sustenta en la dimensión humana de un proyecto equitativo, garante de la igualdad de oportunidades con la consiguiente apertura a la cristalización de nuestros sueños. En este sentido, la voluntad política tiene que mantener, con mano firme, la brújula apuntalada en el andamiaje educativo.
«Los niños nacen para ser felices» se ha convertido en lema vaciado de contenido por la reiteración mecánica. Expresa el anhelo más profundo de la especie. Su esencia se borra cuando la frase se desarticula del pensamiento integrador del Maestro. La noción de la felicidad es conquista y aprendizaje. Se hace a la medida de cada uno. Entraña una filosofía de la vida inspirada en el amor, nunca en el estímulo a una mentalidad competitiva.
FUENTES:
http://www.juventudrebelde.cu/opinion/2015-12-12/donde-esta-carmela/
http://segundacita.blogspot.com/2015/12/donde-esta-carmela.html
Publicado por:  David Díaz Ríos / @daviddr5129 /     
CubaSigueLaMarcha.blogspot.com  / CubaEstrellaQueIlumina
Posted in Sin categoría | Leave a comment

La Revolución Bolivariana en el colimador de la oposición

La Revolución Bolivariana en el colimador de la oposición

guerradelacia-300x260

Los últimos acontecimientos relacionados con las elecciones parlamentarias en Venezuela, del pasado 6 de diciembre, y el posible destino de la Revolución bolivariana siguen acaparando la atención en redes sociales, atrapando titulares y no pocas reflexiones en medios de prensa.

Los resultados —55 diputados por el Gran Polo Patriótico y 109 por la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática, con las tres bancas de los circuitos indígenas a favor del campo opositor— arrojan más luces sobre los efectos de la estrategia bien montada por Estados Unidos y la ultraderecha nacional e internacional para borrar del mapa un proyecto social, político y cultural que se colocó a la vanguardia en la región e, incluso, más allá.
venezuela, elecciones en venezuela, nicolas maduro, oposicion venezolana
El empleo de las llamadas Tácticas Asimétricas IrregularesGuerra de Cuarta Generación y todas las versiones de los libretos de Golpe Suave o Golpe Blando aplicados por el gobierno estadounidense en la nación sudamericana indiscutiblemente han tenido efectos.
La cruenta guerra económica interna, impulsada por la derecha venezolana —incluyó el acaparamiento de productos de la dieta básica, de artículos de primera necesidad y de medicinas—, provocó desabastecimiento, alza astronómica de los precios, colas infinitas en los mercados…¿Consecuencias? Ansiedad en la población, dudas, confusión, estados de exaltación.
El país con las mayores reservas de crudo en el mundo ha padecido, también, una guerra de precios que ha caldeado la situación interna aún más. Desde mediados del 2014 el precio del petróleo ha experimentado una caída de más de 60 por ciento, al bajar de 100 a 35 dólares por barril. No hay duda, la guerra del petróleo es otra arremetida que ha tenido que enfrentar el gobierno bolivariano, encabezado por Nicolás Maduro.
A Venezuela, sometida a un bombardeo mediático como no lo ha estado ningún país del planeta, la han convertido “en una lámina de estudio de comunicación frente a una agresión como nunca se ha visto”. Así lo denunció recientemente el periodista venezolano Earle Herrera.
En tal sentido, la analista política Eva Golinger en su artículo “EE.UU.: La emboscada contra Venezuela” ofrece datos reveladores. Durante el último año, la administración de Barack Obama gastó más de 18 millones de dólares en financiamiento público para grupos antigubernamentales en la nación sudamericana.
Desde la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), apuntó la también reportera, casi medio millón de dólares fueron destinados para mejorar las capacidades estratégicas comunicacionales de organizaciones políticas a través de medios alternativos. Buena parte de este dinero —agregó— financia el uso de redes sociales para proyectar la visión antigubernamental en espacios influyentes a escala internacional.
Noticias falsas o convenientemente manipuladas llegan a instalarse como “verdades”. El dinero media para echar más combustible a la maquinaria mediática, sobre todo si ello determina el destino de un país con un proyecto chavista que pone en peligro los intereses imperiales.
Las guarimbas iniciadas en febrero del 2014, que dejaron como saldo más de 40 muertos y cuantiosos daños materiales, así como el asesinato de importantes dirigentes políticos, no son hechos fortuitos; responden a las maniobras de la derecha venezolana, apoyada por Estados Unidos.
Las movidas en este ajedrez están convenientemente diseñadas para que la burguesía, ahora con mayoría en la Asamblea Nacional, intente sepultar los logros conquistados por el pueblo en 16 años de Revolución Bolivariana.
Desde que en 2003 el gobierno venezolano emprendiera una cruzada contra la pobreza y la desigualdad, un conjunto de misiones cambió el panorama social de la nación. Venezuela figura como uno de los 29 países del mundo que más se han esforzado para reducir el hambre, éxito reconocidopor laOrganización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación(FAO, por sus siglas en inglés).
Gracias a la Misión Barrio Adentro, eje central del Sistema Público Nacional de Salud en el país sudamericano, más de un millón de vidas han sido salvadas en los 12 años de creado este programa; una cifra superior a 900 000 hogares ha construido la Gran Misión Vivienda Venezuela para familias, en su mayoría, de sectores históricamente marginados. Estas y otras realidades no pueden ser ignoradas, mucho menos que la desmemoria las borre de un plumazo.
Con los dos tercios conseguidos en la Asamblea Nacional en las últimas elecciones la coalición opositora podrá aprobar leyes orgánicas, proponer reformas y enmiendas constitucionales, reemplazar a miembros del Tribunal Supremo de Justicia, el propio Consejo Nacional Electoral y demás poderes públicos, pero solamente con el visto bueno de otros órganos legales.
Los pronunciamientos de la derecha giran en torno a la anulación de las leyes orgánicas del Trabajo y de Precios Justos y avivan sus intenciones de destruir los convenios firmados por el gobierno venezolano con otros países del área, en franca anulación de todos los organismos de integración regional, entre ellosPetrocaribe, el Mercado Común del Sur, la Unión de Naciones Suramericanas y la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos.
 
La intención es debilitar la estabilidad de Latinoamérica y el Caribe, denunció recientemente el Presidente Nicolás Maduro.
En esta batalla por hacer que cabalguen las tantas razones de la Revolución Bolivariana,las fuerzas populares en la calle deberán seguir apostando por la unidad, por la defensa de lo ya conquistado. Habrá que permanecer, aferrarse a lo grande, y seguir, también, juntando la palabra del mundo.

Por Arelys García Acosta / Escambray

http://www.escambray.cu/2015/la-revolucion-bolivariana-en-el-colimador-de-la-oposicion/

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Felicita Fidel Castro a Nicolás Maduro por su brillante y valiente discurso el 6 de diciembre 

Peligros y oportunidades en Venezuela
Mensaje de Raúl a Maduro: Estaremos siempre junto a ustedes
Publicado por:  David Díaz Ríos / @daviddr5129 /     
CubaSigueLaMarcha.blogspot.com  / CubaEstrellaQueIlumina
Posted in Sin categoría | Leave a comment