Cuba en la batería de mentiras guerreristas y belicistas

Cuba en la batería de mentiras guerreristas y belicistas

 

Desfile militar por el 50 Aniversario del desembarco del yate Granma y día de la FAR. Foto: José Raúl Rodríguez Robleda
Norelys Morales Aguilera / Blog IslaMía / Cubainformacion. Como si fuese el pan de cada día los conglomerados mediáticos del capital transnacional, evidencian su implicación criminal en el fomento del odio, con sesgos informativos, tergiversaciones y silencios, xenofobia y racismo e incluso culto a la guerra y las armas, algo que entre muchas fuentes puede constatarse en el libro de Pascual Serrano, “Medios violentos. Palabras e imágenes para el odio y la guerra”, publicado en 2008. [1]
Desfile por el 1ro de Mayo en La Habana. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.
En los últimos tiempo continúa la tendencia con una aleación mezquina de refinamiento o de gruesas falsedades, dependiendo de las campañas diseñadas para los fines de la dominación, que maniobran con una una batería de operaciones mediáticas “guerreristas y belicistas” para responder a los intereses de Occidente, según ha valorado el periodista y analista argentino en política internacional, Jorge Creisnes. [2]
Vibrante desfile del pueblo habanero por la Plaza de la Revolución. Foto: Roberto Garaycoa Martínez/Cubadebate
La escandalosa mentira difundida por la cadena estadounidense Fox News, sobre la supuesta presencia de tropas cubanas en Siria para combatir al autodenominado Estado Islámico (EI), ha sido desmentida y desmontada. El propósito fue provocar la presión del Partido Republicano en los órganos legislativos de EEUU para conseguir que Obama rectifique su política de normalización de relaciones con Cuba.
Jaime Suchlick, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos, un centro vinculado a la ultraderecha de Miami y opuesto al actual diálogo Cuba-EEUU , sostiene que hizo pública la información que recibió de un supuesto “militar árabe” anónimo.
“Esto quiere decir que Raúl Castro le está mandando un mensaje a la Administración de los EEUU: que para Cuba es más importante la relación con Rusia, Irán y Siria que las negociaciones y el comercio con EEUU. (…) Va a haber mucha presión del Congreso. Yo posiblemente vaya a audiencias al Congreso y el Senado, que han recibido esta información. Yo hablé con Ileana (Ros Lehtinen, líder congresista de la ultraderecha cubanoamericana), o sea, hay gran interés por parte del Congreso de enfatizar lo que está pasando”.[3]
De las declaraciones del señor Suchlick, se infiere que Cuba está también en la batería de dardos mediáticos que se acomodan a planes globales, del nuevo período de Guerra Fría, según unos analistas, y para otros, en una Tercera Guerra Mundial por etapas, que están desarrollando Estados Unidos y sus aliados. Vincular a Cuba a esos escenarios globales podría acarrear dividendos a los halcones de Washington.
Es llamativo que en el contexto de la guerra informativa contra Rusia, el director del Departamento de América Latina de la Cancillería rusa, Alexandr Schetinin, haya tenido que negar versiones de que Rusia tenga planes de desplegar bases militares en Cuba, argumentando, que las relaciones con la Isla se desarrollan en otra dirección, de acuerdo con RIA Novosti. [4]
Sechetinin aportó otro elemento, válido para entender por qué el presidente Barack Obama no ha podido cumplir una de sus más cacareadas promesas electorales, que parece no cumplirá: cerrar la prisión instalada en la ilegal Base Naval de Estados Unidos enclavada en tierra cubana.
Según el ejecutivo de la Cancillería rusa, EEUU se resiste a devolver Guantánamo a Cuba por temor a cesión a Rusia. “El Gobierno cubano está en el derecho de plantear la devolución de Guantánamo, como parte del proceso de normalización de sus relaciones con EEUU”, señaló. A lo que siempre deberá añadirse que es cuestión de soberanía, algo que no entra en discusión entre La Habana y Washington.
Nadie puede dudar que los medios de comunicación declararon la guerra a Cuba mucho desde mucho antes de que triunfara una revolución, siendo en estos momentos una variable de relevancia en las relaciones Cuba-Estados Unidos, y en los propósitos de subversión abiertos o encubiertos. Da lo mismo.[5]
Si queremos resumir el modus operandi para aplicar la batería de mentiras guerreristas y belicistas de los conglomerados mediáticos transnacionales, que responden a grandes intereses del capital, Eduardo Galeano lo dice gráficamente:
”Contra Cuba se aplica una lupa inmensa que magnifica todo lo que allí ocurre cada vez que conviene a los intereses enemigos, llamando la atención sobre lo que pasa en la revolución, mientras la lupa se distrae y no alcanza ver otras cosas importantes y que los medios de comunicación no hacen por informar”. [6]
Si ese es el diagnóstico, informar la verdad es el antídoto, frente a un escenario visiblemente descomunal de la mentira y la propaganda de guerra, en lo cultural, tecnológico y mediático. El desafío es colosal, sin dudas. Nadie ha dicho que no nos cueste en todos los sentidos el empeño, ni que sea un lecho de rosas porque tengamos la razón. Pero, dando aunque sea pequeños pasos, sin detenernos, consolidando cada trecho recorrido, es posible. Y, pruebas no faltan, en especial, para los que en Cuba, bajo las más férreas limitaciones, ni hemos renunciado ni vamos a renunciar.
Notas
Fuentes:
Publicado por: David Díaz Ríos
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Nauta: una marca muy codiciada por los cubanos

Nauta: una marca muy codiciada por los cubanos

 

La ampliación del servicio público de acceso a Internet necesita aún de mejoras en la velocidad de conexión, en los precios de acceso, en el aumento de salas de navegación y de un personal capacitado que ayude a los usuarios…
Foto: César A Rodríguez
Era 27 de mayo de 2013 cuando la noticia corrió de boca en boca, de sitio en sitio: En Cuba se prevé ampliar el servicio público de acceso a Internet para que los ciudadanos puedan conectarse a la red de redes. La información que ocupó los principales titulares de la prensa nacional e internacional se hizo realidad el 4 de junio. Ese día abrieron 118 salas de navegación con 400 computadoras habilitadas por todo el país, y comenzaba un camino complejo en el profundo proceso de informatización que vive la sociedad.
Con la marca Nauta empezó a comercializarse el nuevo servicio de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa). Esta es una solución informática para las computadoras de las salas públicas de navegación, que le permite al usuario acceder a los servicios de navegación y correo electrónico, así como a diferentes aplicaciones instaladas en la máquina. En este ambiente de trabajo el usuario accede a los servicios mediante una autenticación previa, siempre que tenga crédito disponible en su cuenta de acceso.
Junto con Nauta, llegaron por su puesto los precios para acceder a la conexión: la navegación en Internet (con posibilidad de contratar una cuenta de correo internacional @nauta.cu) a 4.50 CUC x 1 hora; la navegación nacional con correo electrónico internacional a 1.50 CUC x 1 hora, y la navegación nacional a 0.60 CUC x 1 hora. Luego estas ofertas disminuyeron pero, aún con precios incómodos para el bolsillo del cubano.
A casi un año de esa primera oferta de servicio público de acceso a Internet, en marzo, Etecsa puso una nueva oferta para los cubanos consistente en la posibilidad de consultar desde los celulares el correo electrónico con dominio @nauta.cu, que había llegado junto con el acceso a Internet desde las salas de navegación. Desde entonces los poseedores de una cuenta de correo electrónico pueden consultarla desde los móviles, siempre y cuando estos soporten servicios de transmisión de datos y contengan una aplicación de correo electrónico.
A las facilidades ofrecidas por el Portal Nauta, a partir de julio pasado se sumó también el acceso a 35 salas de navegación de Internet con tecnología wifi en espacios públicos de toda la nación y reducir el precio de la hora de navegación a la red de redes hasta 2.00 CUC. De la zona wifi pueden disfrutar todas aquellas personas que tengan una cuenta Nauta, temporal o permanente, utilizando sus dispositivos móviles, ordenadores personales o tabletas que posean funcionalidades para la nueva conexión.
El más reciente camino que ha dado Etecsa se puso en práctica el pasado 6 de octubre. Desde entonces las cuentas de acceso permanente Nauta para la navegación en Internet pueden ser recargadas desde el extranjero con 10. 00 CUC o más, a través del sitio web www.ding.com. Para efectuar esa recarga el usuario deberá introducir los datos de la cuenta de acceso del usuario, incluyendo el dominio: usuario@nauta.com.cu­ o usuario@nauta.co.cu; según corresponda.
Son algunos de los pasos que ha dado la Mayor de las Antillas, mientras llega la tan ansiada conexión desde nuestras casas. En consonancia, el pasado mes en una Mesa Redonda dedicada al tema de la informatización de la sociedad, se apuntaba que los puntos de navegación se han multiplicado a más de 600, y que datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) indican que suman más de tres millones los accesos a Internet y un millón de usuarios utilizan la plataforma Nauta.
Mayra Arevich Marín, presidenta ejecutiva de Etecsa expresó que hasta esa fecha se habían comercializado 3,8 millones de cuentas; sin embargo, la de tipo permanente ofrece mayores garantías, como la posibilidad de establecer un usuario y contraseña propios, se puede recargar con los agentes de telecomunicaciones y se dispone de una cuenta de correo personal con alcance internacional.

Los clientes tienen la palabra

No hay dudas de que Cuba trabaja en lograr con la mayor rapidez posible el proceso de informatización de nuestra sociedad, pero no podemos permitirnos que los servicios Nauta no tengan las condiciones para lograr mejores resultados. Así lo confirman varios usuarios con los que Cubahora dialogó para conocer sobre la implementación de este servicio luego de un año de su puesta en funcionamiento.
Según Mario Luis Martínez desde la creación de su cuenta de correo la utiliza sobre todo en las noches, pues por el día es muy difícil conectarse. “Cuando intento acceder al correo sobre todo en el horario del mediodía es muy lento y nunca he podido llegar a pasar un mensaje, pues muchas veces cuando le doy enviar se queda ahí y nada”. Con él coincidió Marta Hernández, quien asegura que también se ha visto afectada por tales hechos, aunque dice tener más suerte desde que se comunica por la tecnología wifi.
Otros usuarios mencionaron también como dificultades las enormes colas para activar el servicio y luego la poca preparación del personal que configura los teléfonos, así como la congestión de las líneas que todavía ocasiona tardanzas en las entregas de la mensajería. Ello lo confirmó Guillermo Benítez, quien cuenta que hace unas semanas envió un correo a un amigo en Granma y lo recibió dos días después. “Así sucede dentro del país, ni hablar cuando trato de enviar un correo a otro nación”.
Pero no todo es para alarmarse. Juana Linares cuenta que sus comunicaciones en las salas de navegación han sido gratas. “He logrado descargar bastantes documentos en la hora que asisto a la sala del Hotel Focsa, en el Vedado capitalino. Lo que sí las colas son inmensas, pues muchas personas vienen y marcan desde muy temprano. Es necesario incrementar más las salas que existen en el país así como las zonas wifi”.
Giorbis García reconoció que se han realizado mejoras en los servicios Nauta y se han rebajado las tarifas, pero ello es “es poco si se tiene en cuenta que miles de cubanos acceden a los servicios sobre todo para comunicarse con sus familiares y descargar contenidos. Además en las zonas wifi, muchos son los cibernautas que intercambian mensajes de voz, de texto y hasta video llamadas en varios lugares del planeta”.
A los precios se refirieron usuarios como Ángel Figueroa, quien mencionó a la necesidad de buscar tarifas más cercanas a lo que gana un cubano, pues muchos no acceden hoy a los servicios del Nauta pues precisan de ese dinero para otros asuntos básicos. Dijo también que “a pesar de que la conexión es bastante buena, en el caso de las zonas wifi la seguridad es mínima y carecen muchas veces de iluminación”.
Otras situaciones aquejan los servicios de Etecsa, entre ellas están el acceso a las tarjetas Nauta, las largas colas para adquirirla o la no existencia de estas en los puntos de venta de Etecsa por el acaparamiento de algunos; la falta de un personal que brinde asistencia técnica ante cualquier duda o el hecho de que los puntos solo presten sus servicios hasta media tarde. Y cuando ello sucede, se deja en manos de otros temas como la venta ilegal de tarjetas Nauta, conectarse a menos precios y hasta cómo lograr un buen servicio como ha sucedido.

Cuando de mejorar se trata

¿Qué dicen las autoridades sobre las inquietudes de los usuarios? En respuesta a la carta del capitalino Juan Antonio Roque, publicada en Juventud Rebelde recientemente, Tania Velázquez Rodríguez, directora central de Comercial y Mercadotecnia de Etecsa, respondía en ese medio, que el servicio Nauta fue concebido y diseñado inicialmente para ser usado en salas de navegación. Y casi un año después, fue que Etecsa anunció la posibilidad de acceder al mismo de manera remota desde los móviles. Es decir, consultar el correo, recibir y enviar, no así el resto de las prestaciones de la plataforma, como gestionar su cuenta, recargar, eliminar correos leídos y poner reglas a estos.
Precisaba que la forma de cobrar el acceso al correo Nauta desde los móviles consiste en aplicar la tarifa de un CUC por Megabyte, y se descuenta del saldo del servicio móvil, no de la cuenta de correo. Esta tarifa, añade, vigente por la Resolución 8 del Ministerio de Comunicaciones, no depende de la velocidad ni del tiempo empleado en el envío o recepción de mensajes, sino del volumen de información transferida.
Velázquez Rodríguez aclaraba que acciones como consultar si han entrado nuevos correos, descargarlos o borrarlos, sincronizar con los servidores o realizar actualizaciones, entre otras, requieren conectividad y por tanto consumen saldo. Por ello recomendaba a los cibernautas activar los datos de manera manual en el momento en que deseen consultar sus correos o enviarlos, y no dejar la configuración de forma permanente, pues ello evita los costos indeseados, fundamentalmente de los teléfonos inteligentes que intentan realizar conexiones en el servidor para actualizar sus aplicaciones.
En cuanto a la inquietud de Juan Antonio sobre la calidad del acceso que depende de las condiciones específicas de la red que dé cobertura al lugar donde se realice. “Uno de los principios de funcionamiento de la red actual establece que en momentos de congestión se prioriza la voz y no el dato. Para soportar el crecimiento de los servicios, la Empresa realiza todos los años inversiones que contemplan la ampliación y mejoramiento de la calidad del acceso, aunque este proceso es continuo, ya que se corresponde con el nivel de incremento de las líneas celulares, que ya cuenta con más de tres millones de suscriptores”.
En cuanto a la limitación de la cantidad de tarjetas por persona, la funcionaria expresó que toda venta a la población tiene un carácter minorista, por lo que se debe regular en correspondencia con las necesidades de los consumidores que acuden a estos centros de manera individual. Mientras que, “las compras de volúmenes superiores, deben estar dirigidas a los agentes de telecomunicaciones y otros distribuidores autorizados”; con excepción de las tarjetas de cuentas de navegación temporales.
Sobre este tema la Presidenta Ejecutiva de Etecsa destacó que se trabaja para que el agente de telecomunicaciones comercialice las tarjetas para navegar y esto alivie la demanda, aunque insistió en la pertinencia de cuentas permanentes. Añadió que en los Joven Club de Computación y Electrónica también las personas pueden acercarse al servicio de navegación a Internet a través de Nauta, pues en estas instituciones existen diferentes salas de navegación y además las personas pueden tener el asesoramiento de personas especializadas.
A la par refirió que si bien las tarifas no son las idóneas, han ido descendiendo con el tiempo. Etecsa mantiene una política de rebajas en la medida que la calidad del servicio lo permita, pues su premisa es garantizar calidad, sentenció la funcionaria, quien añadió que para el desarrollo de infraestructura y aumento de ancho de banda se trabaja con nuevos centros de datos, capaces hoy de alojar las aplicaciones de la mayoría de los ministerios del país.
Wilfredo González Vidal, viceministro de Comunicaciones señaló a los medios que se debe continuar ampliando este servicio, por lo que se han hecho inversiones en infraestructura, al tiempo que se aumenta el ancho de banda, elementos marcados por la disponibilidad económica. “Los alcances de ese proceso se han dado en la medida en que el país despliega la infraestructura y fortalece sus servicios”.
La ampliación de los servicios de conectividad en el país está en consonancia con la estrategia planteada por Cuba de seguir facilitando cada vez más el acceso de la población a las nuevas tecnologías, en dependencia de la disponibilidad de recursos y con un enfoque que favorezca su uso social. No obstante, existe la firme intención de continuar acercando cada vez más estos servicios a las necesidades y posibilidades de la población.
Esta estrategia está planteada en el objetivo 52 de la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba, que en su texto hace un llamado a: “Aprovechar las ventajas de las tecnologías de la información y las comunicaciones, como herramientas para el desarrollo del conocimiento, la economía y la actividad política e ideológica; exponer la imagen de Cuba y su verdad, así como combatir las acciones de subversión contra nuestro país”. Obremos en ese sentido.
Fuente: CUBAHORA / Por Yuniel Labacena Romero
Nauta: una marca muy codiciada por los cubanos

La marca Nauta empezó a comercializarse a través del nuevo servicio de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa). (Abel Rojas Barallobre / Cubahora)

  • Cuenta Nauta: Modalidad de acceso a Internet que puede ser temporal o permanente; esta última significa que es recargable. Se contrata en las unidades comerciales de Etecsa, donde también se comercializan los cupones de recarga. Al mismo tiempo, estos cupones ya pueden ser adquiridos con los agentes de telecomunicaciones que han suscrito contratos con Etecsa para la comercialización de los mismos.
  • Una misma persona solo puede adquirir hasta diez tarjetas, teniendo en cuenta la situación de los revendedores.
  • Según la Oficina Nacional de Estadísticas:
  • A cierre del 2013 en Cuba existían 1 millón 14 mil 400 computadoras, de ellas 515 mil 400 en red.
  • Los usuarios de servicios de Internet sumaban 2 millones 923 mil 000.
  • Existen 90 computadoras personales y 261 usuarios de Internet por cada 1000 habitantes.
  • Pérdidas asociadas a los ingresos dejados de percibir y por reubicación geográfica del comercio debido al bloqueo:
  • Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA S.A.): suman más de 38 millones de dólares.
Publicado por: David Díaz Ríos
Posted in Sin categoría | Leave a comment

El mensaje a García

El mensaje a García

 

Por Ciro Bianchi Ross / Transcurría la noche del 22 de febrero de 1899 y el periodista norteamericano Elbert Green Hubbard,  de la revista Philistine, apremiado por la hora del cierre, se devanaba los sesos ante el papel en blanco. Los temas que había barajado para la jornada y de los que tenía algunos apuntes, le parecían, llegado el momento de escribirlos,  demasiado insustanciales o carentes de interés, incapaces de entusiasmar al lector y hacerlo leer hasta el final. De golpe creyó tener una buena historia, pero la rechazó cuando todavía no había llenado la mitad de la segunda cuartilla. Si lo aburría a él, cómo la acogería entonces el que la leyera. Abrumado, escurrió la pluma de punto metálico en los bordes del tintero y la colocó con cuidado  en la escribanía, como si debiera permanecer así durante largo tiempo. En situaciones semejantes, le daba resultado jugar con los objetos que adornaban su escritorio, sobre todo con aquella bola de inscripciones incomprensibles que, de niño, le regaló su padre y que conservaba desde entonces como una reliquia, pero ahora ni eso.
Hubbard se puso de pie y salió del estudio al escuchar que su hijo Bert se movía en el salón contiguo. La conversación, sin orden ni concierto, los llevó al tema de la guerra que Estados Unidos libró en Cuba contra España, y Hubbard aseguró que el mayor general Calixto García, Lugarteniente General del Ejército Libertador,  al garantizar  el desembarco exitoso de 16 000 soldados norteamericanos y trazar el plan de acción que conduciría a la rendición de la ciudad de Santiago de Cuba, en el que oficiales y soldados cubanos llevaron la peor parte, era el héroe de la contienda. Bert no ocultó su desacuerdo. El verdadero héroe de la llamada guerra hispano-cubano-americana, dijo con énfasis, no era el general holguinero, sino el teniente Andrew Summers Rowan.
¡Rowan!  Ese sí era un tema que valía la pena explotar. Hubbard volvió a su estudio para aplicarse de nuevo sobre su trabajo. Ahora la pluma corría sobre el papel, pero apenas podía seguir el ritmo de su pensamiento. Sin el menor respeto por la verdad histórica, Hubbard transformó el viaje del teniente Rowan a Cuba, a fin de transmitir a Calixto un mensaje verbal del Presidente de los Estados Unidos, «en una odisea individual, cargada de peligros, combates y hazañas increíbles, solo realizables por un norteamericano, clara evidencia del sentido racista que animaba su texto».

Nace un best seller

Nacía así El mensaje a García (A Message to García). Una revista de Filadelfia había encargado a Hubbard un artículo de relleno y el periodista fabricaba en cambio «una leyenda digna de una novela de aventuras». Suceso editorial que terminó convirtiéndose en el primer best seller de la literatura y el periodismo de Estados Unidos. No había transcurrido una semana de su publicación original cuando la Compañía de Noticias pidió autorización al autor para imprimir mil copias del mensaje, y el Ferrocarril Central de Nueva York obtuvo reproducirlo en un millón de folletos. Un mes más tarde había sido reproducido ya por 200 revistas y periódicos de ese país.
Al príncipe Andrei Hilakoff, director de los ferrocarriles de Rusia, el material le pareció interesante y lo hizo traducir al ruso y repartió copias entre todos los empleados de su empresa. Se popularizó en Francia, España y Alemania. En 1905, en la guerra con Japón, cada soldado ruso llevaba en su mochila un ejemplar de El mensaje a García. Moscú perdió aquella contienda,  pero Tokio le atribuyó un valor especial al texto y, traducido, destinó una copia a cada uno de los súbditos civiles y militares del imperio del Sol Naciente.
Hollywood puso también su granito de arena. Con la actuación de Wallace Beary, uno de los adelantados del entonces balbuceante «sistema de estrellas», en el papel del teniente Rowan, se llevó al cine el artículo de Hubbard. Digamos de paso que un incipiente Hollywood explotó la guerra de Cuba no solo en el área de la ficción, sino además en la documental: la Vitagraph Company filmó aquí las primeras imágenes en movimiento de una guerra real.
En 1909, diez años después de haber visto la luz por primera vez, alcanzaba tiradas por 40 millones de ejemplares. Una información reciente aseguraba que, traducido a idiomas potables e impotables, llegaba ya a los cien millones de copias. Hasta donde sabe el escribidor, El mensaje a García sigue siendo motivo de estudio y referencia en escuelas norteamericanas, y su lectura es obligatoria para los que mediante cursos de autoayuda se esfuerzan por saber cómo se logra el liderazgo.

Graduado de west point

En abril de 1898, días antes de que Washington declarara formalmente la guerra a España —lo que ocurre el 25 de ese mes—  el presidente William McKinley llamó a su despacho de la Casa Blanca al general Nelson Miles,  jefe del Ejército. Se requería de un oficial que entrase en Cuba y localizase al mayor general Calixto García, segundo al mando de las tropas mambisas y jefe de la zona oriental.  Ese oficial entraría a la Isla vestido de paisano y sin ninguna documentación, y transmitiría verbalmente el mensaje del Presidente. McKinley quería conocer la composición del Ejército Libertador y obtener de Calixto el compromiso de apoyar el desembarco norteamericano y la guerra que a partir de ahí se desencadenaría. Consultado por Miles, el coronel Arthur Wagner, jefe de la Inteligencia, recomendó al teniente Andrew Summers Rowan, un graduado de la academia militar de West Point que dominaba el idioma español y había cumplido misiones secretas en América Latina.
Penetrar de manera clandestina en un país en guerra con el objetivo de entrevistarse, en representación de una potencia extranjera, con uno de los máximos jefes de la insurrección, es una misión arriesgada y difícil. Se requiere de valor y ecuanimidad para acometerla. El teniente Rowan la cumplió con éxito. A su regreso a Washington se le recompensó con el ascenso al grado de teniente coronel.
Lo que omite el periodista Elbert Green Hubbard en su artículo es que Rowan, desde el momento en que se le confió la tarea hasta su regreso a Estados Unidos, tuvo el apoyo de decenas de cubanos conocedores de las costas orientales y de los territorios ocupados por las fuerzas independentistas. Al desembarcar en la ensenada de Mora, al sur de la antigua provincia de Oriente, lo esperaban jóvenes oficiales, educados algunos de ellos en Estados Unidos, que le sirvieron de guía hasta la ciudad de Bayamo donde, después de la entrevista, Calixto lo invitó a la fiesta que en su honor auspiciaban varias familias cubanas.
Nada de eso se dice en las páginas escritas por Hubbard. Habla en cambio el periodista de cómo Rowan recibe y transmite el mensaje sin que nadie le proporcione información ni medios para encontrar a García. A pie recorrerá la Isla de costa a costa, y lo hará en medio de una naturaleza hostil que también es su enemiga: ríos crecidos, montañas infranqueables, temporales inclementes.  Correrá mil peligros y al final, sin preguntar nada a nadie, llegará donde García, que se esconde en las selvas cubanas.
Más allá de las peripecias de Andrew Summers Rowan en Cuba y el ya apuntado sentido racista de su historia, sobresale en El mensaje a García la capacidad del protagonista de superar cualquier obstáculo con ciega obediencia, exponente como es de un pueblo que se cree elegido para regir los destinos de la humanidad. Lo importante es cumplir la tarea de manera inmediata, sin reticencias ni vacilaciones, dice Hubbard, y resalta además el papel del compromiso y  la voluntad de ejecutar las tareas que se asumen. Sostiene que el mundo necesita «muchos Rowan» y que existen pendientes por entregar muchos «mensajes a García». En la cultura popular norteamericana, «el mensaje a García» es una frase que incita a realizar tareas difíciles.
Escribe Hubbard: «Existe un hombre cuya figura debe fundirse en bronce inmortal… un hombre que fue leal a la confianza en él depositada… el que llevó el mensaje a García».

Los hechos

Tan pronto como Rowan supo en Washington, tras su entrevista con el jefe del Ejército, de la misión que debía cumplir, tomó el tren expreso con destino a Nueva York. Allí, el 15 de abril,  Gonzalo de Quesada y Tomás Estrada Palma, delegado del Partido Revolucionario Cubano, le instruyeron que se trasladara a Jamaica y se entrevistara con Octavio Lay, representante del Partido en Kingston. Viajó el 18 y Lay lo puso en contacto con el comandante Gervasio Sabio que debía traerlo a Cuba. Sabio y Rowan, en compañía de varios cubanos, hicieron el viaje en una débil barquilla y en la ensenada de Mora, al pie de la Sierra Maestra, los esperaba un escuadrón de caballería al mando del teniente Eugenio Fernández Barrot. Este llevó a los recién llegados a presencia del general Salvador Ríos, jefe de las tropas cubanas de Manzanillo, quien ordenó al teniente Fernández que llevara al militar norteamericano al campamento de Calixto García, dondequiera que se encontrarse.
Pronto supo Fernández que Calixto estaba en Bayamo. En la casa de esa ciudad que le servía de cuartel general, el capitán Aníbal Escalante (padre), ayudante de guardia, recibió a Rowan. Enseguida anunció su llegada al coronel Tomás Collazo, jefe del Estado Mayor de Calixto, y el General no demoró en recibir al visitante. Solo el coronel Collazo asistió a la entrevista. Finalizada esta, Rowan se reunió con los ayudantes del General y tuvo frases de elogio para el insigne caudillo que le dispensara tan grata acogida. Era el 1ro. de mayo. Ese mismo día, la armada norteamericana destruía totalmente en cuestión de horas la escuadra española del Pacífico en la bahía de Cavite, Filipinas.
En las primeras horas del día 2, Rowan buscó la costa norte y se hizo a la mar en un bote. Lo acompañaban el general Enrique Collazo, el coronel Charles Hernández y el teniente Nicolás Valbuena  Mayedo (práctico), quienes llevaban la respuesta de Calixto García al Gobierno de Washington.  Un barco de bandera norteamericana los recogió en alta mar y los condujo a Cayo Hueso. De ahí siguieron viaje hacia la capital norteamericana.

Final

El periodista Elbert Green Hubbard nació el 19 de junio de 1851, en Bloomington, Illinois. Murió el 7 de mayo de 1915 cuando el barco en que viajaba, el trasatlántico Lusitania, a unas diez millas al sur de Irlanda, fue bombardeado por un submarino alemán, acción que provocó más de cien fallecidos y determinó la entrada de Estados Unidos en la I Guerra Mundial.
Rowan murió en 1943. Entonces se emplazó un busto suyo, obra del cubano Hernández Giró, en el desaparecido parque Maine, en el Malecón habanero, a un costado del hotel Nacional. Allí estaban el presidente Batista, que costeó el pedestal de mármol de la escultura, el vicepresidente Cuervo Rubio y el primer ministro Ramón Zaydín, apodado «Mongo Pillería». No faltaban otras figuras del Gobierno y el cuerpo diplomático. Hubo varios oradores, entre ellos, el encargado de negocios de Estados Unidos, y, al final, desfiló un grupo de mambises y una representación de las fuerzas armadas. El teniente Eugenio Fernández no aparece en la lista de los invitados al acto.
Publicado por: David Díaz Ríos
Posted in Sin categoría | Leave a comment