Eso que llaman “periodismo”

Eso que llaman “periodismo”

 

Publicado por David Díaz Ríos

CubaSigueLaMarcha.blogspot.com / CubaSigueLaMarcha.bligoo.es / 

CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogoosfero.c

Eso que llaman  periodismo-9

Fernando Buen Abad Domínguez* / Alainet
La lucha de clases no se detiene en las puertas de los “diarios”.
Cada día más mediocre, más corrupto y más servil eso que llaman “periodismo”, en las empresas mercantilizadoras de “noticias” o “información”, constituye hoy una de las maquinarias de guerra ideológica capitalistas más degeneradas.
Su degeneración es su fracaso y al mismo tiempo su delación. Se delata su definición a partir de su función de distorsión y lo que debería servir para orientar a la sociedad es, en realidad, un negocio para desorientar.
No es lo mismo “periodismo” que mercadeo de noticias.
Aunque se ha instalado la idea perversa de que sólo lo que vende diarios es información, y con ello se han creado cátedras, carreras, posgrados y especialidades… aunque reine en la cabeza de muchos la idea de que “periodismo” es el arte mercenario de vender la pluma al mejor postor… aunque impere el criterio peregrino de que un periodista es mercader de confiabilidad… y aunque se machaque con la falacia de que el periodismo es el arte demagógico la “objetividad” burguesa… lo cierto es que lo que llaman y practican como “periodismo” en las empresas de periódicos es una mercancía más sometida a las peores leyes del capitalismo.
Lo saben bien los trabajadores.
Los hechos que genera la vida social, económicos, políticos, artísticos, culturales… a partir de su motor histórico que es la lucha de clases, no pueden ser privatizados por maniobra comercial alguna aunque ésta sea capaz de convertirlos, según sus intereses, en “información” o “noticia”. Los hechos cotidianos (ocurran cuando ocurran) productos de las relaciones sociales, hasta hoy divididas en clases, además de requerir registros y análisis científicos, exigen capacidad de relato clarificador, creativo y emancipador, para contribuir a elevar el nivel de la conciencia colectiva incluso en la resolución de problemas individuales. La tarea de producir análisis e información periodística además de ser una praxis ética cotidiana, debe ser un trabajo organizador para la transformación del mundo. Así lo ejerció el propio John Reed.En las empresas que han hecho de la información una mercancía caprichosa y desleal con la verdad, el trabajo de los “periodistas” se ha deformado hasta la ignominia de la esclavitud del pensamiento y la explotación de personas obligadas a traicionar la conciencia (individual y colectiva) sobre la realidad. Se vive diariamente un desfalco informativo en contra de todo sentido común y se humilla la inteligencia de los trabajadores de la información sometiéndolos a principios y fines empresariales cada día más mediocres, corruptos y mafiosos. La Sociedad Interamericana de Prensa conoce bien esta historia.En las escuelas hay no pocas tendencias empeñadas en “formar” mano de obra barata, mansa y acrítica dispuesta a tragarse, con disfraz academicista, las condiciones laborales más aberrantes a cambio de ilusiones de fama burguesa, prestigio de mercachifles y, desde luego, rentabilidad de cómplices muy creativos a la hora de invisibilizar las verdades más duras, criminalizar a quienes luchan por emanciparse y asegurar las ventas de los “informativos”. Títulos universitarios de “periodista” amancebados con el capitalismo y sus odios, así sea necesario mentir, calumniar o matar. Así sea necesario auspiciar golpes de Estado o magnicidios. Los hemos visto y los vemos a diario. Para la tele, para la web, para la radio… para los impresos.Dignificar el trabajo del “periodista” es un reto social enorme que no se resuelve sólo de manera “gremialista”, ni sólo con “educación de excelencia”, ni sólo con “buena voluntad”. Se trata de una profesión, un oficio y una tarea política… atascada en el pantano de la guerra ideológica y la guerra mediática burguesa. Dignificar la definición y la función de periodista comprende factores muy diversos que parten de la base concreta de luchar contra el trabajo alienado y contra las condiciones de insalubridad ideológica extrema en que, bajo el capitalismo, se desarrolla. Dignificar el trabajo periodístico implica emprender, a diario, una revolución de conciencia y acción que devuelva a la producción informativa su alma socialista y su poder como herramienta emancipadora de conciencias… implica pues devolver al “periodismo” sus brújulas y sus responsabilidades en el camino de la revolución.Eso implica exigencias programáticas, organizativas y disciplinarias cuya base es la lucha de clases y cuya praxis debe andar al lado de las luchas emancipadoras de la clase trabajadora. Ya basta de que cualquier payaso capaz de publicar, bajo cualquier método y medio, sus canalladas se haga llamar “periodista” a costa de degenerar la verdad que es de todos. Frenarlos en seco implica desarrollo científico y político para conquistar un poder profesional y militante capaz de ponerse al servicio de la clase que emancipará a la humanidad. Ése es su lugar mejor. Eso implica impulsar escuelas nuevas, estilos nuevos, sintaxis, comunicación y conciencia revolucionarios. Eso implica impulsar generaciones nuevas de trabajadores del periodismo emancipados de la lógica del mercado informativo. Nada menos.Ahora que estamos asqueados por la desfachatez y la impunidad con que exhiben sus canalladas de forma omnipresente los amos y sus siervos “periodísticos”, hay que fortalecernos para combatirlos. Ahora que la náusea nos sacude y la irracionalidad del mercado informativo se vuelve comando golpista y magnicida, en todo el mundo, es preciso organizarnos de manera democrática, plural y combativa. Ahora que se despliegan las acometidas más feroces de las mafias comerciales que venden “diarios” contra la verdad de los pueblos en lucha y contra sus logros más caros… nosotros requerimos la unidad y la acción organizada y desde abajo como causa ética suprema. Ahora que se alían las mafias mediáticas y forman su ejército de “periodistas” para bombardearnos con misiles de injurias y mentiras… nosotros debemos hacer del “periodismo” un frente riguroso en sus principios y adaptable en su organización para sumarnos abiertamente a todas las fuerzas de la comunicación emancipadora donde se propicie colaboración revolucionaria irrestricta. Al menos. Así, eso que llaman “periodismo” dejará de ser, muy pronto, reducto de farsantes mercenarios enfermos consuetudinarios de la mentira para convertirse, de una vez por todas, en herramienta creativa de la verdad al servicio de la Revolución. Y ya hay muchos trabajadores que avanzan en esa ruta. A diario.Dr. Fernando Buen Abad Domínguez , Rebelión/Universidad de la Filosofía/Escuela de Cuadros para la Comunicación Emancipadora

*Filósofo, intelectual y escritor de izquierda nacido en México. Militante marxista de numerosos movimientos e instituciones culturales y literarias de Hispanoamérica. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, es director de cine y tiene una maestría en Filosofía Política y un doctorado en Filosofía. Ha sido rector y director de varias Instituciones culturales y de enseñanza.
http://fbuenabad.blogspot.com/
Fuente: http://alainet.org/active/47129http://www.rebelion.org/noticia.php?id=130103
http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/eso-que-llaman-periodismo-1
http://www.telesurtv.net/bloggers/Eso-que-llaman-periodismo-20150717-0001.htmlhttp://lapolillacubana.bloguea.cu/2015/07/17/eso-que-llaman-periodismo-2/
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Kerry viajará a Cuba el 14 de agosto para izar la bandera de EE.UU. en la embajada

Kerry viajará a Cuba el 14 de agosto para izar la bandera de EE.UU. en la embajada

 

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, viajará a Cuba el próximo 14 de agosto para el izado de la bandera estadounidense en la Embajada de su país en La Habana, informó hoy la cadena de televisión CNN.

Estados Unidos y Cuba formalizan hoy la reanudación de sus relaciones diplomáticas después de más de medio siglo de ruptura, con la reapertura de sus respectivas embajadas en La Habana y Washington.

cuba eeuu

Además, Kerry recibe hoy en la sede del Departamento de Estado en Washington al canciller cubano, Bruno Rodríguez, para sellar esta fecha.

Previamente a la visita de Rodríguez a Kerry, la primera de un responsable de la diplomacia cubana a la sede del Departamento de Estado desde la ruptura de relaciones, en 1961, hoy tuvo lugar la colocación de la bandera cubana, junto a las del resto de países con los que EEUU tiene relaciones, en el salón de entrada de la institución.

El viaje de Kerry a Cuba será el primero de un secretario de Estado de EEUU a Cuba desde 1945, hace 70 años.

Con la reapertura de embajadas, los hasta ahora jefes de las respectivas secciones de intereses, el cubano José Ramón Cabañas y el estadounidense Jeffery DeLaurentis, pasan a ser encargados de negocios mientras ambos gobiernos nombran a sus respectivos embajadores.

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/41528-kerry-viajara-a-cuba-el-14-de-agosto-para-izar-la-bandera-de-eeuu-en-la-embajada

Por ahora no habrá bandera de EEUU en embajada en La Habana

 

Una nota diplomática de la flamante embajada de los EEUU en Cuba asegura que hoy no habrá actos protocolarios en La Habana, “El Secretario de Estado John Kerry viajará a Cuba este verano para celebrar la reapertura de la Embajada de los Estados Unidos en La Habana e izar la bandera estadounidense.  En las próximas semanas se ofrecerán más detalles sobre la ceremonia de reapertura”.

http://cartasdesdecuba.com/por-ahora-no-habra-actos-en-la-embajada-de-eeuu-en-cuba/

 

Pabellón estadounidense sólo se izará una vez que el secretario de Estado, John Kerry, visite próximamente la isla.

SINA

La bandera de Estados Unidos no ondeará en la embajada del país en La Habana, que se reabrirá el lunes,hasta que el secretario de Estado, John Kerry, visite próximamente la isla. 

“No habrá bandera en la embajada hasta que vaya Kerry a oficializar la ceremonia (de reapertura). No es un requisito (que ondee la bandera). Funcionará como embajada, pero no habrá bandera ondeando“, dijo hoy un alto funcionario del Departamento de Estado.

La bandera cubana sí se colocará en el lobby de la sede del Departamento junto a la del resto de países con los que Estados Unidos mantiene relaciones.

Cuba y Estados Unidos reanudarán el lunes formalmente relaciones diplomáticas, rotas desde 1961, y reabrirán sus respectivas embajadas. 

El gobierno cubano sí realizó hoy lunes una ceremonia en Washington en la que se izó la bandera cubana y a la que asistió entre otros el canciller Bruno Rodríguez, quien se reunirá luego con Kerry.

Rodríguez se convertió en el primer canciller cubano en viajar oficialmente a Estados Unidos desde 1959, según la web oficialista Cubadebate.

Estados Unidos estará presente en la Sección de Intereses cubana, que pasará a ser formalmente embajada el lunes, con una “pequeña delegación” encabezada por Roberta Jacobson, máxima responsable para América Latina del Departamento de Estado y representante del gobierno estadounidense en las negociaciones bilaterales de los últimos meses.

 El funcionario del Departamento de Estado aseguró hoy que Kerry viajará a Cuba “en las próximas semanas”. 

Bruno Rodríguez estará en Washington a la cabeza de una nutrida delegación cubana de 28 personas, conformada entre otras personalidades por el cantautor Silvio Rodríguez, el escritor Miguel Barnet y el ex canciller Ricardo Alarcón, según informaron medios cubanos.

Washington y La Habana retomarán oficialmente sus relaciones a las 0:01 de la medianoche del lunes. A esa hora, tanto la Sección de Intereses de Cuba en Washington como la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana pasarán a ser formalmente embajadas

Cuba y Estados Unidos anunciaron el pasado 17 de diciembre de forma sorpresiva un histórico acuerdo para que sus países reanuden relaciones bilaterales después de décadas de hostilidades y enfrentamiento ideológico.

La noticia causó entonces sensación en el mundo entero. Ambas naciones vecinas rompieron relaciones el 3 de enero de 1961, dos años después del triunfo de la revolución de Fidel Castro.

http://www.latercera.com/noticia/mundo/2015/07/678-639185-9-por-ahora-no-habra-bandera-de-eeuu-en-embajada-en-la-habana.shtml

John Kerry viajará a Cuba el 14 de agosto, asegura CNN

 

Imagen activa

Washington, 20 jul (PL) El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, viajará a Cuba el 14 de agosto para presidir la ceremonia oficial de izaje de la bandera en la embajada estadounidense en La Habana, informó hoy la cadena televisiva CNN.

Los dos países formalizaron este lunes la reanudación de los vínculos diplomáticos, rotos por Washington hace 54 años, y sus respectivas sedes, que hasta ahora funcionaron como secciones de intereses, adquirieron el status de embajadas.

Kerry recibirá esta tarde a su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, pocas horas después de que este presidiera la reapertura de la representación diplomática de la isla en esta capital, donde fue izada la bandera de la nación caribeña.

Rodríguez ratificó en su discurso la voluntad y sólida decisión política de Cuba de avanzar hacia una convivencia civilizada que favorezca la solución de los problemas entre los dos países vecinos.

El jefe de la diplomacia cubana dijo que era portador de un saludo del presidente Raúl Castro como expresión de buena voluntad, y señaló que este proceso de acercamiento será “mediante el diálogo basado en el respeto mutuo y la igualdad soberana”, aún dentro de las diferencias entre ambos gobiernos, en beneficio de los dos pueblos.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=4002731&Itemid=1

http://martianos.ning.com/profiles/blogs/john-kerry-viajar-a-cuba-el-14-de-agosto-asegura-cnn

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Ondea la bandera cubana en embajada en EE.UU [+ Fotos]

Ondea la bandera cubana en embajada en EE.UU [+ Fotos]

 

Escrito por  Jorge Legañoa Alonso, enviado especial

bandera cubana en washington 580
Luego de 54 años, seis meses y 17 días, la bandera de la estrella solitaria de la República de Cuba volvió a batir al viento en Washington luego de ser izada en el jardín de la casona… 
La tarja en la fachada de la misión diplomática de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

 La tarja en la fachada de la misión diplomática de Cuba. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Luego de 54 años, seis meses y 17 días, la bandera de la estrella solitaria de la República de Cuba volvió a batir al viento en Washington luego de ser izada en el jardín de la casona que desde esta madrugada, ocupa oficialmente la embajada de la Isla.
Ante más de 700 invitados que se agolparon dentro del edificio para la ceremonia de apertura de la legación diplomática, y un mar de amigos y simpatizantes de la Revolución cubana en los alrededores, fueron entonadas las notas del Himno Nacional.

Con la presencia del ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, comenzó a las diez y 33 minutos de esta mañana la ceremonia que coincidentemente se realiza el día que ambos países, después de meses de conversaciones a puertas cerradas, restablecieron relaciones diplomáticas.

Entre los asistentes se puede observar a senadores y representantes del Congreso de este país, expertos de los llamados tanques pensantes, directivos de organizaciones no gubernamentales, empresarios y amigos solidarios con la Revolución.

En declaraciones a la prensa cubana que viajó a Estados Unidos para cubrir este momento histórico, el encargado de negocios de la embajada, José Ramón Cabañas, destacó el paso dado por las dos naciones este día y la importancia de mantener el clima de profesionalidad y respeto mostrado hasta el momento en los diálogos bilaterales.

Cabañas quien es la máxima figura del cuerpo diplomático de Cuba ante EE.UU., dijo que para la normalización de relaciones se abre una nueva etapa a partir de hoy, y para conseguir ese propósito señaló deben superarse obstáculos como el bloqueo, además de impulsar el trabajo en los temas de interés común “que son muchos y variados”.

El edificio de la calle 16 en Washington fue convertida en sede diplomática en 1923, en la época de la administración del entonces presidente cubano Alfredo Zayas y funcionó como misión diplomática hasta el 3 de enero de 1961, cuando Washington decidió romper relaciones con la Revolución.

La bandera cubana que ondea otra vez en esta capital es un símbolo de la nueva etapa que inauguraron los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el pasado 17 de diciembre cuando anunciaron la intención de trabajar de conjunto para resolver problemas acumulados por más de cinco décadas de ruptura.

alt

Eusebio Leal contó aquí la historia de otra bandera que horas antes de la apertura de la embajada vimos ya colocada en el segundo piso de la misión diplomática cubana y que por su estado de conservación no será izada en el jardín, sin embargo, su singularidad data del año 1961 cuando al romperse las relaciones diplomáticas, fue arriada del mástil y nunca más volvió a su sitio.
Habría sido bonito, trascendental que aquella bandera que el 3 de enero de 1961 se arrió aquí fuera ahora izada, pero su estado de conservación no lo permite, precisó Leal.

Reveló que fue rescatada por aquel al que le tocó bajarla, un anciano hoy, Héctor García Soto, bisnieto del Mayor General Vicente García y de Brígida Zaldívar, su esposa.

Él conservó la bandera, y en un viaje a Cuba, la penúltima vez, la llevó para donarla junto a otros objetos al Museo de Las Tunas, en esa tierra que significó tanto para su familia, apuntó el historiador.

Héctor, aunque ya no muy bien de salud, entre olvidos y deseos de contar la historia, narró poéticamente aquel día que bajó la bandera que nunca volvió a su sitio hasta hoy, dijo Leal.

Sé que será una gran satisfacción para Héctor, su familia y el pueblo de Las Tunas, que esa bandera esté aquí en Washington, concluyo Eusebio Leal.

alt

Personas contemplaron desde las afueras de la embajada el izamiento de la bandera

alt
alt
alt
alt

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, iza la bandera cubana en la embajada de Cuba en Washington

alt
alt

Miembros del batallón de ceremonias cubano en el izamiento de la bandera

alt
alt

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en el acto de izamiento de la bandera cubana en la embajada de Cuba en Washington http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/41522-ondea-la-bandera-cubana-en-embajada-en-eeuu

 

Izada bandera cubana en Departamento de Estado de EE.UU.

Escrito por  Agencia Prensa Latina

La bandera cubana fue izada hoy aquí en la sede del Departamento de Estado como parte de las acciones por el restablecimiento de los vínculos diplomáticos entre Estados Unidos y la isla caribeña.
El pabellón de la estrella solitaria se suma así a los más de 150 ubicados de manera alfabética en la recepción del ente federal responsable de las relaciones internacionales.Apenas unas horas después, la enseña nacional ondeará en la embajada de la mayor de las Antillas, donde una ceremonia de alrededor de 15 minutos -con la participación de más de medio millar de invitados- oficializará la reanudación de unos nexos interrumpidos hace 54 años por decisión de Washington.

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/rnk6cp/picture27896125/ALTERNATES/FREE_960/542742400

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/41517-izada-bandera-cubana-en-departamento-de-estado-de-eeuu

Posted in Sin categoría | Leave a comment

El hombre del futuro no será capaz de jugar al fútbol ni de hacer “ballet”

El hombre del futuro no será capaz de jugar al fútbol ni de hacer “ballet”

 

El hombre del futuro no será capaz de jugar al fútbol ni de hacer 'ballet'

El antropólogo ruso Stanislav Drobyshevski ofrece su versión sobre cómo continuará la evolución humana: qué aspecto tendremos, como funcionará nuestro cerebro y cuándo tendrán lugar cambios considerables en la especie.

Sobre la eterna pregunta de qué nos depara el futuro, el antropólogo y profesor de la Universidad Estatal de Moscú Stanislav Drobyshevski sostiene que el aspecto físico del ser humano evolucionará. El color de la piel se oscurecerá como resultado de la mezcla del acervo génico de diferentes razas, y no tendremos vellosidad en el cuerpo. Asimismo la cantidad de dientes será menor dado que la muela del juicio desaparecerá.

Sin embargo, la predicción más curiosa del especialista consiste en que “el futuro de nuestro pie es la desaparición de los dedos”. Así, según explicó en una entrevista a ‘Komsomólskaya Pravda’, el peroné puede fusionarse con la tibia, que nuestros antepasados necesitaban para mantener la movilidad en el pie cuando subían los árboles. Al pasar eso, nuestro pie perderá la movilidad y los dedos ya no harán falta. “Así que en el futuro, el ‘ballet’ y el fútbol decaerán”, señala. En cuanto al cerebro humano, Drobyshevski advierte que si la “generación del ordenador” sigue sin utilizar su cerebro al máximo, este se reducirá.

El científico recuerda que hacen falta decenas de miles de años para que aparezcan cambios globales en la especie humana. Sin embargo, “mucho dependerá de la intensidad de los cambios de las condiciones ambientales”: cuanto más cambia el entorno, más rápido transcurre la evolución. “Ahora el hombre está cambiando el mundo tan rápidamente que no tiene tiempo para adaptarse a él”, destaca. En los últimos siglos la humanidad ya ha experimentado cambios significativos: hemos aumentado en 15-20 centímetros en altura en comparación con las personas que vivieron durante la Edad Media, mientras que el inicio de la pubertad se ha adelantado cinco años (de los 17 a los 12 años).

http://www.cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/41386-el-hombre-del-futuro-no-sera-capaz-de-jugar-al-futbol-ni-de-hacer-ballet

http://www.radiohc.cu/noticias/ciencias/62667-el-hombre-del-futuro-no-sera-capaz-de-jugar-al-futbol-ni-de-hacer-‘ballet’

http://actualidad.rt.com/ciencias/180277-hombre-futuro-capaz-jugar-futbol-ballet

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Desembarcando con Fidel Castro en Washington DC

Desembarcando con Fidel Castro en Washington DC

 

Por: Ismael FranciscoRosa Miriam Elizalde

Fidel llega a Washington DC, el 15 de abril de 1959. Foto: Estudios Revolución

Fidel llega a Washington DC, el 15 de abril de 1959. Foto: Estudios Revolución

Fidel llegó en vuelo directo desde La Habana, a bordo del Brittania Libertad, un turbo hélice de la Compañía Cubana de Aviación. La puerta de la cabina se abrió en el Aeropuerto Nacional de Washington a las 9:07 de la noche, con dos horas de retraso. Había despegado en La Habana a las 5:45 pm, escoltado por otro avión del Ejército Rebelde donde viajó parte de la comitiva oficial.

Lo esperaban al pie de la escalerilla el embajador cubano Ernesto Dihigo y George W. Healy, hijo, director del diario Times Picayune, de Nueva Orleans y presidente de la Sociedad Norteamericana de Directores de Periódicos, que había invitado al líder de la Revolución a Estados Unidos. Desde que puso un pie en la ciudad, Washington perdió su monótono equilibrio. No era indiferente a nadie y burló continuamente la protección de los agentes de la seguridad y del FBI, generoso con los saludos, las fotografías, los afectos de los taxistas, los voceadores de periódicos, las muchachas que salían de la escuela, los niños.

Los policías descubrieron que venía sobre ellos un huracán apenas Fidel asomó su cabeza en la puerta del avión y respiró el aire de la ciudad. Bajó la escaleras volándose los peldaños y se acercó a la barrera de la pista del aeropuerto para saludar a la multitud que lo aclamaba. Allá se movió el tropel de más de 80 periodistas en total desorden y algarabía. El líder cubano, vestido de verdeolivo y botas de campaña, estaba ronco, pero aún así se le escuchó responder en inglés a la pregunta de por qué venía a Estados Unidos: “Estamos conscientes de la responsabilidad que pesa sobre nosotros. Esta será una Operación Verdad, porque defenderemos el prestigio de la Revolución”.

Debió hacérsele un largo el trayecto en la noche por la ribera del Potamac hasta el barrio Adams Morgan, donde está la Embajada cubana –la misma que dentro de unas pocas horas retomará su placa oficial— y que lo alojó desde el miércoles 15 hasta el domingo 20 de abril de 1959, en que tomó un tren rumbo a Princeton. Se bajó con paso largo del carro oficial y antes de traspasar la entrada, volvió a hablar unos minutos con la prensa. Cuando se disponía a subir las magníficas escaleras de mármol de la casona neoclásica de la Avenida 16, escuchó un fuerte clamoreo a sus espaldas. Centenares de personas lo reclamaban al cruzar la calle, bloqueada por barricadas de la policía, pero “no debería salir, tiene que cumplir el protocolo”, le replicó un desesperado oficial.

“¡Basta ya de protocolos!… De lo que puedo y no puedo hacer. Va a resultar que el desembarco en Estados Unidos es más difícil que el desembarco en el Granma”. Un tal Mr. Houghton, identificado en los programas de recepción como secretario de Prensa, sugirió: “Es mejor que salga al balcón”, a lo que Fidel le replicó tajante: “Oiga, yo no soy hombre de balcones”. Diciendo esto retomó sus pasos hacia la entrada de la Embajada y cruzando la calle, se confundió con la multitud. “Por segunda vez el equipo de seguridad se vio desconcertado ante la temeridad del visitante”, reseñó en su edición del día siguiente el diario cubano Revolución.

Sol a lo cubano

Los niños se alivian del calor abrasador en una fuente del Barrio Latino, muy próximo a la misión diplomática cubana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Los niños se alivian del calor abrasador en una fuente del Barrio Latino, cerca de la misión diplomática cubana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Cincuenta y seis años después el tramo del aeropuerto a la calle que cruzara Fidel está despejado. Se avanza rápido por las rotondas que rodean a la Casa Blanca, una estrella de cinco puntas invertidas cuyo centro es el obelisco dedicado al primer Presidente de EEUU. Es sábado y todo el mundo parece estar recogido en una ciudad que hunde sus raíces estilísticas en la antigüedad, pero con solo 200 años de historia. Quien haya vistoHouse of Cards, la popular serie de Neftlix sobre las intrigas políticas en la capital estadounidense, tendrá la rara sensación de estar mirando a este Washington medio vacío como si fuera el set de una serie de televisión que a la vez se inspira en el set de una película con el diseño urbano de la vieja Roma.

Al equipo de prensa que acaba de llegar a Washington para cubrir la reapertura de la Embajada cubana, le asombra además encontrarse un sol casi cubano. “Este fin de semana promete ser el más caliente del verano hasta el momento, y el domingo puede ser el día más caluroso del año hasta la fecha”, anuncia el analista del clima de The Washington Post. En el Barrio Latino hay niños semidesnudos bañándose con el agua de las fuentes, transeúntes sudorosos tragándose inmensas bolas de helado, damas refugiadas bajo sus sombreros, veteranos de guerra pidiendo limosnas abrasados por el calor y estudiantes tardíos empeñados en darle a su piel el color del trópico…Ismael Francisco capta las imágenes mientras batalla con las gotas de sudor para que no lleguen hasta el lente.

La sensación de haber aterrizado en la caldera del Diablo, incluso –o por eso mismo- después de haber vivido meses antes en esta misma ciudad el frío más intenso de nuestras vidas, también convoca al recuerdo de Fidel.  Como le escuchamos a él tantas veces, elPost también dice hoy que la ola de calor prueba que el peligro de cambio climático debido a la emisión de gases de efecto invernadero “es real”. E insta al Congreso del país más consumidor de energía y más contaminante del mundo a discutir en serio el asunto. (¿Sabrá el editorialista del gran diario que más injuria a Cuba que el líder cubano lleva décadas en esa misma cruzada?)

Ramón Sánchez Parodi en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Ramón Sánchez Parodi en Washington. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Es natural que gravite el recuerdo de Fidel en vísperas de una fecha que quedará registrada en la memoria colectiva como un día memorable de la “historia del derecho de una pequeña nación a hablar con voz propia”. Así tituló un artículo premonitorio Ramón Sánchez Parodi, el primer jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Estados Unidos, cargo en el que se mantuvo -tras acuerdo con la administración Carter- desde septiembre de 1977 hasta abril de 1989. Él forma parte de la delegación cubana que asistirá a la reapertura de la Embajada y coincide en que no es posible entender por qué llegamos a este día sin tener en cuenta el peso específico del líder cubano en estos acontecimientos.

“El principal protagonista de esta saga (si se le puede llamar así) de principio a fin –dice Ramón aCubadebate– ha sido y es Fidel Castro. Fue el quién concibió desde el primer momento la importancia y la necesidad de establecer relaciones adecuadas entre Cuba y los Estados Unidos. Él enseño y educó al pueblo y a los líderes cubanos que nuestra confrontación era y es con el imperialismo norteamericano y no con el pueblo de los Estados Unidos.”

No fue casual ese viaje a Estados Unidos en 1959, muy pocos meses después del triunfo del Primero de Enero, admite Parodi: “Después de haber cumplido como primer deber la visita a Venezuela para agradecer la ayuda brindada al movimiento revolucionario, él se fue a los Estados Unidos… Fidel ha sido quien concibió la estrategia y la táctica para lograr un clima de amistad entre los pueblos de Cuba y de los Estados Unidos y de respeto de sus autoridades a la independencia y la soberanía de Cuba y de su pueblo, manteniendo una actitud firme, flexible y cordial”.

Este es un tema que tiene muchísimas aristas y que es difícil explicar en pocas palabras, asegura Ramón, “pero sin Fidel Castro no hubiésemos llegado jamás al momento actual”.

Jesús Arboleya, uno de los más lúcidos analistas de las relaciones Cuba-Estados Unidos, dice a nuestro diario digital que “Fidel ha hecho lo que le corresponde no inmiscuyéndose de manera directa en este proceso y depositar toda la autoridad en el presidente Raúl Castro, porque ello constituye un acto de respeto a la institucionalidad del país”. Pero “sin Fidel nada de lo que ha ocurrido hubiera sido posible, porque la capacidad para negociar en condiciones de igualdad y soberanía con Estados Unidos, una rareza en el mundo actual, es el fruto de la resistencia cubana bajo su conducción”.

De todas formas abruma un poco no verlo cuando caminamos por la espléndida Avenida 16 de Washington, o cuando nos detenemos frente al balcón por el que un olvidado funcionario pretendió asomarlo para que saludara al pueblo desde lejos. Él no estará el lunes físicamente aquí y aunque el ambiente es de celebración, evocándolo adquiere cuerpo esa mezcla de alegría e incertidumbre que nos deja saber que se abren las Embajadas y también, una etapa “larga y difícil” entre los dos países hacia la normalización de las relaciones. Lo dijo Silvio Rodríguez a Radio Cooperativa de Chile: “Tengo muchas dudas, pero soy optimista”.

A Silvio, que como Ramón Sánchez Parodi asistirá al acto de este lunes, le hemos pedido que sea más explícito con sus dudas y con su optimismo. No menciona al líder de la Revolución, pero en su respuesta asoma un razonamiento de impronta fidelista, a la vez sutil y profundo, “como esos ángeles que en algunas pinturas gustan de presentarse en un rayo de luz” (así describió una vezJosé Lezama Lima el misterio de ciertas evocaciones).

Responde Silvio:

“Las dudas surgen de nuestra larga historia de abusos del grande contra el pequeño; de la biología; de la naturaleza de muchas cosas. El optimismo, porque creo en la razón, y por lo tanto en el diálogo. Los desencuentros tienen, acaso como nunca, la oportunidad de contactos reveladores de ambas partes. Como casi todo lo que se propone el hombre, lo que viene también es una lucha contra lo oscuro de la naturaleza. Hay que creer en la lucidez del espíritu humano.”

La más bella que existe

El mismo día en que Fidel Castro salió con destino a Washington, el 15 de abril de 1959, el Embajador norteamericano en La Habana, Philip W. Bonsal, envió un mensaje al Departamento de Estado: “Los miembros más partidarios de la Revolución que rodean a Castro ven en el viaje un precedente histórico, considerándolo como la primera ocasión en que un gobernante cubano ha visitado Estados Unidos en representación de una nación totalmente soberana e igual, libre de dominación y control.”

Y así fue. Pocas horas después de salir el despacho de Bonsal, en el primer encuentro con los periodistas en la Embajada cubana, le preguntaron a Fidel si venía a buscar ayuda extranjera: “No, estamos orgullosos de ser independientes y no tenemos la intención de pedir nada a nadie”, contestó. Al día siguiente se lo diría más crudamente al Secretario de Estado Christian Herter y así tituló Revolución: “No he venido a pedir dinero”.

Portada del diario Revolución del 17 de abril de 1959, que reseña el encuentro con el Secretario de Estado.

Portada del diario Revolución del 17 de abril de 1959, que reseña el encuentro con Christian Herter, sustituto legal del Secretario de Estado Foster Dulles quien, enfermo de cáncer, se vio obligado a renunciar.

La historia posterior es conocida y la ha resumido Silvio en un par de líneas brillantes. Pero hay un dato que los periodistas que cubren el reinicio de las relaciones se han enterado al desembarcar en la capital estadounidense. Cuando la Casa Blanca declaró abiertamente la hostilidad hacia la Isla que osaba declararse independiente, un diplomático cubano -Héctor García Soto, bisnieto del General de la Independencia Vicente García- guardó la bandera que se había izado por última vez el 3 de enero de 1961 en la misión diplomática, el día en que Dwight D. Eisenhower anunció el rompimiento de las relaciones con la Isla, confiado en que muy pronto se restablecerían con un gobierno nuevamente subordinado a Estados Unidos.

Aquel 3 de enero Héctor dobló cuidadosamente la bandera, la puso en su maleta antes de salir de Washington y la enseña nacional estuvo guardada pacientemente durante 54 años, 28 semanas y dos días, resistiendo el paso del tiempo, soberana y libre como Cuba. La bandera “más bella que existe”, como diría Don Bonifacio, ha regresado a Washington. Los años han hecho estragos sobre aquella de 1961 y no ondeará el lunes 20 de julio en la Embajada de la República de Cuba, pero se exhibirá dentro del edificio y otra nuevecita subirá a la hora acordada por el hilo del mástil.

¿Alguien duda de que cuando la estrella solitaria empiece a volar en la mañana sobre el cielo de Washington el pensamiento de muchos estará en Fidel?

La placa de bronce que identificará esta sede como Embajada de Cuba en los Estados Unidos permanecerá cubierta, hasta este lunes 20 de julio. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La placa de bronce que identificará esta sede como Embajada de Cuba en los Estados Unidos permanecerá cubierta, hasta este lunes 20 de julio. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Avenida 16 NW de Washington DC vista desde el portal de la misión cubana este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. A la derecha, el mástil donde ondeará la bandera nacional. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Un veterano de guerra pide lismonas bajo un sol inclemente en Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Facultad de Filosofía de la Universidad Católica de Washington, este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La cúpula del Santuario de la Inmaculada Concepción en Washington DC, donde oficiará una misa el Papa Francisco en septiembre próximo. La imagen fue tomada este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

La Calle Monroe, dedicada al Presidente James Monroe,  aquel de la célebre doctrina sintetizada en la frase “América para los (norte)americanos”. La imagen fue tomada en Washington DC este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington en calma y casi vacío este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

Washington este 18 de julio de 2015, en vísperas de la reapertura de la Embajada de Cuba en la capital estadounidense. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate

http://www.cubadebate.cu/fotorreportajes/2015/07/18/desembarcando-con-fidel-castro-en-washington-dc/#.VazdrKQ35YA

Posted in Sin categoría | Leave a comment