Presentan plataforma digital CUBA

Presentan plataforma digital CUBA

 

El portal forma parte de las acciones que se realizan para la informatización de la sociedad cubana.

El nuevo buscador cubano de la Red Cuba estará disponible,  desde cualquier punto del dominio .cu, a partir de hoy 13 de julio de 2015. Puede acceder a él a través de la URL www.redcuba.cu

Incluye además enlaces a:

LA PAPELETA: Cartelera Cultural Cubana (Música- Cine/Video – Teatro y Danza – Circo – Literatura – Humor – Artes Visuales – Patrimonio)

PLATAFORMA REFLEJOS: Blogs de la Familia Cubana

ECURED: Enciclopedia Colaborativa Cubana

ANDARIEGO: Tu mundo en coordenadas – Con mapas de toda Cuba – Ubicación por  GPS – Anuncios y otros servicios (Aplicación de la Empresa GeoCuba – Disponible también para Android)

CUBADEBATE: Contra el Terrorismo Mediático

 

Como un regalo para la familia cubana, especialmente dedicado a los jóvenes con motivo de la celebración del X Congreso de la UJC, se presentó este lunes la plataforma digital de Contenidos Unificados para Búsqueda Avanzada, o como prefieren llamarle sus creadores: CUBA.

Disponible en la dirección web www.redcuba.cu, el portal forma parte de las acciones que se realizan para la informatización de la sociedad cubana, destacó Silvano Merced, decano de la Facultad 1 en la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), institución que desarrolló el proyecto.

El creciente número de sitios web bajo el dominio .cu, explicó Merced, ha generado una serie de productos y aplicaciones nacionales en línea que se encuentran dispersas. Así, la intención de CUBA es unificarlas bajo un solo portal para facilitar el acceso ciudadano a sus diversas prestaciones.

El sitio es, en síntesis, un buscador que permite recuperar información publicada solo en el dominino .cu, una alternativa para las personas que hoy solo tienen acceso a la intranet nacional, comentó luego Ariagna González, directora del Centro de Investigación y Desarrollo de Internet en la UCI.

La plataforma CUBA opera con el motor de búsqueda ORION, desarrollado por la UCI hace dos años, y será administrada por los Joven Club de Computación y Electrónica.

Ampliar imagen

Plataforma digital CUBA. Foto: Internet

Según Kirenia Fagundo, directora general de programas, en este momento la principal labor de los Joven Club con CUBA consiste en divulgar su existencia para que los usuarios se familiaricen con ella y aprendan a utilizar todos los servicios que integra.

Como plataforma aglutinadora de contenidos, CUBA posee una serie de categorías predefinidas para facilitar las búsquedas. Entre ellas, destacan en su página de inicio accesos directos a sitios de deportes y recreación, entretenimiento, noticias, salud, arte y humanidades, entre otros.

De este modo los usuarios de CUBA no solo poseen un buscador para encontrar contenidos, sino que se convierte en una herramienta educativa. Pensemos, por ejemplo, el potencial que tiene para los profesores, especialmente desde que el pasado abril autoridades del Ministerio de Educacióanunciasen que para el próximo período lectivo 295 preuniversitarios y los 329 politécnicos del país serían conectados a la web, un plan que prevé extenderse a las secundarias básicas, de Enseñanza Especial y círculos infantiles en 2017, y llegar a la red de enseñanza primaria un año después.

Para ese entonces, CUBA debe haber aumentado significativamente su cantidad de páginas indexadas. En el momento de su lanzamiento contiene más de 500 000 de entre los 6 695 sitios web bajo el dominio .cu, algo que sus desarrolladores esperan crezca exponencialmente.

Para eso, alentaron a los creadores de sitios web en el país a cumplir con los estándares requeridos, cuidar elementos de posicionamiento y diseño, en aras de que la plataforma CUBA pueda indexar las páginas rápidamente y brinde resultados de mejor calidad a los usuarios.

Esta plataforma, comentó Ariagna González, cuenta con un diseño que se adapta a los diferentes terminales (ordenadores, tabletas, teléfonos móviles), creado por el grupo Casa 4. Su desarrollo se realizó en tres meses, dos de los cuales sirvieron para indexar páginas cubanas.

CUBA utiliza, además, tecnologías libres, lo cual garantiza soberanía tecnológica a la nación, abundó González. En esta primera etapa de su lanzamiento, la plataforma enlaza a otros interesantes servicios, como la cartelera cultural La Papeleta, la plataforma de blogs Reflejos, la enciclopedia Ecured, el sitio noticioso Cubadebate y el Andariego, una aplicación de mapas interactivos desarrollado por la Empresa de Cartografía y Soluciones Geomáticas.

Yurisander Guevara

http://www.juventudrebelde.cu/ciencia-tecnica/2015-07-13/presentan-plataforma-digital-cuba/

Presentan en el Palacio Central de Computación la Plataforma de Servicios Colaborativa.C.U.B.A.

Fuente:  Dirección de Comunicación Institucional de Joven Club

Este 13 de julio se realizó en el Palacio Central de Computación la presentación oficial de la Plataforma de Servicios Colaborativa.C.U.B.A.
El desarrollo de la plataforma de servicios C.U.B.A, identificada por sus siglas como “Contenidos Unificados para Búsqueda Avanzada”, está alineado con el cumplimiento de las proyecciones en relación con las prioridades de informatización del país.
Su implementación y despliegue garantiza la localización a los usuarios de un gran número de servicios brindados en la red nacional. Este buscador permitirá poner al alcance de la población información alojada en la web cubana. La plataforma de servicios estará disponible desde la url: www.redcuba.cu

http://www.mincom.gob.cu/?q=node/1150 

Cuba estrena plataforma para navegación en dominio nacional

 

A través de ella, se podrá acceder a más de 500.000 páginas indexadas en el dominio .cu.

El buscador usa tecnologías libres que garantizan la soberanía tecnológica.
El buscador usa tecnologías libres que garantizan la soberanía tecnológica.
Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 14 jul.- La plataforma CUBA (Contenidos Unificados para Búsqueda Avanzada), presentada la víspera en esta capital, es un buscador creado por especialistas locales que permitirá acceder a la información alojada en los 6.695 sitios de dominio nacional (.cu).

Disponible en la dirección www.redcuba.cu, la herramienta fue desarrollada en unos tres meses por un equipo de la Facultad 1 de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), diseñada por el grupo creativo Casa 4 y está administrada por los Joven Club de Computación y Electrónica.

A través de ella, se podrá acceder a más de 500.000 páginas indexadas en el dominio Cuba.

Silvano Merced, rector de la Facultad 1, explicó a la prensa local que se trata de una plataforma de servicios que permite la recuperación de contenidos alojados en la web cubana y el acceso directo a algunos productos existentes en la web nacional como las regulaciones migratorias y disposiciones aduanales, entre otros.

“Tenemos una gran cantidad de sitios y un grupo de aplicaciones que se encuentran dispersas. Y la plataforma logra unir toda la información para que el usuario cubano acceda de manera directa”, declaró.

“Se puede acceder a la herramienta gratuitamente y sin necesidad de registrarse. Es adaptativa tanto para una computadora, una tableta o un celular, lo que permite estar en sintonía con el uso de las tecnologías en el país”, precisó Merced.

Integrantes del equipo ampliaron que el desarrollo de la plataforma está alineado al cumplimiento de las proyecciones para la informatización de la nación.

Y su implementación garantiza que los usuarios localicen un gran número de servicios brindados en la red nacional.

Entre sus principales servicios se encuentran las búsquedas simple, avanzada, de imágenes y documentos, la gestión de banners y logos y directorio temático, detalló Arianna González, directora del Centro de Soluciones Informáticas para Internet de la UCI.

La plataforma se vale del motor de búsqueda Orion, también desarrollado en la UCI, y se basa en las tecnologías libres, que tributa a la meta de lograr la soberanía tecnológica en el país.

Las diferentes secciones facilitan la localización de contenidos culturales (historia, cultura, religión, arte, sociedad y sexualidad); informativos (medios de comunicación, información general de servicios locales y nacionales); sociales (acceso a redes sociales, foros y actividades).

Incluye también entretenimiento (opciones recreativas, espectáculos y audiovisuales), gobierno (sitios de instituciones y organismos de la administración central del Estado); educación (sitios de entidades educativas); salud (medicamentos, nutrición, sitios del sistema nacional de salud) y deportes (noticias y sitios de referencia).

También ofrece información sobre convenciones y congresos, trámites (horarios, acceso y solicitud a servicios diversos); turismo (sitios e informaciones de interés) y negocios (empresas, cooperativas y entidades con prestaciones para la población).

En la parte inferior tiene enlaces a otros sitios cubanos como Papeleta, Reflejos, Andariego, la enciclopedia colaborativa Ecured y Cubadebate, una de las páginas informativas nacionales de mayor impacto.

“La confianza en la plataforma dependerá de la calidad de los contenidos de la web nacional”, por lo que se recomienda el empleo adecuado de metadatos, descripciones e identificaciones de información e imágenes, así como todas las buenas prácticas de posicionamiento.

De acuerdo con González, es la primera vez que en la web nacional se pone en práctica una plataforma de este tipo por lo que “tendremos que ir trabajando sistemáticamente y realizar mejoras constantes porque si bien es un producto concluido, la experiencia del usuario final nos va a ir enriqueciendo”.

Según Ernesto Niebla, director del grupo creativo Casa 4, se buscaron durante la fase de investigación referentes en homólogos internacionales y motores de búsqueda “para sacar de ellos el común denominador y construir una conceptualización determinada”.

Desde el diseño, CUBA trata de ser lo más sencilla posible, intuitiva y que facilite la interacción, destacó. (2015)

 http://www.ipscuba.net/salud-y-ciencia/cuba-estrena-plataforma-para-navegacion-en-dominio-nacional/

AMPLIAR MÁS EN OTROS ARTÍCULOS RELACIONADOS

 

http://www.radiocubana.cu/index.php/noticias-de-la-radio-cubana/68-noticias-nacionales/9221-presentan-plataforma-digital-cuba-video

http://www.radiohc.cu/noticias/nacionales/62358-presentan-primer-buscador-cubano-en-internet

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/41285-en-video-la-red-cuba-tiene-su-propio-directorio-c-u-b-a

https://cubaxdentro.wordpress.com/2015/07/13/presentan-en-la-habana-la-plataforma-de-servicios-cuba/

Posted in Sin categoría | 2 Comments

Papa Francisco: “Nuestra fe es revolucionaria”

Papa Francisco: “Nuestra fe es revolucionaria”

 

Papa Francisco

 Hace tres días el Papa pronunció este discurso en su encuentro con los movimientos populares en Bolivia. He comentado con varios compañeros su identificación implícita y coincidencia con el ideario de la Revolución cubana y el pensamiento de Marx, Fidel, el Ché, Martí y Chávez. Y aunque ha sido reseñado en la prensa cubana, creo que no debe pasar inadvertido para ningún revolucionario cubano y recibir la más amplia e íntegra difusión en nuestro país porque sin dudas es una pieza esencial en la lucha antiimperialista y anticapitalista de nuestro tiempo, con gran utilidad y muchos valores para los desafíos que enfrentamos. 

Hace algunos meses nos reunimos en Roma y tengo presente ese primer encuentro nuestro. Durante este tiempo los he llevado en mi corazón y en mis oraciones. Me alegra verlos de nuevo aquí, debatiendo los mejores caminos para superar las graves situaciones de injusticia que sufren los excluidos en todo el mundo. Gracias Señor Presidente Evo Morales por acompañar tan decididamente este Encuentro.

Aquella vez en Roma sentí algo muy lindo: fraternidad, garra, entrega, sed de justicia. Hoy, en Santa Cruz de la Sierra, vuelvo a sentir lo mismo. Gracias por eso. También he sabido por medio del Pontificio Consejo Justicia y Paz que preside el Cardenal Turkson, que son muchos en la Iglesia los que se sienten más cercanos a los movimientos populares. ¡Me alegra tanto! Ver la Iglesia con las puertas abiertas a todos Ustedes, que se involucre, acompañe y logre sistematizar en cada diócesis, en cada Comisión de Justicia y Paz, una colaboración real, permanente y comprometida con los movimientos populares. Los invito a todos, Obispos, sacerdotes y laicos, junto a las organizaciones sociales de las periferias urbanas y rurales, a profundizar ese encuentro.

Dios permite que hoy nos veamos otra vez. La Biblia nos recuerda que Dios escucha el clamor de su pueblo y quisiera yo también volver a unir mi voz a la de Ustedes: “Las famosas tres T”tierra, techo y trabajo para todos nuestros hermanos y hermanas. Lo dije y lo repito: son derechos sagrados. Vale la pena, vale la pena luchar por ellos. Que el clamor de los excluidos se escuche en América Latina y en toda la tierra.

Primero de todo.

1. Empecemos reconociendo que necesitamos un cambio. Quiero aclarar, para que no haya malos entendidos, que hablo de los problemas comunes de todos los latinoamericanos y, en general también de toda la humanidad.Problemas que tienen una matriz global y que hoy ningún Estado puede resolver por sí mismo. Hecha esta aclaración, propongo que nos hagamos estas preguntas:

– ¿Reconocemos que las cosas no andan bien en un mundo donde hay tantos campesinos sin tierra, tantas familias sin techo, tantos trabajadores sin derechos, tantas personas heridas en su dignidad?

– ¿Reconocemos que las cosas no andan bien cuando estallan tantas guerras sin sentido y la violencia fratricida se adueña hasta de nuestros barrios? ¿Reconocemos que las cosas no andan bien cuando el suelo, el agua, el aire y todos los seres de la creación están bajo permanente amenaza?

Entonces, digámoslo sin miedo: necesitamos y queremos un cambio.

Ustedes –en sus cartas y en nuestros encuentros– me han relatado las múltiples exclusiones e injusticias que sufren en cada actividad laboral, en cada barrio, en cada territorio. Son tantas y tan diversas como tantas y diversas sus formas de enfrentarlas. Hay, sin embargo, un hilo invisible que une cada una de esas exclusiones, ¿podemos reconocerlo? Porque no se trata de cuestiones aisladas. Me pregunto si somos capaces de reconocer que estas realidades destructoras responden a un sistema que se ha hecho global. ¿Reconocemos que este sistema ha impuesto la lógica de las ganancias a cualquier costo sin pensar en la exclusión social o la destrucción de la naturaleza?

Si esto así, insisto, digámoslo sin miedo: queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco.

Queremos un cambio en nuestras vidas, en nuestros barrios, en el pago chico, en nuestra realidad más cercana; también un cambio que toque al mundo entero porque hoy la interdependencia planetaria requiere respuestas globales a los problemas locales. La globalización de la esperanza, que nace de los Pueblos y crece entre los pobres, debe sustituir esta globalización de la exclusión y la indiferencia.

Quisiera hoy reflexionar con Ustedes sobre el cambio que queremos y necesitamos. Saben que escribí recientemente sobre los problemas del cambio climático. Pero, esta vez, quiero hablar de un cambio en el otro sentido. Un cambio positivo, un cambio que nos haga bien, un cambio –podríamos decir– redentor. Porque lo necesitamos.

Sé que Ustedes buscan un cambio y no sólo ustedes: en los distintos encuentros, en los distintos viajes he comprobado que existe una espera, una fuerte búsqueda, un anhelo de cambio en todos los Pueblos del mundo. Incluso dentro de esa minoría cada vez más reducida que cree beneficiarse con este sistema reina la insatisfacción y especialmente la tristeza. Muchos esperan un cambio que los libere de esa tristeza individualista que esclaviza.

El tiempo, hermanos, hermanas, el tiempo parece que se estuviera agotando; no alcanzó el pelearnos entre nosotros, sino que hasta nos ensañamos con nuestra casa. Hoy la comunidad científica acepta lo que hace, ya desde hace mucho tiempo denuncian los humildes: se están produciendo daños tal vez irreversibles en el ecosistema.

Se está castigando a la tierra, a los pueblos y las personas de un modo casi salvaje. Y detrás de tanto dolor, tanta muerte y destrucción, se huele el tufo de eso que Basilio de Cesarea llamaba «el estiércol del diablo». La ambición desenfrenada de dinero que gobierna. Ese es el estiércol del diablo. El servicio para el bien común queda relegado. Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común.

No quiero extenderme describiendo los efectos malignos de esta sutil dictadura: ustedes los conocen. Tampoco basta con señalar las causas estructurales del drama social y ambiental contemporáneo. Sufrimos cierto exceso de diagnóstico que a veces nos lleva a un pesimismo charlatán o a regodearnos en lo negativo. Al ver la crónica negra de cada día, creemos que no hay nada que se puede hacer salvo cuidarse a uno mismo y al pequeño círculo de la familia y los afectos.

¿Qué puedo hacer yo, cartonero, catadora, pepenador, recicladora frente a tantos problemas si apenas gano para comer? ¿Qué puedo hacer yo artesano, vendedor ambulante, transportista, trabajador excluido si ni siquiera tengo derechos laborales?¿Qué puedo hacer yo, campesina, indígena, pescador que apenas puedo resistir el avasallamiento de las grandes corporaciones? ¿Qué puedo hacer yo desde mi villa, mi chabola, mi población, mi rancherío cuando soy diariamente discriminado y marginado? ¿Qué puede hacer ese estudiante, ese joven, ese militante, ese misionero que patea las barriadas y los parajes con el corazón lleno de sueños pero casi sin ninguna solución para sus problemas?

Pueden hacer mucho. Pueden hacer mucho. Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos, en su capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de «las tres T» ¿De acuerdo? (trabajo, techo, tierra) y también, en su participación protagónica en los grandes procesos de cambio, Cambios nacionales, cambios regionales y cambios mundiales. ¡No se achiquen!

2. Ustedes son sembradores de cambio. Aquí en Bolivia he escuchado una frase que me gusta mucho: «proceso de cambio». El cambio concebido no como algo que un día llegará porque se impuso tal o cual opción política o porque se instauró tal o cual estructura social. Dolorosamente sabemos que un cambio de estructuras que no viene acompañado de una sincera conversión de las actitudes y del corazón termina a la larga o a la corta por burocratizarse, corromperse y sucumbir.

Por eso me gusta tanto la imagen del proceso, los procesos, donde la pasión por sembrar, por regar serenamente lo que otros verán florecer, remplaza la ansiedad por ocupar todos los espacios de poder disponibles y ver resultados inmediatos. La opción es por generar proceso y no por ocupar espacios. Cada uno de nosotros no es más que parte de un todo complejo y diverso interactuando en el tiempo: pueblos que luchan por una significación, por un destino, por vivir con dignidad, por «vivir bien». Dignamente, en ese sentido.

Ustedes, desde los movimientos populares, asumen las labores de siempre motivados por el amor fraterno que se revela contra la injusticia social. Cuando miramos el rostro de los que sufren, el rostro del campesino amenazado, del trabajador excluido, del indígena oprimido, de la familia sin techo, del migrante perseguido, del joven desocupado, del niño explotado, de la madre que perdió a su hijo en un tiroteo porque el barrio fue copado por el narcotráfico, del padre que perdió a su hija porque fue sometida a la esclavitud; cuando recordamos esos «rostros y esos nombres» se nos estremecen las entrañas frente a tanto dolor y nos conmovemos… Todos nos conmovemos, porque «hemos visto y oído», no la fría estadística sino las heridas de la humanidad doliente, nuestras heridas, nuestra carne. Eso es muy distinto a la teorización abstracta o la indignación elegante. Eso nos conmueve, nos mueve y buscamos al otro para movernos juntos. Esa emoción hecha acción comunitaria no se comprende únicamente con la razón: tiene un plus de sentido que sólo los pueblos entienden y que da su mística particular a los verdaderos movimientos populares.

Ustedes viven cada día, empapados, en el nudo de la tormenta humana. Me han hablado de sus causas, me han hecho parte de sus luchas ya desde Buenos Aires y yo se los agradezco. Ustedes, queridos hermanos, trabajan muchas veces en lo pequeño, en lo cercano, en la realidad injusta que se les impuso y a la que no se resignan, oponiendo una resistencia activa al sistema idolátrico que excluye, degrada y mata.

Los he visto trabajar incansablemente por la tierra y la agricultura campesina, por sus territorios y comunidades, por la dignificación de la economía popular, por la integración urbana de sus villas, por la autoconstrucción de viviendas y el desarrollo de infraestructura barrial, y en tantas actividades comunitarias que tienden a la reafirmación de algo tan elemental e innegablemente necesario como el derecho a «las tres T»: tierra, techo y trabajo.

Ese arraigo al barrio, a la tierra, al oficio, al gremio, ese reconocerse en el rostro del otro, esa proximidad del día a día, con sus miserias porque las hay, las tenemos y sus heroísmos cotidianos, es lo que permite ejercer el mandato del amor, no a partir de ideas o conceptos sino a partir del encuentro genuino entre personas, necesitamos instaurar esta cultura del encuentro porque ni los conceptos ni las ideas se aman; se aman las personas.

La entrega, la verdadera entrega surge del amor a hombres y mujeres, niños y ancianos, pueblos y comunidades… rostros y nombres que llenan el corazón. De esas semillas de esperanza sembradas pacientemente en las periferias olvidadas del planeta, de esos brotes de ternura que lucha por subsistir en la oscuridad de la exclusión, crecerán árboles grandes, surgirán bosques tupidos de esperanza para oxigenar este mundo.

Veo con alegría que ustedes trabajan en lo cercano, cuidando los brotes; pero, a la vez, con una perspectiva más amplia, protegiendo la arboleda. Trabajan en una perspectiva que no sólo aborda la realidad sectorial que cada uno de ustedes representa y a la que felizmente está arraigado, sino que también buscan resolver de raíz los problemas generales de pobreza, desigualdad y exclusión.

Los felicito por eso. Es imprescindible que, junto a la reivindicación de sus legítimos derechos, los Pueblos y sus organizaciones sociales construyan una alternativa humana a la globalización excluyente. Ustedes son sembradores del cambio. Que Dios les dé coraje, alegría, perseverancia y pasión para seguir sembrando. Tengan la certeza que tarde o temprano vamos de ver los frutos.

A los dirigentes les pido: sean creativos y nunca pierdan el arraigo a lo cercano, porque el padre de la mentira sabe usurpar palabras nobles, promover modas intelectuales y adoptar poses ideológicas, pero si ustedes construyen sobre bases sólidas, sobre las necesidades reales y la experiencia viva de sus hermanos, de los campesinos e indígenas, de los trabajadores excluidos y las familias marginadas, seguramente no se van a equivocar.

La Iglesia no puede ni debe ser ajena a este proceso en el anuncio del Evangelio. Muchos sacerdotes y agentes pastorales cumplen una enorme tarea acompañando y promoviendo a los excluidos en todo el mundo, junto a cooperativas, impulsando emprendimientos, construyendo viviendas, trabajando abnegadamente en los campos de la salud, el deporte y la educación. Estoy convencido que la colaboración respetuosa con los movimientos populares puede potenciar estos esfuerzos y fortalecer los procesos de cambio.

Y tengamos siempre presente en el corazón a la Virgen María, una humilde muchacha de un pequeño pueblo perdido en la periferia de un gran imperio, una madre sin techo que supo transformar una cueva de animales en la casa de Jesús con unos pañales y una montaña de ternura. María es signo de esperanza para los pueblos que sufren dolores de parto hasta que brote la justicia. Yo rezo a la virgen tan venerada por el pueblo boliviano para que permita que este Encuentro nuestro sea fermento de cambio. El cura habla largo parece ¿no? Nooo (responden todos).

3. Por último quisiera que pensemos juntos algunas tareas importantes para este momento histórico, porque queremos un cambio positivo para el bien de todos nuestros hermanos y hermanas, eso lo sabemos. Queremos un cambio que se enriquezca con el trabajo mancomunado de los gobiernos, los movimientos populares y otras fuerzas sociales, eso también lo sabemos.Pero no es tan fácil definir el contenido del cambio, podría decirse, el programa social que refleje este proyecto de fraternidad y justicia que esperamos, no es fácil de definir.

En ese sentido, no esperen de este Papa una receta. Ni el Papa ni la Iglesia tienen el monopolio de la interpretación de la realidad social ni la propuesta de soluciones a los problemas contemporáneos. Me atrevería a decir que no existe una receta. La historia la construyen las generaciones que se suceden en el marco de pueblos que marchan buscando su propio camino y respetando los valores que Dios puso en el corazón.

Quisiera, sin embargo, proponer tres grandes tareas que requieren el decisivo aporte del conjunto de los movimientos populares:

3.1. La primera tarea es poner la economía al servicio de los Pueblos: Los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero. Digamos NO a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata. Esa economía excluye. Esa economía destruye la Madre Tierra.

La economía no debería ser un mecanismo de acumulación sino la adecuada administración de la casa común. Eso implica cuidar celosamente la casa y distribuir adecuadamente los bienes entre todos. Su objeto no es únicamente asegurar la comida o un “decoroso sustento”. Ni siquiera, aunque ya sería un gran paso, garantizar el acceso a «las tres T» por las que ustedes luchan. Una economía verdaderamente comunitaria, podría decir, una economía de inspiración cristiana, debe garantizar a los pueblos dignidad «prosperidad sin exceptuar bien alguno» (1)   Esta última frase la dijo el Papa Juan XXIII hace 50 años. Jesús dice en el evangelio que aquel que le dé espontáneamente un vaso de agua cuando tiene sed será acogido en el reino de los cielos.  Esto implica «las tres T» pero también acceso a la educación, la salud, la innovación, las manifestaciones artísticas y culturales, la comunicación, el deporte y la recreación.

Una economía justa debe crear las condiciones para que cada persona pueda gozar de una infancia sin carencias, desarrollar sus talentos durante la juventud, trabajar con plenos derechos durante los años de actividad y acceder a una digna jubilación en la ancianidad. Es una economía donde el ser humano en armonía con la naturaleza, estructura todo el sistema de producción y distribución para que las capacidades y las necesidades de cada uno encuentren un cauce adecuado en el ser social. Ustedes, y también otros pueblos, resumen este anhelo de una manera simple y bella: «vivir bien». Que no es lo mismo que ver pasar la vida.

Esta economía no es sólo deseable y necesaria sino también posible. No es una utopía ni una fantasía. Es una perspectiva extremadamente realista. Podemos lograrlo. Los recursos disponibles en el mundo, fruto del trabajo intergeneracional de los pueblos y los dones de la creación, son más que suficientes para el desarrollo integral de «todos los hombres y de todo el hombre». (2)

El problema, en cambio, es otro. Existe un sistema con otros objetivos. Un sistema que además de acelerar irresponsablemente los ritmos de la producción, además de implementar métodos en la industria y la agricultura que dañan la Madre Tierra en aras de la «productividad», sigue negándoles a miles de millones de hermanos los más elementales derechos económicos, sociales y culturales. Ese sistema atenta contra el proyecto de Jesús.Contra la Buena Noticia que trajo Jesús.

La distribución justa de los frutos de la tierra y el trabajo humano no es mera filantropía. Es un deber moral. Para los cristianos, la carga es aún más fuerte: es un mandamiento. Se trata de devolverles a los pobres y a los pueblos lo que les pertenece.

El destino universal de los bienes no es un adorno discursivo de la doctrina social de la Iglesia. Es una realidad anterior a la propiedad privada. La propiedad, muy en especial cuando afecta los recursos naturales, debe estar siempre en función de las necesidades de los pueblos. Y estas necesidades no se limitan al consumo. No basta con dejar caer algunas gotas cuando lo pobres agitan esa copa que nunca derrama por sí sola. Los planes asistenciales que atienden ciertas urgencias sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras,coyunturales. Nunca podrán sustituir la verdadera inclusión: ésa que da el trabajo digno, libre, creativo, participativo y solidario.

Y en este camino, los movimientos populares tienen un rol esencial, no sólo exigiendo y reclamando, sino fundamentalmente creando. Ustedes son poetas sociales: creadores de trabajo, constructores de viviendas, productores de alimentos, sobre todo para los descartados por el mercado mundial.

He conocido de cerca distintas experiencias donde los trabajadores unidos en cooperativas y otras formas de organización comunitaria lograron crear trabajo donde sólo había sobras de la economía idolátrica y vi que algunos están aquí. Las empresas recuperadas, las ferias francas y las cooperativas de cartoneros son ejemplos de esa economía popular que surge de la exclusión y, de a poquito, con esfuerzo y paciencia, adopta formas solidarias que la dignifican. ¡Y qué distinto es eso a que los descartados por el mercado formal sean explotados como esclavos!

Los gobiernos que asumen como propia la tarea de poner la economía al servicio de los pueblos deben promover el fortalecimiento, mejoramiento, coordinación y expansión de estas formas de economía popular y producción comunitaria.

Esto implica mejorar los procesos de trabajo, proveer infraestructura adecuada y garantizar plenos derechos a los trabajadores de este sector alternativo. Cuando Estado y organizaciones sociales asumen juntos la misión de «las tres T» se activan los principios de solidaridad y subsidiariedad que permiten edificar el bien común en una democracia plena y participativa.

3.2. La segunda tarea, eran 3, es unir nuestros Pueblos en el camino de la paz y la justicia.

Los pueblos del mundo quieren ser artífices de su propio destino. Quieren transitar en paz su marcha hacia la justicia. No quieren tutelajes ni injerencias donde el más fuerte subordina al más débil. Quieren que su cultura, su idioma, sus procesos sociales y tradiciones religiosas sean respetados.

Ningún poder fáctico o constituido tiene derecho a privar a los países pobres del pleno ejercicio de su soberanía y, cuando lo hacen, vemos nuevas formas de colonialismo que afectan seriamente las posibilidades de paz y de justicia porque «la paz se funda no sólo en el respeto de los derechos del hombre, sino también en los derechos de los pueblos particularmente el derecho a la independencia» (3)

Los pueblos de Latinoamérica parieron dolorosamente su independencia política y, desde entonces llevan casi dos siglos de una historia dramática y llena de contradicciones intentando conquistar una independencia plena.

En estos últimos años, después de tantos desencuentros, muchos países latinoamericanos han visto crecer la fraternidad entre sus pueblos. Los gobiernos de la Región aunaron esfuerzos para hacer respetar su soberanía, la de cada país y la del conjunto regional, que tan bellamente, como nuestros Padres de antaño, llaman la «Patria Grande». Les pido a ustedes, hermanos y hermanas de los movimientos populares, que cuiden y acrecienten esa unidad. Mantener la unidad frente a todo intento de división es necesario para que la región crezca en paz y justicia.

A pesar de estos avances, todavía subsisten factores que atentan contra este desarrollo humano equitativo y coartan la soberanía de los países de la «Patria Grande» y otras latitudes del planeta. El nuevo colonialismo adopta diversa fachadas. A veces, es el poder anónimo del ídolo dinero: corporaciones, prestamistas, algunos tratados denominados «de libres comercio» y la imposición de medidas de «austeridad» que siempre ajustan el cinturón de los trabajadores y de los pobres.

Los obispos latinoamericanos lo denunciamos  con total claridad en el documento de Aparecida cuando afirman que «las instituciones financieras y las empresas transnacionales se fortalecen al punto de subordinar las economías locales, sobre todo, debilitando a los Estados, que aparecen cada vez más impotentes para llevar adelante proyectos de desarrollo al servicio de sus poblaciones». Hasta aquí la cita. (4) En otras ocasiones, bajo el noble ropaje de la lucha contra la corrupción, el narcotráfico o el terrorismo –graves males de nuestros tiempos que requieren una acción internacional coordinada– vemos que se impone a los Estados medidas que poco tienen que ver con la resolución de esas problemáticas y muchas veces empeora las cosas.

Del mismo modo, la concentración monopólica de los medios de comunicación social que pretende imponer pautas alienantes de consumo y cierta uniformidad cultural es otra de las formas que adopta el nuevo colonialismo. Es el colonialismo ideológico. Como dicen los Obispos de África, muchas veces se pretende convertir a los países pobres en «piezas de un mecanismo y de un engranaje gigantesco». (5)

Hay que reconocer que ninguno de los graves problemas de la humanidad se puede resolver sin interacción entre los Estados y los pueblos a nivel internacional. Todo acto de envergadura realizado en una parte del planeta repercute en todo en términos económicos, ecológicos, sociales y culturales. Hasta el crimen y la violencia se han globalizado. Por ello ningún gobierno puede actuar al margen de una responsabilidad común.

Si realmente queremos un cambio positivo, tenemos que asumir humildemente nuestra interdependencia, es decir, nuestra sana interdependencia. Pero interacción no es sinónimo de imposición, no es subordinación de unos en función de los intereses de otros. El colonialismo, nuevo y viejo, que reduce a los países pobres a meros proveedores de materia prima y trabajo barato, engendra violencia, miseria, migraciones forzadas y todos los males que vienen de la mano… precisamente porque al poner la periferia en función del centro les niega el derecho a un desarrollo integral. Y eso hermanos es inequidad y la inequidad genera violencia que no habrá recursos policiales, militares o de inteligencia capaces de detener.

Digamos NO entonces a las viejas y nuevas formas de colonialismo. Digamos SÍ al encuentro entre pueblos y culturas. Felices los que trabajan por la paz.

Y aquí quiero detenerme en un tema importante. Porque alguno podrá decir, con derecho, que «cuando el Papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia». Les digo, con pesar: se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios. Lo han reconocido mis antecesores, lo ha dicho el CELAM El Consejo Episcopal Latinoamericano y también quiero decirlo. Al igual que San Juan Pablo II pido que la Iglesia y cito lo que dijo Él «se postre ante Dios e implore perdón por los pecados pasados y presentes de sus hijos» (6). Y quiero decirles, quiero ser muy claro, como lo fue San Juan Pablo II: pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América.

Y junto a este pedido de perdón y para ser justos también quiero que recordemos a millares de sacerdotes, obispos que se opusieron fuertemente a la lógica de la espada con la fuerza de la cruz. Hubo pecado y abundante, pero no pedimos perdón y por eso pido perdón, pero allí también donde hubo abundante pecado, sobreabundó la gracia a través de esos hombres de esos pueblos originarios. También les pido a todos, creyentes y no creyentes, que se acuerden de tantos Obispos, sacerdotes y laicos que predicaron y predican la buena noticia de Jesús con coraje y mansedumbre, respeto y en paz;No me quiero olvidar de las monjitas que anónimamente van a los barrios pobres llevando un mensaje de paz y dignidad, que en su paso por esta vida dejaron conmovedoras obras de promoción humana y de amor, muchas veces junto a los pueblos indígenas o acompañando a los propios movimientos populares incluso hasta el martirio.

La Iglesia, sus hijos e hijas, son una parte de la identidad de los pueblos en Latinoamérica. Identidad que tanto aquí como en otros países algunos poderes se empeñan en borrar, tal vez porque nuestra fe es revolucionaria, porque nuestra fe desafía la tiranía del ídolo dinero. Hoy vemos con espanto cómo en Medio Oriente y otros lugares del mundo se persigue, se tortura, se asesina a muchos hermanos nuestros por su fe en Jesús. Eso también debemos denunciarlo: dentro de esta tercera guerra mundial en cuotas que estamos viviendo, hay una especie de -fuerzo la palabra- genocidio en marcha que debe cesar.

A los hermanos y hermanas del movimiento indígena latinoamericano, déjenme transmitirle mi más hondo cariño y felicitarlos por buscar la conjunción de sus pueblos y culturas, eso que yo llamo poliedro, una forma de convivencia donde las partes conservan su identidad construyendo juntas la pluralidad que no atenta, sino que fortalece la unidad. Su búsqueda de esa interculturalidad que combina la reafirmación de los derechos de los pueblos originarios con el respeto a la integridad territorial de los Estados nos enriquece y nos fortalece a todos.

3. 3. Y la tercera tarea, tal vez la más importante que debemos asumir hoy, es defender la Madre Tierra.

La casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. La cobardía en su defensa es un pecado grave. Vemos con decepción creciente como se suceden una tras otra cumbres internacionales sin ningún resultado importante. Existe un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar que no se está cumpliendo. No se puede permitir que ciertos intereses –que son globales pero no universales– se impongan, sometan a los Estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación.

Los Pueblos y sus movimientos están llamados a clamar, a movilizarse, a exigir –pacífica pero tenazmente– la adopción urgente de medidas apropiadas. Yo les pido, en nombre de Dios, que defiendan a la Madre Tierra.Sobre éste tema me he expresado debidamente en la Carta Encíclica Laudato si’ que creo que les será dada al finalizar. Tengo dos páginas y media en esta cita, pero (como resumen basta (verificar y falta)

4. Para finalizar, quisiera decirles nuevamente: el futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites. Está fundamentalmente en manos de los Pueblos; en su capacidad de organizar y también en sus manos que riegan con humildad y convicción este proceso de cambio. Los acompaño. Y cada uno Digamos juntos desde el corazón: ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ningún pueblo sin soberanía, ninguna persona sin dignidad, ningún niño sin infancia, ningún joven sin posibilidades, ningún anciano sin una venerable vejez.

Sigan con su lucha y, por favor, cuiden mucho a la Madre Tierra. Rezo por ustedes, rezo con ustedes y quiero pedirle a nuestro Padre Dios que los acompañe y los bendiga, que los colme de su amor y los defienda en el camino dándoles abundantemente esa fuerza que nos mantiene en pie: esa fuerza es la esperanza, y una cosa importante la esperanza que no defrauda, gracias.

Y, por favor, les pido que recen por mí. Y si alguno de ustedes no puede rezar, con todo respeto, les pido que me piense bien y me mande buena onda.

________________________

(1) Juan XXIII, Carta enc. Mater et Magistra (15 mayo 1961), 3: AAS 53 (1961), 402.

(2) Pablo VI, Carta enc. Popolorum progressio, n. 14.

(3) Pontificio Consejo «Justicia y Paz», Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, 157.

(4) V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano (2007), Documento Conclusivo, Aparecida, 66

(5) Juan Pablo II, Exhort. ap. postsinodal Ecclesia in Africa (14 septiembre 1995), 52: AAS 88 (1996), 32-33; Id., Cart enc. Sollicitudo rei socialis (30 diciembre 1987), 22: AAS 80 (1988), 539.

(6) Juan Pablo II, Bula Incarnationis mysterium, 11.

================================

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2015/07/12/nuestra-fe-es-revolucionaria/

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Ciberseguridad, criptografía y los años dorados de la vigilancia

Ciberseguridad, criptografía y los años dorados de la vigilancia

 

proteger-privacidad-en-linea-internet600

 Por Amy Goodman y Denis Moynihan

n

Internet, el sistema nervioso electrónico del planeta, ha cambiado la sociedad humana. Ha transformado profundamente la manera en que vivimos nuestras vidas y ha sido un importante nivelador al permitir que la gente se conecte, publique y comparta a escala mundial. Se puede escribir, comprar y efectuar transacciones bancarias por Internet o también se puede organizar una manifestación que podría derrocar una dictadura.

ciberterrorismo

Sin embargo, Internet inaugura una era de intensa vigilancia al exponer nuestras comunicaciones más personales y privadas al ojo fisgón de compañías y gobiernos espías, sin mencionar a los criminales. Una forma de protegernos es mediante la criptografía, que brinda seguridad a nuestros datos y nos permite enviar y almacenar información digital en forma segura, básicamente a través de la codificación de la información. A fin de poder decodificarla, se necesita una clave o contraseña. El hecho de que la gente común pueda acceder a herramientas de criptografía de manera relativamente sencilla ha provocado que el gobierno estadounidense y el británico se propongan tener un acceso especial a todas las comunicaciones. Pretenden tener una llave maestra a la vida digital de todos.

James Comey, director del FBI, compareció ante una comisión del Senado el miércoles 8 de julio junto a la vicefiscal general de Estados Unidos, Sally Quillian Yates. Mientras se desarrollaba la reunión, la fragilidad de nuestras redes quedaba a la vista del mundo entero. La Bolsa de Nueva York permaneció cerrada durante medio día, supuestamente debido a un “problema” informático, United Airlines canceló el despegue de vuelos tras perder acceso a sus sistemas informáticos y el sitio web del periódico The Wall Street Journal estuvo fuera de servicio debido a “dificultades técnicas”. La comisión del Senado recibió el nombre de “Going Dark: Criptografía, tecnología y el equilibrio entre seguridad pública y privacidad”. “Going Dark”, que significa algo así como volverse invisible, es un término utilizado para hacer referencia al cifrado de las comunicaciones. Una declaración conjunta emitida por Yates reconoce que “los ciudadanos tienen derecho a comunicarse entre ellos en privado sin vigilancia no autorizada por parte del gobierno, no solamente porque la Constitución lo exige, sino porque el libre flujo de la información resulta esencial para el florecimiento de la democracia.”

A pesar de la noble afirmación, el director del FBI y otros funcionarios pertenecientes a la llamada comunidad de inteligencia pretenden tener acceso ilimitado a todas las comunicaciones, todo el tiempo. Desean lo que los especialistas en seguridad informática llaman “mecanismos de acceso extraordinario”. Esto significa que todas las herramientas de criptografía deberán tener una “puerta trasera” por la que el FBI, la CIA o quienquiera que posea la autoridad requerida sea capaz de acceder y leer la comunicación, se trate de un correo electrónico, un mensaje de texto, un chat de video o cualquier otro formato. ¿Por qué desean tener ese acceso ilimitado? Según dijeron Comey y Yates, “cuando los cambios tecnológicos limitan la capacidad de los organismos policiales de hacer uso de herramientas investigativas y dar seguimiento a pistas cruciales, puede que no seamos capaces de identificar y detener a terroristas que hacen uso de las redes sociales para reclutar, planear y ejecutar un ataque en nuestro país”.

Un conjunto de los más destacados especialistas en computación y seguridad en Internetemitieron esta semana un documento que trata sobre la magnitud del error presente en la solicitud de Comey. Quince especialistas efectuaron aportes al documento publicado por el MIT y titulado “Llaves ocultas debajo de la alfombra de la entrada: Requerir que el gobierno tenga acceso a todos los datos y las comunicaciones significa decretar la inseguridad”.

Bruce Schneier, uno de los autores del documento, es un destacado técnico en seguridad electrónica y autor de “Data y Goliat: Las batallas ocultas para recopilar tus datos y controlar tu mundo”. Schneier dijo en el noticiero “Democracy Now!”: “Es extraño que gobiernos de países libres exijan que se debilite la seguridad porque el gobierno podría querer tener acceso a toda la información”.

El director del FBI, Comey, pretende incorporar la presencia de una puerta trasera, un punto débil en la seguridad. Schneier continuó: “Lo que pretende Comey es una criptografía que pueda quebrantarse con una orden judicial. Pero, como tecnólogo, no puedo diseñar una computadora que funcione diferente ante la presencia de un pedazo de papel. Si creo un sistema que pueda quebrantarse, podrá ser quebrantado por cualquiera, no solamente por el FBI. Es por eso que su solicitud de acceso brinda acceso a los criminales. Necesitamos la criptografía por seguridad, por muchas más razones que por las que él pretende quebrantarla”.

El senador demócrata de Oregon Ron Wyden ha sido uno de los principales críticos del espionaje desarrollado por el gobierno. Wyden cuestionó un artículo publicado en un blog por el director del FBI, Comey: “Tratar de restringir el uso de la criptografía podría generar sospechas en torno a quienes procuran legítimamente comunicaciones seguras, como los periodistas, informantes, abogados y activistas por los derechos humanos. Es hora de dejar de atacar a la tecnología y de empezar a concentrarse en soluciones reales para las amenazas reales que enfrenta nuestro país”, escribió Wyden.

Bruce Schneier resumió: “Nos preocupa la seguridad de nuestros datos y la criptografía es una herramienta valiosa. Debilitarla deliberadamente por orden del FBI o del gobierno británico es en mi opinión un sacrificio de locos. No nos hace más seguros, nos hace correr más riesgos”. En definitiva, es la democracia la que está en riesgo. La libertad de comunicarnos sin que el gobierno nos espíe resulta esencial para el funcionamiento de una sociedad libre y abierta.

(Tomado de Democracy Now)

http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/07/10/ciberseguridad-criptografia-y-los-anos-dorados-de-la-vigilancia/#.VaOmpl835YB

http://www.democracynow.org/es/blog/2015/7/10/ciberseguridad_criptografia_y_los_anos_dorados

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=200969&titular=ciberseguridad-criptograf%EDa-y-los-a%F1os-dorados-de-la-vigilancia-

http://www.aporrea.org/actualidad/a210631.html

http://www.diario-octubre.com/2015/07/11/ciberseguridad-criptografia-y-los-anos-dorados-de-la-vigilancia/

http://www.laeducacion.us/ciberseguridad-criptografia-y-los-anos-dorados-de-la-vigilancia/

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Los reflejos de Cuba en la Web

Los reflejos de Cuba en la Web

 

Hasta la fecha se han creado más de 8 000 blogs, y de ellos 4 430 se mantienen activos, informó a Juventud Rebelde la directora nacional del programa, Kirenia Fagundo García

La plataforma cubana de blogs creada por los Joven Club está en pleno ascenso, mientras la institución anuncia un amplio plan de actividades para este verano

Hasta el pasado 18 de marzo poco más de 400 blogs conformaban el ecosistema de Reflejos, un producto de la plataforma informática Cuba Va, creado por los Joven Club de Computación y Electrónica para la producción de contenidos digitales genuinamente cubanos a través de blogs.

Pero ese día Reflejos cambió cuando los Joven Club conectaron la plataforma a Internet. Esto permite desde entonces que cualquier persona, dentro o fuera de nuestras fronteras, sea capaz de poseer una bitácora en línea al utilizar este sistema de gestión de contenidos basado en WordPress, uno de los gigantes mundiales cuando de blogs se trata.

Con este paso Reflejos «explotó». Hasta la fecha se han creado más de 8 000 blogs, y de ellos 4 430 se mantienen activos, informó a Juventud Rebelde la directora nacional del programa, Kirenia Fagundo García.

Para comprender por qué «no da la cuenta» cuando hablamos de cantidad total de blogs y el número de ellos en activo, Fagundo García explicó que según los términos y condiciones establecidos, cualquiera puede poseer un blog, pero este se «desactiva» si su creador no le agrega contenidos en el plazo de tres meses. La medida está destinada a garantizar una mejor gestión de los recursos de la plataforma.

¿Significa esto que se borra el blog? La directiva comentó que durante los tres meses posteriores a la desactivación del blog, su creador puede contactar, a través del correo electrónico adminblog@cubava.cu., con los administradores de Reflejos para restablecer la bitácora en línea.

—¿De qué se habla hoy en los blogs de Reflejos?

 

—Es una plataforma que se ha enriquecido con innumerables temáticas. Hoy tenemos blogs de política, cultura, tecnología, deportes y temas generales. Los de temas deportivos son los más populares y uno de ellos se destaca: Notideporte. Esta bitácora se ha dedicado a narrar, jugada a jugada y en vivo, eventos deportivos. De hecho, es el blog más visitado.

La funcionaria manifestó que Reflejos ha demostrado el sentido de trabajo en equipo que poseen los cubanos. Muchos de ellos son gestionados por varias personas, como es el caso del mencionado espacio dedicado a los temas deportivos.

A propósito de estas declaraciones, visitamos Notideporte (notideporte.cubava.cu). Además de una amplia gama de contenidos noticiosos, esta bitácora posee interesantes secciones, sus creadores realizan concursos y encuestas, y muestra un nivel de actividad alto. En total, 11 jóvenes aparecen en la sección «¿Quiénes somos?», como los gestores de este sitio.

In crescendo… y mejorando

 

Cerca de 300 000 visitas recibe mensualmente Reflejos, puntualizó Fagundo García. De ellas, más del 60 por ciento proviene de Cuba, y la red nacional que brinda más visitantes es Infomed, con unos 62 000 como promedio cada mes.

Desde otras redes nacionales, como la Universitaria, los Joven Club, Etecsa, los ministerios de Educación e Industrias, hay también asiduos lectores de los blogs de Reflejos.

Acotó Fagundo García que en términos de interactividad, el blog El Colimador, de temas generales, sigue siendo el que recibe más comentarios.

Indagamos además sobre las posibilidades de personalización de los blogs y las consultas estadísticas por cada usuario, algo que, explicó, está en fase de desarrollo. El problema radica en que cada una de las funcionalidades incluidas en la administración de los blogs deben ser comprobadas para asegurar una buena calidad del servicio. Por eso se buscan alternativas que permitan la personalización más detallada de cada bitácora y la consulta de las estadísticas por cada usuario, un trabajo que calificó de complejo.

En el intercambio con la directiva indagamos nuevamente por el estado de La Tendedera, una red social generalista que ha levantado expectativas durante los últimos tiempos.

Al respecto, la funcionaria comentó que todavía se encuentra en fase de desarrollo. Tal y como sucedió con Reflejos en sus inicios, hoy La Tendera está disponible en toda la red de Joven Club y cuenta con más de 4 000 usuarios activos, aunque se mantienen las perspectivas de lanzarla de forma abierta en la red de redes, aseguró Fagundo García.

Un verano en Joven Club

 

En esta temporada vacacional, además de la opción que significa Reflejos, los Joven Club tienen preparado un plan de actividades para el disfrute de toda la familia cubana, con especial énfasis en niños y jóvenes.

Anamaris Solórzano Chacón, directora de Comunicación Institucional de la entidad, aclaró a JRque junto con el plan nacional de actividades, cada territorio incorporará sus propias iniciativas, de acuerdo con sus posibilidades.

Se trata, dijo Solórzano, de trascender los servicios informáticos ofrecidos por la entidad y convertir a cada Joven Club en un espacio sociocultural.

Así, se mantienen las opciones de acceso a videojuegos —la más demandada por niños y jóvenes— y los cursos de verano, a los que este año se incorporan módulos destinados a conocer la gestión de blogs, el intercambio en redes sociales y el diseño web.

Como novedad, desde este 6 de julio, en cada una de las sedes de Joven Club, las personas naturales pueden adquirir, por 50 pesos CUP, una licencia propia para el antivirus cubano creado por Segurmática.

Asimismo, recordó Solórzano que quienes lo deseen pueden copiar las versiones de Ecured para ordenadores de escritorio y móviles.

Mi Mochila, el «paquete» de productos digitales distribuido por los Joven Club, tendrá ediciones especiales con carácter quincenal durante este verano, abundó la Directora de Comunicación Institucional.

A todo ello se suman concursos de pintura digital, juegos de mesa, proyección de películas infantiles y competencias en los alrededores de los Joven Club con los más pequeños de casa.

Igualmente habrá opciones para los adultos mayores en el llamado GeroClub, y las personas con discapacidad podrán optar por cursos y actividades diseñadas para ellas.

Yurisander Guevara  / guevara@juventudrebelde.cu

http://www.juventudrebelde.cu/suplementos/informatica/2015-07-08/los-reflejos-de-cuba-en-la-web/

http://www.soycuba.cu/promocional/los-reflejos-de-cuba-en-la-web

 

 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Estatuas Colosales [+ Fotos]

Estatuas Colosales [+ Fotos]

 

Las estatuas han sido un elemento constante en muchas culturas y sociedades, con ellas, imitando modelos reales, se intenta evocar a dioses, personajes, o conceptos.

Desde el Coloso de Rodas hasta la más moderna Madre Patria en Rusia las estatuas han sido un elemento constante en muchas culturas y sociedades. Con ellas, imitando modelos reales, se intenta evocar a dioses, personajes, o conceptos como la libertad y la justicia.

El afán de la humanidad por lo sublime, lo sagrado, lo divino, ha hecho que grandes mentes de escultores y arquitectos trabajen por este fin al unísono con músculos, plomadas y niveles de los tan necesarios albañiles.

Como resultado final, la armonía emanada de dicha empresa deleita visitantes y locales, fortaleciendo su sentido de pertenencia y engrandeciendo lo pequeño.

El pasado, el presente y el futuro se fusionan como un todo en el universo y nos hacen recordar al observarlas en su magnífica inmortalidad, nuestra propia pequeñez, pues mientras su talla disminuye al alejarnos, la nuestra se engrandece al aproximarnos.

1- Buda del Templo de Primavera, en China, con 128 metros de alto.

2- Estatua de Gengis Kan, en Mongolia, con 40 metros de alto.

3- Dios Shiva, en el Templo de Murudeshwara, en la India, con 37 metros de altura.

4- Virgen del Socavón, en Bolivia, con 45 metros de altura.

5- Estatua Ushiku Daibutsu, en Japón, con 110 metros de alto.

6- Monumento del Renacimiento Africano, en Senegal, con 49 metros de altura.

7- Estatua de la Madre Patria, en Rusia, con 87 metros de altura.

8- Estatua de la Libertad, en Estados Unidos, con 93 metros de altura.

9- Cristo Redentor, en Brasil, con 39,6 metros de altura.

10- El Buda Gigante Maitreya de Leshan, Sichuan, China, 71 metros de altura.

http://www.juventudrebelde.cu/cultura/2015-07-10/estatuas-colosales/

Posted in Sin categoría | Leave a comment