3 ideas prácticas para reutilizar tu viejo pendrive

3 ideas prácticas para reutilizar tu viejo pendrive

 

PenDrive

Recomendamos algunos usos prácticos para ese viejo pendrive, de poca memoria, que desde hace años no has usado.

Desde proteger archivos y documentos a aplicaciones portátiles.

 /Durante la última década hemos podido ver cómo las unidades de almacenamiento, ya sea un disco duro o un pendrive, han aumentado considerablemente las capacidades comerciales con las que llegan al mercado. Si bien antes nos sentíamos confiados con 80 o 120 Gigabytes en nuestro disco duro, hoy en día hay quienes llenan 1 Terabyte (es decir, 1.000GB) en un santiamén y hasta sentimos la necesidad de un disco duro externo.
MFUSB

Lo mismo ocurre con los pendrives. Anteriormente nos bastaba con tener unidades de almacenamiento portátiles de 1GB y hasta de 512MB. Hoy en día, lo “normal” es contar con un pendrive de al menos 16GB; y con el paso del tiempo hemos acumulado, en cuanto cajón de escritorio exista en nuestra vidas, viejas unidades que consideramos inservibles.

Pero no es así. Existen diferentes usos que aún se le pueden dar a ese viejo pendrive de 512MB, 1GB o 2GB, para reciclar esta vieja unidad de almacenamiento, sacarla del retiro y seguir aprovechándola.

Encontrarás estos usos más prácticos de lo que imaginas.

Resguardar archivos cifrados

En muchos trabajos y profesiones se manejan constantemente archivos y documentos con información sensible, que deben ser resguardados a todo dar y, sencillamente, no deben caer en manos ajenas o ser vistos por cualquier persona. Cifrar estos archivos, en un pendrive, es una opción a la que podemos recurrir para mayor seguridad.

Las nuevas memorias USB de Kingston cuentan con un sistema automático de encriptación para los archivos que almacenemos en ellos.

Para esta tarea existen programas como DiskCryptor, que permite cifrar un pendrive rápidamente, o incluso cifrar una partición o disco duro completo. Es sencillo de utilizar y cumple con su trabajo de ofrecer mayor seguridad a los documentos que no deben ser vistos por otros ojos. DiskCryptor, además, es de código abierto y completamente gratuito.

Aplicaciones portátiles

A todos, en infinidad de casos, se nos ha presentado la necesidad de utilizar un ordenador ajeno, ya sea el de un amigo, familiar, universidad y trabajo, o incluso de algún comercio, por la simple necesidad de realizar alguna labor que depende de un ordenador (es decir, no podemos hacer desde el móvil o tablet) y no llevar un portátil siempre encima.

Con capacidades de hasta 64 GB, este pequeño dispositivo tiene un grosor menor de 6 milímetros y hace uso del puerto USB 3.0 a alta velocidad.

Utilizar un viejo pendrive para llevar siempre con nosotros las aplicaciones que más utilizamos suele ser de gran utilidad para estos casos. Existen suites como PortableApps que aprovecharán cualquier unidad de almacenamiento (incluso funciona con memorias SD) para llevar en ellas aplicaciones como navegadores de Internet, clientes de correo electrónico, aplicaciones de mensajería, ofimática e incluso antivirus, listos para utilizar en cualquier ordenador al que conectemos el pendrive, y así poder trabajar más cómodos en ese equipo ajeno, sin tener que instalar ninguna aplicación nueva.

Instalador de sistemas operativos

Finalmente, para aquellos que necesitan a la mano la posibilidad de instalar fácilmente un sistema operativo, por profesión o pasión (los amantes del software libre, por ejemplo, disfrutan de probar constantemente diferentes distribuciones de GNU/Linux), también pueden contar con un pendrive como “disco de arranque” de uno o incluso varios sistemas a la vez.

Gracias a la incorporación de un puerto USB y un micro USB en el mismo dispositivo, este pendrive podrá ser utilizado tanto en ordenadores como en smartphones y tablets.

 

Eso sí, en este caso la capacidad del pendrive puede ir desde 1GB hasta los 4GB, dependiendo del sistema a instalar.

Los usuarios que prefieren probar distribuciones de GNU/Linux cuentan con una muy útil herramienta llamada Yumi Multiboot USB Creator que permite llevar no uno sino hasta varios discos de arranque para varias distribuciones, en un mismo pendrive de forma simultánea (y es muy fácil de utilizar). Algunas distribuciones como Ubuntu y Fedora ya ofrecen sus propias maneras de crear discos de arranque USB. Y finalmente, en el caso de Windows, Microsoft ofrece una herramienta gratuita en la Windows Store para crear este disco de arranque USB.

Prácticamente todas las compañías del sector han lanzado sus propios dispositivos de almacenamiento USB con el nuevo estándar USB 3.0 duplicando velocidades.

Como bono, en cuanto a seguridad, también existe el programa Predator, que permite usar un pendrive para bloquear el acceso a un ordenador. Si no está conectado a USB, se bloqueará la pantalla, ratón y el teclado.

Imagen de cabecera vía: Flickr

http://blogthinkbig.com/reutiliza-viejo-pendrive/

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

1 Comment

    Error thrown

    Call to undefined function ereg()