Ciberseguridad y Ciberestrategia: avatares de un nuevo campo de batalla

Ciberseguridad y Ciberestrategia: avatares de un nuevo campo de batalla

 

Por Katherinne Díaz Pérez y Abel Suárez Perdomo

Por estos días, en Cuba se ha analizado el tema de la Ciberseguridad. La Conferencia Internacional “Nuevos Escenarios de la Comunicación Política en el ámbito digital” que sesionó del 5 al 7 de junio en la capital cubana, devino espacio de reflexión y proyección necesario en torno a este fenómeno que nos depara desafíos cada vez más grandes.

El ciberespacio es un terreno donde las grandes corporaciones permanecen en una búsqueda permanente de expansión y dominio. Los beneficios y a su vez, peligros que ello implica, atañan a todas las naciones del mundo y Cuba no es la excepción. Tan solo con unas hojeadas a las intervenciones del viceministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Abelardo Moreno, y la periodista y editora de Cubadebate Rosa Miriam Elizalde1 en el mencionado evento, nos percatamos de realidades que acechan en este ámbito.

El comunicado Un nuevo rumbo para Cuba aparecido el 17 de diciembre en los sitios web de la Casa Blanca y el Departamento de Estado cuando el presidente de EE.UU., Barack Obama, decidió cambiar la estrategia de ese país hacia el nuestro; recoge en su apartado Próximos Pasos, Nuevo Curso, como una línea de trabajo “el inicio de nuevos esfuerzos para incrementar el acceso de Cuba a las comunicaciones y su capacidad para comunicarse de manera libre”.2 

La explicación que se ofrece al respecto consiste en que “Cuba tiene una penetración de Internet de alrededor de cinco por ciento, una de las tasas más bajas en el mundo. El costo de las telecomunicaciones en Cuba es exorbitantemente alto, mientras que los servicios que se ofrecen son extremadamente limitados. Ahora se permitirá que los proveedores de telecomunicaciones establezcan los mecanismos necesarios en Cuba, incluida la infraestructura, para proporcionar telecomunicaciones comerciales y servicios de Internet”.

Si lo anterior se materializa, es oportuno revisar algunas cuestiones de la recién publicada (abril de 2015) Ciberestrategia del Departamento de Defensa de EE.UU.,3 la cual está en concordancia –así lo hace notar– con la Estrategia de Seguridad Nacional de 2015 y la Revisión Cuadrienal de Defensa de 2014.

Nos presenta el informe tres misiones de la Ciberestrategia: “Defender las redes, sistemas y la información del DoD (Departamento de Defensa); defender la patria y los intereses nacionales de EE.UU. frente a los ataques cibernéticos de significativa importancia; y proporcionar apoyo cibernético a los planes operativos y de contingencia militar”.4

Los objetivos estratégicos son: 1) construir y mantener fuerzas y capacidades listas para dirigir operaciones en el ciberespacio; 2) defender las redes de información del DoD, asegurar los datos del DoD y mitigar los riegos para las misiones del DoD; 3) estar preparados para defender la patria y los intereses vitales de EE.UU. de ciberataques destructivos y perjudiciales de consecuencias significativas; 4) construir y mantener un plan y opciones ciberespaciales (de Internet) para emplear esas opciones en controlar una intensificación del conflicto y determinar el ambiente de conflicto en todos los escenarios y etapas; y 5) construir y mantener fuertes alianzas y socios internacionales para disuadir amenazas determinadas e incrementar la estabilidad y seguridad nacional.5

Como puede verse, las misiones y objetivos en perfecta coherencia reflejan en su semántica un carácter defensivo, tradicional en este tipo de textos oficiales. Sin embargo, no debemos dejarnos arrastrar por cuanto dicen tales proyecciones de forma textual, sino por cómo se implementan.

Entonces, cuando el documento expone que el Departamento de Defensa busca defender al país contra cualquier adversario “durante tiempo de paz, crisis o conflicto”;6 eso significa que el Pentágono ha desarrollado capacidades para ciberoperaciones que incluyen herramientas diplomáticas, informacionales, militares, económicas, financieras y jurídicas. Aspecto este que resulta una extensión de la estrategia no convencional que está siguiendo Washington, que por adición rompe fronteras entre los estados de “guerra” y “paz”.7

El documento recoge que para apoyar esas misiones, el Departamento de Defensa dirige un rango de actividades “fuera del ciberespacio”. Por ejemplo, “coopera con agencias del gobierno, con el sector privado, y nuestros socios internacionales para buscar información, construir alianzas y socios, y fomenta normas de conducta responsable para mejorar la estabilidad estratégica global”.8 Los mencionados lineamientos responden a potenciar frentes de acción de forma indirecta y alejar responsabilidades gubernamentales: hay ciertas “flexibilidades” –peligrosas por cierto– que en las reglas capitalistas posee la propiedad privada.

Y a pesar de que el documento no hace alusión de forma explícita a nuestro país, debemos tener en cuenta todo lo anterior y reconocer que EE.UU. tiene la hegemonía en los dominios de Internet, y posee amplia experiencia en el terreno en cuestión; incluso, con grandes escándalos y ciberdelitos contra diferentes naciones. Imposible olvidar las revelaciones hechas en su momento por Julian Assange y Edward Snowden.

Tampoco puede soslayarse la existencia del Comando Cibernético con capacidades y recursos de todo tipo para cumplir con la presentada ciberestrategia.

En esencia, viene a ser este otro más de los documentos dentro de un entramado de engendros imperiales, que buscan ocultar sus verdaderos intereses en métodos no tan conocidos públicamente.

Así entonces, ante la tan anunciada apertura en el ámbito de las telecomunicaciones que EE.UU. proyecta hacia Cuba, se impone a los cubanos un uso cada vez más inteligente del ciberespacio, en aras de seguir perfeccionando nuestra sociedad.

Referencias:

http://www.cubadebate.cu/especiales/2015/06/05/conectarnos-al-conocimiento-desde-el-concepto-de-compartir-y-no-excluir/#.VXNZglaWRkh;http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/06/06/es-urgente-integrarnos/#.VXNZu1aWRkg

2 Ver “Un Nuevo rumbo para Cuba” en

https://www.whitehouse.gov/issues/foreign-policy/cuba-política

3 Ver “The Departament of Defense Cyberestrategy” disponible enhttp://www.defense.gov/home/features/2015/0415_cyber-strategy/. Puede descargarla en http://www.defense.gov/home/features/2015/0415_cyber-strategy/Final_2015_DoD_CYBER_STRATEGY_for_web.pdf
4 Idem.

5 Idem.

6 Idem.

7 Ver “El recurso del tiempo en la Guerra No Convencional” de Katherinne Díaz Pérez, disponible en (URL en caso de publicación)

8 Ver “The Departament of Defense Cyberestrategy” disponible enhttp://www.defense.gov/home/features/2015/0415_cyber-strategy/. Puede descargarla en http://www.defense.gov/home/features/2015/0415_cyber-strategy/Final_2015_DoD_CYBER_STRATEGY_for_web.pdf

———————————————–

FUENTE:

http://www.cubadefensa.cu/?q=node/3284

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Wifi en el ambiente

Wifi en el ambiente 

Zonas como La Rampa, en el Vedado, se convertirán en una de las 35 nuevas «salas» públicas de navegación con el servicio Nauta. Autor: Calixto N. Llanes/Juventud Rebelde

En las próximas semanas la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) abrirá 35 salas de navegación de Internet con tecnología wifi en espacios públicos de todo el país, informó en exclusiva para Juventud Rebelde el director de Comunicación de la entidad, Luis Manuel Díaz Naranjo.

celulares-con-internet-en-cuba

Y digo a principios del mes de julio, porque Etecsa se encuentra en trabajos de ajustes al corazón del centro que operará este tipo de tecnología de red inalámbrica para garantizar calidad en el servicio, según aseveró Díaz Naranjo.

El nombre que se utilizará para estas redes es WIFI_ETECSA, y a ellas podrán acceder todas aquellas personas que tengan una cuenta de acceso Nauta, temporal o permanente, utilizando sus dispositivos móviles, ordenadores personales o tabletas que posean funcionalidades wifi.

Esta es una primera etapa de puesta en marcha de una vía de acceso más al servicio Nauta, modalidad largamente anhelada que viene con buenas nuevas: el precio de la hora de navegación por Internet sufre una rebaja significativa hasta 2.00 CUC a partir del 1ro. de julio, que favorecerá tanto a las cuentas permanentes como a las temporales.

Consideró Díaz Naranjo que esto incrementará la cantidad de accesos de forma efectiva entre la población cubana, aunque reconoció que todavía no es el precio deseado.

Al mismo tiempo aclaró que no es un nuevo servicio, sino una nueva vía de acceso para los servicios que hoy se usan desde las salas públicas de navegación de Etecsa y los Joven Club de Computación y Electrónica.

Una pausa momentánea

 

Antes de la puesta en marcha de la nueva vía de acceso, Etecsa tiene que realizar algunos ajustes sobre las plataformas de correo electrónico Enet y Nauta, esta última con un crecimiento vertiginoso y que hoy suma más de 800 000 usuarios.

Por eso el próximo 23 de junio, en el horario comprendido desde las seis de la mañana hasta la una de la tarde, se realizarán trabajos técnicos que impedirán acceder a esos correos.

Explicó Díaz Naranjo que el 22 de junio los usuarios no podrán cambiar su contraseña. Sin embargo, una vez restablecida la conexión el día 23 de junio, podrán recuperar los mensajes que les fueron enviados.

Solicita Etecsa en este caso que ante cualquier dificultad con los servicios de     correos electrónicos después del 23 de junio, los usuarios de enet.cu llamen al teléfono 0 800 43434, Asistencia a los servicios de datos, y los usuarios de nauta.cu llamarán al 118, Información Comercial.

Con motivo de la migración de las plataformas de correo para los centros de datos, agregó Díaz Naranjo, la comercialización de las cuentas de acceso Nauta y Enet en la red comercial de Etecsa también estará limitada los días 22 y 23 de junio.

Respuestas necesarias

 

En el diálogo con Juventud Rebelde, Díaz Naranjo aclaró posibles dudas sobre la nueva modalidad de acceso a Internet que compartimos con nuestros lectores.

—¿Dónde se abrirán las nuevas áreas de navegación wifi?

—Bajo el nombre de WIFI_ETECSA se encontrará la conexión para navegar en una primera etapa en 35 sitios a nivel nacional. Estos son, La Habana: La Rampa, desde el Malecón hasta el cine Yara; el parque ubicado en avenida 51, La Lisa; el parque Fe del Valle, en Galiano y San Rafael; el Anfiteatro de Marianao y el Paseo de la Villa Panamericana. Pinar del Río: parques Independencia y Roberto Amarán. Artemisa: bulevar y parque de la Iglesia. Mayabeque: parque de Güines y bulevar de San José. Matanzas: parques La Libertad y Peñas Altas. Villa Clara: parques Leoncio Vidal y Remedios. Cienfuegos: parque Martí y el Rápido Punta Gorda. Sancti Spíritus: parques Céspedes, de Trinidad, y Serafín Sánchez. Ciego de Ávila: parques Martí y Morón. Camagüey: parque Agramonte y plaza del Gallo. Las Tunas: Plaza Martiana y Tanque de Buena Vista. Holguín: parques Calixto García y Julio Grave de Peralta. Granma: bulevares Bayamo y Manzanillo. Santiago de Cuba: parques Céspedes, Ferreiro y Plaza de Marte. Guantánamo: parque Martí y parque central Baracoa. Isla de la Juventud: bulevar Nueva Gerona.

—¿Qué se necesita para acceder a WIFI_ETECSA?

—El usuario debe tener un dispositivo (ordenador portátil, teléfono móvil inteligente, tableta) que tenga conexión wifi y una cuenta de acceso Nauta, ya sea permanente o temporal.

—¿Qué es una cuenta Nauta? ¿Dónde se contrata y se adquieren luego los cupones de recarga?

—Una cuenta Nauta es la modalidad de acceso a Internet que puede ser temporal o permanente; esta última significa que es recargable. Se contrata en las unidades comerciales de Etecsa, donde también se comercializan los cupones de recarga. Al mismo tiempo, estos cupones ya pueden ser adquiridos con los agentes de telecomunicaciones que han suscrito contratos con Etecsa para la comercialización de los mismos.

—¿Cómo conectarse a la red WIFI_ETECSA?

—Se debe activar la señal inalámbrica (wifi) en su dispositivo. En las zonas de cobertura, el terminal detectará la señal inalámbrica mostrando los puntos de acceso presentes. Se selecciona la red o punto de acceso nombrada WIFI_ETECSA.

—¿Cómo se accede a la navegación (iniciar sesión)?

—Al utilizar el navegador web, automáticamente se muestra la ventana de autenticación del portal Nauta. Se introducen entonces los datos de la cuenta de acceso (nombre de usuario y contraseña). Se abrirá una ventana o nueva pestaña donde se visualiza el «tiempo consumido», el «tiempo disponible» y la opción «Cerrar sesión».

—¿Qué datos se introducen para acceder a la navegación (iniciar sesión)?

—Los datos que se introducen son usuario y contraseña de la cuenta de acceso Nauta (temporal o permanente). Para el caso de las cuentas permanentes es necesario escribir el usuario@dominio de la cuenta de acceso.

—¿Cómo desconectarse de la red WIFI_ETECSA?

—Para desconectarse de la red los usuarios deben  desactivar la señal wifi del dispositivo.

—¿Cómo consultar de manera rápida la información de la cuenta de acceso?

—En la ventana de autenticación Nauta se introducen los datos de la cuenta de acceso (usuario y contraseña) y se va al link (vínculo) de Información de usuario, disponible en esa ventana. Automáticamente se muestra, entre otros datos de interés, el «saldo disponible» que tiene el usuario en su cuenta de acceso; esta consulta es libre de costo.

—¿Qué pasa si no me puedo conectar al punto WIFI_ETECSA?

—El usuario debe comprobar varias cuestiones: que se seleccionó y habilitó la red WIFI_ETECSA, que en los Ajustes Avanzados de la red WIFI_ETECSA se encuentre activado el DHCP y esté sin proxy.

—¿Qué pasa si no se puede navegar?

—También el usuario debe comprobar otros aspectos: que en el navegador estén habilitadas las cookies; comprobar que se introduce el usuario y la contraseña de la cuenta de acceso Nauta correctamente y que esta tenga saldo.

—¿Qué es DHCP y cómo se activa?

—Son las siglas en inglés de Dynamic Host Configuration Protocol. Es un protocolo de red que permite asignación de direcciones IP dinámicas. Se activa en la opción Ajustes Avanzados de la red WIFI_ETECSA.

—¿Dónde se deshabilita el proxy?

—Entrando en los Ajustes Avanzados de la red WIFI_ETECSA.

—¿Qué son las cookies?

—Las cookies son pequeños archivos usados por los sitios web para almacenar información en el dispositivo (como información para iniciar sesión y las preferencias de un sitio). Es por ello que para iniciar sesión en la ventana de autenticación del portal Nauta se necesita tener habilitadas las cookies.

—¿Cómo activar las cookies?

—Las cookies se activan entrando en los Ajustes del navegador de su dispositivo, en muchos navegadores esto se encuentra en la opción de Seguridad y privacidad.

—¿El uso de la cuenta de acceso Nauta desde esta modalidad de acceso (wifi), descuenta del saldo del móvil?

—No, se descuenta del saldo de la cuenta de acceso de Nauta, nunca del saldo del móvil.

—¿Cuál es la velocidad de conexión a través de wifi?

—Hasta 1 MB por usuario.

—¿Cuántas personas pueden conectarse en un sitio WIFI_ETECSA?

—Depende de la configuración del área; en las más pequeñas, hasta 50 usuarios, y las más grandes, cien usuarios simultáneamente.

—¿Se puede utilizar la cuenta Nauta en otro sitio que no sea WIFI_ETECSA?

—Sí, en todos aquellos sitios que la autentificación del servicio sea mediante la plataforma Nauta y donde el punto de acceso no tenga una restricción a solicitud del tercero que la utiliza.

 

FUENTES:
Posted in Sin categoría | Leave a comment

La Virgen de la Revolución

La Virgen de la Revolución

 

Obras proyectoras, de Lesmes Larroza.

Por Jorge Luis Rodríguez Aguilar/CUBARTE.- La religiosidad de los cubanos es un hecho indiscutible. No somos un pueblo practicante pero sí devoto. Somos creyentes a «nuestra manera» y no hay mejor refrán que lo señale que ese que nuestros mayores solían repetir a cada rato: «tú solo te acuerdas de santa Bárbara cuando truena». Pero somos más que eso y, en nuestra multirreligiosidad, albergamos un sincretismo que nos lleva a creer en todo aquello que nos refuerza el espíritu, que nos agranda el corazón y que nos da sentido a la vida, tan machacada a veces por lo incomprensible.

Y las cosas sin querer se encadenan, porque cada quién prefiere verlas desde su punto de vista. Por eso, para muchos la historia de la Revolución nació marcada por una estrella, la misma que ha protegido a su Líder desde 1953, evitando que cayera asesinado durante el asalto al entonces inexpugnable cuartel Moncada o interponiendo a un militar honrado —el teniente Sarría—, frente a sus superiores, cuidándolo con su vida hasta llegar al Vivac de Santiago. La misma que continuó cubriendo con su manto protector la vida de todos aquellos revolucionarios que fueron presos en la Cárcel Modelo y que después partieron hacia México.  La que inspiró al joven Almeida una canción a la Virgen de Guadalupe, para que los guardara y guiara a buen puerto, a pesar del mal tiempo y el exceso de tripulación del Granma.

Pero después sus símbolos fueron más visibles: las barbas, los collares, el color rojo y negro de los brazaletes, la paloma blanca posada sobre el hombro de Fidel en Columbia apenas unas horas después de su entrada triunfal en La Habana… Y después de 1959, el fracaso de todas las acciones intentadas para eliminarlo. ¿Quién niega entonces que sobre él y la Revolución actúan poderes divinos?

La imagen de una Virgen se levanta en el pasillo principal de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro; no como una aparecida sino como un altar devocional y reflexivo, en donde se guardan los poderes protectores que resguardan a la Revolución. Es una obra cargada de significados artísticos y espirituales, que toca a cada uno de manera diferente. Mas no es una obra pasiva. Lo primero que resalta en ella es el peso de su propio discurso, acentuado en la invocación que, a manera de rezo, destaca: «En cada casa o edificio, en las calles y hasta en los lugares más apartados, tendremos las obras protectoras para resistir el golpe sorpresivo del enemigo». Lo segundo, el material y el color como portadores de contenido. El barro cocido y el verde olivo —con ligeros toques de dorado—, se vuelven efectivos en Obras proyectoras, al enfatizar la relación entre arte y cultura popular. La imaginería, sacralizada en el alto relieve de la tarja y aculturado en las figuras devocionales de nueve san lázaros y una santa Bárbara, escoltan la posibilidad de la creencia en una simbología de fuerte arraigo en el pueblo cubano, que son, a la vez, figuras representativas de ese sincretismo propio que nos identifica.

Pero es también una obra que llama. Nadie pasa por su lado sin verla, sin detenerse a leer su plegaria, sin tocarla con disimulo o sin sentirla en el corazón. Es una obra muy cubana, que toca la fibra medular de una nación, de varias generaciones —aquí o allá— y de su historia. Es una gran instalación en la que pesan los agradecimientos de su autor, Lesmes Larroza, quien la exhibe cercana a otra de sus mejores y más emblemáticas piezas: el Monumento al Héroe Nacional de las Artes Plásticas, inaugurado durante la Bienal pasada.

Publicado por Virgilio PONCE

http://martianos.ning.com/profiles/blogs/la-virgen-de-la-revoluci-n-por-jorge-luis-rodr-guez-aguilar

 

Posted in Sin categoría | 1 Comment