Trece cosas que tienen un significado distinto para un cubano fuera del país

Trece cosas que tienen un significado distinto para un cubano fuera del país

 

 

Trece cosas que tienen un significado distinto para un cubano fuera del país

1. El dinero.

En Cuba: no lo tienes, te quejas, pero todo se resuelve y la vida sigue igual.
En el extranjero: no lo tienes, te quejas, no se resuelve y la vida se te paraliza.

2. Cuba.

En Cuba: la vives, la padeces, la gozas.
En el extranjero: siempre la pregunta, ¿cómo está Fidel? 

3. Los popis o zapatos deportivos.

En Cuba: varios meses de ahorrar para comprarlos y con ellos vas a todas las celebraciones.
En el extranjero: sólo los compras para hacer deportes.

4. Tamales.

En Cuba: un alimento hecho de maíz tierno que si no quieres hacerlo tú misma, puedes comprárselo al tamalero de tu barrio.
En el extranjero: Olvídate, nunca más lo verás y si te lo encuentras, es hecho con maíz de lata.

5. Los Estados Unidos.

En Cuba: El yuma o Miami.
En el extranjero: América.

6. Reggaetón.

En Cuba: la música nuestra de cada día, aunque no tengas intención de oírla, vas a sentir su omnipresencia.
En el extranjero: la única música que con mucha suerte escucharás cuando alguien intenta poner música cubana.

7. La salsa.

En Cuba: el casino, la rueda, la fiesta.
En el extranjero: el estilo newyorkriqueño que, aunque más vistoso, es demasiado entrenado y menos espontáneo.

8. Frijoles negros.

En Cuba: el pan nuestro de cada día.
En el extranjero: la comida que cocinas cuando quieres mostrarle a alguien la deliciosa comida cubana.

9. Un aguacero.

En Cuba: la excusa perfecta para no salir de casa. No hay trabajo, ni escuela, ni citas.
En el extranjero: Ponte las botas de goma, toma el paraguas y dale pal trabajo.

10. Música cubana de los años 40 y 50.

En Cuba: música que prácticamente no escuchas.
En el extranjero: un disparador de tu nostalgia y que te da muchas ganas de estar en la Isla.

11. El tiempo.

En Cuba: infinito, incalculable, impredecible…
En el extranjero: Limitado. No te alcanza. Un verdugo. Tremenda corredera para no llegar tarde a las citas.

12. Un cubano, una cubana.

En Cuba: yo, tú, él, ella, nosotros.
En el extranjero: Él, adúltero, bailador y gozador. Ella, puta. Lamentablemente…

13. El sol.

En Cuba: ni te das cuenta que hay días sin sol.
En el extranjero: sobre todo en Europa, te das cuenta que hay días con sol

Publicado en Matador

http://negracubanateniaqueser.com/2015/06/17/6511/

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

1 Comment

  1. Posted 7 julio, 2015 at 7:11 pm | Permalink

    Tienen razón en algunas cosas. Gracias por publicar este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.