¿A Dios rogando y con el dólar dando?

¿A Dios rogando y con el dólar dando?

 

Iroel Sánchez / Rebelión – Medios internacionales reportan que de visita en Miami, poco antes de dirigirse al aeropuerto para regresar a Washington, la caravana del presidente Obama se acercó a la ermita consagrada allí a la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, donde saludó al sacerdote del templo y a varios feligreses.

Según ha afirmado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Bernadette Meehan, con esta visita Obama quiso “presentar sus respetos a la diáspora” y “honrar los sacrificios que los cubanoamericanos han hecho en su búsqueda de la libertad”.

Bonito gesto del inquilino de la Casa Blanca que me ha hecho recordar un artículo del intelectual cubano residente en Estados Unidos Nelson Valdés, titulado “The Sacred and the Profane: USAID, Religion and Prostitution” de agosto del año pasado sobre cómo el gobierno de Estados Unidos ha pagado por la burla ofensiva contra figuras sagradas para los creyentes cubanos. Dice Valdés:

“Alen Lauzan fue contratado por USAID para enviar golpes humorísticos [vía Zunzuneo] en el gobierno cubano. Aquí está uno de los artículos, que, obviamente, representaban la Caridad del Cobre, o tal vez la Virgen de Regla.

http://alen-lauzan.blogspot.com/2012/03/cuba-fumando-espera.html

“Tenga en cuenta que la virgen está desnuda.

“Y el título hace referencia a una famosa canción sobre una mujer que espera a su amante mientras fuma. “Fumando espero al hombre Que Yo quiero”. Aquí parece sugerir que Cuba, la isla, la virgen religiosa, está a la espera de los Estados Unidos – el hombre que “ella” ama.

“Este es un retrato increíblemente insensible de Cuba como una puta [quien da mas? ¿Quién le dará la mayor cantidad de dinero], así como una virgen ¿”religiosa”?, pero desnuda mirando hacia el mar, a través del mar, al parecer, a la espera de los estadounidenses – con su dinero y su sexo.

“Se podría argumentar que todo esto es libertad creativa. PERO, como “arte” es pagado por los contribuyentes de Estados Unidos bajo la rúbrica de la promoción de la “libertad” y la “democracia”.

“Para una visión de conjunto de la producción de este hombre ver: http://alen-lauzan.blogspot.com/search/label/CUBA”

O sea, que mientras la iglesia católica, en la figura del Papa Francisco, mediaba entre Cuba y EE..UU. en pos del acercamiento, Alen Lauzán producía caricaturas contra la iglesia catolica cubana y era el contribuyente estadounidense el que pagaba por eso.

Sobre los pagos del gobierno de EE.UU . a Lauzán y otras personas para producir contenidos satíricos leer acá:

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2015/05/28/los-payaos-del-tio…

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2015/05/30/a-dios-rogando-y-c…

FUENTES:

http://rebelion.org/noticia.php?id=199449

http://www.cubainformacion.tv/index.php/la-columna/251-iroel-sanche…o

http://guajiritasoy.blogspot.com/2015/05/a-dios-rogando-y-con-el-do…

CubaEstrellaQueIlumina

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Los 10 mejores consejos de Albert Einstein

Los 10 mejores consejos de Albert Einstein

 

El físico alemán Albert Einstein hizo una gran contribución a la ciencia y de paso dejó numerosos sabios consejos. Aquí le presentamos 10 de sus frases más interesantes.

 

http://actualidad.rt.com/galerias/176304-10-mejores-consejos-albert-einstein

http://blogoosfero.cc/david/blog/los-10-mejores-consejos-de-albert-einstein

CubaEstrellaQueIlumina

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Poder atreverse

Poder atreverse

 

 En un mundo cada vez más desigual, donde 85 individuos concentran más riqueza que los 3.500 millones de habitantes más pobres en el planeta, es decir, la mitad de la población mundial, las oportunidades también son cada vez más desiguales.

El acceso a la educación es una de ellas.

 Sapere aude, atrévete a saber. La locución latina que escribió Horacio en el siglo I se completa así: “quien comenzó ya hizo la mitad”. Atreverse a saber no es fácil. Pero más difícil es no poder atreverse

En torno a un 16 por ciento de la población global es analfabeto. 780 millones de personas en edad adulta no saben leer ni escribir. Según el Atlas de la Alfabetización del Instituto de Estadística de la UNESCO (UIS), de ellas, el 64 por ciento son mujeres. Por otro lado, del total de adultos analfabetos, 126 millones son jóvenes de entre 15 y 24 años y de ellos cerca de 70 millones son mujeres.

Solidarios para Desarollo

La educación es un derecho humano fundamental y la base para garantizar el cumplimiento de otros derechos. La calidad universal de la educación es una condición esencial para hacer frente a la inequidad, erradicar la pobreza y crear sociedades más inclusivas. El desarrollo sostenible de una sociedad más igualitaria comienza por allí. Educación es sinónimo de libertad.  ¿Será por esto que tantos gobiernos temen a que el pueblo esté educado?

Paulo Freire escribe que “enseñar exige seguridad, capacidad profesional y generosidad”. Sobre todo, generosidad. La docencia es de las tareas más nobles. Compartir los saberes, para democratizar el conocimiento. Además hay quienes lo hacen ante la adversidad. Docentes rurales que se trasladan todos los días hasta las zonas más inhóspitas para compartir  conocimiento con quienes tienen menos posibilidad de acceso. Numerosas escuelas que funcionan en sectores urbanos marginales con condiciones socio económicas complejas; en contexto de encierro como cárceles y manicomios;  en países donde hay conflictos bélicos o catástrofes naturales. Otro caso paradigmático donde la educación supera cualquier barrera, es el programa de alfabetización cubano “yo sí puedo”.

El proyecto surgió en el año 2001 por sugerencia del presidente cubano Fidel Castro con el objetivo de erradicar el analfabetismo, y fue coordinado por Leonela Relys Díaz,  Doctora en Ciencias Pedagógicas. Se elaboró una cartilla que combina números y letras para enseñar a leer y a escribir a personas adultas, mediante la utilización de recursos audiovisuales como la televisión y reproductoras de video. Este programa se desarrolla a través de un método de enseñanza compuesto, en el que se utilizan los números para facilitar el proceso de aprendizaje de la lecto-escritura; se asocian los números con  letras y se parte de lo conocido para alcanzar lo desconocido. De acuerdo con el contexto en el que se desarrolle puede aplicarse en español, portugués, inglés, quechua, aymara, creole, tetún, swahili o guaraní.  Tiene como objetivo fundamental, además de lograr la alfabetización, la inserción activa de los participantes en el quehacer social, económico y político de la comunidad del país donde viven. Además de recursos audiovisuales, se utiliza un “facilitador” quien se encarga de trasmitir los conocimientos y es el vínculo entre la clase audiovisual y el participante.

Gracias a la solidaridad de Cuba, y su intención de compartir el programa educativo a los países que lo necesitan, “Yo sí puedo” fue aplicado con éxito en Argentina, Venezuela, México, Ecuador, Bolivia, Guatemala, Nicaragua, Haití y Colombia  y ha hecho posible alfabetizar a millones de personas. Además, ha sido llevado a varios países africanos como Guinea-Bissau, Mozambique y Sudáfrica, así como en Nueva Zelanda, Oceanía. También La ciudad española de Sevilla, que fue la primera experiencia del programa en Europa.

Con la aplicación de este sistema de enseñanza se podría alfabetizar a una persona en 7 semanas y así se lograría erradicar el analfabetismo con solo la tercera parte del fondo de la UNESCO para estos fines. Terminar con el analfabetismo no es una cuestión de recursos económicos. Depende de la voluntad política de los gobiernos de brindar a los ciudadanos la posibilidad de estar educadas. La posibilidad de ser libres.

Clara Presman / Periodista

http://ccs.org.es/2015/04/30/poder-atreverse/

http://llatinoamericana.blogspot.com/2015/05/poder-atreverse_4.html

http://www.losandes.com.pe/Opinion/20150503/88167.html

http://www.almamater.cu/revista/poder-atreverse

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Proporcionar bienestar y educación a la infancia es una prioridad del gobierno cubano

Proporcionar bienestar y educación a la infancia es una prioridad del gobierno cubano

Niños cubanos en un círculo infantil. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Día internacional de la infancia

Según el Panorama Económico y Social de Cuba, publicación de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, en el 2014 nacieron en nuestro país 122 643 niños.

 Esa cifra, por sí sola, no dice la importancia que tiene en la sociedad cubana la vida de un infante.
Para muchos quizá la tasa de mortalidad infantil, que el pasado año fue de 4,2 por cada mil nacidos vivos, sea la apropiada para hablar de ello; sin embargo, la realidad es que ningún número puede encerrar el valor que tiene cada uno de los niños que habita el archipiélago.
La campaña de alfabetización, el esfuerzo por que la educación llegara a cada rincón de esta tierra, la instauración y progresivo perfeccionamiento de un sistema de salud que diera cobertura no solo universal y gratuita, sino que se extendiera igualmente por toda la geografía cubana; son también muestras de esa preocupación por asegurar un futuro para las nuevas generaciones.
En el curso 2014-2015 matricularon en las enseñanzas primaria y media un millón 567 630 alumnos; de tan comunes, estas cifras ya no resultan significativas para muchos.
Tras ellas hay, no obstante, un esfuerzo que trasciende las aulas y se inserta en hospitales, para garantizar el acceso al aprendizaje de aquellos pequeños que por sus padecimientos no pueden asistir a la escuela; o incluso viaja a los hogares con igual propósito.
La enseñanza especial es otra muestra de que cuando se piensa en la infancia no hay límites ni discriminaciones. Más de 38 000 alumnos con esas características asisten a las aulas en el presente curso, pues adquirir conocimientos es también una manera de prepararse para la vida. En Cuba esa es una posibilidad real respaldada por el presupuesto del Estado, que dedica el 53 % a la Salud y la Educación.
Tiene expresión también en el acceso a la enseñanza de las artes y el disfrute de estas en instituciones culturales, pero también en plazas, parques y montañas.
En la práctica del de­porte, la preocupación permanente por los contenidos destinados a este público que se difunden en la radio, la televisión y todos los medios masivos; el trabajo de las organizaciones de masas en las comunidades, e incluso la existencia de espacios como los que propicia la Organización de Pioneros José Martí, que le permiten desde pequeños ejercer su derecho a opinar sobre los aspectos que afectan su vida y a ser escuchados por la más alta dirección del país.
Cuba es signataria de la Convención de los Derechos del Niño desde 1990, pero desde mucho antes la protección a la infancia quedó recogida en sus legislaciones principales co­mo el Código de la Familia, que define las responsabilidades de esta con los menores (1975); la Constitución (1976), cuyo articulado protege notablemente a niños y niñas; y el Código de la Niñez y la Juventud, que amplió ese alcance y entró en vigor en 1978.
El empeño de nuestro país en proporcionarle bienestar y educación a los infantes está por encima de cualquier limitación económica. La perpetuidad de un ideal, de una nación, de una cultura depende de ese hombre que hoy es niño.
(Cubaminrex/ Granma)
http://www.granma.cu/cuba/2015-05-31/preservar-el-futuro-en-cada-jo…
http://www.cubaminrex.cu/es/proporcionar-bienestar-y-educacion-la-i…
http://carlosagaton.blogspot.com/2015/06/proporcionar-bienestar-y-e…

Celebra Cuba Día Internacional de la Infancia

Cuba exhibe hoy logros tangibles en la protección de la niñez y ratifica su respaldo a las convenciones internacionales defensoras de los derechos de la infancia al considerarla el futuro de la humanidad.

No es casualidad que de los 600 millones de niños pobres y desamparados en el mundo, ninguno sea cubano. Uno de los motivos que impulsó a los líderes del país y al pueblo para hacer una Revolución fue la infancia, de ahí que desde 1959 ese segmento poblacional sea una prioridad para el Estado.

Los niños reciben una atención desde el comienzo del embarazo de la madre, con un seguimiento obstétrico-ginecológico de alta calidad, y eso ya es garantía de un nacimiento satisfactorio.

El sistema educacional garantiza que los menores entren en contacto con sus similares a muy temprana edad y reciban una instrucción con parámetros adecuados en los Círculos Infantiles (guarderías).

En la mayor de las Antillas no existe el trabajo infantil, porque la legislación lo prohíbe, lo cual es casi una constante en muchas latitudes empobrecidas.

Todos los niveles de educación son gratuitos, y todos tienen derecho a instruirse, de ahí que los índices de matrículas en la enseñanza media y media superior (Bachillerato) sean elogiables con respeto al resto del Tercer Mundo.

Cuba suscribió varios instrumentos de carácter internacional referidos a la protección de la infancia, además de ser signatario y Estado parte de la Convención de los Derechos de Niño.

La nación antillana también firmó protocolos facultativos de la Convención de los Derechos del Niño sobre la venta de infantes, prostitución infantil y su utilización en la pornografía.

Además, el país es  partícipe de otros documentos como el que prohíbe el uso de menores en conflictos armados.

Desde hace varios años organismos internacionales reconocen la esmerada atención de Cuba hacia sus niños, gracias a una serie de proyectos y programas para consolidar aún más su protección.

(Con información de Prensa Latina)

http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/06/01/celebra-cuba-dia-inter…

¿Qué podrían escribir los niños cubanos sobre sí mismos? (+Fotos)

La realidad de muchos niños cubanos es tan linda como la de Lía, cuya mayor preocupación es querer ser actriz o saber a ciencia cierta qué es el amor…

María del Carmen Ramón
MARÍA DEL CARMEN RAMÓN / 1/06/2015 / EXCLUSIVO
¿Qué podrían escribir los niños cubanos sobre sí mismos? (+Fotos)
Lía no entiende de datos, pero alguna vez sabrá que Cuba está entre los países del primer mundo con mejores indicadores para el tema de la infancia. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)

  • Día Internacional de la Infancia: Instituido en 1954 por acuerdo de la Asamblea General de la ONU, según la fecha que cada país decidiera. Cuba eligió el primero de junio.

Lo decía José Martí: “Los niños saben más de lo que parece, y si les dijeran que escribiesen lo que saben, muy buenas cosas que escribirían”. Hojeo un ejemplar de la Edad de Oro, mientras escucho los gritos de mi hermana Lía sobre la mesa, reclamando la atención de mi madre. Ella ya cumplió los 8 años,  y como niña al fin dedica su tiempo libre a jugar con sus amiguitas, a ser un día cocinera, enfermera, mamá; o a aprender de memoria cuentos para niños y repetirlos asignando voces distintas a los personajes o simplemente cantar canciones con cualquier pieza entre sus manos que parezca un micrófono.

“Que ni se piense ella que cuando sea grande va a ser actriz, si su hermana más grande es periodista y la otra es bioquímica, ella al menos tiene que ser doctora o abogada”, le dice mi madre, y Lía no tarda en recordarle entre risas: “sí, abogada para defender los derechos de los niños como yo que los padres no dejan ser artistas”.

Y casi todas las respuestas de Lía tienen cierto parecido con esta. Cuando era pequeñita le regalaron un librito con algunos de losderechos fundamentales de los niños, y desde ese entonces lo utiliza a menudo en su favor: “los niños tienen derecho a jugar, a comer, a tomar agua, a que sus papás los cuiden, a decidir lo que quieren ser cuando sean grandes”.

Hay algunos que entiende mejor que otros, pero Lía no olvida que cada mañana debe despertar bien tempranito para ir a la escuela. Es capaz incluso de suplicar a sus tatas que la despierten un poco más temprano, porque ella no quiere ser como Alejandro, quien siempre llega después del himno de Bayamo. De modo que Lía sabe que los derechos entrañan deberes y que en Cuba todos tienen el derecho por igual de compartir un aula. Y sabe también que su prima Laura, quien tiene algunos trastornos en el aprendizaje, debe ir a una escuela diferente.

Aunque Lía llore cuando está enferma y su madre debe ponerle el molesto pinchazo, ahí está en su brazo izquierdo la marca de la vacuna que tiene todo cubano. Aunque olvide que el derecho a la salud está también en el librito que tanto lee—porque la salud no es tema que preocupe a un niño sano— está creciendo viendo que su madre puede atenderse en el hospital sin mayor preocupación, y con la certeza de que a la mínima fiebre tiene que ir al policlínico o a la doctora Yaque, su médico de familia.

Lía escucha los cuentos de su madre y no entiende todavía de la gravedad de ciertas enfermedades, no sabe que es la muerte, ni tampoco lo que puede significar para quien vive en otro país  pagar un transplante de medula espinal, pero es que ella nació con el derecho a no tener que preocuparse por eso. No obstante, habla mucho en la escuela sobre el caso de su primo Carlos, quien sufre de Leucemia, y por eso ella le regala dibujos con textos como “Carli, que te mejores pronto”.

Entiende a su manera el mundo y podría escribir los mejores libros al hablar de la recuperación de su maestra de primer grado de aquella operación repentina o de los médicos que están haciendo todo porque la barriga de su tía Moraima transcurra sin contratiempos, a pesar de que ella es diabética.

Lía sabe que no debe golosear las compotas de su vecino Esteban, porque ya una vez le toco tener las suyas. Ella no supo nunca de dónde provenían, pero cuando le toque prepararse para ser madre sabrá que forman parte de una dieta especial que garantiza el gobierno, junto con leche, carne y algunos otros de esos alimentos que a ella le gustan tanto.

Lía no entiende de datos, pero ya le tocará conocer que Cuba está entre los países con mejores indicadores para el tema de la infancia, entre ellos la tasa de mortalidad infantil en menores de 5 años.

Sabrá también que el país tiene cero por ciento de niños desnutridos, que estos tienen 11 vacunas totalmente gratuitas que los previenen contra enfermedades erradicadas o controladas, y que quienes quedan huérfanos se convierten en hijos de la Patria y pasan a ser cuidados en hogares para niños sin amparo filial.

En medio de una jornada de trabajo de mi madre, Lía hace una tarea donde le preguntan cómo definiría el amor en su vida cotidiana. Dudosa le pregunta a su madre: Mami, ¿qué es el amor?

“¿A esta hora con esa pregunta Lía, estoy planchando”. Ella suelta por un instante e intenta saciar la curiosidad de su hija buscando en el diccionario.  “Mami, pero por qué te complicas tanto:¿no puedo decir que amor es cuando mi abuela me da un beso y cuando tú me das la comida cuando estoy majadera y me bañas, cuando me llevas al médico para inyectarme aun cuando tengo miedo, cuando me ayudas a hacer las tareas…?”

Mi madre la mira con la boca abierta. Entonces confirmo que si los niños cubanos pudieran escribir sobre su vida, muy buenas cosas que escribirían. Por suerte, la realidad de muchos en este país es tan linda como la de Lía, donde su mayor preocupación es querer ser actriz o saber a ciencia cierta qué es el amor.

Homenaje de los pioneros a José Martí
Cuba muestra altos índices a nivel internacional en los temas vinculados con la infancia. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)
Día Internacional de la infancia
Cuba tiene motivos suficientes para celebrar el 1 de junio el Día Internacional de la Infancia. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)
Día Internacional de la infancia
El derecho a la educación es una garantía con la que cuentan los niños cubanos. (Fernando Medina Fernández /Cubahora)
Día Internacional de la infancia
Los niños cubanos cuentan con garantías constitucionales para su integración y desarrollo en la sociedad.(Fernando Medina Fernández / Cubahora)
Día Internacional de la infancia
El derecho a la educación, a una familia, a un entorno social adecuado son derechos con los que cuentan los niños en Cuba. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)
Homenaje de los pioneros a José Martí
Los niños tienen derecho a vivir en un contexto seguro y protegido que preserve su bienestar. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)
Día Internacional de la infancia
El 1 de junio se celebra el Día Internacional de la Niñez., aun cuando el mundo todavía no ha resuelto problemas elementales de muchos niños. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)
Triatlón latinoamericano
Múltiples garantías y derechos cosntitucionales tienen los niños en Cuba. (Fernando Medina Fernández /Cubahora)
Triatlón latinoamericano
El acceso a la educación, a la salud, a una familia son algunas garantías indispensables para los niños en todo el mundo. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)
Posted in Sin categoría | Leave a comment

El Internet de las cosas, el próximo paso en la evolución de los dispositivos inteligentes

El Internet de las cosas, el próximo paso en la evolución de los dispositivos inteligentes

 

 

397-720x340

El llamado Internet de las Cosas o Internet of Things de momento es más algo teórico que algo tangible. Se sueña con ello, pero todavíaqueda mucho tiempo hasta que se consiga de forma sólida. Es un fenómeno que avanza cada día, paso a paso, acercándonos a una nueva era en la que nuestro concepto de Internet se redefinirá por completo.

Vivimos en un momento tecnológico en el que florecen los llamados “dispositivos inteligentes”, donde aparatos que van desde una nevera a una televisión, y los ya conocidos ejemplos de los ordenadores y los teléfonos móviles, tienen conexión a Internet. De momento funcionan de forma más o menos aislada, con algunos ejemplos de sincronización entre aplicaciones, pero realmente no están interconectados entre sí.

Llegar a conseguir una red de dispositivos relacionados entre sí mediante una conexión a Internet es lo que se persigue con este proyecto, que vamos a intentar definir mejor en este artículo.

¿Qué es el Internet de las Cosas?

397a-720x340

Como decíamos más arriba, a grandes rasgos podemos definir el Internet de las Cosas como una red de dispositivos interconectados entre sí. Antes hablamos de dispositivos electrónicos, pero su campo de aplicación no se limita sólo a ellos. De momento es algo que suena bastante utópico, pero intentemos poner un ejemplo para que se entienda mejor.

Supongamos que colocamos etiquetas con chips electrónicos que se conectan a Internet. En cada uno de ellos podemos incluir toda clase de información sobre el producto en el que acaba fijada, que podría ir desde un paquete de café molido a un tren de alta velocidad. Si esos chips se conectan a Internet, haciendo uso de los protocolos IPv6 se podrían gestionar eficientemente todos esos productos, lo que conllevaría a una profunda transformación de la vida cotidiana tal y como la conocemos.

Esto supondría que desaparecerían conceptos como los productos robados o fuera de stock, ya que gracias al chip que incorporaría cada uno podríamos consultar, desde cualquier dispositivo inteligente, desde su disponibilidad en almacenes o su geolocalización exacta, o, dicho de otra manera, se podría obtener información instantánea sobre cualquier tipo de objeto.

Entrando en datos más específicos, se estima que se deberían codificar de 50 a 100 millones de objetoscon estos chips para conectar entre sí a todo el planeta. Este cálculo se hace tomando como base el dato estimado de que todo ser humano está rodeado de entre 1.000 y 5.000 objetos.

Problemas de aplicación del Internet de las Cosas

397b-720x340

La teoría del Internet de las Cosas suena extremadamente bien, pero como decíamos en la definición se trata de una idea más bien utópica. Es muy difícilconseguir que todo el planeta esté conectado a Internet. Quizá no todo el planeta, pero como mínimo los objetos de uso más cotidiano, entre esos 1.000 y 5.000 de los que hablábamos antes. Sin embargo, no es aquí donde surgen los mayores problemas.

El mayor problema de aplicación del Internet de las Cosas estriba en elespinoso asunto de la seguridaddel mismo. Ya existen objetos dentro del ámbito doméstico que podemos controlar con un aparato electrónico, pero aún no están muy extendidos. ¿Qué pasará cuando el uso del Internet de las Cosas se generalice? Pues que no tardarán en aparecer los primeros hackersmalintencionados, personas que con sus conocimientos podrían, por ejemplo, tomar el control de nuestro hogar.

Lisa y llanamente, esto significa que los sistemas de seguridad informáticos tendrán que avanzar a la par que lo hace esta tecnología, de forma que la seguridad ya no suponga un riesgo tan evidente. De momento esta tecnología aún está en pañales, así que las herramientas que deberán protegerla aún tienen tiempo de ponerse al día.

¿Estamos preparados para un cambio tan significativo?

397c-720x340

Es todavía muy pronto para aventurar nada, pero de momento no estamos listos para asimilar lo que es el Internet de las Cosas. Aún queda mucho, sin embargo, para que nuestro mundo digital se expanda de forma tan apabullante que se haga 44 veces mayor de lo que es hoy en día según señalan algunos estudios.

En cualquier caso, uno de los primeros usos del Internet de las Cosas va a ser fundamentalmente industrial, así que todavía pasarán unos cuantos años para que llegue a los hogares. Igual que sucedió con otros hitos tecnológicos importantes como las adopciones masivas de ordenadores personales o de teléfonos móviles, a las calles llegará de forma paulatina, de modo que probablemente ya estaremos listos para acoger la nueva tecnología cuando llegue.

Hoy por hoy cuesta mucho imaginar qué supondrá el Internet de las Cosas a nivel global, pero lo que no se puede negar es que su impacto sobre la vida cotidiana va a ser tremendo. De momento sólo nos queda esperar y ver qué sucede finalmente con este nuevo fenómeno tecnológico, que parece que ya va introduciéndose en nuestras vidas poco a poco.

Tomado de: rootear.com

http://www.di.sld.cu/?p=8019

Posted in Sin categoría | Leave a comment

¿Es tan mala nuestra televisión?

¿Es tan mala nuestra televisión?

 

El Centro de Investigaciones Sociales del ICRT monitorea constantemente los niveles de audiencia para jerarquizar la programación nacional…

 

¿Es tan mala nuestra televisión?
Vivir del Cuento es el programa de más alto índice de audiencia televisiva en el país. (Cubadebate) (Cubahora)

 

(…) el espíritu humano tiende naturalmente a criticar porque siente, y no porque piensa
Fernando Pessoa, (Libro del Desasosiego)

En Cuba, por más que se le critique, la televisión no deja de ser un medio esencial. Ni la literatura, ni la radio, ni la prensa, ni el todavía mínimo alcance de Internet, son aún impulsos lo suficientemente poderosos como para reemplazar el privilegiado lugar que ocupa, en gran parte de la sociedad, la llamada pequeña pantalla como vitrina para la información y fuente de entretenimiento.

Todos la hemos increpado alguna vez con mayor o menor justicia y con más o menos prudencia. En los últimos tiempos maldecirla se ha convertido en un acto de costumbre más que de sentido común. Todavía hoy, luego de algún zapping insatisfecho por alguno de los cinco o siete canales disponibles según el tipo de señal, no es raro escuchar una vieja frase: “Que mala está la televisión”.

El último esfuerzo emprendido por este medio para mejorar sus propuestas era cuestión de vida o muerte ante el avance de alternativas audiovisuales como el Paquete Semanal (PS) y otras formas populares de consumo cultural.

A mi juicio, los resultados han sido considerables (aunque todavía insuficientes) sobre todo en la programación de los fines de semana que es cuando los canales proyectan de mejor manera la especialización que desde hace un par de años ha sido una saludable inyección para la diversidad y la calidad de las propuestas.

Aun así, contra el PS no es fácil competir. Es un monstruo heterogéneo demasiado abarcador y tiene la ventaja de que puede ser consumido cuando al usuario prefiera y no, como en el caso de la televisión, en un espacio de tiempo invariable.

Es cierto que el paquete, en sus diversas variantes, está compuesto por cientos de gigas de materiales variados, pero si hacemos un paneo por la parrilla de la programación nacional no es difícil encontrar algunas series, películas y documentales que igualmente forman parte de las propuestas de la mencionada carpeta de información.

Por supuesto, hay cosas que no se pueden televisar, los que buscan incluir algunos bodrios extranjeros donde más que televisión se hace circo (no el circo de carpas legendarias y esencia sacrificada que hace del milagro un signo cotidiano, sino el de las carpas de la banalidad y el gancho fácil), pretenden demasiado y sus reclamos son, hasta donde creo, absurdos.

De hecho, existen muchos casos en que estos programas terminan por sustituir en mayor o menor medida el nivel de aceptación de nuestras ofertas. En este sentido José Raúl Concepción Llanes, estudiante de Periodismo que elabora su tesis de licenciatura sobre consumo del PS en jóvenes de los municipios de Plaza de la Revolución y San Miguel del Padrón, reveló a nuestra revista que más del cincuenta por ciento de los encuestados admitieron que su consumo de televisión nacional disminuyó desde la llegada del PS.

Precisamente, para atrapar la atención de los espectadores, el Centro de Investigaciones Sociales (CIS) del Instituto Cubano de Radio y Televisión mantiene desde la década del ochenta del pasado siglo la tarea de investigar a la teleaudiencia nacional a partir de la conformación de encuestas que han tenido una incidencia directa en la jerarquización de los programas emitidos así como de los horarios en que estos se transmiten.

El proceso pasa por la conformación de una muestra casi siempre compuesta de 450 individuos de diferentes municipios de La Habana que deben registrar su consumo televisivo regular durante una semana y valorar la calidad de los materiales recibidos y su satisfacción con los mismos.

Esta herramienta ha contribuido a esbozar, mediante una fórmula que mide el índice de audiencia, una idea bastante precisa de los programas que más interés suscitan, para de esta forma guiar los hilos de la cartelera en función de las preferencias de los televidentes.

Yamila Peñalver Rodríguez, especialista del CIS, nos comenta que estos resultados no pueden leerse de forma lineal ya que intervienen factores ajenos a la calidad de las propuestas como los horarios de transmisión, la segmentación cada vez más marcada de los públicos así como los perfiles básicos de los canales.

De tal forma, no sería justo valorar los niveles de audiencia del Canal Tele Rebelde con el de Cubavisión, pues ambos tienen públicos metas diferentes. Lo mismo sucede con los canales educativos (los de menor índice de recepción) pues gran parte de sus contenidos son pensados con fines no recreativos. De hecho, los mayores índices los alcanzan, sin contar la programación de Telesur, con las revistas variadas que se televisan en las tardes y cuando retransmiten programas como Tras la huella y otros que no fueron concebidos originalmente para su plataforma.

LA CALIDAD DE LAS OFERTAS

Hay una realidad que no podemos despreciar: Nuestros canales trasmiten una gran cantidad de series, películas, programas de entretenimiento y documentales de producción extranjera de mucha aceptación por parte de la teleaudiencia nacional y lo hace casi en tiempo real y sin necesidad de pagar por dichas trasmisiones.

El escritor y periodista Leonardo Padura, refiriéndose a este fenómeno, llegó a señalar que la calidad de la oferta cubana está posiblemente entre las más altas del mundo debido a que sus gestores cuentan con un fabuloso banco del cual seleccionar los materiales de mayor calidad.

En este sentido, Padura destaca que no es raro, por ejemplo, que en los cines de España todavía se exhiban películas nominadas a los premios Oscar, mientras en Cuba ya se han visto en la televisión nacional.

Pero, también los programas producidos en Cuba han saldado viejas deudas con los televidentes. Cabría mencionar los casos de LucasUnoTras la huellaLa otra esquina y, por supuesto, Vivir del cuento, por mucho la propuesta de mayor aceptación que no solo ha destrozado los niveles de audiencia sino que ha llegado a formar parte, incluso, el contenido del PS.

TELE REBELDE: VENTAJAS DEL CAMBIO

Quizás sea Tele Rebelde el canal que haya experimentado el cambio más sustancial. Ahora dedicado exclusivamente al deporte, transmite los eventos de mayor relevancia del patio como la Serie Nacional de Beisbol, la Liga Superior de Baloncesto y la Serie Mundial de Boxeo. En el ámbito internacional destaca el seguimiento a la Liga Española de Fútbol, ampliamente la de mayor cantidad de seguidores en el país, la Bundesliga (alemana) y de forma esporádica la Premier League (inglesa), el Calcio (italiana) y la League 1 (francesa).

Dicho canal también ha retransmitido eventos con los que la teleaudiencia deportiva de la Isla siempre quiso disfrutar como son el caso de la NBA, las Ligas Mayores del Béisbol, los grandes premios de automovilismo, tenis del más alto nivel, diversas modalidades del Rugby, el fútbol americano y para los más exigentes, los espectaculares deportes extremos y eventos nada habituales como el patinaje sobre hielo.

Y es en este sentido donde creo que es posible identificar un punto débil. A veces persiguiendo a toda costa la variedad se transmiten eventos que, en el mejor de los casos, aburren a los televidentes, en el peor, los indignan y provocan el cambio de canal. Habría que pensar cuántas personas ven, por citar un caso, la Vuelta Ciclística a la Provincia de Buenos Aires o el Campeonato Europeo de Equitación.

Esta situación significa del mismo modo un desafío innecesario para los comentaristas del canal de los deportes en Cuba, a quienes una enorme e informada afición deportiva les exige cada día un mayor grado de especialización.

La descomedida búsqueda de la pluralidad de ofertas hace que un narrador tenga que atender y prepararse en una gran cantidad de deportes al mismo tiempo. De esta forma, no es raro encontrar a Jimmy Castillo narrando un circuito de Snowboard o aún peor, algún Gran Prix de Danza sobre hielo, deporte que no solo Jimmy Castillo sino muy pocos cubanos entendemos o seguimos demasiado.

Como es de esperar Jimmy, o cualquiera que pase por el suplicio de narrar estos espectáculos ajenos a los gustos y tradiciones deportivas de la teleaudiencia nacional, quedará mal parado ante su evidente impericia. Aunque, todo sea dicho, es muy probable que si el presentador o los televidentes pudieran decidir no se transmitieran tales competencias.

¿EN REALIDAD ES TAN MALA NUESTRA TELEVISIÓN?

Si me preguntaran diría que no. No creo que nuestra televisión sea mala. Pienso que se podrían mejorar muchas cosas, quitar un par de programas, atender mejor a los horarios en que se transmiten las mejores películas, eliminar el lastre del doblaje en los musicales, priorizar la transmisión de los deportes más seguidos a los que no ve casi nadie, explotar al máximo el enorme banco al que hacía referencia Padura. Eso es una cosa, decir que es mala, en cambio, sería obviar una serie de comodidades de las que disfrutamos cotidianamente y no sabemos valorar así como negar las virtudes que con derecho propio posee nuestra programación.

En cualquier caso, pienso que los criterios deben emitirse con responsabilidad y no sin antes analizar los desafíos que supone la conformación temática de una televisión pública que constituye una de las fuentes de entretenimiento fundamentales de una sociedad en la que no abundan las opciones recreativas.

Siempre es válida la crítica constructiva y sincera, pero antes de arremeter sin sentido por pura costumbre es bueno mirar alrededor, salir de nosotros mismos y ver que no estamos solos, que al igual que nosotros, hay un montón de gente sentada detrás de alguna pantalla llena de frustraciones o ilusiones ante lo que esta proyecta.

ABEL LESCAILLE RABELL

http://www.cubahora.cu/sociedad/es-tan-mala-nuestra-television

http://www.cubainformacion.tv/index.php/sociedad/62983-ies-tan-mala-nuestra-television-cubana

Posted in Sin categoría | Comentarios desactivados en ¿Es tan mala nuestra televisión?