Escuelas de EE.UU. construyen celdas de aislamiento para niños

Escuelas de EE.UU. construyen celdas de aislamiento para niños

 

 Estas cabinas de aislamiento han sido prohibidas en las escuelas de Oregon.
Cada vez está siendo más habitual que los niños de la educación pública estadounidense puedan ser encerrados en solitario en habitaciones acolchadas de 4×4 metros por mala conducta.
En cada estado se están produciendo decenas de miles de casos de estudiantes que son encerrados.
 En algunos casos, incluso encadenados utilizando esposas en manos y tobillos. 
Incluso la policía ha intervenido con niños problemáticos a base de golpes y gas pimienta. 
Las celdas son muy pequeñas, a veces acolchadas, con paredes sin ventanas y sin ningún contacto con otros niños.  
El uso de estas “habitaciones de aislamiento” y otras restricciones han sido usadas casi 270.000 veces en el año escolar en todo el país.  
En 163.000 de esos casos, a los niños se les limitó físicamente.
En cerca de 7.300 casos, se utilizaron restricciones tales como esposas, grilletes en los tobillos u otros dispositivos de inmovilización.
¿Qué tal el caso de un niño autista que tenía miedo y se negó a entrar en su “cuarto de reclusión” a lo que los funcionarios de la escuela respondieron tan violentamente para tratar de meterlo en la celda que le rompieron una mano contra la puerta?
¿Y que les parece el caso de un oficial de una escuela que tras preguntar adonde se dirigían durante un cambio de clase a niños de 13 años de edad la emprendió a porrazos y los roció con gas pimienta?
Tras el incidente, la escuela dijo que “el incidente fue solventado adecuadamente”.
Uno de los niños golpeado estaba sangrando abundantemente por la cabeza, pero los padres no fueron avisados por la escuela.
Esta es la “nueva normalidad” en Estados Unidos.
Cada día más estado policial.
Fuente:
 
Publicado por Francisco José

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.