Pensar la historia

Pensar la historia

Un nuevo portal tiene el objetivo de acercar a los jóvenes, de forma amena, a la memoria nacional y al diferendo Cuba-Estados Unidos…

El portal Cubacusa, una mirada joven en la Web sobre la historia cubana. (Granma)

Como parte de una nueva propuesta museológica que abrirá próximamente bajo el nombre Memorial de la Denuncia-antiguo Museo del Minint- surge elportal Cubacusa, un entorno digital con similares objetivos: “denunciar toda una historia de agresiones y acciones terroristas cometidas contra el pueblo cubano durante más de cinco décadas”, según refiere su coordinador Rodolfo Romero Reyes.

“Este espacio pretende que las jóvenes generaciones de cubanas y cubanos no olvidemos el  pasado y nos sumemos a las voces que exigen se haga justicia con los autores de estos crímenes. La mayoría, como bien se conoce, caminan impunes por las calles en Miami o son protegidos por el gobierno de los Estados Unidos”, añade el joven periodista.

Cuatro sitios web nutren el portal. Memorial de la Denuncia nomina a la página oficial de la mencionada institución, en tanto posee una descripción física de los principales locales del museo, una compilación de artículos relacionados con el tópico, además de dossiers y multimedias. Otro de los apartados engloba un Centro de recursos con un archivo interactivo de documentos, imágenes, audios y videos relacionados con el conflicto Cuba-Estados Unidos en su desarrollo histórico.

Una tercera opción comprende a la América nuestra, plataforma que alberga la cronología de acciones terroristas e injerencistas respaldadas por los Estados Unidos y realizadas contra los pueblos latinoamericanos.

Pensar en Cuba, por su parte, comprende una revista digital de frecuencia trimestral, con perfil académico y científico. Cada entrega tendrá un tópico o época como línea transversal. “Si bien puede ser un periodo, como el de los años 60 al que dedicamos el primer número, también puede estar enfocado en un eje temático a lo largo de todo el proceso revolucionario”, añade el líder del grupo gestor.

Precisa, además, que esta publicación pretende potenciar un medio académico, de repercusión nacional e internacional, que permita “la difusión y promoción de la investigación desarrollada, desde las diferentes aristas de las ciencias sociales, en torno a la realidad cubana a partir del triunfo del Primero de Enero de 1959, en el contexto de la estrategia de subversión desplegada por los Estados Unidos hacia el país”.

Tras este objetivo de “convertirse en un espacio de referencia en el entorno digital, alrededor del cual se articule un movimiento de apropiación y construcción participativa de conocimientos relacionados con la historia más reciente de Cuba”, existe un grupo gestor, compuesto por noveles profesionales de múltiples especialidades: filosofía, historia, ciencias de la información, comunicación, informática, periodismo y diseño gráfico.

Para tales fines cuentan, a la par, con el apoyo de múltiples instituciones. “Colaboran sistemáticamente con nosotros el Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado, la editorial Capitán San Luis y el centro de estudios Che Guevara,-insiste. Poco a poco se irán sumando otros cuyo quehacer científico y académico está relacionado con el devenir histórico nacional. De igual forma, pretendemos sumar a jóvenes de diferentes universidades interesados en acercase a los sucesos más recientes de nuestro país y a escribirlos y compartirlos desde sus visiones e inquietudes”.

Abiertos están, entonces, a la colaboración de historiadores, sociólogos, politólogos, historiadores, filósofos, periodistas, comunicadores, estudiosos de la economía y el derecho,- sean profesionales o estudiantes, cubanos o extranjeros-, interesados en tópicos relacionados con el desarrollo de la sociedad cubana.

De esta forma la iniciativa intenta, como explican sus creadores, rescatar las memorias en torno a sucesos y protagonistas significativos, polémicos o insuficientemente analizados en más de cinco décadas. “Nuestra meta es presentar la experiencia de vivir la Revolución, desde la perspectiva de los hombres y las mujeres comunes que se vieron envueltos en su vorágine”, explica Romero Reyes.

“Es una revista joven pero que tiene grandes ambiciones; la más urgente de ellas: posicionar la historia para los más jóvenes y contarla de forma amena, colectiva y participativa”.

Sobre el autor

MAYRA GARCÍA CARDENTEY

Graduada de Periodismo. Profesora de la Universidad de Pinar del Río. Periodista del semanario Guerrillero. Amante de las nuevas tecnologías y del periodismo digital.

http://www.cubahora.cu/sociedad/pensar-la-historia

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.