Posdemocracia

https://firmas.prensa-latina.cu/images/FotosArticulos/2019/06-2019/13/collage-2.jpg

Posdemocracia / Por Frei Betto * / Para Firmas Selectas de Prensa Latina

https://firmas.prensa-latina.cu/images/FotosArticulos/2019/06-2019/13/collage-3.jpg

El banquero David Rockefeller declaró lo siguiente a Newsweek International en febrero de 1999: “En los últimos años existe una tendencia a la democracia y a la economía de mercado en muchas partes del mundo. Eso ha reducido el papel de los gobiernos, lo que resulta favorable para los hombres de negocios (…) Pero la otra cara de la moneda es que alguien tiene que ocupar el lugar de los gobiernos, y el business me parece la institución lógica para hacerlo.”

La caída del muro de Berlín, en 1989, marcó el rechazo al estatismo. En 1979,  Friedrich  Hayek, un gurú del neoliberalismo, ya abogaba por “destronar la política” en nombre de la “espontaneidad” del mercado: “La política ha asumido un lugar demasiado importante, se ha tornado muy onerosa y perjudicial al absorber mucha energía mental y muchos recursos materiales.”

Es lo que viene sucediendo en el mundo entero. Decepcionados con la política y los políticos, los electores optan por elegir empresarios, con la esperanza de que gobiernen el país tan bien como dirigieran sus empresas. En la larga lista de empresarios convertidos en gobernantes se encuentran Berlusconi (1994) en Italia; Piñera (2010 y 2018) en Chile; Macri (2015) en Argentina; Trump (2016) en los Estados Unidos y Macron (2017) en Francia.

Esos hombres tienen la ambición de administrar el Estado como una empresa familiar, tal como prometió (Recep Tayyip) Erdogan, al asumir el gobierno de Turquía. Desde esa óptica, se desprestigia a las instituciones democráticas y se las considera un estorbo al desempeño del presidente-CEO. Este, convencido de su carisma, adopta una práctica “decisionista”, término acuñado por el jurista nazi Carl Schmitt en su Teología política (1922) para denotar el modo de tomar decisiones con autoridad y determinación, sin preocuparse por las consecuencias.

Sin embargo, se produce un proceso de debilitamiento del Estado y de fortalecimiento de las corporaciones empresariales y  la institución fiadora de la libertad del capital en lo relativo a los derechos de la ciudadanía: las fuerzas armadas. El Estado, ahora una institución híbrida, se despolitiza, se reduce a la función de mero gestor, lo que explica la eliminación de la Filosofía y la Sociología en las universidades públicas. Las corporaciones asumen el papel de nuevos sujetos políticos, y sus tentáculos se extienden por las redes del Estado, como demuestra Lava Jato, sobre todo en los casos de Petrobras y Odebrecht, y las bancadas corporativas del Congreso Nacional.

https://firmas.prensa-latina.cu/images/FotosArticulos/2019/06-2019/13/collage-4.jpg

La corporocracia es el rostro de la posdemocracia. El desafío consiste en intensificar la repolitización de la política y la desprivatización del Estado.

https://firmas.prensa-latina.cu/images/FotosArticulos/2019/06-2019/13/collage-5.jpg

Un fenómeno semejante se dio con la modernidad -que desbancó la reforma gregoriana de los siglos XI y XII- cuando el Estado-Iglesia le cedió su lugar a las instituciones democráticas, ahora amenazadas por la “privatización” del espacio público y de los derechos civiles, como muestra la propuesta de capitalización de la reforma de la Seguridad Social. El deber del Estado se desplaza a la defensa de los privilegios de la elite empresarial y bancaria.

En el Estado-Iglesia, la ideología predominante era la teología. En el Estado-empresa, la garantía de la hegemonía cultural es la laicidad de las empresas mecenas, como otrora Petrobras o la multiplicidad de institutos culturales del sistema S, de los bancos y otras corporaciones como Google, Amazon, Facebook, etc. El advenimiento del Estado-empresa es una prueba de la “revolución pasiva” descrita por Gramsci, esto es, reformar para preservar; o en palabras de otro italiano, Lampedusa, “cambiar para que todo siga igual”.

La corporocracia es el rostro de la posdemocracia. Y entre las corporaciones se incluyen las fuerzas armadas, supuestamente despolitizadas. De ahí el disgusto del presidente-avatar y del poder Ejecutivo-empresario con la insumisión de los parlamentarios y el poder judicial. En la lógica de cualquier empresa, los que se oponen a las decisiones del mando deben ser sumariamente excluidos. El Brasil de las corporaciones, por encima de todo y del dios creado a imagen y semejanza de ellas, por encima de todos.

Ante esa amenaza, el desafío consiste en intensificar la repolitización de la política y la desprivatización del Estado. Eso solo se dará mediante el fortalecimiento de las instituciones democráticas y, sobre todo, de los movimientos sociales, a fin de ampliar los mecanismos del protagonismo popular en la esfera del poder.

https://firmas.prensa-latina.cu/images/fotos-autores/FreiBetto.jpg

 Frei Betto * : Escritor y asesor de movimientos sociales.

 

Betto, Frei

Escritor brasileño y fraile dominico, conocido internacionalmente como teólogo de la liberación, Frei Betto es autor de 60 libros de diversos géneros literarios –novela, ensayo, policíaco, memorias, textos infantiles y juveniles y de tema religioso. En dos ocasiones, 1985 y 2005, mereció el premio Jabuti, el reconocimiento literario más importante del país. En 1986 fue elegido Intelectual del Año por la Unión Brasileña de Escritores.

 

Fuente:   Frei Betto / Para Firmas Selectas de Prensa Latina

Las opiniones expresadas en estos artículos son responsabilidad exclusiva de sus autores.




https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina


Posted in Sin categoría | Leave a comment

Tecnología “deepfake”: Con esta herramienta solo debes escribir lo que quieras que alguien diga, “para que lo diga”

Fotograma de un video falso del expresidente estadounidense Barack Obama donde llama «completo idiota» a Donald Trump. Foto: Captura de pantalla del perfil en Youtube de Buzzfeed Video.

Tecnología “deepfake”: Con esta herramienta solo debes escribir lo que quieras que alguien diga, “para que lo diga”

https://davidson.cubava.cu/files/2019/02/Deepfake-.jpg

Deepfake: El término nace de la unión entre deeplearning, concepto informático sobre el desarrollo del aprendizaje profundo en una inteligencia artificial, y fake, que significa falso. Es la capacidad con que cuentan algún tipo de software para generar videos artificiales que parecen reales. Montajes de videos muy realistas creados con una tecnología basada en algoritmos de inteligencia artificial que hace natural lo imposible. Videos falsos, que a todas luces, parecen verdaderos, deepfakes (mentiras profundas)

Científicos de la Universidad de Stanford, el Max Planck Institute for Informatics, la Universidad de Princeton y Adobe Research presentaron un software que permite a los usuarios editar el texto transcrito de una alocución para agregar, eliminar o cambiar las palabras de una persona en video.

En la presentación, que muestra los fragmentos originales de las frases y luego el trabajo del programa informático en el discurso, se aprecia el cambio, por ejemplo, cuando uno de los participantes dice: “I love the smell of napalm in the morning”—Me encanta el olor del napalm por la mañana—, y luego de aplicado el software: “I love the smell of french toast in the morning”—Me encanta el olor de las tostadas francesas por la mañana.

Este nuevo programa —que no se comercializa todavía— es una de las novedades de la tecnología deepfake, que revivió a La Mona Lisa, Marylin Monroe, Salvador Dalí y Albert Einstein, pero que desde hace un tiempo también dificulta cada vez más distinguir en internet qué es falso, y plantea un serio problema ético, cuando ya ha sido utilizada para desacreditar a figuras públicas importantes.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, fue una de ellas. Rudy Giulliani, abogado de Donald Trump, compartió en Twitter un video modificado de la demócrata, en el que aparecía incoherente, tartamudeando y aparentemente ebria.

La representación fue vista por más de 2,4 millones de personas antes de que Facebook lo retirara de su fuente original, la cuenta de Political Watch Dog, por violar sus términos y condiciones.

Otro video relacionado con los deepfakes fue el difundido por Jordan Peele —director y guionista de cine, ganador de un Óscar—, quien imitó la voz del expresidente estadounidense Barack Obama diciéndole “completo idiota” a Trump, y la superpuso a un video original, para dar a conocer los riesgos políticos que podría tener esta tendencia.

Para crear estos videos el software aísla los fonemas que dice la persona en el discurso, y los combina con los visemas —las expresiones faciales que corresponden a cada sonido. Luego, crea un modelo en 3D de la parte inferior del rostro a partir del video original.

Los videos falsos producidos fueron vistos por un grupo de 138 voluntarios, de los cuales el 60 por ciento pensó que eran reales. El 80 por ciento afirmó que los cortes sin editar examinados eran legítimos, aunque los investigadores aclararon que esto tal vez se deba a que los participantes de la prueba sabían el propósito del experimento y podrían haber sido mediados por esto.

Hasta el momento los algoritmos usados solo funcionan con primeros planos, es decir, en videos donde solo se filme el busto de la persona, y requieren de 40 minutos de datos audiovisuales. No puede cambiarse el tono de la voz de la persona, y tampoco puede haber algún obstáculo visual en la grabación —que haya un saludo con las manos, por ejemplo—, porque el programa puede dejar de funcionar.

Los creadores dicen reconocen que personas con malas intenciones “pueden usar esta tecnología para falsificar declaraciones personales y calumniar a personas importantes”, y sugieren como remedio que, para prevenir cualquier confusión, este tipo de videos debería ser presentado como tal, a través de una marca de agua o con un contexto previamente creado donde el público sepa que es falso.

(Con información de The Verge e Infobae)

Canal USB

Tecnología “deepfake”: Con esta herramienta solo debes escribir lo que quieras que alguien diga, “para que lo diga”

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/mayo/22/00eFakenews.jpg

ARTÍCULO RELACIONADO:

https://davidson.cubava.cu/files/2018/10/fake-news1.jpg
https://davidson.cubava.cu/files/2019/02/Deepfake123-.jpg

De las fake news al deepfake: las mentiras más sutiles en Internet

https://davidson.cubava.cu/files/2019/02/Deepfake-.jpg
https://davidson.cubava.cu/files/2019/02/%C3%B8-fafe-new-jr.jpg
https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Permite Estados Unidos viajes a Cuba bajo licencias con fines subversivos


Permite Estados Unidos viajes a Cuba bajo licencias con fines subversivos / Por Arthur González

El Departamento de Estado continuará permitiendo que ciudadanos de Estados Unidos viajen a Cuba, amparados en una licencia que persigue objetivos subversivos, según información publicada en su sitio oficial.

La licencia titulada“Apoyar la sociedad civil de Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades cubanas”, será admitida para que ciudadanos norteamericanos continúen viajando a la Isla, siempre que su finalidad sea la de:

Apoyar la sociedad civil de Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades del país, lo cual resultará en una interacción significativa entre el viajero y las personas de Cuba”.

De acuerdo con la información publicada por las autoridades yanquis, los “intercambios deben desarrollarse bajo los auspicios de una organización sujeta a la jurisdicción de los EE.UU., que favorezca dichos intercambios, siempre que su propósito sea la de promover las llamadas conexiones de pueblo a pueblo”.

Tales viajes “contarán con un programa de actividades a tiempo completo, diseñado para incrementar el contacto con los cubanos, y que estos produzcan interacciones significativas entre el viajero y las personas de Cuba”.

Para garantizar ese objetivo, los grupos de estadounidenses que viajen a la Isla,deberán estar encabezados por un empleado, consultor pagado o agente de la organización auspiciadora, que siempre acompañe a cada grupo en su viaje a Cuba, a fin de garantizar que todos los viajeros tenga un programa a tiempo completo de actividades de “intercambio educativo”, debiendo certificar que no sostengan contactos con personas o entidades que actúen en nombre de determinados funcionarios prohibidos del gobierno de Cuba, o ciertos miembros del Partido Comunista de Cuba”.

Un aspecto puntualizado por el Departamento de Estado yanqui y de estricto cumplimiento por los agentes de viajes, es que tienen ajustarse al requisito contemplado en la licencia “Apoyar la sociedad civil de Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades cubanas”, el cual establece claramente que los viajes a Cuba solo se autorizan, siempre y cuando sus actividades sean con organizaciones reconocidas defensoras de los derechos humanos; una organización independiente diseñada para promover una transición rápida y pacífica a la democracia o, con personas y organizaciones no gubernamentales, siempre que promuevan actividades independientes, con la intención de fortalecer la sociedad civil en Cuba”.

Otro de los elementos a consumar es que “el programa de actividades del viajero no puede incluir tiempo libre, ni de recreo en exceso de lo normal para un programa a tiempo completo”.

Este elemento deja por sentado que están prohibidas las actividades de placer y recreo, o sea turísticas.

Todas las gestiones en Cuba tienen que ser con trabajadores no estatales, tales como el alojamiento, transporte y la alimentación.

La mencionada licencia se estableció bajo la administración de George W. Bush, quien dio luz verde al plan de la “Comisión para la Asistencia de una Cuba Libre”, más conocido como Plan Bush, aprobado en mayo del 2004, que pretendía acelerar la “Transición pacífica de Cuba hacia la democracia”.

El Plan Bush, aceleró un conjunto de medidas para estrangular la economía cubana, incrementándose las multas impuestas por la OFAC, a las entidades financieras que sostenían relaciones con la Isla y a ciudadanos estadounidenses que viajaran a Cuba.

Limitó las visitas familiares de cubanos residentes en Estados Unidos, a una cada tres años y recortó el monto anual de las remesas a mil usd, cifra vuelta a imponer por el presidente Donald Trump.

En esa época, Bush revitalizó la Ley Helms-Burton con sus Títulos III y IV para amedrentar a los inversionistas extranjero.

A pesar del recrudecimiento de las sanciones económicas, permitió viajes con fines subversivos, con el sueño de provocar el derrocamiento del sistema desde adentro, para lo cual incrementó el apoyo a los grupúsculos contrarrevolucionarios, muchos de ellos abastecidos e instruidos por viajeros estadounidenses que ingresaban a Cuba, amparados en la licencia para “Apoyar a la “sociedad civil” de Cuba, como sucedió el 20 de mayo del 2005 cuando la asalariada del gobierno de Estados Unidos, la contrarrevolucionaria Marta Beatriz Roque Cabello, orientada por los yanquis, fomentó en La Habana una supuesta reunión de la “Asamblea Nacional para Promover la Sociedad Civil”, con varios invitados extranjeros y la presencia fiscalizadora del entonces Jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, James Cason.

La Revolución cubana tiene suficiente experiencia en esos menesteres y las autoridades competentes, de conjunto con el pueblo, sabrán detectar los intentos subversivos e impedir actos provocativos contra la integridad de la nación, porque como dijera José Martí:

Quien bien vela, todo se le revela”

Fuente: El Heraldo Cubano

ARTÍCULO RELACIONADO:

Cuba: No olvidarnos nunca del Plan Bush

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Operación Bagratión, el Día D soviético que verdaderamente destruyó a Hitler y que ha sido silenciado

Operación Bagratión, el Día D soviético que verdaderamente destruyó a Hitler y que ha sido silenciado / Daniel Bellaco

Hoy muchos medios del mainstream mentirán diciendo que el Desembarco de Normandía fue la batalla clave de la victoria aliada sobre Hitler tergiversando la Historia. Quizás en aras de dar valor a EEUU y Reino Unido, países símbolo del ultraliberalismo y buques insignia de la OTAN o por simple desconocimiento, quién sabe.
El gran público desconoce la operación que por aquellas fechas puso en jaque a la Alemania nazi y que realizó el Ejército Rojo, el que realizó el mayor esfuerzo para conseguir la destrucción de las tropas de Hitler.


La apertura de un segundo frente en Francia, se retrasó por parte de EEUU y Gran Bretaña, y sólo se hizo ante el temor de que la URSS acabara conquistando toda Europa.


A pesar de la tremenda derrota de la Alemania nazi en Stalingrado y el duro varapalo recibido en Kursk, el régimen de Hitler seguía siendo una amenaza para la URSS y seguía controlando gran parte de su territorio.


El mando soviético decidió en la primavera de 1944 dar un golpe mortal en el Frente del Este, donde Alemania perdió el 80% de sus tropas en la guerra. El nombre elegido fue Operación Bagratión (en honor a un príncipe ruso que había luchado contra Napoleón). Tendría lugar el 22 de junio, justo 3 años después de que la Alemania nazi invadiera la URSS causando millones de muertos, la gran mayoría civiles.


Stalin decidió sorprender a Hitler atacando en Bielorrusia a través de ríos, pantanos y bosques, algo muy difícil de realizar por el terreno y por las posibilidades de ser detectado. Allí estaba el Grupo de Ejército Centro Alemán, si este caía se acorralaba el Grupo Ejército Norte en las Repúblicas bálticas y se amenazaba seriamente al Grupo Ejército Sur en Ucrania. En resumen, un golpe decisivo en la guerra que significaría poner a las tropas soviéticas en la frontera alemana.


El alto mando soviético destinó 2,3 millones de soldados, 5.800 tanques y 7.000 aviones para el combate, agrupados en 200 divisiones. Los nazis tenían 400.000 soldados así como centenares de tanques y aviones.


Toda esa masa fue ocultada, en la mayor operación de camuflaje y desinformación de la historia. Se usaron enormes movimientos de tropas y tanques para despistar, convoyes nocturnos que viajan sin luces y órdenes dadas verbalmente o por escrito con mucho tiempo de antelación para que no fueran detectadas por los espías enemigos.


El 23 de junio se lanza la ofensiva avanzando en profundidad tras tremendos bombardeos que provocan la desbandada nazi y la captura de miles de soldados alemanes que quedan aislados.


Un ataque soviético hacia Lituania consigue reconquistar los países bálticos y gracias a los partisanos polacos conquistan además Varsovia en agosto.


El 29 de este mes, finaliza la operación ante el riesgo de sobreextender las líneas de batallas y de suministro.


Bagratión supuso el hundimiento del III Reich consiguiendo causar al Ejército alemán 350.000 bajas entre muertos, heridos y capturados, más que Stalingrado y Normandía juntas. Algunas fuentes alemanas apuntan a más de medio millón de bajas en la Wehrmacht en esos dos meses con lo cual el descalabro pudo ser incluso mayor.


Tanto en número como en consecuencias, fue la batalla más decisiva de la II Guerra Mundial, mucho más que el Desembarco de Normandía.


En la Operación Bagratión, Alemania envío el 75% de sus fuerzas militares contra el 25% del Desembarco de Normandía. Si los soviéticos no hubiesen realizado esta ofensiva, Francia no hubiese sido liberada y la historia habría cambiado.


Esta derrota costó al III Reich 1000 tanques y 2000 vehículos de todo tipo. Las bajas alemanas se estimaron en 60 000 muertos, 230 000 heridos y unos 116 000 prisioneros.


Fue con mucho la mayor victoria en términos numéricos para los aliados, reconquistando la URSS una inmensa extensión de territorio en 2 meses, recuperando prácticamente todas las áreas controladas por la URSS antes de la invasión alemana y colocándose a pocos kilómetros de Berlín.


Las mayores pérdidas sufridas hasta entonces por la Wehrmacht eran las bajas sufridas durante los 155 días de la ofensiva en Stalingrado, pero la Operación Bagratión les causó un número de bajas mucho mayor en tan solo 58 días


La ofensiva del Ejército Rojo aisló además al Grupo de Ejércitos Norte del Grupo de Ejércitos Sur, obligando a este último a retirarse prontamente del territorio soviético situado en los límites entre Ucrania y Rumanía, a fin de evitar ser cercado masivamente.

Este hecho causó, indirectamente, que Rumanía y Bulgaria abandonaran su alianza con el Tercer Reich en agosto y septiembre de 1944, respectivamente, facilitando la penetración de la URSS en los Balcanes.


En el Desembarco de Normandía y en la invasión de Italia los Aliados se enfrentaron a solo un 25% de la fuerza total de unidades de la Wehrmacht disponibles en Europa; el 75% restante de las fuerzas germanas se encontraba combatiendo al Ejército Rojo en algún lugar del terrorífico Frente del Este.


Comparada con las cifras de la Operación Bagratión, la invasión de Normandía fue un teatro numéricamente inferior donde ambos bandos emplearon mucho menos hombres y recursos que en la Operación Bagratión, la cual ratificó que en el Frente Oriental de la Segunda Guerra Mundial, Alemania había perdido ya ante la URSS, país que después de años de sufrimiento y millones de muertos logró vencer, a la maquinaria nazi con la ayuda de sus aliados.

Fuentes: Operación Bagratión, el Día D soviético que verdaderamente destruyó a Hitler y que ha sido silenciado /  Daniel Bellaco /DIGITAL SEVILLA / Moscovita.org

ARTÍCULO RELACIONADO:

La verdad que jamás se atrevieron a contarle sobre el desembarco de Normandía

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Cómo Cuba logró atender a más niños de Chernóbil que cualquier otro país

Fidel Castro recibe a los “niños de Chernóbil”, La Habana, Cuba, el 2 de julio de 1990. / Prensa Latina / Reuters

Cómo Cuba logró atender a más niños de Chernóbil que cualquier otro país

La Habana ofreció ayuda estatal masiva y gratuita a los niños afectados por la radiación tras la catástrofe nuclear.

Un muchacho ucraniano con su hermana en Tarará, Cuba, el 23 de marzo de 2010 / Desmond Boylan / Reuters

Chernóbil: Es el nombre que recibe el accidente nuclear sucedido en la central nuclear de Chernóbil (Ucrania) el 26 de abril de 1986. Este suceso ha sido considerado el accidente nuclear más grave según la Escala Internacional de Accidentes Nucleares y uno de los mayores desastres medioambientales de la historia. Ecured

El 26 de abril de 1986, estalló el cuarto reactor de la planta nuclear de Chernóbil. La catástrofe contaminó un área de cerca de 140.000 kilómetros cuadrados donde vivían alrededor de 7 millones de ciudadanos soviéticos, provocando una oleada de enfermedades relacionadas con la radiación en el territorio, que incluía partes de tres repúblicas de la URSS: Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

La tragedia incluye un eminente episodio poco reflejado por los medios de comunicación: la asistencia cubana a decenas de miles de “niños de Chernóbil”.

Respuesta inmediata

En febrero de 1990, el Comité Central del Komsomol (Unión Comunista de la Juventud) de Ucrania emitió una solicitud de ayuda internacional a los niños víctimas de Chernóbil.

“Esto fue un jueves, y el sábado teníamos ya una respuesta de la alta dirección de nuestro país de que estaban preparados los tres mejores especialistas en las patologías más frecuentes en la niñez y que podían viajar de inmediato a Ucrania”, dijo en el 2006 Sergio López Briel, quien era el cónsul cubano en la URSS en 1990.

Poco después, los médicos —Martha Longchong Ramos, José Manuel Ballester Santovenia y José Ricardo Güell González— inspeccionaban los pueblos contaminados por la radiación. Ya el 29 de marzo, las dos primeras aeronaves con 139 niños con enfermedades oncohematológicas a bordo aterrizaron en el aeropuerto de La Habana.

Lo hicieron a pesar de los obstáculos creados por los funcionarios soviéticos, reveló el presidente del Fondo Juvenil Ucraniano de Chernóbil, Alexander Bozhko: “Uno de los aviones cubanos acababa de salir de reparaciones de la fábrica de Taskent [capital de Uzbekistán] y aún no habían terminado de pintarlo. Al otro le cambiaron su ruta habitual Roma-La Habana para mandarlo a Kiev”.

Al recibir al primer grupo de niños, Fidel Castro anunció que su país iba a recibir a 10.000 pacientes de la Unión Soviética.

No lo pude creer. Le pregunté al traductor si se había equivocado. Pero no era un error. Los cubanos hicieron eso, y más”, dijo Liliya Piltyay, de la Unión Comunista de la Juventud de Ucrania, que escoltaba a los niños.

El balneario de Tarará

Cuando llegaron los primeros vuelos, los niños fueron llevados a dos hospitales pediátricos de La Habana: elWilliam Soler y el Juan Manuel Márquez.

No obstante, al entender la verdadera magnitud de la catástrofe, el Gobierno cubano empezó a buscar un nuevo alojamiento capaz de recibir a todas las personas que necesitaban ayuda. Lo halló en el campamento de pioneros José Martí en Tarará.

La zona, de unos 11 kilómetros cuadrados, que cuenta con 850 metros de playa, fue transformada por brigadas de trabajo voluntario hacia julio de 1990.

“Camiones con trabajadores, jóvenes, hombres y mujeres iban directo para Tarará de diferentes municipios. […] Miles de personas que había que coordinar y organizar todos los días”,  describió el doctor Julio Medina, en una entrevista con Militante.

El programa ‘Niños de Chernóbil’

Según el programa elaborado por el Gobierno cubano, la selección de los pacientes se realizaba con base en varios criterios, formando cuatro grupos dependiendo de la gravedad de su estado. Cada uno de los grupos tenía cierta cuota entre las personas que viajaban a la isla.

Los servicios médicos se estructuraban en tres niveles. El primario suponía la terapia médica ofrecida tanto en clínicas como en las propias viviendas de los pacientes. El secundario requería el tratamiento en el Hospital de Tarará. Por fin, el terciario incluía la atención en las instalaciones médicas especializadas en la capital del país.

Se suponía el envío de psicólogos y médicos de Ucrania, lo que facilitaba la comunicación con los enfermos.

Todo eso se acompañaba por el trato humano por parte del personal del hospital y cubanos de a pie. Así, el programa de rehabilitación psicológica incluía excursiones y actividades culturales, y los trabajadores solían hacer dulces a los niños y regalarles un pastel para sus cumpleaños.

“Este apoyo social vino del pueblo, de las personas. […]  Eso no lo puede dirigir nadie. No lo puede dirigir ni el Gobierno ni la política. Esos son valores. Por supuesto esos valores nacen con la revolución y su política, con una forma de vivir. Pero expresaban esos valores de forma espontánea“, afirmó Medina.

“No lo estamos haciendo por publicidad”

Desde el inicio del programa, Cuba proponía prestar los servicios médicos gratuitamente, solo pidiendo a la URSS pagar el transporte de los niños. No cambió esa política ni en los años más duros después del colapso del bloque soviético, cuando la isla vivía una enorme crisis económica durante el llamado ‘período especial en tiempos de paz’.

En efecto, esto significa que La Habana soportaba la parte abrumadora de los gastos. Por ejemplo, en 1997, el tratamiento de un niño con una enfermedad oncohematológica costaba tanto como la organización del vuelo de 160 personas, detalló entonces la revista ucraniana Zerkalo Nedeli.

Los propios cubanos nunca nos dirán qué fondos dedican a nuestros hijos”, escribió la reportera Valentina Petrochénkova. “En una conversación el jefe del centro de bienestar en Tarará respondió a tal pregunta: ‘No sé, no lo calculamos'”, reseñó.

Según reveló López Briel en el documental ‘Chernóbil en nosotros’ (2009), Fidel tampoco quería demostrar las dificultades que tenía su país en el curso del programa. “Este es un deber elemental que estamos haciendo con el pueblo soviético, con un pueblo hermano. No lo estamos haciendo para publicidad“, afirmó después de la llegada del primer grupo de niños enfermos.

Según estimaciones, hacia el 2009 la isla gastó 350 millones de dólares, una suma enorme para la nación caribeña, solo en medicamentos.

El programa fue terminado en el 2016. Cuba fue el único país que atendió gratuita y masivamente las víctimas de la catástrofe de Chernóbil.

Diferentes instituciones benéficas también contribuyen a la recuperación de los afectados. Así, por ejemplo, la organización Chernobyl Children International, con sede en Irlanda, logró enviar a 25.000 menores a familias anfitrionas irlandesas. En el 2008, existían en el Reino Unido más de 70 proyectos que organizaban las vacaciones de recuperación para los “niños de Chernóbil”

LEER MÁS: Cuba sola atendió más niños de Chernobil que todo el mundo.

Fuente:

Cómo Cuba logró atender a más niños de Chernóbil que cualquier otro país / RT

La otra historia de Chernobyl /  Rosa Miriam Elizalde

El anticomunismo surfea en la cresta de la ola de los debates que han acompañado la miniserie Chernobyl, de HBO. Muchos de los que se han apurado en llamarla la mejor producción televisiva de todos los tiempos, han reducido sus indiscutibles valores artísticos a una lectura utilitaria y simplista que no se permite otro punto de vista que el de introducir en la izquierda un sentimiento de culpa de dimensión universal.

Sin embargo, la historia de la tragedia de Chernobyl tiene otros capítulosque han quedado fuera de la serie y que trascienden el accidente nuclear, el juicio a los burócratas soviéticos que coartaron la información de los hechos y el suicido del científico Valeri Legásov, director del Instituto Kurchatov de Energía Atómica y uno de los que dirigió la operación de control de daños, héroe trágico de la exitosa producción de HBO.

Craig Mazin, el guionista, no esconde su admiración por quienes se encargaron, muchos a costa de sus propias vidas, de neutralizar en la medida de lo posible las consecuencias de la explosión atómica. Bomberos, mineros, obreros de la construcción, soldados y simples funcionarios, realizaron trabajos en condiciones de exposición radiológica extrema. Los “liquidadores” -como se les llamó- no fueron una horda de pobres diablos. Una turba de ignorantes no sirve en un accidente tan complejo. La mayoría eran físicos nucleares, geólogos, mineros del uranio con experiencia en la manipulación de estas sustancias, que sabían perfectamente a lo que se exponían. Hasta el día de hoy, colectivos que agrupan a los “liquidadores” supervivientes en Ucrania, Biolorrusia y Rusia, muestran su orgullo por haber realizado una tarea colosal que ha salvado y sigue salvando vidas.

Hay otra historia del accidente sepultada durante décadas junto con el reactor de Chernobyl. Las víctimas de las radiaciones, durante 21 años consecutivos, viajaron más de 9 000 kilómetros para curarse de las terribles secuelas en una playa del Atlántico. Veintiséis mil 114 afectados, de ellos unos 23 000 niños, ocuparon las casas de Tarará, un balneario de arenas blanquísimas a 27 kilómetros de la capital cubana, donde está, según Ernest Hemingway, “el mejor embarcadero de La Habana”.

Recibidos por Fidel Castro al pie de la escalerilla del avión, los primeros pacientes iniciarían el 29 de marzo de 1990 el proyecto de atención integral a niños afectados por desastres, que benefició también a víctimas del terremoto de Armenia en 1988 y a brasileños que manipularon una fuente radioactiva de Cesio 137 en la ciudad de Goiâgnia, otro accidente nuclear que contaminó a cientos de personas en 1987, un año después de Chernobyl y del cual no se habla.

Cuba fue el único país que respondió al llamado del gobierno de Ucrania para atender a las víctimas del reactor con un programa de salud masivo y gratuito, que incluyó no solo los servicios médicos y el seguimiento a cada caso hasta su recuperación final, sino la atención sicológica y docente. Además de hospitales, en Tarará se crearon aulas y centros de recreación para aquellos niños que necesitaban estancias prolongadas y que viajaron a la Isla con familiares y maestros.

Los efectos de la radioactividad de Chernobyl se prolongaron por más tiempo que las bombas que lanzó el gobierno de Estados Unidos en Japón durante la Segunda Guerra Mundial, pero su mortalidad fue mucho más reducida gracias a los “liquidadores” y al sistema de salud cubano. Aunque no hay cifras concluyentes, expertos de Naciones Unidas han evaluado que unas 4 000 personas murieron como consecuencia del accidente nuclear frente a 246 000 muertes en Hiroshima y Nagasaki, el 20 por ciento a consecuencia de lesiones o envenenamiento por radiación.

En la actualidad no se ha detectado un aumento significativo de leucemia en la población de las zonas contaminadas en las ex Repúblicas soviéticas. La razón parece responder al hecho de que ucranianos, bielorrusos y rusos se beneficiaron de los primeros ensayos clínicos con las vacunas contra el cáncer creadas por científicos cubanos, y también, de tratamientos pioneros en el mundo para combatir la leucemia y la despigmentación de la piel. Los mejores científicos y los pediatras más renombrados atendieron a aquellos niños que necesitaron de una legión de traductores para cumplir los programas médicos y aliviar el terror de las familias. No sin costo para Cuba. El proyecto Tarará se mantuvo contra viento y marea incluso durante la terrible década 90 del siglo pasado, cuando el país caribeño vivió la peor crisis económica que se recuerde, tras el derrumbe de la Unión Soviética y el endurecimiento de las sanciones de Washington, que oportunistamente apretó el cerco para rendir a la Isla rebelde.

La mayoría de los niños que llegaron a Tarará regresaron sanos a su país, pero Aleksander Savchenko se quedó viviendo en la Isla. Totalmente curado, estudió Estomatología, se casó y tiene una niña mitad cubana, mitad ucraniana. Si usted mira ahora mismo en su muro de Facebook, verá que su último post es una noticia reciente: “50 niños ucranianos serán atendidos en Cuba, como parte de un nuevo programa de cooperación inspirado en el programa ‘niños de Chernobyl’”.

(Tomado de La Jornada) /La otra historia de Chernobyl

Chernóbil se cura en La Habana: El episodio que no contó HBO

Las playas de Tarará son todo lo que se puede esperar del Caribe cubano. Mar cálido azul turquesa, palmeras idílicas sobre arena fina y ocre, brisa suave. Un puñado de casitas bajas con jardín se ordenan sobre una cuadrícula perfecta a escasos 30 kilómetros al este de La Habana. En el centro, un tosco edificio con la pintura rojiza ajada por el salitre esconde uno de los episodios menos conocidos del desastre de Chernóbil.

Erigida en la década de los 50’, la urbanización de Tarará sirvió de barriada de veraneo para la élite burguesa y militar del país durante la dictadura de Fulgencio Batista y luego pasó a ser un gigantesco campamento deportivo infantil de la Organización de Pioneros José Martí. Pero, a partir del 29 de marzo de 1990, este balneario paradisíaco pasaría a albergar el mayor programa sanitario para los niños afectados por el accidente de la planta nuclear de Chernóbilcuatro años antes.

Entre 1990 y 2011, el hospital pediátrico de Tarará atendió a más de 25.000 infantes víctimas de la radiación en Ucrania, Rusia y Bielorrusia, la mayoría afectados por cáncer, deformaciones, atrofia muscular, problemas dermatológicos y estomacales. Y muchos con altos niveles de estrés postraumático por haber experimentado el horror nuclear.

Además de las instalaciones clínicas para los afectados —que llegaron a concentrar dos hospitales y una veintena de ramas médicas en el cuadro profesional—, la pequeña ciudad disponía de un teatro, varias escuelas y áreas recreativas que se extendían por casi dos kilómetros de playas cristalinas.

«Fidel me dijo ‘no quiero que estés yendo a la prensa, ni que la prensa esté yendo al consulado. Este es un deber elemental que estamos haciendo con el pueblo soviético, con un pueblo hermano. No lo estamos haciendo para publicidad’», relata el excónsul cubano Sergio López en el documental ‘Chernóbil en nosotros’.

Casi 30 años después de que el propio Fidel Castro recibiera al pie de la escalerilla del avión al primer contingente de 139 niños, un reciente acuerdo firmado entre el Ministerio de Salud de Cuba y el Gobierno ucraniano abre la puerta a una posible reedición del programa coincidiendo con la atención suscitada por la serie de HBO sobre Chernóbil.

La Agencia Cubana de Noticias anunció que un nuevo grupo de 50 niños ucranianos, muchos de ellos hijos de quienes a comienzos de los 90’ vivieron la misma experiencia en la nación caribeña, viajará en 2019 a La Habana para tratarse sus dolencias.

La playa ‘antirradiación’

La mañana del 26 de abril de 1986, una serie de errores fatales afectaron al reactor número 4 de la central atómica Vladimir Ilyich Lenin, cuyo núcleo del reactor quedó expuesto arrojando gran cantidad de material radioactivo en medio de varias explosiones y un intenso incendio que duró diez días.

Pripyat, una ciudad de 50.000 habitantes construida para alojar a los trabajadores de la instalación y a sus familias, no fue evacuada hasta 36 horas después de la explosión. Cientos de miles de adultos y niños quedaron expuestos a la contaminación. Muchos de los menores desarrollaron luegocáncer de tiroides y leucemia, probablemente por inhalación o ingestión de yodo 131 o celsio 173.

Los pacientes solían ser “portadores de más de una enfermedad crónica”, acompañadas de severas alteraciones psicológicas, según un estudio realizado por los doctores cubanos Julio Medina, coordinador durante años del Programa; y Omar García, investigador del Centro de Protección e Higiene de las Radiaciones. Por ello clasificaron a los afectados en cuatro grupos, desde los más graves, que podían permanecer durante meses en la isla, a los “relativamente sanos” del grupo IV, que permanecían entre 45 y 60 días.

Durante años, las playas de Tarará se poblaron de niñas rubicundas y chavales pálidos que los habaneros se acostumbraron a ver tomando el sol en la playa fuera de la temporada veraniega. Broncearse y sumergirse en el agua marina era parte complementaria del tratamiento con melagenina y pilotrofina que recibían para mejorar la pigmentación de su piel y el crecimiento del cabello.

«Puedo decir, sin exageración, que para nosotros Cuba ha sido la salvación», cuenta la joven madre Natasha Salimova mientras mece a su niño afectado por parálisis cerebral en un carrito, en una pieza de la agencia estadounidense Associated Press de 1999, en el que se puede ver la clínica cubana en funcionamiento.

Milagro en Período Especial

Tres meses antes de la llegada de los primeros niños, Fidel Castro avisaba desde el Teatro Karl Marx en La Habana que venían malos tiempos. La caída del Muro de Berlín era el preludio de la inminente implosión del bloque soviético. Los problemas en Europa Oriental podrían ser “tan graves que nuestro país tuviera que enfrentar una situación de abastecimiento sumamente difícil”, dijo Castro ya en enero de 1990.

Era el prólogo del Período Especial en el que se sumergió la isla durante más de un lustro, marcado por la escasez y los apagones. Pese a la desaparición del campo socialista europeo, Cuba quiso mantener en marcha el programa de los niños de Chernóbil.

«Aunque Cuba atravesó momentos económicamente difíciles, nuestro Estado siguió ofreciendo a los menores atención especializada, cumpliendo un compromiso de solidaridad», señalaba en 2017 el doctor Medina, en una entrevista para el canal multinacional Telesur, sobre el notable reto de continuar aceptando pacientes en esos años.

Pese a que el programa oficialmente finalizó, se mantuvieron vuelos médicos para grupos de pacientes ucranianos y rusos en la isla. Desde 2016, la mayoría han sido tratados en la Clínica Internacional de Siboney, al oeste de la capital cubana. Este será probablemente el nuevo hogar de los niños de Chernóbil en La Habana.

No serán extraños para la población local. Desde mucho antes de que HBO redescubriera la historia de Chernóbil para una audiencia global, cualquier cubano ya sabía dónde ubicar la central nuclear en el mapa y explicar, en algunos casos de primera mano, las consecuencias de lo que allí ocurrió.Herencias del internacionalismo proletario.

FUENTE: Chernóbil se cura en La Habana: El episodio que no contó HBO

Los niños de Chernóbil en Cuba: ¿Un programa `secreto´ que ocupó portadas? / Por José Manzaneda

Cuba es el único país que atendió gratuita y masivamente a las víctimas de la catástrofe de Chernóbil. Entre 1990 y 2016, 26.000 personas, la mayoría menores, recibieron atención médica en la Isla (1).

Los recortes de la prensa cubana de julio de 1990 muestran el recibimiento, por Fidel Castro, de los primeros niños y niñas de Chernóbil (2) (3) (4). A lo largo de los años, se han publicado decenas de reportajes y artículos (5), se han filmado documentales (6), incluso se presentó en La Habana, el pasado año, “Un traductor”, una película de ficción sobre el tema (7). Pero hay quien no se entera nada. En el portal de CNN Chile leemos que Cuba jugó un “secreto papel” con aquella ayuda solidaria, que dicho “programa estuvo oculto (…) debido a la revolución cubana y las solicitudes del poder soviético” (8). Como lo oyen.

Pero ¿de dónde saca este medio el supuesto carácter “secreto” de la ayuda cubana? De la exageración de lo que recoge un reportaje de otro medio, “El Confidencial” (9). Este nos dice que “en su momento el programa fue tratado discretamente por la revolución cubana, ya fuera por prudencia política (…) o por genuina modestia solidaria”. Y añade el testimonio de un excónsul cubano: “Fidel me dijo: ‘no quiero que estés yendo a la prensa (…) Este es un deber elemental (…) con el pueblo soviético (…) No lo estamos haciendo para publicidad’”. Es decir,Cuba llevó a cabo una gigantesca obra de solidaridad que no ocultó –como nos demuestra la hemeroteca-, pero tampoco empleó como propaganda.

El tratamiento oncohematológico de cada paciente costó a Cuba tanto como el pasaje aéreo de 160 personas, cuyo coste sí era cubierto en origen (10). Y esto ocurrió en el peor momento de la economía cubana: el llamado Periodo especial.

Hace unos días se anunciaba el regreso de dicho programa solidario, tras el parón en 2016: 50 niñas y niños de Ucrania viajarán a Cuba este año (11).

Los medios internacionales tienen 26.000 testimonios: personas que mejoraron su salud, incluso salvaron su vida, gracias a la cooperación de Cuba. ¿Creen que leeremos alguno en CNN?

(1)  http://www.granma.cu/ciencia/2018-04-27/cuba-sola-atendio-mas-ninos-de-chernobil-que-todo-el-mundo-27-04-2018-22-04-53

(2)  https://sputnik87.files.wordpress.com/2016/04/granma-160316.jpg

(3)  https://sputnik87.files.wordpress.com/2016/04/juventud-rebelde-160316.jpg

(4)  https://www.youtube.com/watch?v=M4lbyJpjkNo

(5)  https://www.jornada.com.mx/2006/04/28/index.php?section=ciencias&article=a02n1cie

(6)  https://www.youtube.com/watch?v=H10xE1CcKxQ

(7)  https://www.efe.com/efe/america/cultura/llega-a-la-habana-pelicula-sobre-ninos-de-chernobil-tratados-en-cuba/20000009-3837578

(8)  https://www.cnnchile.com/mundo/cuba-salud-chernobyl-ninos_20190608/

(9)  https://www.elconfidencial.com/mundo/2019-06-08/cuba-ninos-chernobyl-episodio-accidente-nuclear_2054266/

(10)       https://actualidad.rt.com/actualidad/317523-como-cuba-logro-atender-ninos-chernobil

(11)      https://www.lavanguardia.com/politica/20190601/462609374121/50-ninos-de-chernobil-recibiran-tratamiento-medico-en-cuba.html

FUENTE: LA PUPILA INSOMNE

Chernóbil / Julio Martínez Molina

Durante el siglo XX tres hechos trágicos fundamentales vinculados al factor nuclear estremecieron al planeta. De los dos primeros, el responsable directo fue el gobierno de los Estados Unidos, cuyo presidente, Harry S. Truman, ordenó lanzar los bombardeos atómicos sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki el 6 y el 9 de agosto de 1945, respectivamente.

Más de 120 mil personas muertas -de una población de 450 mil-, además de otras 70 mil heridas y la destrucción instantánea de la ciudad casi en su totalidad provocó la bomba en Hiroshima. En Nagasaki asesinó a  50 mil inocentes -de una población de 195 mil habitantes- y causó más de 30 mil heridos. A dichas víctimas precisa sumarse las derivadas, a lo largo de años y décadas posteriores, de los efectos de la radiación nuclear.
El bombardeo atómico contra civiles en ambas urbes niponas constituye el genocidio más atroz, bárbaro e injustificado de la historia de la humanidad. Estados Unidos guarda la deshonra indeleble de ser el único país del mundo en haber empleado el poder nuclear contra una población civil.
El tercer hecho aludido en el primer párrafo, sin parangón con los dos anteriores en razón del carácter alevoso y taimado de aquellos, es el accidente en el reactor RBMK # 4 de la planta de Chernóbil, Ucrania, el 26 de abril de 1986, originado por el error humano; no por razones intencionales. Dos motivos básicos concatenados viabilizaron la explosión: el primero, de relieve mayúsculo, tanto la desidia y falta de profesionalidad de la dirección al mando de los controles aquella fatídica madrugada, como de los directivos centrales de la propia planta; y el segundo, la inobservancia en el diseño de ese tipo de reactores de todos los requisitos establecidos para instalaciones similares a lo largo del resto del mundo, fundamentalmente la carencia de un edificio de contención.
De acuerdo con los datos oficiales conclusivos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de Naciones Unidas, hubo 31 muertes directas por el accidente, a las que se sumaron otras 4 mil como consecuencia del suceso. Decenas de miles de personas sufrieron efectos, a distinto grado. Entre 1990 y 2011, Cuba atendió a 26 mil 114 víctimas (el 84 por ciento de estas niños ucranianos, bielorrusos y rusos), en diferentes áreas médicas. De 1998 a 2011 una brigada de doctores cubanos atendió aproximadamente a seis mil personas, cada año, en la ciudad de Evpatoria, Crimea. Dicho programa de asistencia médica integral masiva y gratuita, respuesta solidaria de nuestro país a solicitudes de organizaciones sociales de la Unión Soviética, fue silenciado por los grandes consorcios mediáticos corporativos encargados de escribir la historia que le conviene a los ejes de poder.
Es algo que también suelen hacer los emporios audiovisuales, los cuales hallan su camino todavía más abierto cuando en los propios países donde se suscitan los hechos no se toman las iniciativas para emprender la realización de materiales que reflejen sus circunstancias de la forma objetiva. Así, se comprende mejor el surgimiento de una miniserie como Chernóbil (Chernobyl, 2019), coproducción entre la cadena norteamericana HBO y la británica Sky, propiedad del ultrarreaccionario magnate australiano de las comunicaciones Rupert Murdoch.
A resultas, sobre la serie basada en el libro Voces de Chernóbil, escrito por la periodista y escritora bielorrusa Svetlana Alexievich, Premio Nobel de Literatura conocida por su postura adversa a la Unión Soviética y su lapidario axioma “el comunismo es el opio de los intelectuales”, gravitan dos signos contradictorios: la calidad técnica y narrativa marca de fábrica del sello estadounidense y la decisión irrenunciable -del primero al quinto episodios, pero sobre todo en los dos últimos- de introducir una tesis política y contribuir a la satanización de todo cuanto se relacione con el universo socio-político-económico soviético, contextualizado ello dentro de la actual y muy poderosa tendencia del audiovisual occidental hacia la demonización rusa. No sería fútil recordar aquí que, desde el imaginario forjado por los materiales de las casas productoras de Occidente situadas en la misma línea de pensamiento instaurada por los poderes hegemónicos, Rusia representa la continuación directa de la Unión Soviética; no importan las sustanciales diferencias entre ambos modelos.
De tal, los notables valores de producción de Chernóbiltienden a languidecer ante su imperiosa necesidad de mensaje, expresada en un irrefrenable ataque a la URSS en todos los costados (dirigencia, ética -ese dirigente partidista del episodio 2 que humilla y se burla de la científica, en cuyo pleno rostro apura un trago por “los obreros del mundo”; ese villano de manual, puro cartón, al frente de la KGB; esos burócratas y redomados mentirosos del Kremlin-, explotación de estereotipos -zafiedad y alcoholismo de los rusos-, honestidad política -la matriz fundamental injertada por la serie es que la Unión Soviética vivió en su totalidad a base de mentiras, algo muy curioso proveniente de un material facturado en los Estados Unidos, imperio consolidado a base del sofisma y cuyo equipo directivo actual es el culmen de la falsía-; estructuras de poder…), lo cual le quita hierro a la pieza, al demeritarla por su proclividad a la inducción.
Resulta pueril que en una obra que en diferentes apartados exude redondez artística, en el capítulo 4 ubique a la KGB en posición de decidir el mismísimo camino nuclear de la Unión Soviética; si bien esto no resulte nada gratuito, en tanto ha sido resorte esencial de la propaganda occidental anti socialista la impugnación de los aparatos de seguridad e inteligencia de los países de Europa del Este y su calificación como sistemas diabólicos, sanguinarios y hasta supraestatales, aunque en realidad ninguno se comparó ni de lejos con otros como los norteamericanos e israelí, por citar dos ejemplos.
La información epilogar del episodio quinto refiere que las víctimas del accidente podrían alcanzar las 93 mil y que el gobierno soviético (no la OIEA) fijó su cifra en 31. Para provocar un efecto de seriedad por mecanismo de contraste y sensación de exhaustividad factual, introducen el elemento de que “se ha difundido ampliamente que los tres buzos de los tanque murieron como resultado de su operación heroica. En realidad, sobrevivieron los tres. Dos siguen vivos en la actualidad”.
Si el trabajo televisivo se hubiese contenido un poco en su anatema político, en su compromiso ideológico, confiriendo más peso a la evolución psicológica de un mayor grupo de personajes y eludiendo pasajes ridículos como la campesina que mientras ordeña su vaca le cuenta al soldado que la va a buscar para evacuarla una versión siniestra de la historia soviética condensada en un minuto,Chernóbil podría haber constituido otro título remarcable del prestigioso formato de las miniseries sajonas. Podría, habida cuenta del verismo cuasi documental de sus imágenes, del exquisito diseño de producción (es magistral el trabajo de reconstrucción histórica y la atención al detalle: vehículos, tecnología, edificaciones…), la fotografía de tonos plúmbeos del sueco Jakob Ihre, la banda sonora de la islandesa Hildur Guðnadóttir, la encomiable labor de sonido (tributa con fuerza a configurar el perseguido clima de miedo, desolación, peligro), la elección del elenco y la organicidad en la narración.
Uno de los principales méritos del material dirigido por el sueco Johan Renck consiste en su fluencia, su sentido del ritmo de la narración, con cuanto entraña ello de prescindir de zonas muertas y ejecutar buenos pasos en las soluciones dramáticas y la inserción de las elipsis. En buena medida debido a al pulso del guion del norteamericano Craig Mazin, estas cinco horas son un trabajo bastante limpio, sin hojarascas ni trompicones, expedito en la sugerencia propositiva y su capacidad de resolución. Salvo excepciones, porque todas las escenas de los cazadores de animales del segmento postrero nada aportan al desarrollo del relato y antes bien lo entorpecen.
La construcción y desarrollo de los momentos climáticos evidencia la asimilación de los postulados de la mejor escuela del cine de catástrofes, de consuno con el thriller y hasta la pantalla de terror, porque, esencialmente, esta es una historia de catástrofe y terror.
El actor británico Jared Harris y el sueco Stellan Skarsgård, en los roles centrales del físico nuclear Valeri Legásov y del dirigente del Partido Comunista Boris Shcherbina en igual orden, registran par de composiciones memorables. Al menos quien escribe no alberga dudas de que esta figura como una de las más rotundas encarnaciones históricas del intérprete escandinavo, acaso la mejor. Delicioso trabajo el suyo, cuyo componente facio-gestual, sobre todo a partir del momento cuando Legásov le participa que en cinco años ambos estarán muertos debido a la radiación, deviene digno de estudiarse en las escuelas de cine.
Ninguna de las anteriores ponderaciones alcanza, por supuesto, para respaldar a la harto sospechosa calificación de Chernóbil como “la mejor serie de la historia, por arriba de Breaking Bad”, como ya apuradamente certifican en algunos sitios, pero sí para apreciarla y sopesarla -sin entusiasmos mediáticos contaminantes-, en posición críticamente objetiva de verificar sus aquí citados aciertos u otros, pero también reparando en su carga de tintas ideológica y su proclividad manipuladora.

Fuente: LA VIÑA DE LOS LUMIÈRE

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Sobre la red islamista que secuestró a los médicos cubanos en Kenia y que exigen un rescate de casi $1,5 millones de dólares

Nombre oficial del grupo: Karakat Shabaab al-Mujahideen (Movimiento de Jóvenes Muyahidines) pero fuera de Somalia se conoce como Al Shabab, que significa “Juventud”. 

Todo sobre la red islamista que secuestró a los médicos cubanos en Kenia / Los captores de médicos cubanos en Kenia exigen un rescate de casi $1,5 millones de dólares

Assel Herrera y Landy Rodríguez 

Todo sobre la red islamista que secuestró a los médicos cubanos en Kenia

Desde el 12 de abril la red islamista Al Shabab mantiene secuestrados a dos médicos cubanos que prestaban servicio en el noreste de Kenia. La organización es considerada un ala radical joven del grupo terrorista Al Qaeda en Somalia y es una de las más activas en África.

Significado de ‘Al Shabab’

El nombre oficial del grupo es Karakat Shabaab al-Mujahideen (Movimiento de Jóvenes Muyahidines) pero fuera de Somalia se conoce como Al Shabab, que significa “Juventud”. 

Desde 2012 el grupo juró lealtad a Al Qaeda, (proscrito en Rusia y otros países) y ha sido reconocida como una organización terrorista por la Unión Europea, EEUU, Australia, Canadá y Nueva Zelanda. 

Orígenes

Al Shabaab surgió como el ala radical joven del extinto Unión de Tribunales Islámicos de Somalia que controlaba la ciudad capital de Mogadiscio en 2006. La Unión fue expulsada del lugar por las fuerzas etíopes y a partir de ahí hubo un resurgir de este movimiento islámico que se empeña en imponer una versión radical de la ley islámica.

Según se calcula, el grupo tiene unos 7.000 integrantes y su líder ha sido identificado como Abu Zubeyr. Desde 2015, con el ataque a la Universidad de Garissa de Kenia donde murieron unos 147 estudiantes, Al Shabaab se consolidó como una de las organizaciones extremistas islámicas más activas en África.

Una investigación realizada en 2011 por la Liga de Acción del Elefante, reveló que el grupo terrorista participa de la red de tráfico ilegal de marfil y cuerno de rinoceronte, aportando puertos de salida para la mercancía hacia los mercados internacionales, lo que representa el 40% de su financiación.

Principales atentados

En 2018, Al Shabab reivindicó el atentado al Hotel Sahafi, ubicado cerca de la sede del Departamento de Investigaciones Criminales  de Somalia donde murieron al menos 28 personas, entre ellos seis terroristas.

También, en 2017, la organización perpetró una explosión de un camión con explosivos que dejó al menos 276 muertos y unos 350 heridos en Mogadiscio, considerado el peor atentado de la historia de esta ciudad.

Además, en la vecina Kenia se adjudicaron dos grandes masacres, una de ellas en abril de 2015, cuando la organización atacó el campus de la Universidad Garissa, y dejó 147 estudiantes muertos.

Otra fue el atentado al centro comercial Westgate de Nairobi, en septiembre de 2013, cuando un grupo de la milicia islámica secuestró el centro durante cuatro días y abrió fuego contra las personas dejando un saldo de unos 70 muertos.

Desde junio de 2014Al Shabab declaró todo el territorio de Kenia como una zona de guerra.

Según trascendió, el secuestro de los médicos cubanos se produjo en la mañana del 12 de abril, cuando los galenos iban en un vehículo camino al trabajo en pleno centro de Mandera, una ciudad fronteriza con Somalia.

Identificados como Assel Herrera Correa, médico general, y Landy Rodríguez Hernández, cirujano, los cubanos formaban parte de una misión oficial de la isla en Kenia que agrupa a unos 100 galenos.

Fuentes:

Todo sobre la red islamista que secuestró a los médicos cubano / El Blog de Juan Manuel / Mundo.Sputniknews

Los captores de médicos cubanos en Kenia exigen un rescate de casi $1,5 millones de dólares

Moscú (Sputnik) — Los supuestos miembros del grupo yihadista Al Shabab, que secuestraron a dos médicos cubanos en Kenia, exigen un rescate de 150 millones de chelines kenianos (unos 1,48 millones de dólares), informó el diario Daily Nation citando a los ancianos que viajaron a la remota aldea somalí.

El pasado 12 de abril fueron secuestrados los doctores Assel Herrera Correa, especialista en medicina general integral, y el cirujano Landy Rodríguez Hernández, que prestaban sus servicios médicos en el condado de Mandera, en Kenia, mientras que un miembro de las fuerzas de seguridad fue asesinado.

El medio precisa que varios ancianos respetados por las comunidades de Mandera y del poblado somalí de Bulahawo se desplazaron a la aldea, ubicada en la región de Jubaland, en Somalia, para negociar la liberación de los médicos.

Los intermediarios destacaron que los cubanos están vivos y prestan atención médica a los habitantes locales.

El grupo radical Al Shabab, o Movimiento de Jóvenes Muyahidines, mantiene estrechos lazos con Al Qaeda, organización terrorista proscrita, lucha a mano armada contra el Gobierno somalí y obstaculiza la labor humanitaria de las Naciones Unidas en el país africano.

Fuentes:

Los captores de médicos cubanos en Kenia exigen un rescate de casi $1,5 millones
El Blog de Juan Manuel / Mundo.Sputniknews

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina


Posted in Sin categoría | Leave a comment

La verdad que jamás se atrevieron a contarle sobre el desembarco de Normandía

En el 75 aniversario del desembarco de Normandía

La verdad que jamás se atrevieron a contarle sobre el desembarco de Normandía

Por qué se ha falseado la importancia bélica del desembarco de Normandía

La versión presentada por los estudios cinematográficos de Hollywood sobre la trascendencia histórica del desembarco de Normandía – escribe nuestro colaborador Máximo Relti – cobra especial interés al cumplirse su 75 aniversario. Los guionistas y productores cinematográficos de Hollywood, carentes del más elemental rigor científico, escamotean en sus versiones fílmicas una verdad histórica que está avalada por decenas de miles de toneladas de documentos, y que nada tiene con la importancia crucial que se atribuye a aquel desembarco militar

POR MÁXIMO RELTI

El Día D: Desembarco de Normandía / La batalla de Normandía, llamada en clave Operación Overlord, fue la operación militar efectuada por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial que culminó con la liberación de los territorios de la Europa occidental ocupados por la Alemania nazi. Wikipedia
Fecha: 6 jun. 1944 – 25 ago. 1944 / UbicaciónNormandía, Francia


      Se ha cumplido estos días el 75 aniversario del desembarco de los Estados Unidos e Inglaterra en las costas de Normandía. Y una vez más, los intereses ideológicos y chovinistas vuelven a predominar,  tratando de sepultar la verdad histórica sobre lo sucedido.

   O expresado de otra manera: la versión  presentada  por los estudios cinematográficos de Hollywood, integrados y dirigidos por equipos de propagandistas pronorteamericanos, carentes del más elemental rigor científico, vuelve a escamotear decenas de miles de toneladas de documentos, de testimonios personales, de estadísticas, de cartas militares, de mapas, de pruebas fílmicas y documentales, de memorias…   en aras de una narración color rosa que nada tiene que ver con lo que realmente sucedió durante los últimos 11 meses de la Segunda Guerra Mundial.  

      A través de los medios de comunicación se nos está queriendo presentar el 6 de junio de 1944, el archiconocido “Día D” del desembarco aliado en Normandía, como la clave estratégica a través de la cual  se decidió la suerte de la 2ª Guerra Mundial. Sin embargo,  los registros históricos  sobre el valor real  que tuvo aquella operación militar  sitúa  a la narración que nos ofrecen  los medios justamente  en sus antípodas.
 

¿POR QUÉ SE PRODUCE EL DESEMBARCO A TAN SOLO 11 MESES DEL FINAL DE LA GUERRA?

     La verdad es que los alemanes no le prestaban por aquellas fechas una excesiva atención a su peculiar Frente Occidental, un flanco territorial en el que no sucedía nada que les provocara razones para estar inquietos. Desde que la vertiginosa conquista de Franciaconvirtiera la invasión de ese país en un mero “paseo militar”, el interés de Hitler no estaba centrado en aquellos enemigos ubicados a sus espaldas. El alto mando alemán era  perfecto conocedor de que los estadounidenses esperaban que Alemania derrotara a la Unión Soviética  y, también, de que Inglaterra y los Estados Unidos habían desoído reiteradamente los llamamientos urgentes de Stalin para que estos dos países  procedieran a atacar a Alemania  desde el Oeste,  abriendo así un nuevo frente  que obligara a la Wehrmacht a reducir sus divisiones en el Frente Oriental.

      La verdad es que el interés prioritario de los Estados Unidos desde que comenzó la guerra era que los alemanes destrozaran a la Unión Soviética y acabaran, de paso, con el sistema político comunista. Y aunque hoy deliberadamente se trate de ocultar, los grandes hombres de negocios estadounidenses estaban especialmente interesados en que este hecho efectivamente se produjera. Esa es la razón por la que sin ocultarlo habían estado apoyando económicamente a la Alemania de Hitler  con cuantiosas inversiones. 

      Que esto fue así no sólo lo ratifica la voluminosa documentación histórica existente, sino también los diversos testimonios verbales de personalidades relevantes de la vida social y política norteamericana. Por ejemplo,  el del industrial norteamericano Henry Ford, que en 1941 no se ruborizaba cuando se atrevía a proclamar que:

   ”Ni los Aliados, ni tampoco el Eje deberían ganar la guerra. Los Estados Unidos deben proporcionar los medios para que ambas partes sigan luchando hasta que se produzca el colapso de ambos contendientes”.

     Pero no sólo fue este poderoso industrial de la extrema derecha norteamericana el que pensaba de esa forma. El que luego sería presidente  de los Estados Unidos, Harry Truman, dijo en  1941 con el mismo cinismo que lo había hecho Ford:

   “Si Alemania gana, debemos ayudar a Rusia.  Y si Rusiagana, debemos ayudar a Alemania, para que se produzcan el máximo de bajas en cada lado”.

    Esa  doble y cínica política estadounidense solo tuvo su punto final cuando el pueblo soviético hizo doblar la cerviz a Hitler en Stalingrado.A partir de entonces, el Ejército Rojo inició un demoledor avance que no paró hasta llegar a la misma capital del Tercer Reich. Sólo después de  apercibirse de que el Ejército soviético está en condiciones de ganar la guerra por sí mismo, los Estados Unidos reaccionan y se apresuran  a cambiar las tornas. Ahora sus intereses en Europa les exigen  cambiar el letargo por la premura.  Fue sólo entonces cuando se propusieron iniciar, de verdad, el desembarco en Normandía, es decir, apenas once meses antes de que en mayo de 1945 concluyera la Segunda Guerra Mundial en Europa.

EL “ENEMIGO PRINCIPAL” DE ALEMANIA

     La escasa importancia que para los nazis tenía hasta entonces el sosegado Frente Occidental  lo prueba el hecho de que Hitler tuviera tan sólo 60 divisiones  de su Ejército ubicadas en él.  En cambio,  había desplazado más de docientas divisiones al Frente Oriental,  a luchar en contra  de lo que él estimaba como “el enemigo principal”,  laUnión Soviética.  Es evidente, pues,  que los esfuerzos militares de laWehrmacht  estaban concentrados a combatir con intensidad en el“infierno del frente ruso”.


    El  auténtico punto de inflexión de la Segunda Guerra Mundial se produjo con la contraofensiva soviética de 1942, en la batalla deStalingrado. Posteriormente sería redondeado, aún más, con  el resultado decisivo de la batalla de Kursk. El Ejército Rojo había lanzado una poderosa ofensiva desde finales de diciembre de 1943, que  aplastó toda la resistencia militar que trató de interrumpir su arrolladora marcha sobre Berlín.  El Ejército Rojo hizo retroceder a las fuerzas alemanas a lo largo de toda la Europa Oriental. Con clarividente razón,Wiston   Churchill, un hábil pero furibundo enemigo de los bolcheviques, tuvo  que rendirse ante la  evidencia  y reconocer píblicamente que los soviéticos habían  logrado “destrozar las mismas entrañas del Ejército alemán” en Stalingrado.

¿CUÁL FUE EL VERDADERO OBJETIVO DEL DESEMBARCO DE NORMANDÍA?

     El hecho es que tanto ingleses como norteamericanos habían subestimado  el enorme potencial  humano, moral y militar de la Unión Soviética. Por  esa razón, ingleses y estadounidenses terminarían encontrándose con el Ejército Rojo en las mismas puertas deAlemania. Y, muy probablemente, si  el  llamado “Día D”  se hubiera retrasado aún más, se lo hubieran  terminado encontrando en las costas del norte de Francia, justo allí donde ellos iban a desembarcar. 

 
      La verdad histórica es muy  distinta, pues,  de aquella narración idílica que intenta presentarnos el desembarco de Normandía como la“operación militar decisiva”  que puso fin a la Segunda Guerra Mundial . La realidad es que aquel desembarco no fue  otra cosa que  la apertura tardía de  un segundo frente, cuando  ya la Alemania de Hitler  se encontraba desvencijada, agotada y  próxima a la derrota.

      El siempre aplazado desembarco de  norteamericanos e ingleses en las playas de Normandía tuvo como  principal objetivo impedir que,  tan sólo un año antes de finalizar la contienda, el Ejército soviético pudiera obtener en solitario la victoria militar  en el territorio continental europeo.


     Pero, pese a haber tenido lugar aquel desembarco en el norte de Francia, fue en el Frente Oriental  donde continuaron  librándose  las batallas decisivas de la Segunda Guerra Mundial. Y, además, con una particularidad que resulta  interesante agregar:  mientras  las tropas aliadas en su  avance por Europa occidental  fueron  derrotadas  por los maltrechos ejércitos  alemanes en dos importantes batallas  – las Árdenas y en el Market Garden -, el Ejército Rojo mantuvo imparable, victoria tras victoria, su avance ininterrumpido hacia Berlín.Esa es una incontrovertible verdad histórica que nunca Hollywood será capaz de relatarnos.

        Pero con Hollywood o sin Hollywood, eso fue lo que realmente sucedió, aunque  a traves  su factoria  de construcción de ensueños  haya logrado convencer a millones de personas de que la historia fue otra cosa distinta.

Fuentes:

LA VERDAD QUE JAMÁS SE ATREVIERON A CONTARLE SOBRE EL DESEMBARCO DE NORMANDÍA / Canarias Semanal

La verdad que jamás se atrevieron a contarle sobre el desembarco de NORMANDÍA / Agaton

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina
Posted in Sin categoría | Leave a comment

El individualismo: Enemigo de la moral del revolucionario

El individualismo: Enemigo de la moral del revolucionario / Escrito por: Ho Chi Minh (1958)

El Comandante en Jefe Fidel Castro llega a tierra vietnamita en visita oficial. Seria el primer jefe de otro Estado en recorrer zonas liberadas del sur de ese país, agredido por los Estados Unidos.
12 de Septiembre de 1973- El Comandante en Jefe Fidel Castro llega a tierra vietnamita en visita oficial 1

Desde el principio de su existencia, la humanidad ha tenido que luchar contra la naturaleza – las bestias salvajes, el tiempo, etc. – para poder sobrevivir. Para tener éxito en esta lucha cada individuo debe apoyarse en la fuerza de un gran número de personas, en lo colectivo, en la sociedad. Solo, no puede sacar lo mejor de la naturaleza y subsistir.

Para sobrevivir, el hombre también debe producir para obtener alimento y vestido. También la producción se debe apoyar en lo colectivo, en la sociedad. Solo, el individuo no puede producir.
Siendo nuestra era una era civilizada, revolucionaria, uno debe apoyarse todavía más en la fuerza de lo colectivo, de la sociedad para todas las empresas.

Más que nunca el individuo no puede permanecer aparte, sino que debe unirse a lo colectivo, unirse a la sociedad.
Por ello, el individualismo va en contra del colectivismo; el colectivismo y el socialismo sin duda prevalecerán mientras que el individualismo seguro que desaparecerá.
El modo de producción y las fuerzas productivas se desarrollan y cambian incesantemente; por ello también lo hacen el pensamiento del hombre, los sistemas sociales, etc. 
Todos nosotros sabemos que del pasado al presente el modo de producción ha evolucionado, desde la utilización de ramas de árboles y hachas de piedra hasta las máquinas, la electricidad y la energía nuclear. 
Los sistemas sociales también se han desarrollado desde el comunismo primitivo a la esclavitud y el feudalismo hasta el capitalismo, y actualmente cerca de la mitad de la humanidad avanza hacia el socialismo y el comunismo.

NADIE PUEDE DETENER ESTE DESARROLLO Y PROGRESO, MENOS EL INDIVIDUALISMO.
Con el nacimiento de la propiedad privada, la sociedad ha quedado dividida en clases – clases explotadoras y clases explotadas – y de aquí la aparición de las contradicciones sociales y de lucha de clases. Cualquier persona pertenece necesariamente a una u otra clase y nadie queda fuera de ellas. Al mismo tiempo cada individuo representa la ideología de su propia clase.
En la vieja sociedad, los terratenientes feudales, los capitalistas e imperialistas oprimieron y explotaron despiadadamente a los demás estratos sociales, especialmente a los obreros y campesinos. Saquearon la propiedad común producida por la sociedad, la convirtieron en su propiedad privada y vivieron a lo grande.

Pero continuaron sermoneando sobre <<la virtud>>. Pero continuaron sermoneando sobre <<la virtud>>, <<la liberación>>, <<la democracia>>.
Negándose a soportar para siempre esta opresión y explotación, los obreros, los campesinos y otras gentes trabajadoras se han levantado y han hecho la revolución para librarse a sí mismos y para transformar la perversa sociedad vieja en una magnífica sociedad nueva, en la que todo el pueblo trabajador viva feliz, y en la que la explotación del hombre por el hombre quedaría prohibida.
Para alcanzar el éxito, la revolución debe estar dirigida por la clase obrera – la clase más avanzada, consciente, resuelta, disciplinada y mejor organizada – con el partido proletario como su estado mayor. Esto ha quedado incuestionablemente confirmado por la revolución en la Unión Soviética y en los demás países socialistas.
Hacer la revolución, transformar la vieja sociedad en una nueva, es una tarea muy gloriosa pero también muy pesada, una lucha compleja, prolongada y dura. Solamente un hombre fuerte puede viajar una distancia larga con una carga pesada sobre su espalda. Un revolucionario debe tener una base sólida de moral revolucionaria para cumplir su gloriosa tarea revolucionaria.

Habiendo nacido y crecido en la vieja sociedad, todos llevamos en nuestro interior, en diverso grado, restos de esa sociedad en nuestra pensamiento y nuestras costumbres. El peor y más peligroso vestigio de la vieja sociedad es el individualismo.

El individualismo va en contra de la moral revolucionaria. La menor huella de él se desarrollará en la primera oportunidad, asfixiará las virtudes revolucionarias y evitará que luchemos de todo corazón por la causa revolucionaria.
El individualismo es algo muy engañoso y pérfido; hábilmente induce a la reincidencia. Y todos sabemos que es más fácil reincidir que progresar. Por eso es muy peligroso.
Para sacudirse de los vestigios negativos de la vieja sociedad, y para cultivar las virtudes revolucionarias, debemos estudiar seriamente, educarnos y reformarnos para progresar continuamente. De otro modo retrocederemos y finalmente seremos rechazados por la sociedad venidera.
No es solamente yendo a la escuela o asistiendo a los cursos de formación como podemos estudiar, educarnos y reformarnos a nosotros mismos.

Lo podemos y debemos hacer en toda actividad revolucionaria. Las actividades revolucionarias clandestinas, la insurrección general, la guerra de resistencia, la actual construcción del socialismo en el Norte y la lucha por la reunificación nacional son escuelas muy buenas en donde podemos adquirir las virtudes revolucionarias.
La gente con virtudes revolucionarias no teme a las dificultades, a las privaciones, ni a los fracasos; tampoco flaquea ni retrocede. Por el bien de los intereses del Partido, de la Revolución, de la clase, de la nación y de la humanidad, nunca duda en sacrificar sus propios intereses, y si es necesario, incluso sus propias vidas. Esta es una expresión muy clara y noble de la moral revolucionaria.
En nuestro partido, los camaradas Tran Phu, Ngo Gia Tu, Le Hong Phong, Nguyen Van Cu, Hoang Van Thu, Nguyen Thi Minh Khai y muchos otros han dado sus vidas por el bien del pueblo y del partido, dando así magníficos ejemplos de dedicación total a los intereses públicos y de completo desinterés.
La gente con virtudes revolucionarias permanece siendo sencilla, modesta y dispuesta a afrontar nuevas privaciones, incluso cuando se encuentra condiciones favorables y obtiene éxitos. <<Preocuparse del trabajo ante los demás, pensar en el placer después de ellos>>. Debemos pensar en cómo cumplir mejor nuestra tarea, no en cómo conseguir la mayor recompensa. Debemos evitar presumir de los logros pasados y reclamar prerrogativas especiales, o consentir la burocracia, el engreimiento y la depravación. Esto también es una expresión de moral revolucionaria.
En resumen, la moral revolucionaria consiste en lo siguiente:Dedicar la propia vida a luchar por el Partido y la Revolución. Este es el punto más esencial.Trabajar duro por el Partido, observar la disciplina del Partido y llevar a la práctica la línea y política del Partido.Poner los intereses del Partido y del pueblo trabajador antes y por encima de los intereses propios. Servir al pueblo de corazón. Luchar desinteresadamente por el Partido y ser ejemplar en todos los aspectos.Esforzarse en estudiar el marxismo-leninismo y en utilizar constantemente la crítica y la autocrítica para elevar el nivel ideológico propio, mejorar el trabajo propio y progresar junto a los camaradas.Destruir el individualismo para construir conquistas colectivas.
Cada revolucionario debe comprender en profundidad que nuestro Partido es la organización más avanzada y unida de la clase obrera, el dirigente de esta última y del pueblo trabajador en general. Actualmente, nuestra clase obrera, aunque no muy numerosa, se está desarrollando con cada día que pasa. En el futuro, las cooperativas agrícolas se organizarán en todas partes, la maquinaria se utilizará ampliamente en el campo y los campesinos se convertirán en obreros. Los intelectuales estarán bien familiarizados con el trabajo manual, y la diferencia entre trabajadores manuales e intelectuales desaparecerá gradualmente. La industria de nuestro país se desarrollará día a día. Por ello, los obreros serán cada vez más numerosos, su fuerza crecerá, y el futuro de la clase obrera es grande y glorioso. Reformará el mundo y también a sí misma.
El revolucionario debe comprender claramente esto y adherirse firmemente a la posición de la clase obrera para luchar de todo corazón por el socialismo y el comunismo, por la clase obrera y todo el pueblo trabajador. La moral revolucionaria consiste en la lealtad absoluta al Partido y al Pueblo.
Nuestro partido no persigue ningún otro interés que el de la clase obrera y del pueblo trabajador. Por ello, su objetivo inmediato es luchar por la construcción gradual del socialismo en el Norte y la reunificación del país.
Bajo el liderazgo del Partido, nuestro pueblo ha combatido heroicamente; ha derrocado la dominación feudal y colonial y ha liberado por completo el norte de nuestro país. Éste fue un gran triunfo. Pero la Revolución todavía no es totalmente victoriosa, y el propósito actual del Partido es luchar por la reunificación nacional para construir un Vietnam en paz, reunificado, independiente, democrático y próspero, eliminar la explotación del hombre por el hombre en todo el país y construir una nueva sociedad con felicidad y abundancia para todos.
Sin embargo, nuestra industria está todavía retrasada. Gracias a la devota ayuda de los países hermanos, en primer lugar, de la Unión Soviética y China, se está desarrollando. Para que nuestro esfuerzo tenga éxito, nuestros obreros deben rivalizar los unos con los otros y luchar para producir cada vez más deprisa, mejor y más económicamente, observar la disciplina en el trabajo y participar activamente en la gestión de sus empresas; debemos oponernos al despilfarro y a la malversación, y nuestros cuadros deben ser auténticamente laboriosos, ahorrativos, honestos y rectos y unirse a los obreros en el trabajo.
La tierra ha sido asignada a nuestros campesinos, cuya vida ha mejorado parcialmente. Pero el modo de producción todavía es disperso y retrasado; por ello, el rendimiento de la tierra no ha aumentado demasiado y las condiciones de vida han mejorado sólo ligeramente. El movimiento para crear equipos de intercambio de trabajo y cooperativas en nuestros campos debe ampliarse y avanzar con firmeza para producir un firme incremento de la producción; solamente entonces nuestros campesinos podrán escapar de la pobreza y mejorar sus condiciones.
Por ello, la moral revolucionaria consiste en esforzarse por alcanzar el objetivo del Partido, sirviendo fielmente a la clase obrera y al pueblo trabajador y no vacilar nunca, tampoco ser individualistas.
La mayoría de los miembros del Partido y de la Unión de Jóvenes Obreros y la mayoría de los cuadros lo han hecho así, pero otros no. De manera equivocada piensan que ahora que los colonialistas y feudalistas han sido eliminados en el Norte, la Revolución se ha completado con éxito. Así es como dejan que el individualismo se desarrolle en su interior, piden placer y descanso, y quieren escoger su propio trabajo en vez de cumplir con las tareas que su organización les encomienda. Quieren posiciones más elevadas, pero eluden las responsabilidades. Su combatividad y energía se debilita gradualmente, lo mismo que su coraje revolucionario y sus nobles virtudes. Se olvidan de que el primer criterio de un revolucionario es su determinación para luchar toda su vida por el Partido y la Revolución.

Debemos darnos cuenta de que los éxitos que hemos logrado hasta ahora son solamente los primeros pasos de una carretera de mil leguas. Debemos avanzar más lejos, la Revolución debe hacer nuevos progresos. De otro modo retrocederemos y los éxitos que hemos logrado no se podrán consolidar y desarrollar.
Para avanzar hacia el socialismo debemos librar una lucha larga y dura. Debemos tener revolucionarios porque todavía existen enemigos que se oponen a la Revolución.
Hay tres clases de enemigos,
El Capitalismo y el imperialismo son enemigos muy peligrosos. Las costumbres y tradiciones atrasadas también son grandes enemigos: insidiosamente dificultan el proceso de la Revolución. Sin embargo, no podemos reprimirlas, sino que debemos buscar corregirlas con precaución, perseverancia y a lo largo de un período largo de tiempo.
El tercer enemigo es el individualismo, la mentalidad pequeñoburguesa que todavía acecha en cada uno de nosotros. Está esperando una oportunidad – ya sea un éxito o un fracaso – para levantar la cabeza. Es la aliada de las dos categorías anteriores.
Por ello, la moral Revolucionaria consiste – cualesquiera que sean las circunstancias – en luchar resueltamente contra todos los enemigos, manteniendo la vigilancia, estando dispuesto a combatir, y negándose a rendirse, a inclinar la cabeza. Solamente haciéndolo así podemos derrotar al enemigo y cumplir nuestras tareas Revolucionarias.
Debido a su política correcta y a su liderazgo unificado, nuestro Partido puede conducir a la clase obrera y a todo el pueblo hacia el socialismo. Este liderazgo unificado nace de la unidad de pensamiento y de acción de todos sus miembros.
Sin esta unidad seríamos como una orquesta en la que los tambores suenan por un lado y los instrumentos de viento por otro. No nos sería posible conducir a las masas y hacer la Revolución.
Los dichos y hechos de los miembros del Partido están muy relacionados con la Revolución porque ellos ejercen mucha influencia sobre las masas. Por ejemplo: la actual política de nuestro partido y gobierno es, en general y concreto, organizar equipos de intercambio de trabajo y cooperativas para desarrollar la cooperación agrícola.
Pero un cierto número de miembros del Partido y de la Unión de Jóvenes obreros no se unen a ellos, o habiéndolo hecho, no contribuyen activamente a su construcción y consolidación. El individualismo es el que ha conducido a estos camaradas a hacer lo que ellos quieren e ir en contra de la organización y disciplina del partido. Deliberadamente o no, sus acciones afectan al prestigio del Partido, dificultan su trabajo e impiden el avance de la Revolución.
Todas las resoluciones y políticas del Partido apuntan a servir a los intereses del pueblo. Por ello, para un miembro del Partido, la moral Revolucionaria consiste en llevarlas a la práctica con resolución, al margen de las dificultades, y dando ejemplo a las masas. Cada miembro del Partido debe elevar su sentido de responsabilidad para con el pueblo y el Partido. Debe guardarse contra el individualismo y oponerse a él con resolución.
Nuestro Partido representa los intereses comunes de la clase obrera y de todo el pueblo trabajador, no los intereses privados de cualquier grupo o individuo. Esto lo sabe todo el mundo.
La clase obrera lucha no sólo por liberarse a sí misma, sino también para liberar a la humanidad de la opresión y la explotación. Por ello, sus intereses y los del pueblo son los mismos.
El miembro del Partido, en nombre del Partido, representa los intereses de la clase obrera y del pueblo trabajador. Por ello, sus intereses propios se encuentran dentro, no fuera, de los intereses del Partido y de la clase. El éxito y la victoria para el Partido y para la clase significan el éxito y la victoria para el militante. Separado del Partido y de la clase, ningún individuo por mucho talento que tenga, puede llegar a nada.
Para un miembro del Partido, la moral Revolucionaria consiste en poner los intereses del Partido por encima de cualquier cosa, en todas las circunstancias. Si los intereses del Partido están en contradicción con los del individuo, este último debe dejar paso por completo al primero.
Algunos miembros del Partido que no se han librado del individualismo todavía alardean de <<sus servicios al Partido>>, por los que exigen la <<gratitud>> de éste. Quieren disfrutar de los favores, el honor, rango y privilegio. Si sus deseos no se satisfacen, guardan resentimiento contra el Partido quejándose de que no tienen <<ningún futuro>> y de que son <<sacrificados>>.
Gradualmente se alejan de él; peor aún, sabotean su política y su disciplina.
Muchos cuadros y combatientes en el período de la lucha clandestina y de la guerra de resistencia han dado heroicamente sus vidas; muchos héroes del trabajo y muchos trabajadores de élite han hecho todo lo posible por aumentar la producción. Esos camaradas nunca han pedido rangos y honores, nunca han exigido el agradecimiento del Partido.
Nuestro partido tiene carácter de masas y cientos de miles de miembros. Debido a la situación en nuestro país, el grueso de los miembros del Partido procede de la pequeña burguesía No hay nada sorprendente en ello. Al comienzo, bajo la influencia de la ideología burguesa, la posición de algunos miembros del Partido puede carecer de firmeza, su perspectiva puede ser confusa y su pensamiento no del todo correcto, pero debido al hecho de que han sido templados en la Revolución y en la guerra de resistencia, los miembros de nuestro Partido son en general buenos militantes, fieles al Partido y a la Revolución.
Esos camaradas saben que esos miembros del Partido que cometen errores conducirán a las masas al error; por ello, están listos para corregir cualquier equivocación que puedan cometer, en cada momento, y no permiten que se acumulen pequeños errores para convertirse en grandes errores. Practican con sinceridad la crítica y la autocrítica, lo que les hace posible el progresar juntos.
Esto se ajusta a la moral Revolucionaria. Durante sus muchos años de actividad clandestina, nuestro partido, aunque duramente reprimido por los colonialistas, y encontrándose con numerosas dificultades y peligros, se desarrollo y se volvió más fuerte con cada día que pasaba, y condujo a la Revolución y a la guerra de resistencia a la victoria. Esto es debido a su utilización eficaz de esta afilada arma: la crítica y la autocrítica.
Sin embargo, todavía quedan algunos miembros del Partido quienes, incapaces de desprenderse del individualismo, se vuelven arrogantes y presuntuosos y hacen alarde de sus méritos. Mientras critican a otros, no les gusta que se les critique; evitan la autocrítica o la practican sin sinceridad y seriedad. Temen poder perder imagen y prestigio. No prestan atención a la opinión de las masas e ignoran a los cuadros que no pertenecen al Partido. No se dan cuenta de que es difícil no cometer errores en el propio trabajo. Nosotros no tenemos a los posibles errores, sino al fracaso en corregirlos resueltamente. Para afrontarlos, debemos prestar atención a las críticas de las masas y practicar una autocrítica sincera, de otro modo nos quedaremos rezagados y retrocederemos, lo que nos llevará a ser dejados de lado por las masas. Esta es la consecuencia inevitable del individualismo.
Las fuerzas de la clase obrera y del pueblo trabajador son inmensas, sin límites. Pero deben estar conducidas por el Partido si quieren vencer. Al mismo tiempo, el Partido debe permanecer junto a las masas y organizarlas y dirigirlas con habilidad para que la Revolución pueda triunfar.
La moral Revolucionaria consiste en unirse con las masas en un solo cuerpo, confiando en ellas y prestando atención a sus opiniones. A sus dichos y hechos. Los miembros y cuadros del Partido y de la Unión de Jóvenes Obreros se ganan la confianza del pueblo, su respeto y amor, lo unen estrechamente alrededor del Partido, la organización, educan y lo movilizan de manera que con entusiasmo llevarán a la práctica las políticas y resoluciones del Partido.
Esto lo hemos hecho durante la Revolución y la guerra de resistencia. Pero actualmente, el individualismo está rondando a cierto número de nuestros camaradas. Afirmando ser más listos en todo, se extravían de las masas, se niegan a aprender de ellas y solamente quieren ser sus maestros. Son reluctantes a ocuparse del trabajo de organización, propaganda y educación entre las masas. Se ven infectados por el burocratismo y el comandismo. Como resultado, las masas ni confían en ellos, ni les respetan, mucho menos los quieren. Finalmente, no pueden hacer nada bueno.
El norte de nuestro país está avanzando hacia el socialismo. Esta es la urgente aspiración de millones de trabajadores. Esta es la empresa colectiva de las masas trabajadoras bajo el liderazgo de nuestro partido. El individualismo es un gran obstáculo para la construcción del socialismo. Por ello, el éxito del socialismo no puede separarse de la lucha por la eliminación del individualismo.
Luchar contra el individualismo no es <<pisotear los intereses individuales>>. Cada persona tiene su propio carácter, su fortaleza, su vida privada y la de su familia. No hay ningún daño cuando los intereses del individuo no van en contra de los de la colectividad. Pero uno debe darse cuenta de que sólo bajó el régimen socialista cada persona puede mejorar su vida privada y desarrollar su personalidad y sus puntos fuertes.
Ningún régimen iguala al socialismo y al comunismo en mostrar respeto por el hombre, en prestar debida atención a sus legítimos intereses individuales y en asegurar que puedan ser satisfechos. En una sociedad gobernada por la clase explotadora, sólo se satisfacen los intereses individuales de unas cuantas personas pertenecientes a esa clase, mientras que los de las masas trabajadoras quedan pisoteados bajo sus pies. Pero en los sistemas socialistas y comunistas, en los que el pueblo trabajador es el amo, cada hombre es parte del colectivo, desempeña un papel definido en él y contribuye con su parte a la sociedad. Ésta es la razón por la que los intereses del individuo se encuentran dentro de la colectividad y son parte de ella. Solamente cuando se aseguran estos últimos se pueden satisfacer los primeros.
Los intereses del individuo están estrechamente ligados a los de la colectividad. Si hay alguna contradicción entre ellos, la moral Revolucionaria exige que los primeros se rindan frente a los últimos.La Revolución progresa sin cesar. Lo mismo hace el Partido. Y lo mismo debe hacer el Revolucionario.
El movimiento Revolucionario implica a cientos de millones de personas. El trabajo Revolucionario implica miles de tareas extremadamente complejas y difíciles. Para ser capaz de valorar situaciones complejas, ver con claridad las contradicciones y resolver correctamente los diferentes problemas, debemos esforzarnos en estudiar el marxismo – leninismo.
Solamente haciéndolo así podemos consolidar nuestra moral Revolucionaria, mantener con firmeza nuestra posición, elevar nuestro nivel teórico y político y cumplir las tareas que nos confía el Partido.
Estudiar marxismo – leninismo es aprender el espíritu con el que uno debe abordar las cosas, a otra gente y a uno mismo. Significa estudiar las verdades universales del marxismo – leninismo para aplicarlas creativamente a las condiciones prácticas de nuestro país. Debemos estudiar con vistas a la acción. La teoría debe ir de la mano con la práctica.
Pero algunos camaradas solamente aprenden de memoria unos cuantos libros de marxismo – leninismo. Piensan que entienden el marxismo – leninismo mejor que cualquiera. Sin embargo, cuando se enfrentan a problemas prácticos, o bien actúan de manera mecánica, o se ven sumidos en la confusión. Sus hechos no se corresponden con sus palabras. Estudian libros de marxismo – leninismo, pero no buscan adquirir el espíritu marxista – leninista. Solamente quieren demostrar su conocimiento, no aplicarlo a la acción revolucionaria. Esto también es individualismo.

El individualismo genera cientos de peligrosos males: burocratismo, comandismo, sectarismo, subjetividad, corrupción, despilfarro […]. Alta y ciega a sus víctimas para que todas sus acciones estén guiadas por su deseo de honor y posición, no por la preocupación por los intereses de la clase y del pueblo.
El individualismo es un enemigo cruel del socialismo. El Revolucionario debe eliminarlo.
Actualmente, la tarea de nuestro Partido y nuestro Pueblo es esforzarse en aumentar la producción y practicar el ahorro para levantar el norte, llevarlo gradualmente al socialismo y convertirlo en una sólida base para la reunificación del país. Esta es una tarea extremadamente gloriosa. Que todos los miembros del Partido y de la Unión de Jóvenes Obreros, que todos los cuadros de dentro y fuera del Partido estén resueltos a dedicar sus vidas a servir al Partido y al Pueblo. Esta es la noble virtud del Revolucionario, ésta es la moral Revolucionaria, el espíritu del Partido y de la clase que asegura la victoria para el Partido, la clase y el pueblo.
La moral Revolucionaria no cae del cielo. Se desarrolla y consolida mediante perseverancia en la lucha y el esfuerzo diario. Como el jade, cuanto más se pule, más brilla. Como el oro, se vuelve cada vez más puro cuando se le mete en el crisol.
¡Qué mayor fuente de felicidad y gloria que cultivar la propia moral Revolucionaria de manera que produzca una digna contribución a la construcción del Socialismo y a la liberación de la humanidad!
Espero de todo corazón que todos los miembros del Partido y de la Unión de la Juventud Obrera, y que todos los cuadros dentro y fuera del Partido, se esforzarán mucho y progresarán.

Fuentes:

http://redvolucion.net/2019/06/09/el-individualismo-enemigo-de-la-moral-del-revolucionario/?fbclid=IwAR0wM03clLG4yATf1j0GpxxFo67xjq0exrjVCA0T0Zt3gzhiXptNJ7oSPuY

https://carlosagaton.blogspot.com/2019/06/el-individualismo-enemigo-de-la-moral.html

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina
Posted in Sin categoría | Leave a comment

¿Por qué unas “tierras raras” son tan poderosas?

Las tierras raras permiten que los teléfonos móviles y los reproductores de audio digitales emitan sonido y luz. Unos imanes de neomidio hacen que funcionen el altavoz, el motor vibratorio y los pequeños audífonos. Los colores de la pantalla de cristal líquido (LCD) se reproducen con europio (rojos) y terbio (verde).  / Foto: Granma

¿Por qué unas “tierras raras” son tan poderosas? / El gran poder de unas “tierras raras” / El arma de las «tierras raras»

En los celulares, los reproductores de mú­sica, las computadoras, los marcapasos, los drones… una amplia gama de productos de amplio consumo, uso médico, militar y otros estratégico, coincide la dependencia de un mis­mo ingrediente: tierras raras. ¿Por qué incluso se les llega a considerar el equivalente a una ‘opción nuclear’?

Un pequeño grupo de minerales son ingredientes de casi todos los equipos electrónicos que usamos y de los que se han hecho muy dependientes la tecnología en diferentes ramas, y en particular algunos países. De ahí el enorme poder de unas tierras raras. Si no estás al tanto, aquí te ponemos al día.

¿Qué son las tierras raras?

Las tierras raras o metales raros son un conjunto de 17 elementos químicos con características especiales: escandio, itrio y los 15 elementos del grupo de los lantánidos (lantano, cerio, praseodimio, neodimio, prometio, samario, europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio). En realidad, no son tan excepcionales, pero son difíciles de encontrar en las concentraciones deseables y difíciles de procesar, ya que a menudo contienen materiales radioactivos naturales, como el uranio y el torio.

¿Para qué se utilizan?

Las tierras raras tienen una importancia vital para una amplia gama de industrias, desde las tecnológicas hasta las del ámbito militar. Los metales y las aleaciones que los contienen se utilizan en muchos dispositivos que utilizamos todos los días, como la memoria de la computadora, las baterías recargables, los teléfonos celulares, los imanes, las luces fluorescentes, etc. En los últimos 20 años ha habido una explosión en la demanda de muchos artículos que requieren metales raros.

Además, el Ejército utiliza elementos de tierras raras en gafas de visión nocturna, armas de precisión, equipos de comunicaciones y de GPS, baterías y otros dispositivos electrónicos de defensa.

Esa medida económica se considera una de las opciones ‘nucleares’ de China en su batalla con Washington, debido a que el país asiático es el principal productor de metales de tierras raras y posee las reservas más grandes del mundo.

¿Cuán importantes son para EE.UU.?

 EE.UU. depende de los suministros de tierras raras de China, que representan un 80 % de sus compras globales de estos materiales. Pekín controla aproximadamente entre el 85 y el 95 % de la producción y el suministro de todas las tierras raras. El año pasado, el país asiático produjo alrededor del 78 % del volumen global de estos metales.

Las tierras raras se encuentran entre los pocos artículos chinos que las autoridades estadounidenses han excluido de la lista de artículos sujetos a aranceles, lo que demuestra “su importancia estratégica”, según asegura el analista político independiente Alessandro Bruno, quien agrega que China también entiende esa importancia.

El experto recuerda también que el Departamento de Defensa norteamericano “está preocupado por la falta de suministros adecuados de tierras raras en EE.UU., señalando que esto compromete las capacidades de fabricación de armas”.

¿Utilizará Pekín su arma “estratégica”?

Las tierras raras son “ciertamente las armas que China puede usar en su arsenal de negociación comercial contra el presidente de EE.UU., Donald Trump”, opina el analista.

Según el citado experto Alessandro Bruno, si Pekín prohibiera las exportaciones de materiales de tierras raras, podría paralizar la industria global, especialmente las tecnologías emergentes, ya que hay muy pocas opciones para obtener esos metales tecnológicos esenciales de cualquier otro lugar. Con todo, el analista precisa que “China no necesariamente quiere hacer esto, porque plantea un juego largo, y no quiere que Occidente desarrolle alternativas”.

  • Las acciones de tierras raras se dispararon durante la mañana de este miércoles después de que medios estatales chinos advirtieran que Pekín podría utilizar las exportaciones de estos materiales vitales para distintas industrias como un arma en su guerra comercial con EE.UU.
  • El enfrentamiento entre EE.UU. y China se ha agravado en las últimas semanas después de que Washington decidiera incluir en su lista negra comercial a Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones, al que acusa de espiar para Pekín, algo que la compañía niega.

(Actualidad RT: ¿Qué son las tierras raras y por qué son una ‘opción nuclear’ de China en la guerra comercial con EE.UU.?)

El gran poder de unas tierras raras

Un pequeño grupo de minerales son ingredientes de casi todos los equipos electrónicos que usamos y de los cuales nos cuesta mucho desligarnos

En el ajetreo de la vida cotidiana, casi nadie repara en la composición de los objetos que nos rodean y de los cuales nos cuesta mucho desligarnos. ¿Se ha preguntado usted, por ejemplo, de qué están hechos los aparatos electrónicos que usamos? Le sorprendería conocer la coincidencia en los celulares, los reproductores de mú­sica, las computadoras, los marcapasos… y hasta en los controversiales drones, de un mis­mo ingrediente: tierras raras.

Este grupo de elementos del bloque F de la tabla periódica ha penetrado en el tejido de la vida moderna en dimensiones que no hubiésemos imaginado años atrás.

Las primeras tierras raras fueron descubiertas en el siglo XVIII. Hoy se conocen 17 de ellas, que en realidad son metales con radios iónicos y comportamientos químicos muy pa­recidos que dificultan su separación. Una condición que hasta bien entrado el siglo XX todavía no éramos capaces de manejar.

Estos elementos están dispersos en pequeñas cantidades por toda la corteza terrestre. Algunos como el cerio, el itrio y el neodimio son más abundantes que el plomo, y el tulio lo es más aún que el oro y el platino. Pero los yacimientos bastante grandes y con la concentración suficiente como para que merezca la pena explotarlos son, en efecto, muy raros.

Sin embargo, Karl Gschneidner, técnico me­talúrgico del Laboratorio Ames, en Iwoa, EE.UU., asegura que la lista de artículos de uso cotidiano que contienen tierras raras es casi interminable.

Si bien el consumo actual se concentra ma­yoritariamente en la industria automotriz, donde se utilizan en la fabricación de los di­versos magnetos que requiere un vehículo para funcionar, son nuevos mercados, como el tecnológico, los que les han abierto las puertas. De hecho, con el desarrollo de la nanotecnología prácticamente todos los dispositivos de última generación contienen en sus piezas alguno de estos minerales.

Según afirma el experto estadounidense en la revista National Geographic, una de las propiedades más atrayentes de las tierras raras es que los imanes que se producen con ellas son más potentes que los normales y pesan menos, lo cual posibilita que los aparatos electrónicos sean cada vez más pequeños y ligeros.

Los motores de los discos duros de las computadoras, los altavoces en los teléfonos móviles y laptops dependen de estos imanes. Lo mismo ocurre con las guitarras eléctricas, los escáneres de resonancia magnética y los hornos de microondas.

Otra aplicación relativamente reciente, y donde los magnetos también juegan un rol importante, son la última generación de turbinas eólicas. Además, las cualidades de estos elementos son útiles en el mundo de la salud, así como en aleaciones metálicas.

Las tierras raras emiten diferentes longitudes de onda de luz, por lo que con ellas se fabrican dispositivos para identificar billetes falsos. Asimismo, estas propiedades ópticas favorecen el envío de señales a través de fibras ópticas a lo largo de muchos kilómetros, por lo cual su uso está muy extendido en el campo de las telecomunicaciones.

Pero las áreas de eficiencia energética y defensa son las que les han otorgado a las tierras raras su carácter estratégico.

Las Fuerzas Armadas de EE.UU. también dependen de las tierras raras. Para las gafas de visión nocturna, se necesitan lantano, gadolinio e itrio. Los imanes de samario, capaces de soportar altísimas temperaturas, permiten controlar los aviones no tripulados (drones) Predator y los misiles Tomahawk. 

Debido a su gran capacidad de conducir la energía, estos metales se emplean en los productos asociados a la iluminación (bombillas, lámparas, etc.) y en particular en aquellos que se basan en la tecnología LED, que está en alza en el mercado internacional porque sus aplicaciones funcionan con menos electricidad y, por tanto, son más baratas.

En el área de defensa, se usa neodimio para fabricar telémetros láser, sistemas de orientación y de comunicaciones, mientras que el erbio se destina al desarrollo de amplificadores en transmisión de datos de fibra óptica y el samario en armas de precisión.

UN MERCADO PRÁCTICAMENTE CHINO

Hasta la década de los años ochenta, Estados Unidos dominó la lista de productores de tierras raras, con el 13 % de las reservas a nivel global. Pero su época dorada acabó cuando China —con el 48 % de las reservas— irrumpió en este mercado.

La nación asiática llevaba varias décadas desarrollando técnicas para la separación de las tierras raras —una tarea que es muy complicada debido a las propiedades químicas de estos elementos—, y pronto desplazó a sus competidores.

Actualmente, más del 85 % de la oferta mundial viene de China y prácticamente el 100 % de las tierras raras “pesadas” —o sea, europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio— también están en su territorio.

Otros países como EE.UU., Rusia, Canadá y Australia siguen siendo grandes productores de tierras raras. Pero sus producciones son ínfimas comparadas con las de China.

En el 2010 y bajo el criterio de proteger sus recursos naturales y darle a la producción local un mayor valor agregado, el gigante asiático aplicó nuevas políticas para que las  multinacionales trasladaran sus instalaciones productivas a ese país.

A las economías más industrializadas, co­mo Estados Unidos, Japón y el bloque de la Unión Europea, no les agradó la medida y se vieron obligadas a explorar nuevas reservas que le permitan a Occidente recuperar parte de la oferta de estos recursos. En ese sentido, se comenzó a pensar en la Luna —donde se sabe existen yacimientos de estas tierras—, así como en las profundidades de los océanos. Recientemente, un equipo japonés descubrió la presencia de estos minerales en el Pacífico.

“Las tierras raras son demasiado importantes para nosotros como para mantenernos al margen”, dijo el ex presidente de Estados Uni­dos, Barack Obama, cuando su país junto a varias otras naciones presentaron ante la Or­ga­nización Mundial de Comercio (OMC) una acción para intentar revertir la decisión soberana de China.

Pero la tendencia de la segunda economía del mundo a limitar las exportaciones de algunos de estos elementos estratégicos obedece a una necesidad de autoabastecimiento para dar prioridad al comercio de productos de mayor valor agregado, como han abogado los políticos chinos.

No obstante, la crisis ha generado un alza de los precios de las tierras raras a nivel global. Por ejemplo, el disprosio, que se usa para fabricar los discos duros de las computadoras, se ha llegado a vender a más de 400 dólares el kilogramo, mientras que diez años atrás su precio no superaba los 15 dólares.

La demanda, mientras tanto, no muestra signos de disminuir. Según las previsiones, en el 2015 la industria mundial consumirá unas 185 mil toneladas de tierras raras, casi el doble de lo que se consumió en el 2010.

El arma de las «tierras raras»

En uno de sus tantos frentes que tiene abierto Estados Unidos en su afán por dominar al mundo, la guerra comercial y de aranceles respecto a China ha ido tomando ribetes impredecibles y el gigante asiático, responde a esos desafíos, con serenidad y dignidad, como debe ser.

Lo último planteado por el mandatario Donald Trump, la imposición de nuevos aranceles a cientos de productos chinos y poner en lista negra al gigante de las telecomunicaciones, Huawei, han disparado las alarmas ante lo impredecible del futuro comercial global.

A estas medidas, China sigue valorando las que emprenderá como respuesta a Trump, y en las últimas horas ha salido a relucir en las redes, el tema de las conocidas «tierras raras».

Se trata de tierras que contienen un conjunto de 17 elementos químicos indispensables para la fabricación desde teléfonos inteligentes a televisores, pasando por cámaras y bombillas, hasta medios militares.

En días pasados aparecieron en la prensa imágenes del presidente Xi Jinping visitando una fábrica de tratamiento de «tierras raras» en Ganzhou, en el centro de China.

Tal visita ha sido considerada por varios medios de prensa como el indicio de que China dejará de exportar «tierras raras» a los Estados Unidos, como respuesta a la guerra de aranceles impuesta por Washington.

«Al librar una guerra comercial contra China, Estados Unidos corre el riesgo de perder el suministro de materiales vitales para mantener su fortaleza tecnológica», dijo la agencia oficial de noticias Xinhua en un comentario.

Por su parte, el periódico estatal Global Times advirtió en un editorial que «Estados Unidos lamentará haber forzado la mano a China en las tierras raras».

Vale recordar que la nación asiática produce más del 95% de las tierras raras del mundo, y Estados Unidos depende de China para el 80% de sus importaciones.

De implementarse, las restricciones a las exportaciones a EE.UU. podrían tener un gran impacto en industrias importantes valoradas en billones de dólares que dependen de esos minerales.

En cuanto al origen de este enfrentamiento, el gigante tecnológico chino Huawei, afronta también una orden de Trump que le impide acceder a componentes electrónicos estadounidenses usados  para sus productos.

No obstante, la Casa Blanca no ha proporcionado pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad del país del Norte.

Ante esta envestida de Trump, el presidente chino Xi Jinping, ha asegurado que «los minerales raros son un recurso estratégico importante», de acuerdo con la agencia oficial de noticias Xinhua.

Mientras, de acuerdo con el sitio Bloomberg, «los fabricantes estadounidenses de imanes que van a vehículos eléctricos, drones y aerogeneradores tendrán que vivir con mayores costos de tierras raras durante el próximo año si China frena los envíos de la materia prima».

Sin dudas, es un camino lleno de espinas y transitarlo no solo perjudicará al creador del problema, Estados Unidos y a la nación asiática, sino que tendrá efectos colaterales en otras muchas economías del planeta.

VER INFOGRAFÍA: Minerales Raros

Fuentes: ¿Sabías? / ¿Una ‘opción nuclear’? ¿Por qué unas tierras raras son tan poderosas? / El gran poder de unas tierras raras / Tierras raras / El arma de las «tierras raras»

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina

Posted in Sin categoría | Leave a comment

El bloqueo económico de EE.UU. contra Cuba: Manipulaciones históricas y evolución reciente

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/junio/06/Bloqueo6.jpg

El bloqueo económico de EE.UU. contra Cuba: Manipulaciones históricas y evolución reciente / Por José Luis Rodríguez

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/junio/05/NuevasRestriccionesViajesaC.jpg

El inicio de la ruptura del dominio total que Estados Unidos ejercía sobre la economía cubana con el triunfo revolucionario del 1º de enero de 1959, fue el factor decisivo para que –a partir de ese mismo momento- se iniciaran acciones encubiertas en contra del Gobierno Revolucionario cubano.

Desde un inicio se hizo prácticamente imposible negociación alguna que permitiera una relación civilizada entre Cuba y el vecino del norte, a partir del no reconocimiento por Estados Unidos del gobierno cubano como estado soberano y por tanto, en igualdad de derechos con el gobierno norteamericano.

Una lectura neocolonial de las relaciones con Cuba –que se inició en el siglo XIX-, no ha dejado de estar presente desde el propio año 1959 en los dirigentes de Estados Unidos y junto a ella ha primado la decisión de producir un eufemístico “cambio de régimen” en Cuba, que no ha sido más que la voluntad de destruir la Revolución.

De este modo, las agresiones norteamericanas –incluyendo la invasión militar mercenaria de Girón en 1961- se han sucedido en los últimos 60 años, utilizando desde los métodos del terrorismo más brutal y el apoyo a las bandas de contrarrevolucionarios en los años 60, hasta el soft power o track II como parte de la guerra mediática y diversionista que se inició en los años 80, hasta el bloqueo económico, que ha permanecido vigente en el arsenal de medidas contra Cuba desde el propio año 1959, aunque el mismo fue aprobado oficialmente en febrero de 1962 por el presidente Kennedy, mediante la Orden Presidencial Nº 3447.

En la actualidad, cuando parecía que ya se agotaba el arsenal de  medidas para fortalecer el bloqueo a Cuba, la administración de Donald Trump se propuso activar el título III de la Ley Helms-Burton aprobada en 1996 por el congreso de Estados Unidos, la cual tuvo como antecedentes inmediatos la coyuntura negativa que supuso el Período especial para el pueblo de Cuba. Para ello se han reeditado las mismas mentiras contenidas en las bases que argumentan dicha ley y que hoy pretenden revalidarse.

Es por ello que una breve revisión histórica resulta indispensable para revelar la verdadera naturaleza de la medida que ahora impulsa el gobierno norteamericano.

En efecto, al desaparecer los países socialistas en Europa la economía cubana entró en la crisis más profunda que debió enfrentar el país desde 1959.

Lógicamente esto no pasó inadvertido para los que diseñaban el bloqueo contra nuestro país.

El impacto de la crisis –denominada en Cuba como el Período especial en tiempo de paz, el cual se proclamó en agosto de 1990-[1] resultaría brutal. En efecto, el PIB cayó sin parar un 34,8% entre 1989 y 1993 y el país comenzó a aplicar una estrategia basada en el enfrentamiento a la crisis al menor costo social posible, reinsertando la economía en las nuevas condiciones internas y externas que emergían, contando para ello con el consenso político indispensable entre la población.

En medio de esas circunstancias, se aprobó en Estados Unidos la Ley Torricelli (Ley para la Democracia Cubana) en octubre de 1992. Mediante esta disposición el gobierno de Estados Unidos prohibió nuevamente las exportaciones a Cuba de las compañías subsidiarias norteamericanas en terceros países, que había sido inicialmente aprobada por la administración de Gerald Ford en 1975.

De forma simultánea en 1992 Cuba presentó por primera vez un proyecto de resolución a la Asamblea General de la ONU titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, el cual fue aprobado por 59 votos a favor y 3 en contra con 71 abstenciones.

Al respecto es importante registrar que esta resolución se ha aprobado desde entonces todos los años en Naciones Unidas, alcanzando en 2018 189 votos a favor y solo 2 en contra (Estados Unidos e Israel). Sin embargo, Estados Unidos –que solo ha conseguido cuando más 4 votos en contra en 26 años-, se niega a aceptar la voluntad mundial expresada casi unánimemente de forma sistemática en la ONU.

A partir de un gran esfuerzo, sin financiamiento externo y con una estrategia económica y social flexible, Cuba logró frenar la caída del PIB en 1994 y comenzó nuevamente a crecer, logrando –entre otros elementos positivos- la entrada de inversión extranjera directa de forma significativa en sectores como el níquel, el tabaco, el turismo, el sector energético y las telecomunicaciones entre los más importantes, todo lo cual llevó a una nueva Ley de la Inversión Extranjera aprobada por el parlamento cubano en septiembre de 1995.

En esta coyuntura y para enfrentar la gradual atracción al capital extranjero de la economía cubana y el inicio de su proceso de recuperación, se aprobaría en 1996 una nueva ley que –por sus implicaciones hasta el presente- es necesario examinar con cierto detenimiento.

El gobierno de Bill Clinton desde sus inicios había retomado la política del “soft power” o “track II”[2] en la política hacia Cuba, por lo que había optado por desarrollar un nivel de penetración ideológica y cultural en el país, unido al estímulo a la disidencia contrarrevolucionaria interna. Esta política –complementaria a las presiones del bloqueo económico ya existente- se desarrollaba a los efectos de erosionar la base de apoyo de la Revolución en las circunstancias críticas del Período especial, logrando así supuestamente el derrocamiento del gobierno cubano.[3]

La política de Clinton fue obstaculizada en todo lo posible por un congreso dominado por el partido Republicano,[4] que observaba con incredulidad como Cuba iba remontando el Período especial y reclamaba medidas más duras contra Cuba. De tal modo, Jesse Helms paso a presidir el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, presentando una agenda de 10 puntos para modificar la política exterior del gobierno de Bill Clinton, donde se privilegiaba el caso de Cuba.

Ya en 1995 fue elaborado un proyecto de ley por el senador Jesse Helms y el representante Dan Burton, ambos gozando de un expediente de anticomunistas y ultraderechistas en toda su trayectoria. Para esta tarea contarían con el apoyo total del lobby anticubano del Congreso, que integraban personajes como Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln Díaz-Balart y Bob Menéndez.

Fue así que se elaboró el proyecto de Ley para la Libertad y Solidaridad Democrática, conocida como Ley Helms-Burton el cual estaba en punta para ser votado a inicios de 1996, pero que contaba con la oposición inicial del gobierno demócrata.

En efecto, ya en una audiencia del senado realizada en junio de 1995, el subsecretario de Estado –Peter Tarnoff- declararía que: “…la ley violaba los derechos constitucionales del poder ejecutivo para conducir la política exterior del país, también varios tratados internacionales, las obligaciones de Estados Unidos ante el FMI y el Banco Mundial, así como las relaciones con socios extranjeros, que en represalia podían tomar medidas similares contra empresas estadounidenses.” Y más adelante señalaría que “…si Estados Unidos se arrogaba tales facultades para sus cortes, nada impedía que otros países hiciesen lo mismo (…) “…bajo la ley internacional Estados Unidos no tenía ningún derecho a intervenir en un asunto que correspondía a un Estado extranjero dentro de sus propias fronteras.”[5]

No obstante, la ley fue firmada por el presidente Clinton en marzo de 1996, con lo que la aplicación del bloqueo contra Cuba pasaba a ser decidida por el Congreso y no por el presidente, como había ocurrido hasta entonces.

La aparente contradicción en lo relativo a la valoración de la ley por parte del gobierno, se explica tomando en cuenta que –siendo 1996 un año de elecciones- Clinton no estaba dispuesto a enfrentar una opinión pública negativa que pudiera afectar su reelección, máxime cuando el pretexto inmediato para firmar la ley fue en represalia por el derribo -por la fuerza aérea cubana- de dos avionetas el 24 de febrero, las que repetidamente habían violado el espacio aéreo nacional, dejando caer proclamas sobre la capital del país en varias ocasiones y desoyendo las repetidas advertencias de Cuba a Washington para que controlara estos peligrosos vuelos que partían de territorio norteamericano.

La mencionada ley[6] se estructuró así no como una medida más del bloqueo norteamericano contra nuestro país. En realidad la misma era contentiva de un programa de acciones dirigidas a condicionar la eliminación del bloqueo al tránsito a un gobierno “democrático” y “libre” para Cuba, -de acuerdo a los criterios del gobierno estadounidense-, detallando todos los pasos que debían cumplirse estrictamente para ello.

Por otro lado, se utilizaron en la misma y se trató de fundamentar el uso de términos dirigidos a ocultar la realidad que constituyen hasta hoy mentiras flagrantes, tales como el término “embargo”, que la propia ley define mucho más allá de la definición convencional de la palabra al entender “…el embargo económico (incluidas todas las restricciones al comercio o a la realización de transacciones con Cuba, los viajes hacia ese país y desde él y todas las restricciones de compraventa de propiedades en las que Cuba o nacionales cubanos tengan interés)…” todo lo cual define un bloqueo y no un simple embargo en el marco de relaciones bilaterales en conflicto.

De igual modo, para cumplir con el objetivo de obstaculizar la inversión extranjera en Cuba, se define la confiscación como “la nacionalización, expropiación por el gobierno de Cuba de la propiedad o el control de un patrimonio”, cuando se esclarece en la práctica del derecho internacional y de las leyes que lo rigen, que la confiscación no lleva compensación alguna, mientras que la nacionalización –como la que realizó Cuba mediante la Ley 851 en 1960- si la contempla y así se aplicó a todos los extranjeros con propiedades nacionalizadas en el país, salvo en el caso de Estados Unidos, donde su propio gobierno prohibió a las entidades afectadas solicitar indemnizaciones a sus empresas en 1960, convencidos en que el problema se resolvería manu militari en la invasión que se preparaba en ese momento y que fue derrotada en abril de 1961.

De tal modo, la Ley se compuso de cuatro títulos:

  • En el Título I “Fortalecimiento de las sanciones internacionales contra el gobierno de Castro” resumió y amplió las sanciones puestas en práctica por normas anteriores, incluyendo todos los tipos de agresión no armada empleadas contra Cuba hasta entonces.
  • En el Título II “Ayuda a una Cuba libre e independiente” codificó las condiciones que tendría que cumplir el país para que se levantara totalmente el bloqueo, que eran ni más ni menos, el derrocamiento del gobierno revolucionario y el establecimiento de un gobierno supuestamente democrático y libre, pero sometido en todo al de Estados Unidos, lo que liquidaría la noción de la soberanía nacional.
  • El Título III “Protección de los derechos de propiedad de nacionales de los Estados Unidos” contenía dos decisiones al margen de los conceptos universalmente aceptados por el derecho internacional. Por un lado, se redefinía el derecho internacional al afirmar la vigencia de la extraterritorialidad en la aplicación de las leyes, señalándose que “El derecho internacional reconoce que una nación puede establecer normas de derecho respecto de toda conducta ocurrida fuera de su territorio que surta o esté destinada a surtir un efecto sustancial dentro de su territorio.”[7]

Por otra parte, la Ley se aplica -a los efectos de las reclamaciones por propiedades “confiscadas”- con carácter retroactivo, al legislarse que la misma reconoce las reclamaciones “…independientemente de que el nacional de los Estados Unidos fuese o no un nacional de los Estados Unidos (según se define en el párrafo 1 de la sección 502) en el momento en que el Gobierno de Cuba tomó la medida.”[8] Es decir, se otorga una potestad válida para un ciudadano norteamericano a otro que no lo era en el momento del acto de nacionalización, decisión totalmente arbitraria y motivada políticamente.

  • La Helms Burton concluía con un Título IV “Exclusión de determinados extranjeros” que incluía las sanciones a extranjeros que violaran lo dispuesto en la ley.

Aunque no era la primera vez que se pretendía aplicar una norma jurídica norteamericana con carácter extraterritorial, (la Ley Torricelli tiene ese carácter) la forma en que la misma se formulaba en esta ley inmediatamente desató un conflicto internacional.

Sucedió entonces que se aprobaron o se reformularon en el propio año 1996 un conjunto deleyes antídoto”: En la Unión Europea el Estatuto del Bloqueo de la UE, que llevó a la formulación de una demanda contra Estados Unidos en la OMC; en Canadá la Ley Contra Medidas Extraterritoriales Extranjeras de Canadá y en México la Ley de Protección al Comercio y la Inversión de Normas Extranjeras que Contravengan el Derecho Internacional.

Por su parte, el parlamento cubano aprobó en 1996 la Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubanas (Ley 80) en la que se declara en su artículo 1: “…ilícita la Ley “Helms-Burton”, inaplicable y sin valor ni efecto jurídico alguno.” Al propio tiempo en su artículo 2 reafirma la voluntad de negociar la justa compensación por los bienes expropiados, pero que esas compensaciones “deberán ser examinadas conjuntamente con las indemnizaciones a que el Estado y el pueblo cubanos tienen derecho, con motivo de los daños y perjuicios causados por el bloqueo y las agresiones de todo tipo, cuya responsabilidad corresponde al Gobierno de los Estados Unidos de América”, según se recoge en el artículo 3 de la Ley.[9]

En 1999 la Ley 80 fue complementada con la Ley de Protección de la Independencia Nacional y la Economía de Cuba (Ley 88), que fija las penalizaciones para los casos en que se contribuya a la aplicación de la Ley Helms Burton.[10]

En relación al controversial tema de las indemnizaciones y partiendo de la existencia máxima de un valor en libros de las propiedades norteamericanas nacionalizadas en Cuba, existe un valor certificado por Estados Unidos en 1972 que gira en torno a 1 800 millones de dólares, el cual tiene actualmente un valor que se estima en torno a 8 000 millones, por los intereses acumulados entre 1972 y 2018.

Sin embargo, el perjuicio económico causado por el bloqueo a Cuba se calculó hasta el 2018 en una cifra de 134 499 millones 800 mil dólares,[11] a lo que habría que añadir el reclamo actualizado por daños humanos, que en el año 1999 se estimaron en 181 100 millones de dólares.

Particularmente el carácter extraterritorial planteado en el Título III de la Ley Helms-Burton desató tal volumen de cuestionamientos a nivel internacional, que el gobierno de Estados Unidos acordó con la Unión Europea su no aplicación a cambio de que se retirara la demanda presentada en su contra en la OMC y que el Consejo de Ministros de la UE adoptara una llamada “Posición Común” contra Cuba, reclamándole respeto a los derechos humanos y a la democracia, iniciativa patrocinada por el derechista José María Aznar, presidente del gobierno de España de entonces.[12]

El escaso margen de maniobra que fue dejado al presidente de Estados Unidos para definir las relaciones con Cuba fue empleado por Bill Clinton para continuar aplicando el track II en el resto de su mandato. De tal modo, en el año 2000 hizo que el congreso aprobara la Ley de Reforma a las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones que permitió la exportación de productos agrícolas y medicamentos, -presumiblemente bajo presiones del lobby agrícola norteamericano- pero en condiciones totalmente restrictivas, ya que se exigía el pago por adelantado, sin créditos posibles, el transporte debía hacerse en barcos de EEUU y no se podía pagar en dólares. Adicionalmente –como parte de las concesiones a los congresistas anti cubanos- una disposición contenida en esta ley prohibía el turismo de los estadounidenses en Cuba.

Producto de esta ley las importaciones cubanas de Estados Unidos alcanzaron un máximo de unos 712 millones de dólares en el 2008, descendiendo desde entonces hasta solo 307 millones en el 2017.

Avanzando en el camino de la confrontación, a partir del 2001 la administración de George Bush hijo introdujo nuevamente una grupo de medidas punitivas contra Cuba, probablemente ante el “insuficiente” impacto de la Ley Helms Burton -así valorado por los republicanos- para acabar con el gobierno cubano.

De tal modo, en el año 2004 a solicitud del presidente, se elaboró por el Departamento de Estado el Informe de la Comisión para Asistir a una Cuba Libre,[13]con el objetivo de “…identificar medios adicionales para poner fin rápidamente al régimen cubano.”[14]En este documento se incluía un detallado plan a aplicar por Estados Unidos -una vez que se lograra el derrocamiento del gobierno cubano- con el objetivo de reimplantar el capitalismo dependiente en Cuba, bajo la dirección de un coordinador nombrado por el gobierno norteamericano.

En este documento destaca la reducción de las autorizaciones para viajes a Cuba –con una redefinición inédita del concepto de familia para los cubanoamericanos, que solo podrían viajar una vez cada tres años- así como una disminución de las remesas a enviar al país. También resaltan una serie de medidas encaminadas a fortalecer el bloqueo a Cuba y la persecución acrecentada a inversionistas y financistas extranjeros por parte de la OFAC.[15]

En otro giro de la situación, en marzo del 2009 las restricciones para viajar a Cuba fueron modificadas por el presidente Obama, aunque no cambió la esencia de la política de bloqueo contra Cuba.[16]

De tal forma, las medidas adoptadas por el gobierno de EE. UU. entre el 2009 y el 2014 reflejaron un nuevo impulso a la política del track II ya desarrollada por Clinton en los años 90, todo ello en un ambiente más favorable hacia Cuba, que se reflejó en un conjunto de decisiones –que si bien no afectaron esencialmente el bloqueo-, mostraron una mayor distensión en las relaciones entre los dos países.

Este ambiente alcanzó un punto culminante con el acuerdo entre Cuba y Estados Unidos para iniciar un proceso de normalización de las relaciones entre los dos países que se alcanzó el 17 de diciembre del 2014 y que conduciría al restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU.

Resulta de importancia en este punto registrar el reconocimiento por parte de Obama de la inviabilidad del bloqueo para producir un cambio en el sistema político cubano, lo que se reflejó en su discurso Sobre el Estado de la Unión de enero de 2015, cuando expresó: “Cuando uno hace algo que no funciona durante cincuenta años, es hora de probar algo nuevo. Nuestro cambio de política en relación con Cuba tiene el potencial de poner punto final a un legado de falta de confianza en nuestro hemisferio; desmorona una excusa ficticia para imponer restricciones en Cuba; defiende los valores democráticos; y extiende una mano de amistad al pueblo cubano. Y este año, el Congreso debería iniciar el trabajo de poner fin al embargo.”[17]

En el período de la presidencia de Obama, se firmaron 22 acuerdos, se produjo una flexibilización de los viajes a Cuba, se autorizó el establecimiento de vuelos directos de las líneas aéreas, se adoptaron decisiones para estimular el sector privado en el país, se mejoraron las comunicaciones y –al mismo tiempo- se mantuvo la ofensiva política e ideológica en el terreno de los derechos humanos y el sistema político cubano, entre otros aspectos, al tiempo que se incrementaban las multas aplicadas por la OFAC por  “traficar con activos cubanos” a bancos e instituciones financieras en todo el mundo, pero –especialmente- a entidades francesas, las cuales alcanzaron 14 397 millones de dólares en esos años.

La proyección de esta estrategia se reflejó en la Directiva Presidencial de Política. Normalización entre los Estados Unidos y Cuba, emitida por Obama en octubre del 2016. Una visión más clara y evidente del track II a través de este documento resalta cuando se plantea en el mismo:

“Nuestra política está diseñada para apoyar la capacidad de los cubanos de ejercer sus derechos humanos universales y libertades fundamentales, con la expectativa de que un mayor comercio ofrezca a un segmento más amplio de la población cubana la información y los recursos necesarios para lograr un futuro próspero y sostenible. En la consecución de estos objetivos, no estamos tratando de imponer un cambio de régimen en Cuba; estamos, en cambio, promocionando valores que apoyamos en todo el mundo respetando al mismo tiempo que corresponde al pueblo cubano tomar sus propias decisiones sobre su futuro.”[18]

No obstante, la apertura de un proceso de normalización de las relaciones con EE.UU.[19] tuvo un impacto positivo para Cuba en términos económicos, ya que este proceso creó un “efecto demostración positivo” en el resto de Occidente, lo que se reflejó en el incremento de los créditos al país –en buena medida a partir de procesos favorables de renegociación de la deuda oficial vencida-[20]y el impulso a la inversión extranjera, todo lo cual contribuyó a que el crecimiento del PIB en el 2015 alcanzara un 4,4% y que Cuba pudiera normalizar su situación financiera externa en cuanto a la deuda externa oficial se refiere.

II

Con la sorpresiva victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos en noviembre del 2016, se inició un nuevo giro negativo en las relaciones con Cuba, que ya se prefiguraban en sus discursos de la campaña electoral.

De tal modo, con el objetivo declarado de revertir los modestos avances logrados por Barack Obama, Trump firmó en junio del 2017 el Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba, que derogó el memorando firmado por Obama en octubre de 2016, restringió nuevamente los viajes a Cuba y prohibió las operaciones de personas naturales o jurídicas norteamericanas con las empresas del Grupo de Administración Empresarial (GAESA) del MINFAR. También se establecieron restricciones adicionales para recibir remesas y viajar a personas que el gobierno de EE.UU. considere vinculadas al gobierno cubano.

Adicionalmente en el segundo semestre de 2017 se canceló el trabajo del consulado de EE.UU. en Cuba y la emisión de visas a cubanos, bajo el pretexto de afectaciones por supuestos “ataques sónicos” a los diplomáticos norteamericanos, sin que hasta el presente medien pruebas, ni se brinde acceso a los afectados para comprobar estas alegaciones.[21]

Con esta medida se pretende evidentemente crear una presión política adicional interna en Cuba para todas las personas que deseen viajar a Estados Unidos –comenzando por los familiares de los cubanos que viven en esa nación-, que ahora deberán tramitar su visa en un tercer país, con la consecuente elevación del costo de ese trámite, medida que, además, viola los acuerdos migratorios firmados anteriormente entre los dos países.

En medio de una política de agresividad creciente y violación de los principios del derecho internacional, el gobierno de Trump decidió también reactivar el Título III de la Ley Helms Burton –a diferencia de la posición de los presidentes norteamericanos asumida desde 1996- lo que ha abierto la puerta a la aplicación extraterritorial de una ley norteamericana, que ni Cuba, ni otros países están dispuestos a aceptar. Al respecto ya se han pronunciado en contra de la aplicación del mencionado título, además de Cuba, Canadá, la Unión Europea, España y México.

Ciertamente, -tal y como sucedió durante los años más agudos del Período especial- se trata de aprovechar en estos momentos una coyuntura económica adversa para el país con el objetivo de agredirlo por todos los medios posibles, pero también afectando intereses legítimos de empresas norteamericanas que se ven privadas de realizar negocios con Cuba en condiciones favorables.

En efecto, un estudio publicado en marzo del 2016 destaca que –de suprimirse las restricciones por parte de Estados Unidos y con menores barreras de importación en Cuba- a mediano plazo las exportaciones de EE.UU. llegarían a un estimado de 2 232.3 millones de dólares, 7,3 veces lo alcanzado en el 2017.[22] Por otro lado, de eliminarse completamente el bloqueo económico el PIB de Cuba crecería un 2% más cada año, según estimados internacionales.[23]

No debe pasarse por alto que –frente a esta nueva agresión- también existen alternativas para enfrentar el intento de aplicación del Título III de la Ley Helms Burton. Ya se han producido algunas demandas en tribunales de EE.UU., como la presentada por la firma Exxon contra las empresas CUPET y CIMEX, pero frente a ella puede presentarse una contrademanda que destaque como esa empresa no actúa de buena fe, ya que renunció a la indemnización propuesta por Cuba en 1960 sin una razón válida para ello, e iniciar así un largo proceso en los tribunales norteamericanos que pudiera durar años.

También Cuba pudiera retomar los avances en las negociaciones para compensar las nacionalizaciones que se llevaron a cabo en 2015 y 2016 para disuadir reclamaciones que no se reconocerían bajo ningún concepto bajo la aplicación de la Ley Helms Burton. Finalmente, Cuba pudiera abrir la posibilidad de inversiones de cubanoamericanos como otra alternativa en estos momentos, lo que mostraría una disposición favorable de cara a un segmento específico de ciudadanos de Estados Unidos, frente a la hostilidad del gobierno norteamericano.

Una vez más, un presidente norteamericano trata de utilizar oportunistamente –ante una coyuntura electoral en el 2020- el incremento del bloqueo económico para acabar con la Revolución, olvidando que durante 60 años esa ha sido una política fracasada, además de inmoral e inhumana, que ha causado pérdidas acumuladas que en este año deben superar los 138 000 millones de dólares, además de los impagables daños humanos que han afectado a varias generaciones de cubanos.

En tanto esta política persista, sea con Trump, o quien lo suceda, el mejor antídoto para Cuba será siempre consolidar la política económica y social más eficiente, que permita un desarrollo sostenible para nuestro país.

Notas:

[1] Este nombre se deriva de la terminología militar que se aplicaba en condiciones de bloqueo total al país, de ahí su apellido de “en tiempo de paz” para diferenciarlo de su uso en una contienda bélica.

[2] Esta política había cobrado fuerza en la administración de James Carter.

[3] Ver las medidas en la etapa inicial del gobierno de Clinton en CubaVsBloqueo (2017).

[4] Ver sobre este punto a Arboleya (2019).

[5] Toda esta información proviene de Patrick J. Kiger: Squeeze Play: The United States, Cuba and the Helms-Burton Act, Center for Public Integrity, 1998, citada por Arboleya (2019).

[6] Ver Congreso de Estados Unidos de Norteamérica (2006).

[7] Inciso 9 de la sección 301 de la Ley.

[8] Sección 514 de la Ley.

[9] Ver ANPP (1996).

[10] Ver ANPP (1999).

[11] Ver MINREX (2018).

[12] Este acuerdo dejó de existir con la firma –en diciembre de 2016- del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre Cuba y la Unión Europea.

[13] Ver Departamento de Estado (2004)

[14] Ver ANPP (2004).

[15] Se trata de la Oficina para el Control de Activos en el Exterior de la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos.

[16] Ver Oramas (2009).

[17] Ver The White House (2015).

[18] Ver The White House (2016). Ver una interpretación cubana de esta estrategia en Prensa Latina (2016).

[19] Ver un resumen de los acuerdos alcanzados en Departamento del Tesoro de EE.UU: (2016).

[20] Hasta el 2017 se estima que se renegociaron deudas por 54 372 millones de dólares con un nivel de cancelación del 82%, lo que conllevó pagos por servicios de la deuda de unos 23 000 millones.

[21] Un proceso similar se ha desarrollado por Canadá, que retiró su personal del consulado en la embajada en La Habana y que desde mayo 8 de 2019 solo emitirá visas a cubanos a través de la embajada de Canadá en México, sumándose así a la campaña de hostilidad contra Cuba de Donald Trump.

[22] Ver U.S. International Trade Commission (2016, p.20).

[23] Ver EIU (2015).

Fuentes:

-Aguilar, Alejandro y Marcelo Fernández (Compiladores) (1992) “el bloqueo económico a Cuba por los Estados Unidos” Instituto Nacional de Investigación Económica (INIE), La Habana, 1992.

-Alvarez, Rolando (2018) “Los antecedentes del genocida bloqueo contra Cuba 1959-1961” 17 de octubre de 2018 en www.radiocubana.cu

-Anillo, Rolando (2015) “Reclamaciones por propiedades expropiadas en Cuba: Informe de recomendaciones legales” Cuba in Transition 2014 en www.ascecuba.org

-Arboleya, Jesús (2019) “El verdadero origen de la Ley Helms-Burton” Progreso Semanal, mayo 8 2019 en www.progresosemanal.us

-Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (ANPP) (1996) “Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubanas” (Ley 80) 24 de diciembre de 1996 en www.parlamentocubano.gob.cu

-Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (ANPP) (1999) “Ley de Protección de la Independencia y la Economía de Cuba” (Ley 88) 16 de febrero de 1999 en www.parlamentocubano.gob.cu

-Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba (ANPP) (2004) “Un documento nada serio, que hay que tomar muy en serio” Editora Política, La Habana, 2004.

-Compilación de documentos (2006) “Política anticubana de Washington” Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2006.

-Congreso de Estados Unidos de Norteamérica (2006) “Ley para la libertad y solidaridad democrática cubanas (Ley Libertad) de 1996” en Política Anticubana de Washington. Compilación de Documentos. Editora Política, La Habana, 2006.

-CubaVsBloqueo (2017) “Cronología” en www.cubavsbloqueo.cu

-CubaVsBloqueo (2019) “El proceso de expropiación e indemnizaciones en Cuba” en www.cubavsbloqueo.cu

-Departamento de Estado de Estados Unidos (2004) “Informe de la Comisión para Asistir a una Cuba Libre” Buró de Asuntos del Hemisferio Occidental, mayo de 2004 en www.usa.gov

-Departamento del Tesoro de Estados Unidos (2016) “El Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio anuncian enmiendas adicionales a los reglamentos de las sanciones de Cuba” octubre 14 del 2016 en www.usa.gov

-Diez, Tomás (2008) “Octubre de 1962: A un paso del holocausto” Editora Política, La Habana, 2008.

-Feinberg, Richard (2015) “Conciliación de reclamaciones relativas a propiedades estadounidenses en Cuba” Brookings Institution, Diciembre 2015 en www.brookings.edu

-Gómez, Sergio A. (2019) “¿Qué antídotos existen contra la Helms Burton? CUBADEBATE, abril 25 de 2019 en www.cubadebate.cu

-Guevara, Orlando (2019) “Reforma agraria cubana: Lo que esconde la Ley Helms Burton” enero 24 2019, en www.sierramaestra.cu

-Hernández G. Jorge (2014) “La lucha contra el bandidismo en Cuba” Cuba Defensa, 2014 en www.cubadefensa.cu

-Kaplowitz, Donna (1998) “Anatomy of Cuba Failed Embargo: Sanctions Against Cuba” Lynne Rienner, Boulder, 1998.

-Mesa Lago, Carmelo (2002) “Buscando un modelo económico en América Latina. ¿Mercado, socialista o mixto? Chile, Cuba y Costa Rica” Editorial Nueva Sociedad, Caracas, 2002.

-MINREX (2018) “Informe de Cuba sobre la resolución 72/4 de la Asamblea General de las Naciones Unidas “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba” junio de 2018, en www.cubavsbloqueo.cu

-Monreal, Pedro (2019) “Exxon vs Cuba: ¿Hacia un maratón legal?” Progreso Semanal, mayo 9 2019, en www.progresosemanal.us

-Obama, B. (2016) “Directiva Presidencial de Política. Normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Octubre 14 2016” Granma, octubre 19 2016 en www.granma.cu

-Oficina Nacional de Estadísticas (2008) “Cuba. Indicadores seleccionados 1958-2008” (Documento de trabajo) La Habana, diciembre de 2008.

-Oramas, Orlando (2009) “Las enmiendas sobre Cuba aprobadas en EE. UU.” periódico Granma, 23 de marzo de 2009 en www.granma.cu

-Periódico Granma (2016) “Normalizar no es sinónimo de bloquear” octubre 20 del 2016 en www.prensa-latina.cu

-Ramírez, Elier (2017) “El asedio más prolongado” Fidel El soldado de las ideas, La Habana 4 de febrero de 2017 en www.fidelcastro.cu

-Ramonet, Ignacio (2006) “Cien horas con Fidel. Conversaciones con Ignacio Ramonet” 2ª edición, Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 2006.

-Rodríguez, José Luis (2011) “Cuba, su economía y la Unión Soviética” revista Temas Nº 68, Octubre-Diciembre de 2011 en www.temas.cult.cu

-Smith, Wayne (1987) “The Closest of Enemies. A Personal and Diplomatic Account of U.S.-Cuban Relations Since 1957” W.W. Norton, New York, 1987.

-Spadoni, Paolo (2010) “Failed Sanctions. Why the US Embargo of Cuba could Never Work” University Press of Florida, Gainesville, Florida, 2010.     

-Rodríguez, José Luis et. al. (1985) “Cuba: Revolución y economía 1959-1960” Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1985.

-Rodríguez, Raúl (2019) “Las sanciones de Estados Unidos contra Cuba, una visión desde la ética de las Relaciones Internacionales” Revista Temas, marzo 15 2019 en www.temas.cult.cu

-Suárez, Eugenio (2010) “La primera zancadilla económica contra la Revolución” Granma, junio 10 2010 en www.granma.cu

-The Economist Intelligence Unit (EIU) (2015) “Country Report Cuba” March 2015 www.eiu.com

-The Economist Intelligence Unit (EIU) (2019) “Country Report Cuba” April 2019 www.eiu.com

The White House (2015) “Comentarios del Presidente Barack Obama: Discurso sobre el Estado de la Unión” enero 20 de 2015 en  www.obamawhitehouse.archives.gov

-The White House (2016) “Directiva Presidencial de Política. Normalización entre los Estados Unidos y Cuba” Washington D.C. octubre 14 de 2016 en www.obamawhitehouse.archives.gov

-Travieso-Díaz, Matias et. al. (2015) “Requirements for Lifting the U.S. Trade Embargo Against Cuba” May 24 2015 www.ascecuba.org

-Tribunal Provincial Popular de Ciudad de La Habana (2019) “Demanda del Pueblo de Cuba al Gobierno de Estados Unidos por daños humanos. Mayo 31 de 1999” en Trabajadores, mayo 21 de 2019 en www.trabajadores.cu

-Tribunal Provincial Popular de Ciudad de La Habana (2019a) “Demanda del Pueblo de Cuba al Gobierno de Estados Unidos por daños económicos ocasionados a Cuba. Enero 3 del 2000” en Trabajadores, mayo 20 de 2019, en www.trabajadores.cu

-United States International Trade Commission (2016) “Overview of Cuban Imports of Goods and Services and Effects of U.S. Restrictions” U.S. International Trade Commission, March 2016.

-Zaldívar, Andrés (2003) “Bloqueo. El asedio económico más prolongado de la historia” Editorial Capitán San Luis, La Habana 2003.

Tomado en: José Luis Rodríguez /
El bloqueo económico de EE.UU. contra Cuba: Manipulaciones históricas y evolución reciente

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

https://davidson.cubava.cu/files/2019/03/1-ley-helms-burton.jpg-40.jpg


EE.UU. activa Título III de la Ley Helms-Burton contra Cuba

La Helms-Burton: Ley de la Esclavitud

Ley Helms-Burton: El fantasma de las nacionalizaciones


INFOGRAFÍA: La Ley Helms Burton consta de 4 capítulos

Terrorismo político

Otra vuelta a la tuerca, ¿y qué? / Por José Frnacisco Echemendía Gallego / Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez” (UNISS)

La banda amenaza al mundo: Rubio, Pompeo, Bolton, Pen, Abrams y Trump

https://davidson.cubava.cu/files/2019/03/todos-Rubio-Pompeo-Bolton-Pen-Abrams-y-Trump1234.jpg
https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina


Posted in Sin categoría | Leave a comment
« Older