EE.UU.: Cortar el suministro de combustible a Cuba

https://www.prensa-latina.cu/images/2019/julio/30/vene-barco-petrolero.jpg

EE.UU.-Cuba: cortar el suministro de combustible / PL / Por Orlando Oramas León *

https://davidson.cubava.cu/files/2019/04/barco-petrolero-PDVSA-580x434.jpg

Estados Unidos busca el estallido social en Cuba y una de las maneras para provocarlo es perseguir e impedir los embarques de combustible a la isla, para sumirla en apagones y cortes a los servicios públicos vitales.


Resulta otra faceta del asedio al pequeño vecino del sur, acostumbrado a resistir, incluso en los años 90 cuando se ‘desmerengó’ la Unión Soviética, como dijera Fidel Castro, el líder histórico de la Revolución cubana.

Fueron años de doble bloqueo, largos apagones, carencias alimentarias y de transporte y otras penurias para el pueblo cubano.

El presidente estadounidense Donald Trump pretende reeditarlos bajo los compromisos con el senador cubano-americano Marco Rubio y otros personeros del ‘establishment’, quienes desde la Florida mantienen secuestradas las relaciones EE.UU.-Cuba.

‘Hoy denuncio ante el pueblo de Cuba y el mundo que la administración de los Estados Unidos ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba’, así lo expresó el presidente Miguel Díaz-Canel en Bayamo, en el oriente del país, en el discurso central por el Día de la Rebeldía Nacional.

Ante miles de bayameses, el gobernante calificó de crueles las acciones extraterritoriales de la Casa Blanca que buscan impedir por todos los medios el arribo a puertos cubanos de los tanqueros.

Para ello amenazan ‘brutalmente’ a las compañías navieras, a los gobiernos de los países donde están registrados los buques y a las empresas de seguro, explicó.

Nos quieren cortar la luz, el agua y hasta el aire para arrancarnos concesiones políticas. No se esconden para hacerlo. Declaran públicamente los fondos destinados a la subversión dentro de Cuba, inventan pretextos falsos e hipócritas para reincorporarnos a sus listas espurias y justificar el recrudecimiento del bloqueo, remarcó.

Buscan el estallido social, acusó el mandatario y lo argumentó: ‘El plan genocida es afectar, aún más, la calidad de vida de la población, su progreso y hasta sus esperanzas, con el objetivo de herir a la familia cubana en su cotidianidad, en sus necesidades básicas, y paralelamente acusar al Gobierno cubano de ineficacia’.

En su discurso Díaz-Canel dijo ‘para que el mundo juzgue’ que solo de marzo de 2018 hasta abril de 2019, el bloqueo económico, financiero y comercial contra su país provocó pérdidas por valor de cuatro mil 343 millones de dólares.

Advirtió que el dato no refleja las afectaciones provocadas por las últimas medidas de la actual administración de EE.UU. que limitan las licencias de viajes de los estadounidenses y prohíben los de cruceros, yates y aviones privados de aquel país.

Tales medidas refuerzan las dificultades financieras al impactar directamente al turismo (concebido como motor económico cubano) y a las actividades asociadas que benefician al creciente sector no estatal de la economía, llamados aquí cuentapropistas, léase artesanos, operadores de hostales y otros alojamientos, restaurantes, bares, renta de autos y demás.

Son esas restricciones y la persecución financiera contra Cuba las causas principales del desabastecimiento de alimentos y combustibles y de las dificultades para adquirir piezas de repuesto indispensables para sostener la vitalidad del sistema electroenergético, apuntó el presidente cubano.

Se refería a ello al explicar algunas de las razones principales por las cuales el territorio nacional se ha visto afectado por apagones y otras carencias de combustible que ‘estamos enfrentando creativamente con la férrea voluntad de resistir y vencer’.

Así lo expresó en el acto multitudinario y en presencia del primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, uno de los pocos sobrevivientes de los asaltos a los cuarteles Guillermón Moncada, Santiago de Cuba y Carlos Manuel de Céspedes, Bayamo, ocurridos el 26 de julio de 1953, gesta que se celebra como Día de la Rebeldía Nacional.

En tal escenario el Presidente de la mayor de las Antillas denunció que Washington cierra cada vez más el cerco en torno a Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Ignorantes de la historia y los principios de la política exterior de la Revolución cubana nos proponen negociar una posible reconciliación a cambio de que abandonemos el curso escogido y defendido por nuestro pueblo, ahora como antes. Nos sugieren traicionar a los amigos, echar al cesto de la basura 60 años de dignidad, remarcó.

Díaz-Canel afirmó que Venezuela está cercada, robada, asaltada literalmente con la aprobación o el silencio cómplice de otras naciones poderosas.

Y acotó: lo que es peor, con la vergonzosa colaboración de gobiernos latinoamericanos, es hoy el más dramático escenario de la crueldad de las políticas del imperio en decadencia que combina comportamientos de policía del mundo con los de juez supremo de la aldea global.

Fue duro con el accionar de la Organización de Estados Americanos (OEA): ‘cada vez más desprestigiada y servil’, presta a tirar alfombra roja a la posibilidad de una intervención militar en el país sudamericano.

Ello ocurre cuando el Comando Sur del Pentágono reconoció los vuelos de espionaje sobre el territorio venezolano, sobre los cuales gobiernos como los de Perú, Brasil, Argentina, Colombia y otros del llamado Grupo de Lima, hacen mutis.

Tales acciones tienen lugar pese al compromiso de los presidentes de las naciones que integran la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) quienes, en cumbre presidencial en La Habana, en enero de 2014, acordaron declarar a la región como Zona de Paz.

Con desprecio absoluto por lo que un día fue la más sagrada conquista de la comunidad de naciones del planeta, la legalidad internacional, la actual administración estadounidense vive amenazando a todos, incluso a sus socios tradicionales y agrediendo hasta a sus servidores incondicionales, expresó el mandatario de la mayor de las Antillas, quien inició su gestión en abril de 2018.

Díaz-Canel encabezó entonces el relevo de la generación que, armas en mano, realizó la lucha armada e hizo triunfar la Revolución cubana el 1 de enero de 1959 bajo la conducción de su líder histórico Fidel Castro.

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros subrayó que Cuba no se dejará distraer por las amenazas y agresiones de Washington.

Hay demasiados desafíos que vencer y vamos a concentrarnos en ellos: en primerísimo lugar, la invulnerabilidad económica y militar del país, el ordenamiento jurídico, la derrota de cuanto obstáculo interno o externo persista: sea el burocratismo, la insensibilidad o la corrupción, que no pueden aceptarse en el socialismo, enfatizó.

Y añadió que pese a la difícil coyuntura en las próximas semanas el Gobierno anunciará nuevas medidas para promover el desarrollo económico y el bienestar de la población. Estas decisiones seguirán al aumento salarial para el sector presupuestado, empleados y jubilados, que suman más de dos millones 700 mil personas.

Cuba resiste y va por más, concluyó Díaz-Canel en la Plaza de la Patria de Bayamo, escenario pletórico de historia patria.

*Jefe de la Redacción Nacional de Prensa Latina.

EE.UU.-Cuba: cortar el suministro de combustible / PL / Por Orlando Oramas León

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina


This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.