El Lejano Oeste no queda al sur

https://davidson.cubava.cu/files/2018/03/3-OESTE-2.jpg

Viejo OesteAntiguo OesteSalvaje OesteLejano Oeste o la Frontera (en inglés Old WestWild WestFar West o The Frontier) son los términos con que se denomina popularmente a los hechos históricos (con sus personajes protagonistas) que tuvieron lugar entre el siglo XIX y principios del siglo XX durante la expansión de la frontera de los Estados Unidos de América hacia la costa del océano Pacífico.12​ .
Viejo Oeste – Wikipedia, la enciclopedia libre

El Lejano Oeste (Far West) no queda al sur / Por Raúl Antonio Capote

En 1783 los Estados Unidos de América poseían 2 308 845 kilómetros cuadrados de extensión territorial, en 1845 habían llegado a los 12 106 783, más de 9 millones de kilómetros en menos de 70 años.

El hambre de nuevos territorios con que nacía la nueva república, que se convirtió en pocos años en imperio capaz de retar a las grandes potencias de entonces, vino acompañada de un arraigado sentimiento mesiánico. Su visión de tierra promisoria, elegida por Dios, contemplaba el dominio continental y la ampliación al infinito de sus fronteras.

En un discurso de John Quincy Adams en Newburyport, Massachusetts, el 4 de julio, este declaró que los Estados Unidos son una nación de cristianos fundados por la Providencia Divina.

El reverendo Dimmersdale, protagonista de La Letra Escarlata, en su último sermón exalta su misión de «predecir –a diferencia de los profetas de Israel–, un alto y glorioso destino al recién congregado pueblo del señor»1.

Herman Melville llama a América «pueblo sacerdotal» en White Jacket, «el Israel de nuestros tiempos» que se  abre camino en el Nuevo Mundo, que le pertenece por derecho «el resto de las naciones debe quedar muy pronto a nuestra zaga»2.

«La civilización más elevada nunca ha tenido cariño por las zonas calientes. En los lugares donde cae la nieve, allí es donde suele haber libertad civil. Donde se dan los plátanos, el sistema animal está abotagado e indolente…»3.

DESTINO MANIFIESTO

La doctrina del Destino manifiesto es una frase e idea que expresa la creencia en que Estados Unidos de América es una nación destinada a expandirse desde las costas del Atlántico hasta el Pacífico. Esta idea es también usada por los partidarios para justificar otras adquisiciones territoriales. Wikipedia

«Dios escogió a América para que aquí se construyese la sede del paraíso terrestre; por eso, la causa de América será siempre justa y ningún mal le será jamás imputado… Nuestra misión es dirigir los ejércitos de la luz en dirección a los futuros milenios»4.

«En un futuro previsible, el mundo dependerá más de las preferencias de los norteamericanos, que de cualquier otro factor… será imposible obviar los deseos de los Estados Unidos»5, declara Robert D. Kaplan en su libro Viaje al futuro del Imperio.

En Fort Leavenworth, en el estado de Kansas, se encuentra una capilla protestante, la capilla fue construida en 1878 y es símbolo del expansionismo yanqui, el lugar muestra placas conmemorativas de los soldados caídos en todas las guerras en que el imperio ha participado.

Ahí están los cañones franceses que Thomas Jefferson trajo al lugar antes de comprarle Luisiana a Francia, allí residieron George A. Custer, Douglas MacArthur y Dwight D. Eisenhower. Un cementerio próximo, construido por orden de Abraham Lincoln, guarda los restos de 19 000 soldados caídos desde Little Big Horn hasta Irak y Afganistán.

Fort Leavenworth fue construido en 1827 durante la presidencia de John Q. Adams, por el coronel Henry Leavenworth y fue el puesto avanzado de la colonización del oeste, el lugar de donde partió el primer grupo de colonos blancos.
Fort Leavenworth fue el lugar de donde salieron las tropas para la guerra contra México, donde se inició la construcción del ferrocarril transcontinental y donde se han formado cientos de oficiales para las «guerras futuras», es la escuela de guerra donde se simulan en ordenadores acciones de intervención en Europa, Asia, África y América Latina.

«Ahora que la tecnología ha borrado las distancias, Leavenworth es la avanzadilla de una nueva frontera, una frontera mundial… Honduras está más cerca de nosotros que Kansas en la época de la guerra con los indios…El Tercer Mundo se ha convertido en algo parecido al lejano Oeste»6.

EL LEJANO OESTE AL SUR DEL RÍO BRAVO

Finalizadas las guerras por la independencia de España, la oligarquía nativa formada culturalmente en la adoración a las instituciones europeas, pasa de la anglomanía y la francomanía a la yanquimanía, las fronteras se cierran, los pueblos se alejan, se incomunican, se empobrecen.

América Latina, balcanizada, fue presa fácil del naciente imperio, las potencias anglosajonas, aliadas con las oligarquías nacionales, aplicaron la fórmula romana de divide e impera, la existencia de una «inteligencia» domesticada y un aparato cultural colonizado abrió las puertas a los nuevos conquistadores.

El historiador argentino Sergio Ramos decía que el estudiante de América Latina debía aprender en las aulas, primero que todo, el número de veces que Estados Unidos desembarcó marines, en Nicaragua, Santo Domingo, Cuba, Haití, Puerto Rico, Panamá, Granada, debía conocer cómo despojó a México de más de la mitad de su territorio, incluyendo Texas, California, Arizona y Nuevo México.

https://davidson.cubava.cu/files/2018/11/emmienda-platt-580x430.jpg
Ilustración en la prensa de la época mostraba la humillación que significaba para los cubanos la Enmienda Platt. Foto: Archivo.

Arrebató con su «guerra espléndida» la independencia a Cuba y Puerto Rico, y cómo Roosevelt, en 1903, dijo con orgullo y prepotencia: «Yo tomé Panamá».

En 1911 el gobierno de Washington puso al frente de la presidencia de Nicaragua a Adolfo Díaz, un empleado de La Luz and Los Ángeles Mining Company, en 1912 EE. UU. ocupó Nicaragua con 2 700 infantes de marina, que permanecieron en el país hasta 1933.

Para garantizar la rapiña de todo un país, sumido en la miseria más espantosa, –de cada cinco niños solo tres llegaban a la adultez–, en 1927 vigilaban las costas de Nicaragua 16 barcos de guerra yanquis. No es de extrañar que surgiera un Sandino y trascendiendo su ejemplo, inteligencia y osadía y fruto de ello, naciera el sandinismo.

Dictaduras militares, represión, guerra económica, cerco, intervenciones, saqueo, miles de muertos, dolor y miseria nos debe a los latinoamericanos el «Destino Manifiesto».

Las fronteras del imperio, una vez desaparecido el campo socialista en Europa del Este, según su filosofía, se extendieron a todo el mundo, el orbe se convirtió en su «tierra prometida», en territorio a dominar, pero el mundo no gira según las apetencias hegemónicas de Estados Unidos, nuevas alianzas, nuevos intereses se enfrentan a sus pretensiones, el mundo unipolar del siglo XXI «tendido a los pies del águila calva», se resiste y sueña con la posibilidad de un mundo mejor.

América Latina, el Oeste al sur, es invadida de nuevo por los Custer, los Walker, los aventureros y azotacalles, los banqueros y filibusteros, armados ahora con el poder de grandes emporios mediáticos, pero son otros los tiempos, después de Fidel, Chávez, Ortega, Evo, Correa, Néstor, Cristina, Lula y Dilma, después de revivir a Bolívar, a Sandino y al Che, nada será igual. Pasarán los Bolsonaro, los Temer y los Trump.

El enemigo de los pueblos funda su poder sobre la división de la gran nación latinoamericana y caribeña, sobre la ignorancia y los prejuicios. «Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes»7, es la única manera de enfrentar la actual ofensiva restauradora de la derecha entreguista y conquistar al fin, la ya declarada Segunda Independencia.

Notas:
1 N. Hawthorne, The scarlet letter. The World´s Popular Classics, p. 206.
2 Melville. White Jacket. 1850, Modern Library, p. 63, 396.
3 Ralph W. Emerson. Civilization, en Society and solitude. 1870, vol. VII, p. 25-26.
4 Prédicas puritanas, Nueva Jersey, 1660.
5 Robert D. Kaplan. Viaje al futuro de imperio. La Transformación de Norteamérica en el siglo XXI. Ediciones B.S.A. Barcelona, España, 1999. p. 13.
6 Idem. p. 22.
7 José Martí, enero 10, 1891.

Fuentes:

http://www.granma.cu/mundo/2018-11-27/el-lejano-oeste-no-queda-al-sur-27-11-2018-19-11-20

http://www.granma.cu/archivo?a=2559

https://davidson.cubava.cu/files/2019/02/11-aguila-calva-BANDERA5.jpg

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

EE.UU.: Dos siglos de intervenciones militares y golpes de estado en América Latina y El Caribe

https://davidson.cubava.cu/files/2018/05/20-millones-desde-SGM1.jpg

EEUU asesinó a más de 20 millones desde II Guerra Mundial

https://davidson.cubava.cu/files/2015/01/CubaestrellaQueIlumina.jpg

Publicado por: David Díaz Ríos CubaEstrellaQueIlumina  / CubaSigueLaMarcha /

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.