De nuevo la mentira como arma

De nuevo la mentira como arma / Por José Echemendía Gallego / Universidad de Sancti Spíritus

 

 

“Si la verdad falta a su voz, la palabra, como un vano cohete, caerá apagada a tierra, en el silencio de la noche.”,  José Martí 

 

Desde hace varios días comenzaron a aparecer en los medios masivos de comunicación noticias relacionadas con planes de atentados en contra de algunos de los candidatos a la presidencia de Colombia, puesto a dirimirse el 27 de mayo próximo.

Las reales amenazas a Gustavo Petro, candidato por el partido Movimiento Progresista a la presidencia, político que apoya los esfuerzos por la paz y se enfrenta directamente al uribismo; y las –muy probablemente fabuladas- a Iván Duque, candidato del partido Centro Democrático, del ex presidente Álvaro Uribe Velez; se acompañan ahora con el “palo”comunicacional del plan de atentado contra el caudillo colombiano; urdido, según él, nada más y nada menos, que por Venezuela y Cuba.

No hay casualidad, esta información sale a la luz cuando se conoce públicamente de la detención en el mes de marzo del ciudadano cubano, Raúl Gutiérrez Sánchez, acusado de terrorismo y quien declaró planear atentados a la Embajada de Cuba en Bogotá, y contra la vida de Timoshenko y Gustavo Petro;  en el momento en que están en su punto más álgido las campañas electorales de las próximas elecciones, primero de la República Bolivariana de Venezuela (20 de mayo) y solo una semana después, las de Colombia; además, cuando Cuba confirmó hace solo cuatro días que servirá nuevamente como mediador en el V ciclo de la Mesa de Diálogos para la Paz entre el gobierno colombiano y el ELN; y .

La intención parece estar clara, más leña al fuego para que se caliente más el contexto electoral  y el humo acompañante dificulte o estorbe la visión de todo el panorama político, económico y social; muy conveniente que en el centro de la mira estén –una vez más- los satanizados sistemas políticos de Cuba y Venezuela, centro de la atención de toda la campaña ultraderechista y antipopular diseñada y dirigida por los EE.UU.

O Uribe miente descaradamente cuando afirma que fue contactado por el director del órgano de Inteligencia de su país, Guillermo Rivera, quien le comunicó que “… tenían información acerca de planes de atentado contra su vida planificados por Venezuela y cuba.”; o hay mucho cinismo en el Presidente del estado colombiano, Juan Manuel Santos, al solicitarle a Cuba que nuevamente funja como mediador en las conversaciones para la Paz en Colombia, en este caso con el ELN.

Nuestro país rechaza, categóricamente, las declaraciones del ex presidente colombiano Álvaro Uribe,  “… la revolución cubana nunca ha actuado de la forma en que sugieren algunos medios de comunicación y algunas personas rencorosas, por muy poderosos que sean sus enemigos”., alusión directa al ex presidente Andrés Pastrana, quien comentó en un medio de comunicación colombiano que había hablado con Álvaro Uribe sobre la información de “buenas fuentes” que revelaban un posible atentado en su contra: “El Gobierno debe decir si es verdad o mentira si desde Cuba y Venezuela querían atentar contra Uribe”. En el comunicado entregado al gobierno colombiano en Bogotá se cuestiona, “¿Es que acaso a determinadas personas les cuesta entender lo que es una política exterior basada en principios, valores y ética? ¿O es que duele que te dejen sentado como un florero en un aeropuerto?, ¿O es que se quiere eclipsar el esfuerzo de Cuba por ayudar al pueblo colombiano a encontrar la paz que otros se empeñan en alejar?”

Por favor, sean más serios y respetuosos.

 

LEER MÁS:

 

 

Cuba rechaza imputación sobre plan de atentado contra Uribe

Embajada cubana en Colombia rechaza imputación sobre presunto plan de atentado contra Uribe

 

Publicado por: David Díaz Ríos /  CubaSigueLaMarcha.blogspot.com / CubaEstrellaQueIlumina /
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/05/de-nuevo-la-mentira-como-arma.html

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.