Gran Muralla china será protegida con inteligencia artificial y drones

La característica imagen de la muralla china data de los siglos XV y XVI, cuando los emperadores Ming reconstruyeron la barrera defensiva al norte de su imperio en ladrillo y piedra, con una serie de torres conectadas mediante lienzos de muralla. Foto: AGE FOTOSTOCK

La Gran Muralla china, el monumento símbolo de la civilización oriental, será protegida con inteligencia artificial y drones con un sistema que se pondrá en marcha por un acuerdo firmado por el Gobierno de Pekín y el gigante tecnológico estadounidense Intel, informó este jueves la agencia oficial Xinhua.

En virtud del acuerdo, el segundo mayor fabricante mundial de semiconductores y microprocesadores y la Fundación China para la Conservación del Patrimonio Cultural explorarán vías para colaborar en la inspección, reparación y la preservación de la Gran Muralla, con más de dos milenios de historia en sus tramos más antiguos.

Para empezar, drones de Intel recolectarán imágenes de los tramos de este monumento y utilizarán diseño en 3D para identificar zonas dañadas.

“El uso de las últimas tecnologías dará una nueva perspectiva a la protección de la Gran Muralla, y nos mostrará el enorme potencial de la ciencia y a tecnología en la protección del patrimonio”, destacó a Xinhua el director de la fundación china, Li Xiaojie, tras la firma del acuerdo.

Con más de ocho mil kilómetros de longitud, la Gran Muralla -en realidad formada por diversos muros interconectados y construidos en diversas dinastías chinas- está amenazada por la erosión del agua y el viento además de por la actividad humana en sus proximidades, viéndose dificultada su restauración debido a su enorme tamaño.

Según reportes de prensa, la fundación nacional a cargo de conservar las reliquias culturales se unió con la empresa tecnológica Intel en este empeño, con la esperanza de obtener mejores imágenes de la monumental obra y localizar con mayor precisión los tramos más afectados.

Los trabajos de reconstrucción en la Gran Muralla se dificultan porque muchas secciones están ubicadas sobre colinas empinadas y rodeadas de vegetación, además de las amenazas humanas.

Beijing invertirá 155 millones de yuanes (24 millones de dólares) para completar hacia 2022 y con ladrillos originales la reconstrucción del tramo de 7,7 kilómetros y de 51 torres que pasa por la ciudad.

El año pasado la capital terminó de renovar una sección de mil metros y se necesitaron máquinas para subir piedras de hasta 500 kilogramos de peso por una ladera de 200 metros de altura.

Badaling. El segundo paso es el de Juyongguan, en la zona de Badaling, a poco más de 50 kilómetros de la capital china. El tercero, Jiayuguan, el más remoto de los tres, custodiaba los desérticos confines occidentales del Imperio. Foto: George Steinmetz/ National Geographic

Los tramos de la Gran Muralla en Beijing miden 573 kilómetros y de ellos 526 kilómetros son de la dinastía Ming (1368-1644).

Esa antigua fortificación fue levantada desde el siglo V a.n.e para proteger la frontera norte del Imperio chino de ataques.

En total tiene siete mil kilómetros de largo y se extiende desde la frontera con Corea del Norte hasta el desierto de Gobi. La Gran Muralla fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.

A lo largo de la muralla las torres se situaban a la distancia apropiada para transmitir rápidamente la alarma. A la derecha, sección de la muralla próxima a Pekín. Foto: René Mattes/ GTRES

(Con información de Prensa Latina/ La Tercera)

http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/04/26/gran-muralla-china-sera-protegida-con-inteligencia-artificial-y-drones/#.WuyDi_l6TIU

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.