La primera computadora cubana

Primera computadora hecha en Cuba (CID-201), Orlando Ramos, diseñador principal, y Luis Carrasco, jefe administrativo del grupo

 

Una hazaña tecnológica cubana

 

 

 

En junio de 1969, surge en la Universidad de La Habana el Centro de Investigaciones Digitales (CID), con el objetivo, trazado por la dirección cubana, de diseñar y construir una computadora digital cubana. Ello representaba un enorme desafío, que solo pocos países desarrollados habían logrado materializar por entonces. Se crea un pequeño colectivo, fundamentalmente a partir de alumnos y profesores de la Ciudad Universitaria “José Antonio Echeverría” (Cujae), encabezado por el ingeniero Luis Carrasco, que fue el primer director y con la decisiva participación del ingeniero Orlando Ramos, que fue el diseñador principal de la computadora.

La minicomputadora cubana CID–201 a pesar de sus limitaciones tecnológicas y sus problemas de calidad, se produjo masivamente (varias decenas de unidades) y se usaron en empresas, escuelas, universidades y otras entidades. Se incluyó en su software básicos lenguajes de programación, como “Fortran, Cobol, Algol, Leal y Focal (estos dos últimos fueron lenguajes de programación creados en el país).

Un primer diseño de la computadora fue realizado a partir de transistores, pero este se rediseñó al comprobar los especialistas que ya estaban en el mercado los circuitos integrados. Todos los circuitos integrados de la primera computadora cubana eran provenientes de Japón y de otros países del sudeste asiático. El aporte nacional estaba en el cómo hacerlo, lo más valioso. Orlando Ramos, diseñador principal, y Luis Carrasco, jefe administrativo del grupo tras intensas jornadas, y con el apoyo constante del Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro, culminó la empresa y e l8 de abril de 1970 quedó lista la primera computadora cubana nombrada CID- 201, denominación debida a que el primer producto del centro fue un reloj digital nombrado CID-101 y para seguir la secuencia, se decidió bautizarla así.

La CiD- 201 era una minicomputadora con una memoria de núcleos de ferrita y una capacidad de 4 kilopalabras, las “palabras” eran de 12 bits, destinada a problemas de tipo científico. Estas se programaban en un autocódigo llamado Leal (“Lenguaje Algorítmico”), aunque también se utilizaban otros lenguajes como Comaq. Se les acoplaron periféricos construidos en Japón (como el lector/perforador de cinta de papel y la impresora de caracteres Ricoh). Una serie de 12 equipos fue construida después del primer prototipo bajo el nombre de CID-201A.

La puesta en funcionamiento la minicomputadora cubana, la CID-201, categorizada como de tercera generación el 18 de abril de 1970 fue un innegable éxito tecnológico, impensable para la época en no pocos países aun del mundo desarrollado, tenía lugar solo 18 meses después de la aparición de su homóloga norteamericana, la más avanzada del orbe, conocida como PDP.8 L/1 y apenas a un lustro de hacerse público en ese territorio la primera computadora de mesa, en 1965, pues las anteriores era muy voluminosas.

La primera CID- 201 fue instalada en el central azucarero “Camilo Cienfuegos” para controlar el tráfico ferroviario durante la zafra azucarera. Los resultados iniciales posibilitaron llevar semanas más tarde una segunda al central de Ciego de Ávila “Ecuador”. Con una velocidad de 25 000 sumas por segundo; y una memoria con capacidad de 4096 palabras de 12 bits. Su juego de instrucciones, aunque muy simple, resultaba lo suficientemente potente para desarrollar trabajos de programación.

 

El segundo prototipo de la CID, la 201a. Fue creada en 1971.

 

Posteriormente llegó la CID-201 A, similar desde el punto de vista electrónico a su antecesora; se amplía el horizonte para hacer programas y familiarizarse con la nueva técnica. Un elemento significativo es que casi todo el primer personal informático cubano se formó con ellas. Manifiestan los especialistas que la creación de las primeras mini computadoras cubanas marcan el inicio de la masividad del uso de la computación en el país y ahí radica su gran trascendencia.

Posteriormente, surge una familia de equipos: la CID-201 B, CID-300, CID-1408 y CID-1417. Además, se desarrollan y producen periféricos y equipos: teclados, equipos de transmisión de datos y monitores, de estos últimos más de cuatro mil son exportados a la Unión Soviética. Cada desarrollo se caracteriza por el trabajo de equipos multidisciplinarios integrado por ingenieros eléctricos, matemáticos, mecánicos, técnicos de circuito impreso y montaje, diseñadores, y otros.

Como un detalle interesante se puede señalar que en la Escuela Vocacional Vladimir Ilich Lenin, de La Habana, se fabricaron durante la década del 70 los equipos CID-201 B.

 

 

Fuente:  Juventud Rebelde

 

 

 

ARTÍCULO RELACIONADO:

 

 

Fidel y los niños

 

Fidel, visor e impulsor de la informática en Cuba

 

 

 

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Seamos transmisores de la verdad de los pueblos hermanos

Seamos transmisores de la verdad de los pueblos hermanos / Por Gustavo de la Torre Morales

 

El intento de Golpe de Estado contra Hugo Chávez, en el 2002, fue todo un una prueba de laboratorio para el imperialismo yanqui. Ahí observaron una debilidad que no supieron prever: la fortaleza que gozan aquellos gobiernos de abierto carácter progresista con la unidad del pueblo en la puesta en marcha de sus programas y beneficios sociales.

Hoy en día el objetivo del imperialismo es romper esa fórmula de unidad del pueblo-gobierno para poder derrocar a los que una vez Barack Obama, durante su presidencia, llamó de “molestos”. El uso y manipulación de la información, repitiendo mentiras continuamente para construir una opinión pública fue una lógica que el imperialismo aprendió del creador de la ilustración pública y propaganda del Tercer Reich, Paul Joseph Goebbels, y que se recoge muy bien como parte instrumental que justifique o manipule las acciones violentas descritas en el Manual del Comando Sur del ejército de EEUU, obra del politólogo Gene Sharp.
 
En el 2009, Manuel Zelaya, un burgués que deseaba realizar una consulta con el pueblo hondureño, que tuvo proyecciones con la unidad latinoamericana y los órganos regionales de cooperación, terminó con un golpe de Estado, asumido en aquel entonces por Ricardo Micheletti, quien fue asesorado y apoyado por EEUU.
 
El golpe de parlamentario contra Fernando Lugo, Paraguay, en el 2012, fue la componenda de criminalizarlo con el crimen de las fuerzas militares en Curuguaty y de la cual el presidente constitucional no tuvo acción alguna en la masacre cometida. Pero terminó en un juicio político y destituido.
 
Las constantes campañas mediáticas contra Cristina Fernández, apoyadas en la componenda Nisman, posibilitaron que al gobierno de Argentina llegara Mauricio Macri, un servil de los intereses yanquis.
 
Dilma Rousseff fue objeto de otra componenda política y hoy mantienen a Lula da Silva bajo acusación para evitar que asuma la presidencia, ya que cuenta con amplio apoyo popular y tiene todas las posibilidades de poder presentarse a las elecciones.
 
No han sido pocas veces que comunidades aborígenes, que reciben dineros para supuestos proyectos sociales, de empresas intermediarias que trabajan directamente con la USAID o la NED, eran los promotores de conflictos entre dichas comunidades y el gobierno boliviano de Evo. Y todavía buscan cómo derrocarlo.
 
Incluso, el chantaje económico, la amenaza “diplomática” y la imposición de gobiernos reaccionarios en la región, empuja a que algunos países adopten posiciones de ruptura de la unidad regional: seis países de UNASUR (Argentina,Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú) anunciaron “no participar en las distintas instancias” de la organización bajo la alusión de un incorrecto funcionamiento de la misma; cuando realmente la movida está en desbancar la actual Secretaria General Tempore que realiza Bolivia y que ello conlleve a otra oleada de arremetida contra Evo Morales y la Revolución Boliviana.
 
Venezuela está se mantiene en jaque. Las guarimbas fueron la puesta en marcha de la relación de acciones del Manual del Comando Sur de EEUU. La oposición aprovechó algunas dificultades que aún imperaban en el país y se montaron operaciones de caos, robo de moneda, desabastecimiento intencionado por los grandes almacenes aun en manos de privados, sabotajes y actividades violentas con el objetivo de crear miedo e inseguridad en la población. Y la gran prensa capitalista alimentaba la desinformación. Todo esto terminó en un decreto que acusó injustamente a Venezuela como “amenaza inusual para la seguridad nacional de EEUU”. Raro, porque el gobierno bolivariano nunca emitió amenaza alguna contra el pueblo o gobierno estadounidense. Pero aún mantienen a Venezuela bajo una situación de bloqueo y sanciones económicas que buscan la oportunidad propicia para la intervención militar imperialista.
 
Cuba sigue bajo el férreo bloqueo y la propaganda anticubana, afrontando una contrarrevolución financiada por EEUU que promueve conflictos para alimentar a la llamada prensa “libre”, se presta de instrumento para el ataque contra Cuba o para tergiversar la realidad cubana en los diversos foros internacionales que se mueven por lóbregos mecanismos de la CIA y sus laboratorios Think Tanks. La ventaja de Cuba es que no hay un sector privado burgués con potestades sobre la economía nacional para  apremiar intereses clasistas, ni se identifica con el intervencionismo foráneo imperialista.
Nicaragua entra en el ojo del huracán porque el gobierno sandinista volvió a ganar elecciones con más de un 70% de votos y tiene como objetivo la construcción de un canal trasatlántico que puede acarrear problemas al canal de Panamá, bajo el dominio de las leyes estadounidenses o, al menos, responde a sus intereses. El nuevo canal en Nicaragua está apoyado por inversiones chinas y con la voluntad de Rusia de incorporarse al proyecto.
 
Lamentablemente en todos estos países, menos en Cuba, es que el sector privado tiene un gran peso en las economías nacionales y, por mantener sus grandes ganancias, prefieren el intervencionismo imperialista.
 

Las medidas emitidas por el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) han sido el blanco usado por Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y otros partidos de la derecha del país, con apoyo de algunas ONG’s a sus servicios, para tratar de crear la desestabilización del país, el caos social, una brecha en la unidad existente entre el pueblo y el FSLN.

 

Pero cabe preguntarse: ¿Cómo es posible que el gobierno de Daniel Ortega quiera quitar las pensiones a los mayores si ya las están cobrando y gracias al gobierno sandinista? ¿Cómo es posible que se quiera quitar la sanidad, si este servicio público y gratuito llegó con el gobierno sandinista? ¿Cómo es posible que se quiera eliminar las conquistas de beneficios sociales implementadas, precisamente, por el propio gobierno sandinista y que nunca antes se habían disfrutado de tales derechos?
 
La maquinaria de la propaganda se mueve para descalificar al gobierno de Daniel Ortega y el Frente Sandinista. Pero resalta con curiosidad que esa prensa no menciona que aquellos grupos que están moviendo las “guarimbas” dentro de Nicaragua (tratando de hacerlas pasar como “protestas” del pueblo), están formados en un 50% por delincuentes locales e incluso grupos de criminales llegados desde el Salvador y Honduras.
 
El imperialismo y sus artífices desean una Latino América desunida, quebrada, rota, sin posibilidades de gobiernos progresistas, democráticos, soberanos e independientes; sino recuperar el antiguo “Patio Trasero”. El imperialismo está tratando de movilizar a los movimientos derechistas, opositores, facilitándoles herramientas para su acción criminal, propiciando una propaganda agresiva e infiltrando los aparatos judiciales para asestar los golpes que derroquen los gobiernos “molestos”.
 
La prensa capitalista tiene aprendido que las masas se mueven más por la creación de comentarios y que éstos se propaguen como si fuesen formados por la opinión pública. Tanto se va repitiendo de boca en boca que llega el momento que forma parte del “lenguaje crítico” popular. A esto en Cuba se le llamó, “echar a rodar una bola”. Lamentablemente es más fácil repetir un descrédito, que puede formarse con sólo cuatro palabras (a modo de ejemplo, “Cuba es una dictadura”), que ponerle tiempo a la inteligencia y darle análisis al fenómeno en cuestión, y exponer un discurso lleno de sólidas argumentaciones que arrojan luces y desmantelan el bulo.
 
No siempre organizaciones con un vocabulario que alude a lo democrático, realmente lo sean. Desafortunadamente ese vocablo como otros que alimentan campañas de justicia han sido prostituidos por esa prensa amarillista, organizaciones serviles y gobiernos reaccionarios. El MRS se ha prestado a esta campaña con un “sandinismo” que en nada refleja los principios del héroe del pueblo nicaragüense y que fundamenta la Revolución de ese país.
WP_20151105_057
A todos(as) nos corresponde hacer una solidaridad responsable, instruida, inteligente y centrada en el desmontaje de toda maquinaria manipuladora sobre la realidad de pueblos que luchan tenazmente por construir un futuro más justo, más humano, más solidario, más equitativo.
 
No seamos los repetidores de las “bolas”, pero sí transmisores de la verdad de los pueblos hermanos.
http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/seamos-transmisores-de-la-verdad-de-los-pueblos-hermanos/
Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com 
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Del pensamiento ambientalista del Comandante en Jefe

Del discurso pronunciado por Fidel Castro Ruz el 12 de junio de 1992 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo —Cumbre de la Tierra— realizada en Río de Janeiro, Brasil

 

 

-Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre. Ahora tomamos conciencia de este problema cuando casi es tarde para impedirlo. Es necesario señalar que las sociedades de consumo son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del Medio Ambiente. Ellas nacieron de las antiguas metrópolis coloniales y de políticas imperiales que, a su vez, engendraron el atraso y la pobreza que hoy azotan a la inmensa mayoría de la humanidad.
-Con sólo el 20 por ciento de la población mundial, ellas consumen las dos terceras partes de la energía que se produce en el mundo. Han envenenado el aire, han debilitado y perforado la capa de ozono, han saturado la atmósfera de gases que alteran las condiciones climáticas con efectos catastróficos que ya empezamos a padecer.
-Los bosques desaparecen, los desiertos se extienden, miles de millones de toneladas de tierra fértil van a parar cada año al mar. Numerosas especies se extinguen. La presión poblacional y la pobreza conducen a esfuerzos desesperados para sobrevivir aun a costa de la Naturaleza. No es posible culpar de esto a los países del Tercer Mundo, colonias ayer, naciones explotadas y saqueadas hoy por un orden económico mundial injusto.
-La solución no puede ser impedir el desarrollo a los que más lo necesitan. Lo real es que todo lo que contribuya hoy al subdesarrollo y la pobreza constituye una violación flagrante de la Ecología. Decenas de millones de hombres, mujeres y niños mueren cada año en el Tercer Mundo a consecuencia de esto, más que en cada una de las dos guerras mundiales. El intercambio desigual, el proteccionismo y la Deuda externa agreden la Ecología y propician la destrucción del Medio Ambiente.
-Si se quiere salvar a la humanidad de esa autodestrucción, hay que distribuir mejor las riquezas y las tecnologías disponibles en el planeta. Menos lujo y menos despilfarro en unos pocos países para que haya menos pobreza y menos hambre en gran parte de la Tierra. No más transferencias al Tercer Mundo de estilos de vida y hábitos de consumo que arruinan el Medio Ambiente. Hágase más racional la vida humana. Aplíquese un orden económico internacional justo. Utilícese toda la ciencia necesaria para el desarrollo sostenido sin contaminación. Páguese la deuda ecológica y no la deuda externa. Desaparezca el hambre y no el Hombre.
-Cuando las supuestas amenazas del Comunismo han desaparecido y no quedan ya pretextos para guerras frías, carreras armamentistas y gastos militares, ¿qué es lo que impide dedicar de inmediato esos recursos a promover el desarrollo del Tercer Mundo y combatir la amenaza de destrucción ecológica del Planeta?
-Cesen los egoísmos, cesen los hegemonismos, cesen la insensibilidad, la irresponsabilidad y el engaño. Mañana será demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo.

DISCURSO PRONUNCIADO EN RÍO DE JANEIRO POR EL COMANDANTE EN JEFE EN LA CONFERENCIA DE NACIONES UNIDAS SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO, EL 12 DE JUNIO DE 1992.

http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1992/esp/f120692e.html

https://www.ecured.cu/Cumbre_de_la_Tierra_de_R%C3%ADo_de_Janeiro

Discurso de Fidel Castro en Conferencia ONU sobre Medio Ambiente y Desarrollo, 1992

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Estados Unidos: No confundir a criados con el amo

Estados Unidos: No confundir a criados con el amo / Escrito por  Nicanor León Cotayo

 

 

El Nuevo Herald publicó un artículo que aborda los cambios que hace poco tuvieron lugar en la máxima dirección de Cuba.

Lo hizo bajo la firma de Fabiola Santiago, periodista de origen cubano y columnista de ese diario.

Su titulo “Trump no debe dejar la política entre Estados Unidos y Cuba en manos del senador Marco Rubio”.

Luego que el presidente evitó tratar el tema en sus más recientes apariciones  públicas, ahora el senador republicano, un conocido enemigo de La Habana, se siente satisfecho con tratar  de ahondar el alejamiento entre ambos países.

Por supuesto, estima Fabiola que Rubio recibirá el aplauso del raquítico grupo recalcitrante del llamado exilio cubano de Miami que acumula más de 60 años de fracasos.

Ella considera que dejarlo al frente de tal conducción política es otro error estratégico, debido a su incapacidad para establecer un diálogo realista con las autoridades de la isla.

Agregó que Estados Unidos haría bien en aprovechar esta coyuntura para dejar abierta tal  posibilidad.

La periodista señala que Donald Trump no tiene las credenciales de Barack Obama para ganarse el respeto de muchos estadounidenses que aspiran a lograr buenas relaciones con la isla.

Según Fabiola “Trump ignora a América Latina y le ha dejado la crisis en Venezuela principalmente a Rubio, quien no ha movido el rumbo ni una pulgada.”

Con Cuba, estima que el senador tiene obsesión con mantener el bloqueo que incluye la restricción de los viajes en ambas direcciones.

Fabiola Santiago afirma en su artículo que tampoco Trump cambiará esa política.

Y agregó que antes de ser candidato a la presidencia y su interés en ganar la Florida, el mandatario aspiraba construir un Trump Tower y un campo de golf cerca de la playa de Varadero.

En realidad la política hacia Cuba no la deciden ni Trump ni Marco Rubio, forma parte y la traza el Complejo Militar Industrial que comanda Washington.

Ese Complejo donde se agrupa lo peor de Estados Unidos, tuvo, tiene y tendrá entre sus propósitos esenciales, eliminar a la Revolución Cubana.

 

http://cubasi.cu/index.php?option=com_k2&view=item&id=76543:estados-unidos-no-confundir-a-criados-con-el-amo&Itemid=17

http://www.cu/politica/2018-04-25/estados-unidos-no-confundir-a-criados-con-el-amo-/41234

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Doce presidentes estadounidenses después, ¡Cuba sigue ahí!

Doce presidentes estadounidenses después, ¡Cuba sigue ahí! / Por Sergio Rodriguez Gelfenstein

 

Han hecho todo lo posible, legal e ilegalmente; han quemado cañaverales, han introducido plagas a los animales, las plantas y las personas, organizaron, armaron y financiaron una invasión militar que el pueblo cubano derrotó en menos de 72 horas hace 57 años, han promovido deserciones y riesgosas migraciones ilegales, han robado cerebros, han intentado asesinar a sus dirigentes centenares de veces , han mantenido unbloqueo ilegal e inhumano por casi 60 años, se sostienen de manera ilegítima en la base naval de Guantánamo contra la voluntad del pueblo cubano, han gastado miles de millones de dólares en la subversión, el sabotaje y el terrorismo, pero no lograron su objetivo: no sacaron ni a Fidel ni a Raúl del poder, ellos se fueron por voluntad propia y por decisión del pueblo cubano.

Raúl se retiró de su cargo de presidente de Cuba y lo hace por la puerta ancha de la historia, reconocido, admirado y querido por su pueblo, igual como lo hizo Fidel. Doce presidentes desde Eisenhower hasta Trump, fracasaron en el intento: los Castro hicieronrevolución, hicieron patria, hicieron socialismo, hicieron internacionalismo y triunfaron.

La pequeña Cuba, aislada durante décadas por sus pares latinoamericanos, bloqueada hasta hoy por la obsesión imperial, tuvo fuerzas para salir adelante y todavía le quedaron restos para transmitir amor, solidaridad, educación, cultura y salud por los infinitos rincones del planeta, donde por cierto regaron con la sangre de sus mejores hijos los campos, las ciudades, las montañas y los desiertos de África, el Medio Oriente, el Caribe y América Latina y vale preguntarse ¿qué riqueza se trajeron de vuelta?. Ninguna, absolutamente nada material, solo el honor de saldar su propia deuda con la humanidad como dijera Fidel en algún momento.

Acaso Fidel y Raúl pensaron que iban a ser presidentes cuando aquella mañana irredenta del 26 de julio de 1953 arriesgaron sus vidas para iniciar el camino de la liberación, acaso se amilanaron cuando fueron juzgados “en tan difíciles condiciones” y teniendo que defenderse, considerando que jamás “contra un acusado se había cometido tal cúmulo de abrumadoras irregularidades”… y salieron adelante. Hoy, cuando Raúl ha dejado de ser presidente de Cuba, al igual que Fidel, puede exclamar a viva voz que la historia lo absolvió, abandonando la más alta magistratura, pero dejando un país soberano, digno y respetado en el concierto internacional, más por la fortaleza de sus ideas, por la reciedumbre de sus mujeres y sus hombres y por su amor a la patria, que por riquezas materiales que la naturaleza no le proveyó.

La cárcel, esa prisión fecunda que transformaron en escuela de formación revolucionaria, solo sirvió para acrecentar su confianza en el camino emprendido. La creación de una organización que diera continuidad a la epopeya del Moncada, ocupó todos los esfuerzos y desvelos, ninguno de ellos estuvo dedicado a pensar en qué harían cuando fueran presidentes.

El exilio mexicano, la preparación para regresar a la patria y a la lucha, el Granma: 82 combatientes en aquella exigua nave que puso proa hacia la isla querida y hacia la lucha. ¡En el 56 seremos libres o seremos mártires! ¿Estaban pensando en ser presidentes? No, el futuro era la libertad o la muerte y nuevamente lo asumieron sin dudar y cuando después del desembarco, y tras el desastroso combate de Alegría de Pío, en Cinco Palmas logran reunirse 8 combatientes, Raúl entre ellos, y 7 fusiles, Fidel afirmó categórico ¡Ahora si ganamos la guerra!. ¿Es que acaso estaban pensando en la presidencia?

La lucha pasó por momentos difíciles, los combates eran permanentes y continuos, pero el apoyo de los campesinos también crecía. No había tiempo de pensar en la presidencia. El escenario de los combates fue aumentando, el influjo del Ejército rebelde se ampliaba con los días y en marzo de 1958, Raúl, que no había pensado en la presidencia, fue ascendido a comandante y se le encargó salir del abrigo protector de la Sierra Maestra para crear el Segundo Frente, en la zona nororiental el país. Tuvo que partir de cero para crear las bases revolucionarias de un territorio que comenzó a ser liberado. Dos años y 13 días después del encuentro entre Fidel y Raúl, en Cinco Palmas, el 1° de enero de 1959, la revolución triunfante inició el cambio en la fisonomía de la isla. Ese día Fidel dijo que “La Revolución empieza ahora, la Revolución no será una tarea fácil, la Revolución será una empresa dura y llena de peligros…”. Alguien puede suponer que en ese momento estaba pensando en la presidencia.

Acaso, ¿les tembló el pulso en Playa Girón?, ¿estaba Fidel cavilando sobre la presidencia cuando desde un obús autopropulsado frente a los barcos de la armada de Estados Unidos, dirigió directamente los combates que permitieron rechazar la invasión mercenaria?…y podríamos poniendo ejemplos, pero el espacio no lo permitiría, el transcurrir del proceso revolucionario muestra de manera fehaciente que los cubanos fueron resolviendo cada problema que se les presentaba en el tiempo y de la manera mejor, según sus propios criterios. Por cierto, como todo proceso social, lo hicieron con aciertos y con errores.

Ahora que en Cuba hay un nuevo presidente, me voy a permitir recordar algunos párrafos de un artículo referido a la llamada transición en Cuba, que escribí en diciembre de 2016, tras el fallecimiento de Fidel.

Según la información que manejo de fuentes directas, la llamada transición en Cuba comenzó en realidad en septiembre de 1986, “…en febrero de ese año se celebró el III Congreso del Partido Comunista (PCC) y solo un mes antes, Fidel había cumplido 60 años. Es evidente que las reflexiones realizadas por las altas autoridades cubanas respecto de esos dos hechos, y seguramente otros más, llevaron a la conclusión de que había llegado el momento de comenzar a pensar en la necesidad ineludible de preocuparse con mucha antelación por la continuidad de la revolución cubana en el tiempo, dando paso a una fase permanente y continua de formación de cuadros que hiciera que el natural proceso de finitud de la vida de los líderes históricos de la revolución, no causara contratiempos y se enmarcara en el normal desarrollo de la vida política de un país, sobre todo de éste, ubicado a solo 150 kilómetros de la mayor potencia mundial y sometido al acoso y la agresión permanentemente, en los últimos 35 años.

El fallecimiento de Fidel Castro, además del odio de lo más putrefacto de la derecha internacional, hizo emerger toda clase de teorías y opiniones sobre la transición en Cuba. Es sabido que la mayor parte de los medios de comunicación moderno si no tienen información, la inventan y la transforman en verdad, esta vez infructuosamente intentaron colocar tal tema como el más importante, tratando de ocultar el extraordinario homenaje que el pueblo cubano, los pueblos del mundo, y los estadistas decentes de todas las ideologías rindieron al Comandante en jefe de la Revolución Cubana.

Las cloacas imperiales han destapado toda una serie de hipótesis respecto del futuro de Cuba. La cara siempre idiota de la locutora estrella de CNN, cuando las respuestas a sus preguntas no son las esperadas, eran un verdadero poema. Esa noche del 25 de noviembre consultaba a una persona en La Habana respecto de qué estaba ocurriendo y la respuesta de “Nada. Todo está normal”, desencajaba su artificialmente estirado rostro, pues había transmitido durante años que “el régimen cubano ocultaría la muerte de Fidel Castro para evitar las multitudinarias manifestaciones que pedirían el fin del régimen”. Solo la estupidez, la ignorancia o la imaginación de escenarios estereotipados diseñados en laboratorios de guerra sicológica podían hacer suponer que tal habría de ser la respuesta del pueblo cubano al fallecimiento de quien consideran después de Martí y tal vez a su lado, el más grande paradigma de la cubanidad”.

Y ahora Raúl dejó el cargo de presidente y nuevamente no pasó nada y no pasará nada porque como también dije en ese artículo que hoy traigo a colación: “La transición en Cuba también incluyó un largo y paciente trabajo de reestructuración de los métodos de trabajo. Raúl Castro se encargó personalmente de que ellos fueran efectivos en el Partido Comunista de Cuba, las Fuerzas Armadas y los órganos locales del gobierno y Partido en las provincias y municipios. Se hizo énfasis en una política de selección de cuadros que incluyera a los jóvenes para que en todos los niveles de la administración y el Partido se fuera dando un prolongado y constante relevo generacional. Hoy en Cuba, más del 70 % de los dirigentes del Partido y el Estado y de los generales de las Fuerzas Armadas, nacieron después que Fidel Castro dirigiera el asalto al cuartel Moncada en 1953.

Ese proceso se desarrolló con altas y bajas, algunos de los cuadros designados para ocupar altos cargos en el gobierno y el partido cometieron errores y fueron destituidos, el país pasó por el difícil “Período Especial”, después de la desaparición de la Unión Soviética y del campo socialista, principales aliados y socios comerciales de Cuba que además trajo un recrudecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos contra el país y que fue especialmente severo entre 1990 y 1993 cuando desde diferentes fuentes occidentales se anunció el fin de la revolución cubana. Esta fue una nueva prueba de fuego para el mandato y el liderazgo de Fidel. Cuba logró superar este momento, el más duro de su historia, cuando solo en 2007 pudo recuperar el PIB de 1990.

La transición siguió su curso, incluso en esas condiciones, cuando Cuba pasó por el que quizás ha sido el momento de mayor debilidad de su historia. En ese lapso solo se pudo realizar el V Congreso del PCC en 1997, hasta que el VI Congreso, ya con Raúl Castro en el poder, confirmó todas las decisiones tomadas en 1986.

Miguel Díaz-Canel se ha transformado en presidente de la república de Cuba. Para el que quiera escucharlo, sus primeras palabras en esa condición no dejan duda alguna: “Aquí no hay espacio para una transición que desconozca o destruya la obra de la Revolución. Seguiremos adelante sin miedo y sin retrocesos; sin renunciar a nuestra soberanía, independencia, programas de desarrollo, e independencia” y agregó “A quienes por ignorancia o mala fe dudan de nuestro compromiso, debemos decirles que la Revolución sigue y seguirá”, pues “el mundo ha recibido el mensaje equivocado de que la revolución termina con sus guerrilleros”.

Doce presidentes estadounidenses después, ¡Cuba sigue enhiesta y altiva!

Venezolana de Noticias

http://razonesdecuba.cubadebate.cu/articulos/doce-presidentes-estadounidenses-despues-cuba-sigue-ahi/

http://pedrogrima.blogspot.com/2018/04/doce-presidentes-estadounidenses.html

https://www.telesurtv.net/opinion/Doce-presidentes-estadounidenses-despues-Cuba-sigue-enhiesta-y-altiva-20180420-0030.html

http://www.tercerainformacion.es/opinion/opinion/2018/04/20/doce-presidentes-estadounidenses-despues-cuba-sigue-enhiesta-y-altiva

 

Doce presidentes estadounidenses 1959-2018

 

1. Dwight D. Eisenhower (1953 – 1961)

2. John F. Kennedy (1961 – 1963).

3. Lyndon B. Johnson (1963 – 1969)

4. Richard Nixon (1969 – 1974)

5. Gerald Ford (1974 – 1977)detuvo.

6. Jimmy Carter (1977 – 1981)

7. Ronald Reagan (1981-1989)

8. George H.W. Bush (1989 – 1993)

9. Bill Clinton (1993 – 2001)

10. George W. Bush (2001 – 2009)

11. Barack Obama (2009 – 2017)

 12.-Donald John Trump (2017- actualidad)                
http://rpp.pe/mundo/latinoamerica/fotos-los-11-presidentes-estadounidenses-a-los-que-fidel-castro-sobrevivio-noticia-1012798

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaEstrellaQueIlumina / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Cuba: Nuevo Presidente y el mismo enemigo

Cuba con nuevo Presidente y el mismo enemigo. Por Iroel Sánchez

Sucedió y no fue por los planes de asesinato fraguados en la CIA, ni tampoco por las consecuencias de la desaparición de la URSS ni por el efecto de los más de 50 millones dólares anuales destinados al “cambio de régimen” en Cuba y que durante la administración Obama alcanzaron sus cifras récord: Hay un nuevo Presidente en Cuba, nació después de 1959 y se llama Miguel Díaz Canel Bermúdez.

Hijo de trabajadores, educado en una casa humilde que alguna vez perdió parte de su techo, sin grandes propiedades heredadas ni adquiridas, Díaz Canel es un ingeniero electrónico de 58 años que cumplió su Servicio social en una unidad de cohetes antiaéreos de las Fuerzas Armadas cubanas, fue profesor en la universidad donde se graduó, una de las más importantes del país, donde también se inició como dirigente profesional de la Juventud Comunista (UJC) y colaboró como trabajador internacionalista con la Nicaragua sandinista. En la UJC ocupó las máximas responsabilidades en su provincia natal, Villa Clara, en su Buró Nacional atendió el sector de los jóvenes trabajadores, desde donde impulsó el trabajo voluntario con su ejemplo personal, luego de ser Segundo Secretario de esa organización regresó a Villa Clara para trabajar en el Buró Provincial del Partido Comunista y poco después le eligieron su Primer Secretario allí cuando transcurrían los momentos más duros de la crisis económica provocada en Cuba por el impacto de la desaparición de sus relaciones comerciales con la URSS, pese a ello logró reconocimiento popular por su sencillez, cercanía y sensibilidad con los problemas de la gente, así como por su sentido abierto hacia el debate público, su contacto con escritores y artistas y su actitud desprejuiciada hacia  la diversidad sexual. Luego de nueve años en Villa Clara fue electo como máximo dirigente partidista en otra de las mayores provincias del país, desde donde le designaron Ministro de Educación Superior, uno de los organismos más exigentes en términos de preparación profesional por su atención a las universidades y relación con las ciencias. En 2012 fue designado Vicepresidente del Consejo de Ministros a cargo de la ciencia y educación, y desde 2013 electo Primer Vicepresidente del Consejo de Estado.
Quien quiera conocer su pensamiento puede ver su discurso ante la Asamblea Nacional, que le eligió con 99,83% de los votos, como también otros realizados ante el Congreso de la Unión de Periodistas y  el Primer Taller Nacional de Informatización, tarea que ha impulsado consecuentemente como Vicepresidente Primero del país y responsable del área ideológica en la dirección del Partido Comunista.
En su intervención  ante la Asamblea después de ser electo, además de sus compromisos con la historia y con la continuidad de  Revolución cubana, con Fidel y Raúl Castro, hay un acercamiento coherente a los desafíos que enfrenta Cuba, a la “necesidad de corregir errores y evitar improvisaciones que irritan a la población”. Fue un discurso crítico, culto, inteligente y realista, con citas de José Martí, del trovador Silvio Rodríguez y del comunista peruano José Carlos Mariátegui. Su palabra fue firme frente a quienes pretenden restaurar el capitalismo en la Isla -“no hay espacio para una transición que destruya lo logrado en tantos años”-  y puso como el primero de los combates “vencer nuestras propias indisciplinas y errores”. El nuevo Presidente cubano fue convincente y mostró un conocimiento profundo de los desafíos que enfrenta Cuba, tanto internos como externos.  “No vengo a prometer nada, como jamás lo hizo la revolución en todos estos años. Vengo a cumplir el programa que nos hemos impuesto, con los lineamientos del Socialismo y la Revolución”, dijo en referencia al plan de transformaciones consultado y debatido con el pueblo y del que queda una significativa parte por implementar, incluyendo la compleja pero imprescindible eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria, para hacer posible “la prosperidad que nos debemos y que tendremos que conquistar más temprano que tarde”. Díaz Canel anunció que “la política exterior cubana se mantendrá inalterable y Cuba no hará concesiones ni aceptará condicionamientos” y que “siempre estaremos dispuestos a dialogar con los que aspiren a hacerlo desde el respeto”. Concluyó con las dos frases con que Fidel terminaba sus discursos: “Socialismo o muerte” y “Patria o muerte. ¡Venceremos!”
De la misma elección ha emergido un nuevo Consejo de Estado con edad promedio de 54 años, una mayoría femenina entre sus miembros y Vicepresidentes y un peso mayor de negros y mestizos, incluyendo el Vicepresidente Primero, Salvador Valdés Mesa, un hombre negro que fue obrero agrícola en el capitalismo y cuyo afán de superación le hizo ingeniero agrónomo y dirigente sindical hasta llegar a presidir la Central de Trabajadores de Cuba, además de Ministro de Trabajo y Secretario del Partido Comunista en la provincia con mayor territorio del país. Permanecen en esa instancia dos históricos Comandantes de la Sierra Maestra como símbolos de unidad y continuidad revolucionaria, además del Ministro de Defensa, como ellos dos Héroe de la República.
En la misma sesión de la Asamblea Raúl Castro ratificó que se mantendrá en la dirección del Partido Comunista hasta 2021, para concluir el segundo período para el que fue electo por el VII Congreso de esa organización, fecha en que se propondrá a Díaz Canel para esa responsabilidad. Raúl expuso una estrategia de continuidad entre ambas responsabilidades con un  tránsito de tres años y un límite de dos periodos de cinco años que deberá mantenerse en el futuro. Igualmente anunció una nueva Constitución que mantendrá el carácter dirigente del Partido Comunista y la irrevocabilidad del socialismo e incorporará las transformaciones resultantes de la implementación de los Lineamientos. La Constitución será propuesta por una Comisión de diputados a elegir en la próxima sesión de la Asamblea y será sometida a referéndum luego de su  debate con los ciudadanos.
Los discursos de Raúl, como Primer Secretario del Partido, y de Díaz Canel, como Presidente del Consejo de Estado, han transmitido seguridad y confianza a los cubanos en un contexto que no deja de caracterizarse por enormes desafíos.
En el mundo, que en palabras de Díaz Canel “nos mira con más interrogantes que certezas” y “ha escuchado que la Revolución termina con sus guerrilleros” se ha saludado la nueva elección por líderes como los de Venezuela, China, Bolivia, México y Rusia entre muchos otros. La nota discordante la ha dado EE.UU.  que se ha precipitado a descalificar el proceso electoral cubano, donde a diferencia de los sistemas políticos que promueve Washington, no interviene el dinero, no son las cúpulas partidistas las que hacen las candidaturas, está prohibida la propaganda electoral y son los vecinos los que, sin intermediarios, nominan y luego eligen a quienes en los municipios  tienen la potestad de aprobar las candidaturas de delegados y diputados a los niveles provinciales y nacional respectivamente.
Desde la Casa Blanca, cercada por varios y crecientes escándalos, se ha dicho que “seguiremos siendo solidarios con el pueblo cubano en su demanda de libertad y prosperidad” pero todo lo que se decide allí sobre Cuba parece ir en dirección contraria: Se recrudece el bloqueo económico, se  dificulta la posibilidad de viajar de los cubanos  a Estados Unidos y se restringe el derecho de los estadounidenses de utilizar su libertad para viajar a la Isla mientras se hace al mundo cada vez más inseguro. Cuba tiene un nuevo Presidente y el mismo enemigo, el modo en que han votado los diputados cubanos parece mostrar que son conscientes de que para enfrentarlo el arma más importante es la unidad que ha permitido a la Revolución llegar hasta aquí y comenzar a entregar a una nueva generación la máxima dirección del país para preservar su soberanía nacional y desarrollar su vocación por la justicia social y la solidaridad internacional.
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/04/cuba-nuevo-presidente-y-el-mismo-enemigo.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment