Las redes no son gratis, las pagas con tus datos

Caso Cambridge Analytica. Las redes no son gratis, las pagas con tus datos / Juan Pablo Toledo

 

En Internet no existe la privacidad

 

Toda interacción con Internet crea datos que en su mayoría son resguardados en un lugar que desconocemos. Al colocar una foto de perfil en cualquier red social, ese archivo se guarda efectivamente en un servidor privado bajo unos esquemas de privacidad que no son auditables por el usuario. Así como pasa con las fotos también sucede con las conversaciones, los correos, los archivos e información de uso: como el tiempo que se pasa en una página, el contenido de las búsquedas, los historiales de compras en Internet, datos geográficos, preferencias musicales, grupo etario y más.
Las operaciones de mercadeo que suelen derivar de la información tan detallada que cada usuario publica en Internet fueron sólo el comienzo. En un principio se supo de empresas privadas que modificaban sus estrategias de mercado teniendo en cuenta las opiniones que las personas tenían de la marca en redes sociales, pero para obtener esos datos no revisaron perfil por perfil, sino que compraban a la red social de turno toda la información que necesitaban, fuese privada o pública; mensajes directos, descripciones de fotografías o comentarios.
Más recientemente esa información ha servido para crear perfiles electorales, de forma que puedan ser utilizados para vender ya no una marca, sino un candidato a presidente o una propuesta en especial. Vale acotar que estos perfiles individuales no paran de crecer, cada vez son más detallados y completos, incluyendo actualmente el reconocimiento facial y las rutas transitadas, elementos clave para el control social.
A pesar de que Google, Facebook, Twitter, WhatsApp, Instagram y otras redes más pequeñas como Snapchat sean las encargadas de recopilar los datos, el estudio y la sistematización de los mismos se hace en empresas que normalmente operan fuera del radar de la mayoría de los usuarios, como Cambridge Analytica y detrás de ésta el SCL Group, quienes describen sus actividades de la siguiente forma:
“SCL Group proporciona datos, análisis y estrategias a gobiernos y organizaciones militares de todo el mundo. Durante más de 25 años, hemos llevado a cabo programas de cambio de comportamiento en más de 60 países y hemos sido reconocidos formalmente por nuestro trabajo en defensa y cambio social”.

El escándalo

 

Estas empresas ya no están más en las sombras, desde el escándalo mediático que se armó cuando un antiguo miembro fundador de Cambridge Analytica declaró que Facebook había entregado datos de 50 millones de perfiles para ser explotados con fines electorales por parte del comando de campaña de Donald Trump en las más recientes elecciones presidenciales de los EEUU.
Por un lado estos señalamientos generaron una caída importante de las acciones deFacebook, así como también sirvió para mermar aún más la confianza en las instituciones tradicionales del Estado-nación, ahora tachadas de manipuladoras y corruptas, con bastantes razones. 
Cambridge Analytica es sólo un chivo expiatorio, el golpe real es contra la política tradicional
Se infiere a través de las miles de noticias que se han generado que sin esta “ayuda”adicional de Cambridge Analytica, los triunfos electorales del Brexit y de Donald Trumpno hubiesen sido posibles, pero no se detienen allí, sino que algunos bodrios desinformativos como Televisa e Infobae también se atreven a relacionar a Rusia con el escándalo, aun cuando públicamente Facebook declarase que no están involucrados en absoluto.

¿Qué hay detrás de esta escaramuza controlada?

 

Las operaciones psicológicas no fueron inventadas hace dos años, son una herramienta más dentro del esquema de guerra generalizada en todo el planeta. A pesar de que el términoBig Data se pusiera de moda luego del triunfo electoral de Trump, el uso de esta herramienta para estudiar y posteriormente manipular conductas colectivas se remonta a la guerra de Estados Unidos contra Vietnam.
Entonces el problema no parece estar en las herramientas sino para qué se las usa, ya que desde todos lados han comenzado a aparecer nexos de Cambridge Analytica con instituciones colombianas, mexicanas, argentinas y otras más, pero en ningún caso se ha hecho tanto alboroto como con el Brexit o la presidencia de Trump, dejando implícito que justo esos dos acontecimientos fueron especialmente incómodos para los que hoy patrocinan tantas acciones legales y mediáticas para demeritarlos, al punto de reducir al electorado a un puño de “zombies manipulados” y destruir la credibilidad de Cambridge Analytica en el proceso, como si esa fuese la única empresa que realiza ese tipo de asesoría. Aquí cabe recordar el caso de la empresa consultora de JJ Rendón como un ejemplo cercano y reciente de este tipo de iniciativa.
Adicionalmente, este tipo de linchamiento mediático tiene muchos parecidos con losPanamá Papers y la trama de Odebrecht, como se dijo antes, en tanto sirven para engrosar el expediente de la crisis institucional del Estado-nación. Cabe preguntarse de dónde viene el señalamiento y cuáles son las motivaciones, porque generalmente estos escándalos son distribuidos desde generadores de opinión auspiciados por los más interesados en debilitar aún más las capacidades de los Estados para que las corporaciones y los grandes capitales privados no tengan trabas geográficas, políticas, arancelarias o jurídicas en su accionar.
Diluir los Estados es una operación multidimensional de largo aliento. ActualmenteCambridge Analytica es sólo un chivo expiatorio, el golpe real es contra la política tradicional, aunque en este caso también se puede notar un fenómeno descrito por el historiador e intelectual ruso Andrei Fursov en una entrevista, en la que afirma que los grandes capitales amasados recientemente por sujetos como Mark Zuckerberg, Steve Ballmer o Bill Gates, serían expropiados de una manera u otra, siempre bajo una razón moralmente justificable por la opinión pública y dejando implícita la idea de que se está haciendo justicia.
Este golpe económico y mediático que recibió Facebook hace evidente que ese periodo descrito por Fursov ha comenzado. Eso no quiere decir que Facebook vaya a desaparecer, pero sí habla de un hecho real y palpable: Facebook no se manda solo, en el momento que se contradiga los intereses de los dueños del mundo, sin importar qué tan grande sea la empresa o el personaje, va a recibir su oportuno correctivo.
http://misionverdad.com/Opini%C3%B3n/cambridge-analytica
https://elciervoherido.wordpress.com/2018/04/02/las-redes-no-son-gratis-las-pagas-con-tus-datos-juan-pablo-toledo/
http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/04/01/caso-cambridge-analytica-las-redes-no-son-gratis-las-pagas-con-tus-datos/
http://elantimperialista.blogspot.com/2018/04/caso-cambridge-analytica-las-redes-no.html
http://pedrogrima.blogspot.com/2018/04/caso-cambridge-analytica-las-redes-no.html
Publicado por: David Díaz Ríos CubaSigueLaMarcha.blogspot.com
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/04/las-redes-no-son-gratis-las-pagas-con.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment

EEUU: Pruebas de que la NED financia y orienta la subversión en Cuba

Pruebas de que la NED financia y orienta la subversión en Cuba

Por Percy Francisco Alvarado/Descubriendo Verdades

A mis manos han llegado dos documentos que, no por viejos, tienen el valor de demostrar cómo la National Endowment for Democracy (NED) –ente que sirve de pantalla al gobierno de Estados Unidos– siempre ha estado involucrada en organizar, dirigir y financiar la subversión contra la institucionalidad en Cuba.

En los mismos están involucrados el Centro de Investigación y Capacitación de Emprendedores Sociales (CISES), dirigido por la argentina Micaela Hierro Dori y su beneficiario conocido como Red Latinoamericana de jóvenes por la Democracia en Cuba-Mesa de Diálogo.

Ambos documentos demuestran que la finalidad de la NED y sus engendros es propiciar la captación de jóvenes cubanos para realizar actividades subversivas e involucrar a diversos sectores juveniles en otras naciones latinoamericanas, particularmente en Argentina, Chile, Ecuador, El Salvador, México, Venezuela y Uruguay, entre otros.
El CICES se encargará de trazar estrategias de los planes desestabilizadores y de la capacitación de los contrarrevolucionarios internos. Pretendían incluir en sus planes hasta 200 jóvenes en la Isla.
El primero de ellos es el acuerdo entre la NED y el CISES 2013-222 –gestionado por los funcionarios de la NED Aimel Ríos Wong, Claire Selsky y Silvia Vest, por la NED, y por la Mica Dori por el CICES–. Aunque la cifra de la financiación para el período 01-02-2013 al 31-01-2014 es de 58,576, otras partidas provenientes de otros entes USA se han sumado a este empeño.
El otro documento que involucra a la NED y al CISES con respecto a la Red Latinoamericana de jóvenes por la Democracia en Cuba-Mesa de Diálogo abarca el período entre el 1 de febrero del 2014 hasta el 31 de enero del 2015. Para solicitar nuevos financiamientos el CISES, justifica su solicitud de la siguiente forma:
“El fin del proyecto es fortalecer el diálogo y el liderazgo juvenil para impulsar el proceso de democratización de Cuba y su inserción a la comunidad internacional basado en los valores democráticos, de libertad de mercado y el respeto de los derechos humanos. El propósito es impulsar una Mesa de Dialogo de Juventud Cubana, apoyando especialmente a jóvenes líderes de Juventud Activa Cuba Unida (JACU), Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), y Movimiento Cubano de Jóvenes por la Democracia (MCJD) entre otros jóvenes de distintos grupos de la sociedad civil y partidos politicos. Para ello, por un lado, se continuara con las actividades desarrolladas por los miembros de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en Cuba conformada en 2013, que se verá ampliada y fortalecida durante el año 2014. Los jóvenes de 9 países de la región (Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Venezuela y Uruguay) organizaran eventos en universidades y con organizaciones sociales de jóvenes y la juventud de partidos politicos para concientizar y difundir la realidad de Cuba y vincularlos con los jóvenes cubanos. En segundo lugar, se capacitará a jóvenes integrantes de la Mesa de Dialogo de Juventud Cubana invitándolos a los distintos países de la región para que estos organicen luego a su regreso actividades con jóvenes de al menos doce provincias de Cuba.”
En este caso estiman como beneficiarios directos a 50 jóvenes cubanos y a 150 como beneficiarios indirectos.
Estos planes han contado con el apoyo directo de CADAL, OEA, la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) o YABT, la Fundación Konrad Adenauer, la juventud del partido mexicano PAN, los partidos Blanco y Colorado de Uruguay, el Partido Demócrata Cristiano de Chile y la universidades Católicas de Chile y Valparaíso, los venezolanos COPEI, Fuerza Joven, Universidad Central de Venezuela y Primero Justicia, así como la salvadoreña CREO. Se suman también las argentinas Jóvenes PRO y la Fundación Pensar, varias organizaciones colombianas, así como Súmate Panamá y la red Alumni de la Universidad de Georgetown.
Los involucrados directos en estos planes han sido los argentinos Gabriel Salvia y Micaela Hierro Dori, los venezolana Nazly Escalona y Nicolás Cárdenas, el chileno Francisco Jería, la colombiana Diana Pérez Baron, el ecuatoriano Julio Clavijo, la salvadoreña Cristina López, la mexicana Alma Delia Ramírez Sabat, el panameño Raúl Rivera, el uruguayo Nicolás Albertoni Gómez, así como otros adherentes: Federico Morales, Georgina Paulino, Mariangeles Maldonado, Francisco Quintana (Argentina); Diego Calderón Gajardo, José Antonio Rosas y Raúl Morales (Chile); Juan Sebastián Gómez, Rocío Arango y Alejandro Guerrero (Colombia); Andrés Arenas (Ecuador); Ricardo Avelar, Luis Artiga y Julio Velázquez (El Salvador); Alberto Gutiérrez y Juan Carlos Modragón (México), Paola Gómez y Gerardo Arias (Panamá); Carlos Scull e Isabella Comas (Venezuela); y los uruguayos Felipe Algorta, Santiago Estévez, Christian Núñez, Diego Echeverría y Martín Elgue.
El apoyo a la contrarrevolución cubana interna preveía un fuerte trabajo en las redes sociales, envío de celulares, recargas telefónicas y otras ayudas.
Quien tenga dudas de que estos mismos planes se han estado gestando, esta vez con el protagonismo de Rosa María Payá, Luis Almagro y Marco Rubio, puede manejar estos antecedentes de lo que es hoy la JuventudLAC y cómo la NED y la derecha latinoamericana están implicados en el apoyo a la subversión contra Cuba.
Fuentes:
https://percy-francisco.blogspot.com/2018/04/pruebas-de-que-la-ned-financia-y.html
https://miradasencontradas.wordpress.com/2018/04/09/pruebas-de-que-la-ned-financia-y-orienta-la-subversion-en-cuba/
https://islamiacu.blogspot.com/2018/04/pruebas-de-que-la-ned-financia-y.html
https://carlosagaton.blogspot.com/2018/04/pruebas-de-que-la-ned-financia-y.html
http://cubaadiario.blogspot.com/2018/04/pruebas-de-que-la-ned-financia-y.html
http://www.cubadebate.cu/especiales/2018/04/08/pruebas-confirman-que-la-ned-financia-y-orienta-la-subversion-en-cuba/#.Ws4-EtJ6TIU
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=240037
https://micubaporsiempre.wordpress.com/2018/04/09/pruebas-confirman-que-la-ned-financia-y-orienta-la-subversion-en-cuba/
https://cubaenresumen.wordpress.com/2018/04/09/eeuu-pruebas-confirman-que-la-ned-financia-y-orienta-la-subversion-en-cuba/
https://contralapropagandamediatica.blogspot.com/2018/04/pruebas-de-que-la-ned-financia-y.html
Publicado por: David Díaz Ríos CubaSigueLaMarcha.blogspot.com
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/04/eeuu-pruebas-de-que-la-ned-financia-y.html

 

Posted in Sin categoría | Leave a comment

La insoportable sobrevivencia del gobierno bolivariano

La insoportable sobrevivencia del gobierno bolivariano / Por Atilio Borón

 

Para una cabal comprensión de lo que ha estado ocurriendo en Venezuela en los últimos años conviene leer, a modo de introducción, estas pocas líneas:
“Los de Miami explicaron …. que para reconstruir el país primero había que echarlo totalmente abajo: se tenía que hundir la economía, el desempleo tenía que ser masivo, había que acabar con el gobierno y había que poner en el poder a un ‘buen’ oficial que llevase a cabo una limpieza completa matando a trescientos, cuatrocientas o quinientas mil personas. … ¿Quiénes son esos locos y cómo actúan? … Los más importantes son seis (empresarios) inmensamente ricos… Traman conjuras, organizan reuniones constantemente y dan instrucciones a XX”.
Lo anterior surge del testimonio que Robert White, embajador de los gobiernos de James Carter y Ronald Reagan, presentó ante el Congreso de Estados Unidos en un desesperado e inútil esfuerzo para evitar la tragedia que, con el abierto apoyo de Reagan, se desencadenaría en El Salvador una vez que el plan alentado por la burguesía salvadoreña -puesta a buen resguardo en Miami- fuese llevado a cabo por un coronel del ejército, un psicópata criminal llamado Roberto D’Aubuisson. Estamos hablando de comienzos de la década de los ochentas cuando ya el “plan de operaciones” de la CIA y el Departamento de Estado para deshacerse de gobiernos incómodos por negarse a obedecer ciegamente las órdenes de Washington campeaba por todo el continente. Cuatro décadas más tarde poco o nada ha cambiado. Sustitúyanse los nombres de los protagonistas en la crisis salvadoreña y reemplácenlos por los de los actores de la política venezolana de hoy día y las palabras de White -un hombre sensible y honesto enviado por Carter a San Salvador para retirar el apoyo yankee a los “escuadrones de la muerte” gestados en Fort Benning y en las bases norteamericanas en la Zona del Canal de Panamá– ofrecen un vívido retrato de los planes del imperio para Venezuela.
Hay dos ideas centrales en aquel desgarrador testimonio de White: 

Primero, “echar abajo la economía”, vía de ataque preferida por Washington para debilitar a sus adversarios a fin de poder luego asestarles el golpe de gracia. Como se hizo en Guatemala en 1954, en Cuba desde 1959, con Chile desde la misma noche en que Salvador Allende triunfó en las elecciones presidenciales de 1970. A las pocas horas de saberse la noticia un Richard Nixon lívido de ira ordenó a sus colaboradores que “ni una tuerca ni un tornillo lleguen a Chile” para que su economía se desplome. La “guerra económica” es un arma que el imperio utiliza a destajo y sin escrúpulo alguno. Desde Arbenz para acá cambiaron las modalidades y los instrumentos de la agresión económica, pero el objetivo estratégico es el mismo. Y Venezuela lo está padeciendo con inusitada intensidad, agravada por la nueva orden ejecutiva emitida este 19 de Marzo por Donald Trump. El objetivo: “hundir la economía”, como decía White, y en lenguaje contemporáneo, crear una“crisis humanitaria” que precipite una intervención extranjera en Venezuela, comandada por Estados Unidos y secundada por el corrupto y reaccionario Grupo de Lima, una sarta de inmorales que hundieron a sus pueblos en la miseria y remataron la soberanía de sus naciones.
La segunda premisa de la desestabilización y derrumbe del gobierno, en este caso de Nicolás Maduro, es la violencia. En El Salvador ésta fue obra del ejército, y sus crímenes y tropelías fueron inenarrables por su sadismo y crueldad. Los altos funcionarios de Reagan, la embajadora ante la ONU, Jeane Kirkpatrick y el Secretario de Estado, el General Alexander Haig, justificaron todo. Desde la violación y asesinato de tres monjas norteamericanas, acusadas por la hiena Kirkpatrick de ser “activistas del FMLN” y por quien mordiera el polvo de la derrota y la humillación en Vietnam, Haig, que las llamó ”monjas de pistola en bandolera” hasta los asesinatos en masa de aldeas campesinas. Por consiguiente, la justificación y la exaltación que tanto Barack Obama como Donald Trump hicieran de los bandidos que enlutaron a Venezuela con sus atrocidades y las guarimbas no es nada nuevo. A diferencia de lo ocurrido en otras latitudes, en la tierra de Bolívar y Chávez ese papel represivo lo cumplen los paramilitares y los mercenarios, reclutados en Colombia por Álvaro Uribe y sus secuaces. ¡Colombia, nada menos! Un país cuyo gobierno ha caído en una ciénaga moral al instrumentar la agresión contra un gobierno como el venezolano que, de la mano de Hugo Chávez, tuvo un papel decisivo en detener el baño de sangre que enlutaba Colombia por más de cincuenta años. El pago por tan inmenso gesto de generosidad es convertirse en cabecera de playa del ataque económico, mediático, político y diplomático contra el gobierno venezolano. El veredicto de la historia será implacable contra Santos y Uribe.
Si trajimos a colación este paralelismo entre la reacción del imperio en tiempos de Reagan y la de nuestros días en la “era Trump” fue para demostrar que el proyecto imperial de subordinar a toda América Latina y el Caribe a los designios de Washington permanece inalterado desde 1823, Doctrina Monroe mediante. Y que todo lo que la Casa Blanca haga o diga debe ser entendido bajo esta clave interpretativa. La intensificación del ataque contra la noble Venezuela bolivariana habla de la desesperación del gobierno de Estados Unidos porque todas las tentativas de derribar al gobierno de Maduro han fracasado. Ni la guerra económica ni la violencia reaccionaria pudieron con él. Y la oposición, que con el apoyo del infame Grupo de Lima se desgañitó exigiendo elecciones ahora no concurre a ellas porque sabe que va a ser derrotada por enésima vez por el chavismo. Pese a que se le ofrezcan todas las garantías (que no existen en la inmensa mayoría de los países del área, donde el fraude pre y post electoral es la norma, como en Honduras o México, para mencionar apenas los dos casos más espectaculares) y que haya sido el propio gobierno quien solicitó a la ONU el envío de una numerosa misión de observadores, la oposición no acudirá a las urnas para no sufrir una nueva bochornosa derrota. Su apuesta, impulsada por Estados Unidos, es a la“intervención humanitaria”, que de producirse -habrá que ver si se animan a ello porque la Venezuela Bolivariana no está indefensa- provocaría ingentes daños a la población venezolana y una enorme destrucción de propiedades e infraestructura. Porque, si no aceptan que sean las elecciones las que decidan quién gobernará en ese país sólo queda abierta la vía insurreccional apoyada por los paladines mundiales de la democracia con sede en Washington DC.
Dado lo anterior no es casual que la escalada injerencista de la guerra económica decretada por Trump tenga lugar al día siguiente del rotundo triunfo en Rusia de un fiel aliado de Venezuela: Vladimir Putin. Y que coincida también con la creciente aceptación de la criptomoneda bolivariana, el Petro. Todos saben que la declinante hegemonía norteamericana tiene como uno de sus pilares al dólar. Las criptomonedas y el avance del yuan chino están debilitando sin pausa ese pilar, lo que explica la agresiva respuesta de la Casa Blanca. El mercado petrolero mundial, antes movilizado exclusivamente en función del flujo de dólares, ahora lo hace sólo en parte y ya se habla del papel de los “petroyuanes”como cosa de todos los días. China está obligando a Arabia Saudita a aceptar sus yuanes como pago de sus exportaciones petroleras, y varios otros grandes productores, como Rusia, Irán, Venezuela, venden sus productos en otras monedas que no el dólar. El intercambio comercial entre China y Japón se realiza en yuanes, lo mismo que el que se produce entre China y Rusia. Catar entró por la misma variante, lo que precipitó que el gobierno estadounidense calificara a ese país como “terrorista”. Libia fue destruida y Gadafi linchado, entre otras cosas, porque dejó de vender su petróleo en dólares. Y lo mismo había ocurrido antes con Sadam Hussein, que también optó por vender el petróleo iraquí en euros. Signos todos de la desesperación de un imperio que inició su irreversible ocaso y que, por eso, da rienda suelta a todos sus demonios. El inmenso ejército imperial no es suficiente para garantizar la perpetuidad de la hegemonía norteamericana. También se requiere la absoluta primacía del dólar. Y esto ya va siendo cosa del pasado. Por eso el ataque interminable contra la Venezuela Bolivariana. Y por eso, hoy más que nunca, “todos somos Venezuela.”
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/04/la-insoportable-sobrevivencia-del.html
Posted in Sin categoría | 1 Comment

Manipulación de la Ley, nueva táctica de EE.UU.

Manipulación de la Ley, nueva táctica de Estados Unidos

 

La condena de Luiz Inácio Lula da Silva, es la materialización más reciente de la nueva estrategia de Estados Unidos contra la izquierda latinoamericana, en la cual se emplea a la justicia como fórmula para quitar del camino a los líderes elegidos por el pueblo en las urnas.

Ya lo emplearon en el mismo Brasil contra la presidenta constitucional Dilma Rousseff, a quien sacaron del cargo acusándola de corrupción, sin una sola prueba, a pesar de que aquellos funcionarios que fueron reclutados para la farsa, eran verdaderos corruptos, como lo es también el actual presidente de Brasil.
Con el apoyo total de la prensa derechista controlada por los partidos que responden a los intereses yanquis, las campañas mediáticas se diseñan para engañar a la población y fabricar estados de opinión que apoyen las inventadas acusaciones contra los líderes políticos que Estados Unidos no acepta.
Las primeras acciones contra Dilma fueron las manifestaciones organizadas y financiadas en su contra, para crear el caos y hacerle creer al pueblo que todo era responsabilidad de la mandataria, lo que está basado en las tácticas diseñadas por Gene Sharp, y que le fueron aplicadas exactamente a la Presidenta del Partido de los Trabajadores, entre ellas:
  • Promover acciones “no violentas” para generar y promocionar un clima de malestar en la sociedad, destacando denuncias de corrupción, promoción de intrigas o divulgación de falsos rumores.
  • Desarrollar intensas campañas en “defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos”, acompañadas de acusaciones de “totalitarismo” contra el gobierno en el poder.
  • Lucha activa por “reivindicaciones políticas y sociales”, y manipulación de los colectivos para que emprendan manifestaciones y protestas violentas, amenazando las instituciones.
  • Operaciones de guerra psicológica y desestabilización del gobierno, creando un clima de “ingobernabilidad”.
A Temer, presidente impuesto que tiene los niveles de popularidad más bajos de la historia de Brasil, no lo llevan a los tribunales para juzgarlo por sus acciones de corrupción comprobadas en grabaciones telefónicas y filmaciones, además de otras pruebas de carácter legal, porque la mayoría de los Senadores responden a los partidos de derecha, en plena concordancia con los dictados de la embajada de Estados Unidos en Brasilia, donde sus diplomáticos campean libremente por oficinas y pasillos de la Cancillería y del Congreso, presionando y reclutando a diestra y siniestra.
A la ex presidenta Cristina Fernández le hacen lo mismo, con el marcado propósito de evitar su postulación para las próximas elecciones argentinas. El acoso y denuncias respecto a inventados casos de corrupción evidencian el mismo camino, poniéndose al descubierto que esa es la actual estrategia para legitimar las mentiras conformadas contra todos los que se pronuncien a favor de medidas que beneficien a los de menos recursos.
La reciente sanción contra Lula no deja la más mínima duda de que esa será la actuación en lo adelante, y llama la atención que, sin prueba alguna, solo por falsedades afirmadas por las campañas de prensa al servicio de la derecha, fueron trasladadas a la justicia como ciertas, algo que evidencia que son parte del diseño estratégico ideado por Estados Unidos.
A Lula da Silva lo condenaron en juicios casi sumarísimos, por la rapidez empleada, cuando causas muchos más graves demoran meses y hasta años en ser culminadas, todo con el fin de evitar su participación en las elecciones presidenciales, porque en la ley de Brasil una persona con condenas judiciales no puede ser elegida para cargos de esa envergadura.
A pesar de las magnificadas cruzadas mediáticas en su contra, su imagen popular no se vio afectada entre los electores, porque los trabajadores saben que todo es un invento político para cortarle el camino a la presidencia, y hoy Lula cuenta con el apoyo mayoritario de los brasileños.
De la derecha hay que aprender a ser implacable con los asalariados y peones de los yanquis. Los partidos de izquierda en Latinoamérica tienen que repensar en los más mínimos detalles sin caer en ingenuidades, para mantener el poder y enfrentar con la verdad a la prensa al servicio del imperio.
Cada mentira tiene que ser descaracterizada, hay que emplear las redes sociales para llegar a toda la población con la verdad; descubrir y denunciar el accionar de los “diplomáticos” de Estados Unidos sobre congresistas, funcionarios de alto nivel, abogados y fiscales, quienes se dejan presionar y chantajear por ellos, tal y como se les ve hacer en las reuniones de Naciones Unidas cuando desean un voto a su favor.
Prueba de que contra Lula todo fue políticamente diseñado con antelación, es la información que acaba de publicar el diario O Globo, respecto a la celda que la Policía Federal local (PF), preparó especialmente para él, en la prisión de la sureña ciudad de Curitiba.
El proceso con el dirigente del Partidos de los Trabajadores es una farsa total, diseñada desde que manifestó su interés de presentarse en las elecciones y no habrá ningún recurso legal que impida su reclusión por 12 años, como escarmiento para aquellos que intenten aponerse a los dictados de Washington en América Latina, pues como afirmó sínicamente el ex secretario de Estado Rex Tillerson, lo que está vigente es la imperial Doctrina Monroe, de que “América es solo para ellos”.
Ante los vientos del aletear del águila imperial, debemos tener presente lo que alertó José Martí, al que denominó “El Norte brutal que nos desprecia”:
“¡Los árboles se han de poner en fila, para que no pase el Gigante de las Siete leguas!”
“Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes.”
Fuentes:
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/04/manipulacion-de-la-ley-nueva-tactica-de.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Fidel, visor e impulsor de la informática en Cuba

Fidel y los niños

Foto: Liborio Noval

«(…) La informática se convertirá en una poderosísima fuerza científica, económica
 e incluso política del país (…)».
 Fidel Castro

El 18 de abril de 1970 fue presentada la primera computadora cubana, la CID 201. Desde hacía cinco meses atrás, jóvenes ingenieros, físicos y matemáticos de la Universidad de La Habana se habían encaminado en el empeño de diseñar y construir el equipo, un reto a gran escala, pues cualquier ayuda del exterior para adquirir las partes y piezas necesarias era truncada por el bloqueo del Gobierno norteamericano.

No obstante, se hizo. Y detrás del hito estaba la figura de Fidel Castro, nuestro Comandante en Jefe, quien con su mirada visionaria comprendió desde bien temprano la necesidad de impulsar el desarrollo de la informática y la industria electrónica en Cuba. Tal empeño permitió, además, utilizar el modelo inicial de la primera computadora en áreas clave para la economía del país, en aquellos años, como la zafra azucarera y el control de ferrocarriles.

Así recordó este jueves Melchor Gil Morell, miembro del Consejo Nacional de la Unión de Informáticos de Cuba, en una de las sesiones de la Feria y Convención Internacional Informática 2018, que hasta hoy sesiona en el Palacio de Convenciones de La Habana y en el recinto ferial Pabexpo.

A partir de los resultados que fueron alcanzándose, el líder de la Revolución Cubana estimuló el potencial de los especialistas y técnicos cubanos, y para la década de 1970 cerca del 90 % de la capacidad de cómputo del país estaba soportada en la producción nacional, comentó.

Pero no solo había que producir –dijo Gil Morell–, Fidel sabía de la importancia de la universalización del conocimiento y del acceso masivo a la computación, de ahí que impulsara el surgimiento de los Joven Club de Computación y Electrónica y fue el artífice de otro gran proyecto: la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), que se creó en el 2002.

La UCI, según sus propias palabras, se trataba de un centro de nuevo tipo, de alcance nacional, de tareas concretas en el proyecto de la informatización de la sociedad cubana y con énfasis en la producción de software. Debía convertirse en el motor impulsor para el desarrollo tecnológico en Cuba, rememoró el especialista durante el encuentro.

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/03/fidel-castro-impulsor-de-la-informatica.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Fotos inéditas de Fidel en Perú

Las fotos de Lima muestran un aeropuerto repleto que explota en aplausos con la llegada de Fidel. Pero hay preguntas que las imágenes no pueden responder: ¿quiénes eran esas personas? ¿Qué pensaban? ¿Por qué fueron hasta allí? Foto: Jorge Oller

LIMA.– Una pequeña marca en la esquina izquierda indica las fotos que fueron sugeridas para la edición del día y las que permanecieron sin publicar. Solo los buenos fotógrafos se tomaban el trabajo de identificarlas en medio de la presión del cierre. Jorge Oller era y es de los mejores.

Fue él quien acompañó al Comandante en Jefe durante su gira por Chile en 1971 y la breve parada que hizo en Perú el 4 de diciembre de ese año para encontrarse con el General Juan Velasco Alvarado, una esperanza progresista en una América Latina tomada por la derecha.

Fidel llegó a Perú el 4 de diciembre de 1971, en una escala de su viaje de regreso de una gira por Chile. Foto:Jorge Oller

Las tiras de negativos que revisamos fueron guardadas hace casi medio siglo en cajas de madera y sobres de papel blanco, cuya acidez deteriora las imágenes. El daño, multiplicado por la humedad, se inicia casi siempre en los bordes y se va extendiendo hacia el centro, hasta que al final solo queda un celuloide transparente sin información ni valor alguno.

Por suerte, o mejor, por el arte de quienes se dedican a cuidar los más de tres millones de fotos del archivo de Granma, las instantáneas de Oller no tienen mayores problemas y el proceso de digitalización se encarga de frenar el deterioro por completo.

Cientos de peruanos fueron a recibir a Fidel en el aeropuerto de Lima. Foto: Jorge Oller

Las fotos de Lima muestran un aeropuerto repleto que explota en aplausos con la llegada de Fidel. Pero hay preguntas que las imágenes no pueden responder: ¿quiénes eran esas personas? ¿Qué pensaban? ¿Por qué fueron hasta allí?

Pocas veces tiene uno la oportunidad de conversar con una foto. Sin embargo, Gustavo Espinoza nos ofrece esa posibilidad. Él fue uno de los cientos de peruanos que esperaron al líder de la Revolución Cubana en la escalerilla del avión.

«Era la primera vez que Fidel venía al Perú, sabíamos que iba a estar muy poco tiempo, porque venía de paso desde Chile», recuerda. «Nosotros estábamos desarrollando el Segundo Congreso Nacional de Trabajadores de Perú e interrumpimos todo para llevar a los delegados hasta el aeropuerto».

Velasco Alvarado restableció las relaciones con Cuba el 8 de julio de 1972. Foto: Jorge Oller

En total, asegura a este diario, se desplazaron unas 400 personas con decenas de carteles sobre Fidel, Velasco, la Revolución y las relaciones entre Cuba y Perú, los mismos que se ven en las fotos de Oller.
Espinoza, que por entonces era el secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú, tuvo la oportunidad de ver a Fidel tras su encuentro de casi cuatro horas con Velasco Alvarado.

«Fidel dijo que estaba muy contento de estar en el Perú, que era un gran honor venir a la Patria de José Carlos Mariátegui. Contó que fue a Chile a ver a Salvador Allende en una gira para alimentar la esperanza de los pueblos y dijo también que la Revolución Cubana veía con gran simpatía el proceso peruano», recuerda Espinoza.

Fidel conversó durante casi cuatro horas con el presidente Juan Velasco Alvarado (izquierda). El ministro de la Aeronáutica, teniente general Rolando Gilardi Rodríguez (derecha), también fue a recibir al Comandante en Jefe, y el canciller general Edgardo Mercado Jarrín, en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, el 4 de diciembre de 1971. Foto: Jorge Oller

Aún hoy no se sabe con exactitud qué conversaron Fidel y Velasco Alvarado, pero quedó clara la afinidad que existía entre ellos a pesar de sus evidentes diferencias.

Pocos meses después de la visita de Fidel, en julio de 1972, Alvarado restablece las relaciones con Cuba en contra de las indicaciones de Washington, que al igual que ahora se basaban en aislar a la Mayor de las Antillas por todos los métodos posibles.

«Ambos tenían voluntad revolucionaria, aunque con ópticas distintas de lo que era la revolución», considera Espinoza. «Para Velasco, la revolución no era equivalente al socialismo en el sentido que Fidel le daba al socialismo».

Sin embargo, el veterano dirigente sindical no duda de la auténtica voluntad revolucionaria de Velasco Alvarado. «Era un hombre profundamente solidario e identificado con los intereses del pueblo. Sentía en carne propia las angustias, el sufrimiento y las inquietudes de los de abajo. Era un hombre de abajo».

A pesar de las transformaciones sociales que emprendió, o quizá por eso mismo, algunos buscan cerrar el capítulo de Velasco Alvarado en Perú al catalogar su mandato como una dictadura.

La mayoría de los carteles que recibieron a Fidel fueron confeccionados en el Segundo Congreso Nacional de los Trabajadores de Perú. Foto: Jorge Oller

Curiosamente, lo mismo sucedió con Allende en Chile y con los sandinistas después de su triunfo en julio de 1979 frente a la dictadura de Somoza. No fue muy distinto tampoco el tratamiento hacia Venezuela y la ola progresista y de izquierda latinoamericana que sobrevino desde principios del siglo XXI.

«Hay dos opiniones en este país: hay quienes dicen que el gobierno de Velasco fue una dictadura y hay quienes dicen que fue el gobierno más democrático que hubo en el país», señala Espinoza. «Nosotros sostenemos que fue el más democrático porque hizo transformaciones de corte democrático y antimperialista».

Por el contrario, añade,  hubo «demasiadas concesiones a la clase dominante, de tal manera que pudo recomponerse y dar el golpe que finalmente dio al traste con el proceso».

Viendo las fotos de Oller, nos percatamos de que el avión de Fidel en 1971 aterrizó en la misma pista que la delegación cubana a los foros paralelos de la VIII Cumbre de las Américas y la Cumbre de los Pueblos, que se llevarán a cabo en Lima esta semana.

Se trata de una sección contigua al aeropuerto Jorge Chávez, de la capital peruana, que se utiliza para actividades de Estado o cuestiones de seguridad.

El simbolismo trasciende la casualidad. Fidel también es delegado a esta Cumbre. Solo que llegó 47 años antes para abrir el camino.

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2018/04/fotos-ineditas-de-fidel-en-peru.html

Fidel y el Perú, instantánea del altruismo

Cuenta en sus memorias un sobreviviente de la catástrofe que “el terremoto de Áncash costó un Perú para su pueblo”. A voz de comarca, por aquellas tierras, todo lo que valga un Perú tiene un precio muy alto. Y así fue. Setenta mil víctimas, un sinfín de heridos y desaparecidos, decenas de comunidades arrasadas dejó el sismo que, a las 15 horas del 31 de mayo de 1970, trastocó a los peruanos.
“Sentimos un tremendo ruido (…) Se asemejaba al de muchos aviones. No sabíamos por dónde venía ni qué pasaba. Finalmente vimos el aluvión de lodo completamente negro con más de 40 metros de altura que avanzaba botando chispas de distintos colores”, relata quien vivió para contar las consecuencias de un seísmo de 7,9 grados en la escala de Richter.
Durante 45 minutos tembló con tanta fuerza la tierra que el Huascarán se zarandeó. Cuarenta millones de metros cúbicos de hielo, lodo y piedras se esparcieron en avalancha sobre ciudades enteras del Norte peruano. Tras la sacudida y el alud, un manto negro de polvo y dolor permaneció durante días en la zona.
En La Habana, pendiente siempre de los cables, Fidel supo de los hechos y las necesidades del pueblo peruano. La nación inca y Cuba no tenían relaciones diplomáticas. El expresidente Manuel Carlos Prado las había quebrado, no vio a bien que la Isla tomara “el camino socialista”. Sin embargo, para el líder de los cubanos esta no sólo era “la tragedia del Perú sino de toda la Humanidad”.
Así consta en el diario Granma de la época y en una fotografía que aparece multiplicada en el ciberespacio. La imagen guarda el instante en que Fidel, con el brazo extendido, donó sangre para los damnificados del terremoto del ‘70. Tras él, más de 150 mil cubanos también lo hicieron.
Decenas de médicos partieron con el equipamiento necesario para instalar cinco hospitales. Llegaron hasta Áncash, Recuay, Huaraz, Carhuaz y otros poblados afectados. Cuba fue el primer país en enviar ayuda para los peruanos. Dos años después, el 8 de julio de 1972, el gobierno de Juan Velasco Alvarado restableció las relaciones diplomáticas con la Isla.
Los doctores cubanos han regresado una y otra vez a Perú, por el terremoto en Pisco (2007) o por las intensas lluvias de Piura (2017). En Áncash hay un parque que se llama Cuba y muchos hombres dispuestos a confesar que tienen sangre cubana en su cuerpo, y los genes de Fidel en el alma.
En 2007, el Gobierno del Perú declaró el 31 de mayo como “Día Nacional de la Solidaridad y de Reflexión en la Prevención de Desastres”.
Posted in Sin categoría | Leave a comment