Nauta: una marca muy codiciada por los cubanos

Nauta: una marca muy codiciada por los cubanos

 

La ampliación del servicio público de acceso a Internet necesita aún de mejoras en la velocidad de conexión, en los precios de acceso, en el aumento de salas de navegación y de un personal capacitado que ayude a los usuarios…
Foto: César A Rodríguez
Era 27 de mayo de 2013 cuando la noticia corrió de boca en boca, de sitio en sitio: En Cuba se prevé ampliar el servicio público de acceso a Internet para que los ciudadanos puedan conectarse a la red de redes. La información que ocupó los principales titulares de la prensa nacional e internacional se hizo realidad el 4 de junio. Ese día abrieron 118 salas de navegación con 400 computadoras habilitadas por todo el país, y comenzaba un camino complejo en el profundo proceso de informatización que vive la sociedad.
Con la marca Nauta empezó a comercializarse el nuevo servicio de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa). Esta es una solución informática para las computadoras de las salas públicas de navegación, que le permite al usuario acceder a los servicios de navegación y correo electrónico, así como a diferentes aplicaciones instaladas en la máquina. En este ambiente de trabajo el usuario accede a los servicios mediante una autenticación previa, siempre que tenga crédito disponible en su cuenta de acceso.
Junto con Nauta, llegaron por su puesto los precios para acceder a la conexión: la navegación en Internet (con posibilidad de contratar una cuenta de correo internacional @nauta.cu) a 4.50 CUC x 1 hora; la navegación nacional con correo electrónico internacional a 1.50 CUC x 1 hora, y la navegación nacional a 0.60 CUC x 1 hora. Luego estas ofertas disminuyeron pero, aún con precios incómodos para el bolsillo del cubano.
A casi un año de esa primera oferta de servicio público de acceso a Internet, en marzo, Etecsa puso una nueva oferta para los cubanos consistente en la posibilidad de consultar desde los celulares el correo electrónico con dominio @nauta.cu, que había llegado junto con el acceso a Internet desde las salas de navegación. Desde entonces los poseedores de una cuenta de correo electrónico pueden consultarla desde los móviles, siempre y cuando estos soporten servicios de transmisión de datos y contengan una aplicación de correo electrónico.
A las facilidades ofrecidas por el Portal Nauta, a partir de julio pasado se sumó también el acceso a 35 salas de navegación de Internet con tecnología wifi en espacios públicos de toda la nación y reducir el precio de la hora de navegación a la red de redes hasta 2.00 CUC. De la zona wifi pueden disfrutar todas aquellas personas que tengan una cuenta Nauta, temporal o permanente, utilizando sus dispositivos móviles, ordenadores personales o tabletas que posean funcionalidades para la nueva conexión.
El más reciente camino que ha dado Etecsa se puso en práctica el pasado 6 de octubre. Desde entonces las cuentas de acceso permanente Nauta para la navegación en Internet pueden ser recargadas desde el extranjero con 10. 00 CUC o más, a través del sitio web www.ding.com. Para efectuar esa recarga el usuario deberá introducir los datos de la cuenta de acceso del usuario, incluyendo el dominio: usuario@nauta.com.cu­ o usuario@nauta.co.cu; según corresponda.
Son algunos de los pasos que ha dado la Mayor de las Antillas, mientras llega la tan ansiada conexión desde nuestras casas. En consonancia, el pasado mes en una Mesa Redonda dedicada al tema de la informatización de la sociedad, se apuntaba que los puntos de navegación se han multiplicado a más de 600, y que datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) indican que suman más de tres millones los accesos a Internet y un millón de usuarios utilizan la plataforma Nauta.
Mayra Arevich Marín, presidenta ejecutiva de Etecsa expresó que hasta esa fecha se habían comercializado 3,8 millones de cuentas; sin embargo, la de tipo permanente ofrece mayores garantías, como la posibilidad de establecer un usuario y contraseña propios, se puede recargar con los agentes de telecomunicaciones y se dispone de una cuenta de correo personal con alcance internacional.

Los clientes tienen la palabra

No hay dudas de que Cuba trabaja en lograr con la mayor rapidez posible el proceso de informatización de nuestra sociedad, pero no podemos permitirnos que los servicios Nauta no tengan las condiciones para lograr mejores resultados. Así lo confirman varios usuarios con los que Cubahora dialogó para conocer sobre la implementación de este servicio luego de un año de su puesta en funcionamiento.
Según Mario Luis Martínez desde la creación de su cuenta de correo la utiliza sobre todo en las noches, pues por el día es muy difícil conectarse. “Cuando intento acceder al correo sobre todo en el horario del mediodía es muy lento y nunca he podido llegar a pasar un mensaje, pues muchas veces cuando le doy enviar se queda ahí y nada”. Con él coincidió Marta Hernández, quien asegura que también se ha visto afectada por tales hechos, aunque dice tener más suerte desde que se comunica por la tecnología wifi.
Otros usuarios mencionaron también como dificultades las enormes colas para activar el servicio y luego la poca preparación del personal que configura los teléfonos, así como la congestión de las líneas que todavía ocasiona tardanzas en las entregas de la mensajería. Ello lo confirmó Guillermo Benítez, quien cuenta que hace unas semanas envió un correo a un amigo en Granma y lo recibió dos días después. “Así sucede dentro del país, ni hablar cuando trato de enviar un correo a otro nación”.
Pero no todo es para alarmarse. Juana Linares cuenta que sus comunicaciones en las salas de navegación han sido gratas. “He logrado descargar bastantes documentos en la hora que asisto a la sala del Hotel Focsa, en el Vedado capitalino. Lo que sí las colas son inmensas, pues muchas personas vienen y marcan desde muy temprano. Es necesario incrementar más las salas que existen en el país así como las zonas wifi”.
Giorbis García reconoció que se han realizado mejoras en los servicios Nauta y se han rebajado las tarifas, pero ello es “es poco si se tiene en cuenta que miles de cubanos acceden a los servicios sobre todo para comunicarse con sus familiares y descargar contenidos. Además en las zonas wifi, muchos son los cibernautas que intercambian mensajes de voz, de texto y hasta video llamadas en varios lugares del planeta”.
A los precios se refirieron usuarios como Ángel Figueroa, quien mencionó a la necesidad de buscar tarifas más cercanas a lo que gana un cubano, pues muchos no acceden hoy a los servicios del Nauta pues precisan de ese dinero para otros asuntos básicos. Dijo también que “a pesar de que la conexión es bastante buena, en el caso de las zonas wifi la seguridad es mínima y carecen muchas veces de iluminación”.
Otras situaciones aquejan los servicios de Etecsa, entre ellas están el acceso a las tarjetas Nauta, las largas colas para adquirirla o la no existencia de estas en los puntos de venta de Etecsa por el acaparamiento de algunos; la falta de un personal que brinde asistencia técnica ante cualquier duda o el hecho de que los puntos solo presten sus servicios hasta media tarde. Y cuando ello sucede, se deja en manos de otros temas como la venta ilegal de tarjetas Nauta, conectarse a menos precios y hasta cómo lograr un buen servicio como ha sucedido.

Cuando de mejorar se trata

¿Qué dicen las autoridades sobre las inquietudes de los usuarios? En respuesta a la carta del capitalino Juan Antonio Roque, publicada en Juventud Rebelde recientemente, Tania Velázquez Rodríguez, directora central de Comercial y Mercadotecnia de Etecsa, respondía en ese medio, que el servicio Nauta fue concebido y diseñado inicialmente para ser usado en salas de navegación. Y casi un año después, fue que Etecsa anunció la posibilidad de acceder al mismo de manera remota desde los móviles. Es decir, consultar el correo, recibir y enviar, no así el resto de las prestaciones de la plataforma, como gestionar su cuenta, recargar, eliminar correos leídos y poner reglas a estos.
Precisaba que la forma de cobrar el acceso al correo Nauta desde los móviles consiste en aplicar la tarifa de un CUC por Megabyte, y se descuenta del saldo del servicio móvil, no de la cuenta de correo. Esta tarifa, añade, vigente por la Resolución 8 del Ministerio de Comunicaciones, no depende de la velocidad ni del tiempo empleado en el envío o recepción de mensajes, sino del volumen de información transferida.
Velázquez Rodríguez aclaraba que acciones como consultar si han entrado nuevos correos, descargarlos o borrarlos, sincronizar con los servidores o realizar actualizaciones, entre otras, requieren conectividad y por tanto consumen saldo. Por ello recomendaba a los cibernautas activar los datos de manera manual en el momento en que deseen consultar sus correos o enviarlos, y no dejar la configuración de forma permanente, pues ello evita los costos indeseados, fundamentalmente de los teléfonos inteligentes que intentan realizar conexiones en el servidor para actualizar sus aplicaciones.
En cuanto a la inquietud de Juan Antonio sobre la calidad del acceso que depende de las condiciones específicas de la red que dé cobertura al lugar donde se realice. “Uno de los principios de funcionamiento de la red actual establece que en momentos de congestión se prioriza la voz y no el dato. Para soportar el crecimiento de los servicios, la Empresa realiza todos los años inversiones que contemplan la ampliación y mejoramiento de la calidad del acceso, aunque este proceso es continuo, ya que se corresponde con el nivel de incremento de las líneas celulares, que ya cuenta con más de tres millones de suscriptores”.
En cuanto a la limitación de la cantidad de tarjetas por persona, la funcionaria expresó que toda venta a la población tiene un carácter minorista, por lo que se debe regular en correspondencia con las necesidades de los consumidores que acuden a estos centros de manera individual. Mientras que, “las compras de volúmenes superiores, deben estar dirigidas a los agentes de telecomunicaciones y otros distribuidores autorizados”; con excepción de las tarjetas de cuentas de navegación temporales.
Sobre este tema la Presidenta Ejecutiva de Etecsa destacó que se trabaja para que el agente de telecomunicaciones comercialice las tarjetas para navegar y esto alivie la demanda, aunque insistió en la pertinencia de cuentas permanentes. Añadió que en los Joven Club de Computación y Electrónica también las personas pueden acercarse al servicio de navegación a Internet a través de Nauta, pues en estas instituciones existen diferentes salas de navegación y además las personas pueden tener el asesoramiento de personas especializadas.
A la par refirió que si bien las tarifas no son las idóneas, han ido descendiendo con el tiempo. Etecsa mantiene una política de rebajas en la medida que la calidad del servicio lo permita, pues su premisa es garantizar calidad, sentenció la funcionaria, quien añadió que para el desarrollo de infraestructura y aumento de ancho de banda se trabaja con nuevos centros de datos, capaces hoy de alojar las aplicaciones de la mayoría de los ministerios del país.
Wilfredo González Vidal, viceministro de Comunicaciones señaló a los medios que se debe continuar ampliando este servicio, por lo que se han hecho inversiones en infraestructura, al tiempo que se aumenta el ancho de banda, elementos marcados por la disponibilidad económica. “Los alcances de ese proceso se han dado en la medida en que el país despliega la infraestructura y fortalece sus servicios”.
La ampliación de los servicios de conectividad en el país está en consonancia con la estrategia planteada por Cuba de seguir facilitando cada vez más el acceso de la población a las nuevas tecnologías, en dependencia de la disponibilidad de recursos y con un enfoque que favorezca su uso social. No obstante, existe la firme intención de continuar acercando cada vez más estos servicios a las necesidades y posibilidades de la población.
Esta estrategia está planteada en el objetivo 52 de la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba, que en su texto hace un llamado a: “Aprovechar las ventajas de las tecnologías de la información y las comunicaciones, como herramientas para el desarrollo del conocimiento, la economía y la actividad política e ideológica; exponer la imagen de Cuba y su verdad, así como combatir las acciones de subversión contra nuestro país”. Obremos en ese sentido.
Fuente: CUBAHORA / Por Yuniel Labacena Romero
Nauta: una marca muy codiciada por los cubanos

La marca Nauta empezó a comercializarse a través del nuevo servicio de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa). (Abel Rojas Barallobre / Cubahora)

  • Cuenta Nauta: Modalidad de acceso a Internet que puede ser temporal o permanente; esta última significa que es recargable. Se contrata en las unidades comerciales de Etecsa, donde también se comercializan los cupones de recarga. Al mismo tiempo, estos cupones ya pueden ser adquiridos con los agentes de telecomunicaciones que han suscrito contratos con Etecsa para la comercialización de los mismos.
  • Una misma persona solo puede adquirir hasta diez tarjetas, teniendo en cuenta la situación de los revendedores.
  • Según la Oficina Nacional de Estadísticas:
  • A cierre del 2013 en Cuba existían 1 millón 14 mil 400 computadoras, de ellas 515 mil 400 en red.
  • Los usuarios de servicios de Internet sumaban 2 millones 923 mil 000.
  • Existen 90 computadoras personales y 261 usuarios de Internet por cada 1000 habitantes.
  • Pérdidas asociadas a los ingresos dejados de percibir y por reubicación geográfica del comercio debido al bloqueo:
  • Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA S.A.): suman más de 38 millones de dólares.
Publicado por: David Díaz Ríos
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.