El voto cubano en USA

El voto cubano en USA

 

Resulta difícil diagnosticar con precisión a qué lado favorece la correlación de fuerzas entre partidarios y oponentes a la política de Obama hacia la mayor de las Antillas.
El Duende (Max Lesnik) / Nunca antes  en  la historia de Estados Unidos y  Cuba   las elecciones presidenciales norteamericanas  han tenido tanta importancia para los  cubanos  como las que habrán  de celebrarse  en el mes  de noviembre del  próximo año 2016.
No  es  solo  por  el hecho  de que haya  dos candidatos  presidenciales Republicanos de origen cubano envueltos  en  la  contienda, Ted Cruz y Marco Rubio,  sino además porque la  campaña electoral  se  está celebrando en un  momento de cambio  en las relaciones  entre   Estados  Unidos  y  Cuba a partir  de  la  apertura  de  embajadas  diplomáticas en Washington y La Habana.
Es significativo  señalar  que  de  todos  los  aspirantes  presidenciales  envueltos  en  la  contienda, el Republicano  Jeb Bush es el más  comprometido    con la  extrema derecha cubana de Miami  representada por  los  Congresistas  Ileana Ros, Carlos  Curbelo y Mario Díaz Balart sin que  esto  quiera decir  que  Marco Rubio  y Ted Cruz  no piensen igual,  que  Jeb Bush con respecto  al tema cubano. Pero  Jeb Bush  es el más peligroso de los tres  porque  era hasta  antes  del  último  debate Republicano  el que tenía  más posibilidades  de  llegar  a la  Casa Blanca frente  a Hillary Clinton o cualquiera otro candidato del Partido Demócrata. Es mi opinión que  por  su mala  actuación en el debate Republicano  de  la  Cadena CNBC del  pasado  miércoles Jeb Bush  difícilmente  pueda  llegar  a ser  el  candidato presidencial Republicano en la contienda del año próximo.
De acuerdo  a  los  más agudos analistas  políticos, en la batalla  de las elecciones Primarias del Estado de La Florida  si bien en  estos momentos  Marco Rubio  está  por  encima de Bush,  no  se  descarta la sorpresa de que Donad  Trump obtenga  el  primer  lugar   en el Estado floridano,  en gran parte  gracias  al voto  de  cubanos  de  la derecha, descontentos  con  la mala  imagen del ex gobernador de La Florida  y la inviabilidad  de  la candidatura  presidencial  de Marco Rubio, a quien  su  enfrenamiento  con la dinastía  Bush, hace imposible que  la estructura partidista  de los Republicanos lo acepte  como su candidato presidencial
Es  ya bien sabido   que  los  votantes   de origen  cubano  de La Florida  están en su  inmensa mayoría  a favor del mantenimiento  de  las  nuevas relaciones  diplomáticas con Cuba, lo cual no significa  que por  lo menos  un 40 % de ellos no se mantenga  en la línea de intransigencia simpatizando con los  Republicanos  que  abogan por  volver a la política  de confrontaciones  con el gobierno cubano.
Es  decir que  ese  40 %  de los  cubanos  están al  lado  de Jeb  Bush  o  de Marco  Rubio, porque en el caso  de Donald Trump este  ya ha dicho que está de acuerdo  con  la política del Presidente Barack Obama  de  relaciones diplomáticas con Cuba.
Así las cosas  hay  que  decir que  el  voto  cubano  en Estados Unidos  en estas elecciones  presidenciales  del año  2016 irá  a las urnas  bastante  fragmentado,  lo  que  es  una mala  noticia  para  la  extrema  derecha  del odio  anti-cubano. Menos  mal.  Digo  yo.

Publicado por: David Díaz Ríos
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.