Aquí las verdades que le cuesta decir a Santos sobre Colombia

Aquí las verdades que le cuesta decir a Santos sobre Colombia

 

colombia1

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, viene arreciando su discurso contra Venezuela. Ha afirmado de forma insistente que el modelo social y político de la Revolución Bolivariana ha “fracasado”. Además, Santos, cuyo país está en guerra desde hace más de 50 años, viene asegurando que en su nación sí hay una verdadera “revolución” que ha sacado de la pobreza a miles y su economía ha crecido a ritmo sostenido.

 

Pero ¿qué hay de cierto en esto?, ¿cómo puede el jefe de Estado de uno de los países más desiguales del mundo, hablar de respeto a los derechos humanos?. teleSUR te muestra los hechos que desmontan el discurso del mandatario colombiano:

Derechos Humanos 

Pobreza y desigualdad 

 

“En Colombia se ha reducido la pobreza” 

 

Colombia, según el último informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, por su sigla en inglés) fechado en 2014, ocupa el puesto 12 de 168 en desigualdad en el ingreso, y acceso a la educación y la salud entre hombres y mujeres.

Entre tanto, Venezuela, país al que el mandatario colombiano acusó de desigual y con falta de oportunidades, según este mismo informe, ocupa el puesto 79.

Venezuela ha recibido la certificación de la ONU por el cumplimiento de las Metas del Milenio, que incluyen la reducción de la pobreza y pobreza extrema, la superación del analfabetismo, acceso a servicios básicos como el agua potable, entre otros.

En octubre de 2014, el embajador de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), otorgó un reconocimiento a Venezuela por haber cumplido las Metas del Milenio en materia de alimentación.

Alimentación

 

En la Guajira colombiana, por ejemplo, más de 64,5 por ciento de la población vive en la pobreza (35,87 por ciento por debajo del umbral de la indigencia), frente al 37,2 por ciento a nivel nacional.

Desde hace casi tres años este territorio padece una de las sequías más inclementes. Para satisfacer sus necesidades hídricas, los habitantes están obligados a caminar largas distancias hasta molinos de viento que no dan agua de buena calidad.

Algunas comunidades cuentan con molinos de viento instalados hace más de 60 años. Pero la carencia del líquido influye en la propagación de enfermedades como gripe, diarreas y fiebre.

La desnutrición afecta principalmente a los niños de la localidad, de acuerdo a cifras oficiales en la Guajira colombiana alrededor de 27,9% de los niños sufre de desnutrición.

Fue el propio Juan Manuel Santos, quien afirmó que 26 niños murieron de desnutrición en 2013 en La Guajira, 48 en 2014 y 11 en el primer semestre de 2015.

Además, la falta de agua incide en el poco desarrollo de la agricultura y la ganadería, los animales de cría han parecido por la falta de alimento. Esto afecta la dinámica social puesto que los animales usualmente son usados como forma de pago entre las personas.

Crecimiento económico

 

Aunque Juan Manuel Santos afirma que “Colombia es un país de constante crecimiento económico”, las cifras actuales demuestran lo contrario: Mientras el país alcanzó en 2014 un 4,3 de incremento en su economía, para este 2015, según el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, el aumento de la economía será solo del 3,2 por ciento.

“El equipo técnico del Banco estima que el crecimiento económico en el segundo semestre superará al del primero y en todo 2015 estará entre el 2 y el 4,0 por ciento”, precisó el funcionario.

Contrario a esta realidad, en Venezuela el apoyo a las grandes mayorías no se justifica en base al presupuesto sino a las obras sociales que necesitan las clases con menos recursos.

Desempleo

 

“Hoy son miles los venezolanos que vienen a Colombia en busca de trabajo”

 

Cifras oficiales destacan que el desempleo es un fenómeno que sigue afectando a una parte significativa de la población colombiana.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en 2014 el desempleo en Colombia se ubicó en 9,1 %. Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística (INE) de Venezuela calculó la tasa de desocupación en 5,9% para el mismo año.

Contrabando

 

El mandatario colombiano aludió al desabastecimiento que afecta al pueblo venezolano, “que no tiene los productos necesarios” e incluso, a su juicio, está por debajo de países como Siria y Afganistán.

Lo que no dice Santos es que una de las razones del desabastecimiento que golpea a la nación vecina es el contrabando de extracción hacia Colombia: 40% de sus bienes en general salen ilegalmente.

¿Cómo puede explicarse que, por ejemplo, el estado Táchira, colindante con el colombiano departamento del Norte de Santander, que aloja el 4.5% de la población venezolana, desaparezcan 8.5% del total de alimentos del país?

Pero en su discurso Santos eludió la responsabilidad de Colombia en el problema y desconoció una realidad que desde Cúcuta también reconocen sus propios ciudadanos y comerciantes, quienes afirman que el 80 por ciento de los alimentos y productos que venden llegan desde Venezuela a través del contrabando de extracción en la frontera.

Tampoco hizo referencia a las ganancias de hasta 3.000 por ciento que obtienen ilegalmente los contrabandistas, o “pimpineros”, que se llevan la gasolina venezolana, la más barata del mundo y subsidiada casi en 100 por ciento por el Estado.

Para tener una idea, en Cúcuta, cinco galones de gasolina cuestan 14.000 bolívares (2.269,84 dólares), mientras que en Venezuela no supera los tres bolívares (0.47 centavos de dólar).

Pero la gasolina no es el único producto venezolano que sale hacia Colombia: 30 por ciento de los alimentos importados terminan en ese país, causando pérdidas de al menos dos mil millones de dólares al año para Venezuela.

Santos aseguró que Colombia no es responsable, sin embargo, reconoció que hay muchos problemas en la frontera, entre los cuales mencionó el contrabando y las mafias organizadas, que “venimos enfrentando”.

Sin profundizar en qué hará su Gobierno para remediar esta situación, Santos insistió en que “cerrar la frontera no es camino para enfrentarlo”.

En contraste, desde que Venezuela cerró su frontera terrestre con Colombia se ha ahorrado más de 260 mil galones de gasolina por día y ya empiezan a verse en los anaqueles los productos que habían desaparecido del lado venezolano, mientras del otro lado, se encontraban con facilidad.

teleSUR

http://www.contrainjerencia.com/?p=109296

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE