Renueva Obama por un año más ley que sustenta bloqueo a Cuba

Renueva Obama por un año más ley que sustenta bloqueo a Cuba

 

Obama renueva por un año más ley que sustenta bloqueo a Cuba

El presidente de EE.UU., Barack Obama, renovó este viernes por un año más la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 que sustenta el bloqueo económico impuesto a Cuba.

En una declaración enviada a la agencia noticiosa EFE, un alto funcionario del Gobierno explicó bajo anonimato queesa prórroga implica que Obama sigue manteniendo su autoridad y “flexibilidad” para relajar el bloqueo a Cuba mediante decretos ejecutivos.

Obama tenía que decidir antes del próximo lunes, 14 de septiembre, si prolongaba el embargo a Cuba bajo la llamada Ley de Comercio con el Enemigo, un estatuto de 1917 al que el entonces presidente John Kennedy recurrió en 1962 para imponer el embargo económico a la isla y que desde entonces han renovado, año tras año, los nueve siguientes presidentes.

Cuba es actualmente el único país del mundo sancionado bajo esa ley, que autoriza al presidente de EE.UU. a imponer y mantener restricciones económicas a Estados considerados hostiles.

En un memorando enviado hoy a los secretarios de Estado y del Tesoro, Obama explica que su decisión de prorrogar por un año más la ley, hasta el 14 de septiembre de 2016, está “en el interés nacional” de EE.UU.

La “renovación” de la Ley de Comercio con el Enemigo “maximiza la flexibilidad del presidente para administrar el embargo a Cuba y autorizar determinadas transacciones”, precisó a EFE el alto funcionario en su declaración.

A continuación, agregó que esa flexibilidad “es fundamental” para “el compromiso” del Gobierno de Obama de ayudar al pueblo cubano “a determinar libremente su propio futuro”.

Por otro lado, Peter Boogaard, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, dijo a EFE en otra declaración que Obama “sigue creyendo que el Congreso debería levantar el embargo a Cuba” y ya ha tomado una serie de medidas para “normalizar las relaciones” con la isla.

Boogaard detalló que, “hasta que el Congreso actúe, la Administración seguirá tomando medidas prudentes y responsables para permitir el comercio y los viajes” con Cuba dentro de las “limitaciones” que impone el embargo.

(Con  información de Agencias)

http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/09/11/renueva-obama-por-un-ano-mas-ley-que-sustenta-bloqueo-a-cuba/#.VfQ7JNI35YA

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/43083-obama-renueva-por-un-ano-mas-ley-que-sustenta-bloqueo-a-cuba

http://www.excelsior.com.mx/global/2015/09/11/1045231

http://www.cubano1erplano.com/2015/09/barack-obama-renovo-ley-de-comercio-con.html

http://fanalcubano.blogspot.com/2015/09/acabo-el-chuchuchu-renueva-obama-por.html

http://islamiacu.blogspot.com/2015/09/obama-renovo-la-ley-de-comercio-con-el.html

http://guajiritasoy.blogspot.com/2015/09/barack-obama-renovo-ley-de-comercio-con.html

CUBA.- EU.- POR FIN, NO TIENE LO QUE TENÍA QUE TENER

Por  Dr. Néstor García Iturbe

Resultan interesantes las coincidencias históricas y sobre todo, en relación con el 11 de septiembre se manifiestan unas cuantas.
En el día de hoy, el Premio Nobel de la Paz, firmó una “Determinación Presidencial” bajo el ejercicio de su autoridad, para mantener a Cuba afectada hasta el 14 de septiembre del 2016 por la Ley de Comercio con el Enemigo.
Al hacer esto, pone en ridículo a su Secretario de Estado, John Kerry, que recientemente declaró en la Habana que Estados Unidos y Cuba no eran enemigos ni rivales, sino vecinos. Además, da una muestra de poca perspicacia política, al firmar esta determinación el 11 de septiembre, pudiendo haberla firmado el día 10, o el 12, para que no coincidiera con otros eventos que han sucedido el 11 de septiembre, en los cuales Estados Unidos ha estado involucrado.
Un 11 de septiembre, otro presidente de Estados Unidos, desde la misma oficina oval en que despacha el Premio Nobel de la Paz, tomó la Determinación Presidencial de darle un golpe de estado al gobierno constitucional de Chile, lo cual trajo como consecuencia la muerte de miles de chilenos, entre ellos el presidente Salvador Allende y que otros miles sufrieran vejámenes y torturas. Estados Unidos nunca señaló todas aquellas barbaridades como violaciones a los Derechos Humanos por parte de los golpistas, claro está, estas se cometían con su participación.
Otro 11 de septiembre se desarrollaron los sucesos que trajeron como consecuencia la destrucción del World Trade Center, conocido como las Torres Gemelas. El presidente de turno estaba en esos momentos visitando una escuela y cuando supo la noticia, tomó la Determinación Presidencial de quedarse un rato hablando con los niños y hojeando sus cuadernos, como si él estuviera preparado para lo que estaba sucediendo. Todos conocemos la historia que se ha tejido alrededor de estos sucesos, incluyendo el avión que atacó al Pentágono, del cual nunca se vieron sus restos y el que iba a atacar la Casa Blanca que desapareció sin mayores explicaciones.
También un 11 de septiembre, en la ciudad de Nueva York, terrorista residentes en Estados Unidos asesinaron a balazos al diplomático cubano Félix García. El terrorista que fue acusado y convicto de ese crimen ya se encuentra en libertad, quizás como resultado de otra Determinación Presidencial.
Señor Obama, los hombres los juzga la historia por las determinaciones que toman en un momento determinado. Si actúan acertadamente, con valentía  y acorde a la justicia, o si actúan equivocada y caprichosamente, como si la justicia y el mundo no les importaran.
Imposible no recordar en el contexto que estamos describiendo al Comandante Juan Almeida Bosque, que murió un 11 de septiembre y que en momentos de un duro combate contra las fuerzas de la tiranía batistiana, por cierto apoyadas por determinación de Estados Unidos, dijo la famosa frase de “Aquí no se rinde nadie, cojones”.
Señor Obama nuestro poeta nacional Nicolás Guillen, en una de sus famosas y conocidas poesías, repetía algo muy acorde a la Revolución Cubana, cuando expresaba que “ahora si tengo lo que tenía que tener”.
En su caso, al tomar esta Determinación Presidencial de mantener a Cuba afectada por la Ley de Comercio con el Enemigo, hasta el 14 de septiembre del 2016, ha demostrado, que usted no tiene lo que tenía que tener.
La Habana, 11 de septiembre 2015
A CONTINUACION EL TEXTO DE LA DETERMINACION PRESIDENCIAL
 
 
THE WHITE HOUSE
Office of the Press Secretary
 
For Immediate Release September 11, 2015
 
September 11, 2015
 
Presidential Determination
No. 2015-11
 
MEMORANDUM FOR THE SECRETARY OF STATE
THE SECRETARY OF THE TREASURY
 
SUBJECT: Continuation of the Exercise of Certain Authorities Under the Trading With the Enemy Act
 
Under section 101(b) of Public Law 95-223 (91 Stat. 1625; 50 U.S.C. App. 5(b) note), and a previous determination on September 5, 2014 (79 FR 54183, September 10, 2014), the exercise of certain authorities under the Trading With the Enemy Act is scheduled to terminate on September 14, 2015.
 
I hereby determine that the continuation for 1 year of the exercise of those authorities with respect to Cuba is in the national interest of the United States.
 
Therefore, consistent with the authority vested in me by section 101(b) of Public Law 95-223, I continue for 1 year, until September 14, 2016, the exercise of those authorities with respect to Cuba, as implemented by the Cuban Assets Control Regulations, 31 C.F.R. Part 515.
 
The Secretary of the Treasury is authorized and directed to publish this determination in the Federal Register.
  
BARACK OBAMA

 http://moncadalectores.blogspot.com/2015/09/cuba-eu-por-fin-no-tiene-lo-que-tenia.html

 

¿Obama podía hacer otra cosa?

LEY DE COMERCIO CON EL ENEMIGO

Los entendidos apuntan a que si no mantenía esa Ley se hubiese quedado sin facultades para continuar su política hacia Cuba, pero habría que ver cuánto más hará en su “flexibilidad” 
 

Por LAZARO BARREDO MEDINA

 
El entramado jurídico en Estados Unidos sobre Cuba es muy enrevesado, sobre todo cuando se han dictado cientos de medidas ejecutivas y una enorme cantidad de enmiendas a leyes y leyes en sí misma para sostener durante más de 50 años una política de agresión continuada.
 
Eso es lo que se ha visto este viernes cuando el presidente Barack Obama renovó por otro año   la aplicación a Cuba de la Ley de Comercio con el Enemigo, medida legislativa de 1917 que sólo se aplica a  la isla en estos momentos. Un alto funcionario del Gobierno explicó a medios de prensa  bajo anonimato que esa prórroga implica que Obama sigue manteniendo su autoridad y “flexibilidad” para relajar las sanciones a Cuba mediante decretos ejecutivos.
 
En otras palabras, el mandatario contra sus deseos no la podría eliminar pues de lo contrario perdería facultades discrecionales para modificar precisamente el sistema de sanciones contra la isla. Tiene que mantener una ley  punitiva para contrarrestar sus propios efectos. Tal es la paradoja.
 
La llamada Ley de Comercio con el Enemigo a la que John F. Kennedy recurrió en 1962 para implementar el bloqueo económico a la isla, tras varias decisiones ejecutivas  que venían aplicándose desde 1959 por su antecesor Dwight Eisenhower, ha sido renovada desde entonces, año tras año,  por los nueve siguientes presidentes. Esa legislación autoriza al mandatario a imponer y mantener restricciones económicas a Estados considerados hostiles.
 
Algunos comentarios publicados en la prensa estadounidense señalan que el efecto de esa ley en términos de las sanciones a Cuba es más simbólico que real porque el bloqueo  se ha reforzado a lo largo del último medio siglo mediante otros estatutos, incluido uno que estipula que solo el Congreso puede levantarlo por completo.
 
Efectivamente,  como parte de la legislación Helms-Burton  se aplicó como elemento adicional la codificación de bloqueo en  y en un precedente inaudito se dejó en manos el Congreso la decisión de levantarlo, siempre bajo ciertas condiciones como era el deseo de los sectores políticos  estadounidenses más recalcitrantes y la presión de la mafia de Miami.
 
Pero el simbolismo es en apariencias. Desde hace varias semanas, Robert Muse,  un abogado en Washington, DC, con experiencia en las leyes estadounidenses relacionadas con Cuba, viene advirtiendo que “La Ley de Comercio con el Enemigo es, con mucho margen, el estatuto principal que activa el embargo (bloqueo). Pero también es el único que confiere la actividad ejecutiva al presidente para relajar el embargo a Cuba”. De acuerdo con sus comentarios fue en base a esa ley que Estados Unidos adoptó en 1963 las regulaciones para el control de activos cubanos, que prohíben toda transacción financiera con Cuba no autorizada por el Departamento del Tesoro y que suponen “el 95 % del embargo”.
 
El jurista comentó a la prensa que a primera vista, Obama entraría en una contradicción si, después de ocho meses insistiendo en que el Congreso debe levantar el embargo, mantenía  a Cuba vinculada a la ley que permitió instaurar esa medida hace cinco décadas. Pero argumentó que, si Obama dejaba que el 14 de septiembre caducara la disposición sobre Cuba en la Ley de Comercio con el Enemigo, podría perder su “flexibilidad para conceder permisos y cambiar las reglas” de aplicación del embargo (bloqueo), que pasaría a estar en manos del Congreso en todas sus dimensiones.
 
El aval de Muse sobre el tema  es muy alto. Entre sus clientes se encuentran las principales empresas dedicadas al comercio internacional y la inversión extranjera directa. Ha testificado sobre temas legales relacionados con Cuba ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos; la Comisión de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional Permanente de la Cámara de los Comunes canadiense; la Subcomisión de Comercio de la Comisión de la Cámara de Representantes de Medios y Arbitrios y el Comité de Relaciones Económicas Exteriores del Parlamento Europeo (Bruselas), así como el grupo entre los partidos del Parlamento sobre Cuba (Estrasburgo).
 
“Si Obama usa su autoridad ejecutiva respecto al embargo, éste se quedaría como un trozo de queso que tiene tantos agujeros que ya no le queda queso. Sería una reliquia”, advirtió este renombrado abogado.
 
Otros estudiosos del complicado entramado legislativo estadounidense coinciden en esa apreciación de que el mandatario puede hacer mucho más y que su margen de maniobra es muy elevado. Sustentan el fundamento de que son pocas las limitaciones que tiene como, por ejemplo,  no puede autorizar el comercio de bienes de subsidiarias norteamericanas y Cuba; tampoco puede consentir transacciones con propiedades  nacionalizadas a estadounidenses; no puede autorizar los viajes con fines turísticos ni puede violar la determinación de que en el comercio de productos agrícolas , Cuba debe pagar en efectivo y por adelantado. Obama, igualmente, no puede abolir el bloqueo.
 
Pero en todo lo demás, puede actuar en correspondencia con su autoridad. Así que, como dice el amigo Taladrid, saque Ud. sus propias conclusiones.
 
La Habana, 12 de septiembre de 2015
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE