EE.UU. retira a Cuba de arbitrario listado de países con tráfico de personas

EE.UU. retira a Cuba de arbitrario listado de países con tráfico de personas

 

EE.UU. retira a Cuba de arbitrario listado de países con tráfico de personas

El Departamento norteamericano de Estado retiró a Cuba de su lista de países que presuntamente hacen poco para combatir el tráfico de personas.

La informaciòn aparece recogida en el informe anual sobre tráfico de personas en el mundo, relativo a 2014, dado a conocer este lunes.

Cuba fue incluida arbitraria e injustamente en ese listado desde 2003, como una de las formas que usò la Casa Blanca para demonizar al gobierno revolucionario.

Garras de Estados Unidos sobre Cuba.

Sin embargo, aún mantiene a Cuba en el acápite de ese listado que incluye a países que necesitan de un escrutinio especial.

Los observadores del Departamento de Estado consideran la colaboraciòn mèdica cubana a màs de 50 países como trabajo forzado.

El informe se publica una semana después de que Estados Unidos y Cuba restablecieran sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961, y dos meses después de que el Departamento de Estado la retirara de su lista de Estados patrocinadores del terrorismo, otra en la que el gobierno de la isla fue incluido injustamente por las autoridades estadounidenses.

Escrito por  RHC/Agencias

http://cubasi.cu/cubasi-noticias-cuba-mundo-ultima-hora/item/41740-eeuu-retira-a-cuba-de-arbitrario-listado-de-paises-con-trafico-de-personas

Cuba fuera de otra lista donde jamás debió estar, pero…

 

Informe tráfico de personas que emitió Estados Unidos en Julio 2015

Por Guillermo Alvarado

El gobierno de Estados Unidos anunció este lunes la decisión de excluir a Cuba de la unilateral y antojadiza lista de países que presuntamente patrocinan el tráfico de personas, un anuncio que visto así, a secas, podría llamar a confusión.

Según el Departamento de Estado en su informe acerca del trasiego de personas en 2014, Cuba muestra avances en esta materia y reconoce el compromiso -de La Habana- para cumplir con los estándares mínimos.

Pero, porque aquí hay un “pero” grande como una catedral, el documento de marras se cuida muy bien de señalar que en las relaciones migratorias entre Cuba y Estados Unidos, principal flujo desde la Isla caribeña hacia cualquier parte del mundo, el principal instigador de las más diversas variantes de tráfico ilegal de seres humanos es justamente el país norteño y no ahora, sino desde el momento mismo en que triunfó la Revolución.

En un primer momento Washington abrió las puertas para que sin ningún trámite legal o formal, ladrones, funcionarios corruptos, policías, esbirros, torturadores y asesinos al servicio de la tiranía de Fulgencio Batista entrasen a su territorio y luego desestimó cualquier solicitud de extradición hecha por La Habana.

Acto seguido, tras una campaña de mentiras orquestadas por grupos contrarrevolucionarios, que sembraron el pánico entre familias de sectores medios y acomodados de Cuba, unos 14 mil niños fueron de hecho secuestrados por Estados Unidos en la infame operación denominada “Peter Pan”.

Tras la ruptura de las relaciones y el cese de los vuelos directos entre ambas naciones, la Casa Blanca siguió estimulando las salidas ilegales, sobre todo tras el anuncio de la administración de John Kennedy de que los cubanos que saliesen desde su país hacia el norte, serían recibidos como refugiados.

Este es el antecedente directo de un instrumento legal nefasto y criminal, la Ley de Ajuste Cubano, promulgada en 1965 por Lyndon Johnson, y que en medio siglo ha sido responsable de miles de muertes y la comisión de innumerables delitos.

La infame legislación establece, en síntesis, que todo cubano que salga ilegalmente de su país y toque, por la vía que sea, suelo estadounidense y permanezca allí durante un año, adquiere automáticamente la residencia permanente con todos los privilegios que esto implica. A este cuerpo legal se le sumó la ominosa política de “pies secos, pies mojados”, según la cual quien sea interceptado en el mar, será devuelto a Cuba, pero quien logre pisar tierra firme, tendrá inmediato su acceso “al paraíso”.

Al mismo tiempo, las autoridades estadounidenses restringen lo más posible la emisión de visas y permisos para una migración legal y ordenada, como exige Cuba.

¿El objetivo final de este montaje? Pues No es otro que politizar el tema y hacer creer al mundo que los cubanos huyen con desesperación del socialismo.

La Ley de Ajuste Cubano y la política de “pies secos, pies mojados” han dado lugar a un intenso y dramático tráfico ilegal de personas, cuya responsabilidad recae directamente sobre Estados Unidos, aunque nadie lo anote en una lista.

Que excluyan a Cuba del listado es una buena cosa, significa que al menos reconocen su error, pero falta mucho, muchísimo, para una rectificación total.

http://www.radiohc.cu/especiales/comentarios/64003-cuba-fuera-de-otra-lista-donde-jamas-debio-estar-pero

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Post a comment or leave a trackback.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your email address will never be published.