Cuba frente a los que odian y destruyen

Cuba frente a los que odian y destruyen / Por Rolando López del Amo / Segunda Cita

 

José Martí decía que los hombres iban en dos bandos opuestos. Uno era el de los que odian y destruyen. El otro el de los que aman y fundan. El señor Donald Trump pertenece al primero. El pueblo de Cuba, al segundo. Martí también advertía que una persona ignorante en el poder sería la víctima de quienes conocían y alababan sus defectos. Esto último también puede aplicársele al señor Trump. Pero, por encima de sus características personales, él es el representante de los intereses imperialistas quienes, como nos enseñó el Che, son los que convierten a los hombres en fieras sedientas de sangre.

El Che nos enseñó que no se debía  confiar en el imperialismo. Nada, dijo rotundamente aquella noche en acto en el que tuve el privilegio de estar presente.

Derrotar a la revolución cubana victoriosa el primero de enero de 1959 ha sido la obsesión de todas las administraciones estadounidenses desde entonces. Cada administración con su estilo.

Las más inteligentes, a mi modo de ver, fueron las de Jimmy Carter, cuando se crearon oficinas de intereses en ambos países, y la de Barack Obama que restableció las relaciones diplomáticas e inició un diálogo respetuoso. La peor fue, aparte de la de Clinton cuando se aprobó la ley Helms Burton, la de George W. Bush, que llevó a extremos abusivos las restricciones a los ciudadanos de origen cubano residentes en los EEUU. Ahora la administración de Donald Trump parece querer desmontar todo lo alcanzado durante la administración de su predecesor y retrotraerla a los peores tiempos.

Las reales posiciones de Trump hacia Cuba comenzaron a mostrarse desde la muerte de Fidel, cuando escribió un comentario irrespetuoso y sucio sobre muestro máximo dirigente. Después comenzó la manipulación del “incidente acústico” con la expulsión de dos  funcionarios de nuestra embajada en Washington el pasado mes de mayo. Más tarde, en junio, el show montado en Miami con los derrotados mercenarios de Playa Girón, donde anunció un paquete de medidas anticubanas. En septiembre se dieron a conocer nuevas medidas para desalentar los intercambios bilaterales, especialmente la visita de norteamericanos a Cuba y los intercambios económicos. Más tarde, el ataque a Cuba en la sesión inicial del actual período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Posteriormente, después de haber sufrido el paso del ciclón más destructivo de nuestra historia que afectó a la casi totalidad de las provincias cubanas, el “incidente acústico” se convierte en “ataque acústico” contra funcionarios de la embajada de los EEUUen Cuba y la administración Trump decidió retirar de Cuba el sesenta por ciento de sus empleados y anunció que suspendía la entrega de visas para que viajen a su país los ciudadanos cubanos, incorporándonos, de facto, a la lista de países anunciada días antes que incluía, no sólo países islámicos, sino a Venezuela y la RPD de Corea. Ademá se recomendó a los norteamericanos que no viajaran a Cuba porque, según Trump, en ella“pasan cosas muy malas”. Como si no fuera suficiente, se produce la expulsión de quince diplomáticos de nuestra embajada en Washington, con la excusa de equiparar el número de funcionarios yanquis en Cuba, como si fuera una acción de reciprocidad, cuando todo ha sido una actuación unilateral del gobierno de los EEUU, pues Cuba no expulsó a nadie. Cuba no reciprocó cuando expulsaron a los dos primeros cubanos en mayo.

El sentido de estas acciones se parece mucho a ciertas acciones realizadas en el pasado para justificar acciones militares. En 1898 hundieron el acorazado Maine en el puerto de La Habana para justificar su intervención en la guerra por la independencia de Cuba. También, en el siglo XX, fabricaron el incidente del Golfo de Tonkín para hacerle la guerra a Vietnam. De igual forma inventaron la posesión de armas de destrucción masiva por el régimen de Sadam Hussein para invadir Iraq. Después vino lo de la Torres Gemelas en New York para invadir a Afganistán en el siglo XXI.

Que el presidente Trump está aplicando hacia Cuba la política deseada por la mafia congresional de Marco Rubio, Díaz Balart e Ileana Ross, es inobjetable. Por lo pronto tratan de impedir el contacto pueblo a pueblo porque este le ha permitido a decenas de miles de ciudadanos estadounidenses ponerse en contacto con nuestra realidad y a no pocos hombres de negocios y políticos de ese país comprender los beneficios de la normalización de las relaciones bilaterales, no sólo en ese orden, sino también en el orden internacional.

Ahora la administración Trump parece haber optado por el “gran garrote”, la política de exterior de inicios del siglo XX.

El restablecimiento de las relaciones entre Cuba y los EEUU se produjo en un momento de avance de las fuerzas progresistas en nuestro continente. Ahora es otra la situación, como sabemos. La OEA está administrada por un asalariado yanqui, dos grandes países de laAmérica del Sur perdieron sus gobiernos progresistas y Venezuela es objeto de un ataque en todos los frentes para liquidar la revolución bolivariana y aparece un nuevo ambiente de fractura interna en Ecuador. El gobierno de Bolivia resiste con Evo al frente y se convierte en el nuevo blanco del secretario general de la OEA. Contra Nicaragua se manifiestan las abiertas intenciones imperialistas de tratar de desestabilizar al gobierno sandinista de unidad nacional. En este nuevo contexto el gobierno de los EEUU ha apostado por el enfrentamiento con el gobierno de Cuba. Creen que ha llegado su hora.

Cometen un grave error, uno más en el conjunto de errores de esta administración en menos de un año de gobierno.

El pueblo cubano tiene un profundo sentido patriótico y los cambios que trajo la revolución cubana, sobre todo en materia de dignidad nacional, ya no podrán ser derrotados.

Llevamos muchos años de lucha por la independencia y la justicia social y por la solidaridad internacional. Ni siquiera en medio de las difíciles circunstancias actuales después del paso de Irma, hemos dejado de prestar colaboración a pueblos hermanos damnificados en el Caribe, Dominica y Antigua y Barbuda, o al querido México, como no hace mucho lo hicimos con el Perú, y se mantiene la oferta de ayuda a Puerto Rico, la isla hermana.

El magnate Trump, quien ha mostrado ser hábil en amasar fortuna individual y ser un comunicador de la mediocridad de los peores programas de la televisión estadounidense, los llamados “reality show”, ha puesto en evidencia sus peores defectos, a saber, su incultura, su racismo y xenofobia, su machismo ridículo, su arrogancia, su inconsistencia, su veleidad, su gusto por la mentira. El interior de su círculo de gobierno es de una inestabilidad  reconocida. Los cambios de personas en tan breve tiempo demuestran la lucha interna entre quienes lo rodean. Sí ha sido constante en servir al complejo militar-industrial y al lobby judeo-israelita.

En poco tiempo se ha ganado Trump ser un presidente con bajo nivel de aceptación por las minorías negra, latinoamericana, musulmana, más grandes figuras del arte, el deporte, la ciencia. Ha creado problemas con sus aliados de Norteamérica, europeos y asiáticos y con la comunidad internacional en su conjunto. Es una calamidad nacional e internacional. Sólo que, desgraciadamente, su vice representa también las peores posiciones políticas de ese país.

América Latina y el Caribe ya le aguantaron el brazo cuando habló de agresión militar contra Venezuela. Nuestra región que se declaró zona de paz sabe bien lo que es la ausencia de ella y los esfuerzos que se han hecho y se hacen para que prevalezca la proclama adoptada por la CELAC en La Habana.

En cuanto a Cuba, hemos vivido momentos muy difíciles a los largo de estos años, el mayor de ellos la crisis de octubre, año y meses después de haber derrotado la invasión mercenaria de Bahía de Cochinos.

Seguiremos adelante perfeccionando nuestro trabajo, inspirados en el ejemplo del Che y las enseñanzas y espíritu de lucha y victoria que nos inculcó Fidel, para construir el socialismo próspero y sostenible propuesto por los Congresos del Partido Comunista de Cuba bajo la dirección del compañero Raúl. 

http://segundacita.blogspot.com/2017/10/cuba-frente-los-que-odian-y-destruyen.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232642

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2017/10/cuba-frente-los-que-odian-y-destruyen.html

Posted in Sin categoría | Leave a comment

¡Increíble! El Che bajo el uniforme de un cadete de West Point

 

Una foto, una historia

¡Increíble! El Che bajo el uniforme de un cadete de West Point
 Estas sí son  fotos que no deben dejar de ver.  Llegaron al mundo por sendos tuits del Teniente de segunda Spenser Rapone y fueron tomadas durante su graduación, en mayo de 2016, como cadete de la Academia Militar de West Point, la formadora más importante y prestigiosa de los oficiales estadounidenses. Spencer abre su uniforme y ¡lo increíble! Lleva un pulóver del Che Guevara, el revolucionario y guerrillero cubano/argentino.

West Point ha respondido a los tuits de este septiembre con una declaración oficial sobre el «mensaje pro-comunista escondido bajo el uniforme», según publicó el sitio digital de Army Times.

El Ejército ha comenzado una investigación del joven de 25 años que sirvió en Afganistán y luego entró en la Academia Militar de West Point. En ese entonces fue auspiciado por un congresista de Pennsylvania que ahora ha criticado fuertemente su posición política.

«Second Lieutenant Rapone‘s actions in no way reflect the values of the U.S. Military Academy or the U.S. Army», dice la declaración de West Point. La traducimos «Las acciones del teniente segundo Rapone de ninguna manera reflejan los valores de la Academia Militar de EE. UU. o del Ejército de EE. UU.»

En la segunda de sus fotos, el joven militar —que integra la 10ma. Division de Montaña con base en Fort Drum, en el estado de Nueva York—,  escribió un mensaje en el fondo de su gorra de gala que dejó más perplejos aún a quienes lo vieron: «El comunismo vencerá», y saluda con su puño izquierdo cerrado.  Y por si quedara alguna duda, afirma un tuit de Commie Bebop (@punkproletarian) del 25 de septiembre, «hasta la victoria siempre».

Rapone, que se describe en su perfil de medium.com como un oficial de infantería del Ejército, publicó su primer tuit el domingo para apoyar la protesta de jugadores de la Liga Nacional de Fútbol Rugby de Estados Unidos (NFL) que se han unido al quarterback Colin Kaepernick en su peculiar acción para denunciar el racismo y la violencia policial en Estados Unidos.

Colin Kaepernick

Kaepernick,  ex jugador del San Francisco 49ers, no fue contratado por la NFL tras iniciar esa protesta y ello da para otra propuesta de Una Foto Una Historia.

Esa manifestación, que para el presidente Donald Trump y muchos otros significa una ofensa al himno y a la bandera de Estados Unidos, porque en lugar de mantenerse de pie y con la mano derecha sobre el corazón, como dictan las reglas, se arrodillan o levantan el puño, es seguida también por muchos, incluidas personalidades del deporte, las artes y movimientos sociales, además de militares en activo y veteranos. El tuit de Rapone iba acompañado de la etiqueta  #VeteransForKaepernick.

Para el Ejército y específicamente para la teniente coronel Tonya Stokes, de la 10ma. Division de Montaña —según consta en las declaraciones que hizo al Army Times— ellos permiten la libertad de expresión para los soldados, pero Rapone «cruzó la línea con sus declaraciones políticas hechas en uniforme.  Por supuesto, la conservadora Legión Americana de Veteranos de las Guerras también ha rechazado las manifestaciones ante el himno nacional como «irrespetuosas» al país y a los militares.

La controversia está encendida en las redes sociales y en los medios, tanto por Rapone como por Kaepernick.

Aún no ha trascendido qué pudiera ocurrirle al veterano de Afganistán y oficial de la 10ma. Divisioó de Montaña que se ha declarado «comunista», pero estos tuits y otros ya se pueden leer.

Por supuesto, también lo han inundado las críticas y algunos le llaman «traidor», pero el Democratic Socialists of America Veterans Working Group, al cual pertence Spenser Rapone, se ha parado a su lado.

El Grupo de trabajo de los veteranos de la DSA intenta proporcionar un conducto para que los veteranos se conecten con sus comunidades y con otros para luchar por nuestros objetivos comunes: racial, económica, social, ambiental, género, justicia de los derechos religiosos y la discapacidad.

«Nuestra misión continúa como organizadores y compañeros ayudando a promulgar el socialismo democrático», aseguran en su página web.

Otras opiniones de Rapone le definen en su posición anticapitalista. El diario Daily Mail (versión online) público que en junio de 2016 el joven militar escribió «Fascistas deshumanizan a los oponentes políticos… La violencia contra la extrema derecha es resistencia, no agresión» y en julio de ese mismo año asevero: «Con ese discurso, Trump confirma las peores sospechas: él es un fascista».

Así van las cosas en Estados Unidos, donde las divisiones de la sociedad se profundizan  y no pocos consideran que el nuevo presidente y sus expresiones en  discursos y tuits, favorecen y profundizan la controversia y también la violencia que ocurre entre manifestantes y contramanifestantes.

Habrán muchas fotos y muchas historias más para comentar. A esta hay que darle seguimiento…

http://www.juventudrebelde.cu/columnas/una-foto-una-historia/2017-09-27/increible-el-che-bajo-el-uniforme-de-un-cadete-de-west-point

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Estas cifras retratan la peligrosa pasión de EE.UU. por las armas de fuego

Estas son las cifras que retratan la peligrosa pasión de EE.UU. por las armas de fuego

Estados Unidos no solo es el líder mundial en materia de propiedad de armas, también es el país que sufre 11 veces más tiroteos masivos que cualquier otro país desarrollado, según un estudio de 2014 publicado en el International Journal of Criminal Justice Sciences.

Estas son algunas de las estadísticas relativas a tenencia de armas y violencia con armas enEEUU, después de que el ataque contra un concierto de country en Las Vegas se haya convertido en el tiroteo masivo más mortífero de la historia.

88 armas por cada 100 personas

Esta es la tasa de tenencia de armas en EEUU, la mayor con mucha diferencia de todo el mundo, según una investigación de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito publicada en 2012. El país que ocupa la segunda posición es Yemen, que tiene 54,8 armas por cada 100 personas.

La mitad de los civiles armados vive en EEUU

La proporción de civiles armados en EEUU respecto del total mundial es abrumadora. Con menos del 5% de la población mundial, EEUU es el hogar de alrededor del 35-50% de civiles propietarios de armas de todo el mundo, según la Small Arms Survey de 2007.

Más de 30.000

El número de estadounidenses que mueren por disparos de armas de fuego cada año. Alrededor de dos tercios de esta cifra son suicidios.

Más de 100.000

El número de personas que terminan heridas por armas de fuego cada año en EEUU, según un estudio publicado en la revista Health Affairs.

25 veces

Los estadounidenses tienen en general “una probabilidad 25 veces mayor de ser asesinados con una pistola que la gente en otro países desarrollados”, sostienen los defensores del control de armas.

70%

Proporción de asesinatos en EEUU en los que una pistola es el arma utilizada, según las estadísticas que maneja el FBI.

71%

Aumento del número de posesión de armas de fuego en EEUU desde 1994.

38%

Aumento del número total de armas de fuego en EEUU desde 1994.

3%

Proporción de personas que poseen la mitad de las armas del país, según un resumen no publicado de los resultados de la encuesta de las universidades de Harvard y Northeastern. Anclando a este grupo están los superpropietarios de armas de EEUU, se estima que 7,7 millones de estadounidenses poseen entre ocho y 140 armas de fuego cada uno.

2.800 millones de dólares

Son los gastos médicos anuales que utiliza EEUU para tratar los disparos de bala, según un estudio. Si se consideran conjuntamente la pérdida de ingresos y los gastos de hospitalización, los autores del estudio dicen que los gastos provocados por los tiroteos en EEUU pueden llegar a ser de 45.000 millones de dólares al año.

73%

Proporción de asesinatos por arma de fuego entre todos los asesinatos que se produjeron en 2016, la más alta registrada en toda la historia de EEUU, según las estadísticas del FBI. Mientras que los asesinatos en EEUU están muy por debajo de los máximos históricos, los asesinatos con armas de fuego cada vez representan una mayor parte del número total.

400.000

El número de armas robadas cada año en EEUU, según el resumen no publicado de los resultados de una encuesta de las universidades de Harvard y Northeastern. La National Crime Victimization Survey ha cifrado su estimación en 230.000 armas robadas al año.

32%

La proporción de hombres estadounidenses que dijeron ser propietarios de un arma en el año 2015, en comparación con el 42% del año 1994, según el estudio de Harvard y Northeastern.

12%

La proporción de mujeres estadounidenses que dijeron ser propietarias de un arma en el año 2015, en comparación con el 9% de 1994.

127

Número de ciudades y pueblos de EEUU responsables de la mitad de los homicidios por armas de fuego en el año 2015, según un análisis geográfico realizado por the Guardian.

Menos de un cuarto

La proporción de la población del país en esas 127 ciudades y pueblos.
https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2017/10/estas-cifras-retratan-la-peligrosa.html
Posted in Sin categoría | Leave a comment

Trump: Los gestos del desprecio

 

Profesor José Francisco Echemendía Gallego / Universidad de Sancti Spíritus / Intranet UNISS

 

En los tiempos que vivimos en nuestra “contaminada y única nave espacial”, como ha calificado a nuestro planeta el periodista y conductor de  televisión Walter Martínez, son más frecuentes, más intensos y catastróficos los fenómenos naturales que afectan a la humanidad en cualquier latitud; casi todos ellos signados por un denominador común: el cambio climático.
También contribuye a que todo se conozca, y de qué manera, por el desarrollo tecnológico alcanzado en las comunicaciones a nivel global; en consonancia, los que habitamos este mundo nos dolemos ante las desgracias de otros, aun cuando vivan muy distantes, hablen otra lengua y tengan otra cultura; nos solidarizamos, estamos pendientes de cómo marchan las cosas, de cuánta ayuda reciben; y hasta si podemos colaborar de alguna manera. Todo eso ha ido condicionando una actitud, una manera de enfrentar estos hechos y de evaluar las posiciones que los gobiernos, organizaciones, gobernantes y políticos asumen ante ellos.
Este ejercicio ha sido ampliamente practicado en los últimos dos meses en toda la región delCaribe, parte de Centroamérica y Estados Unidos, con la presencia de 4 huracanes, tres de ellos de gran intensidad, y dos terremotos en México. En la mayoría de los estados afectados los daños causados han sido de gran consideración, valoradas en miles de millones de dólares las pérdidas económicas, y el costo invaluable de cerca de 400 vidas humanas.
En la mayoría de los estados insulares del Caribe la situación se presenta crítica, aun cuando la solidaridad de muchos gobiernos y pueblos se ha puesto de manifiesto. El caso de Puerto Rico, azotado despiadadamente por el huracán María es elocuente, la llamada “Isla del encanto” fue literalmente devastada por un fenómeno natural que agudizó hasta extremos insospechados lo que ya venía haciendo la “tormenta” económica que viven los boricuas desde hace algunos años.
La isla, con una deuda de cerca de 73 mil millones de dólares, este año se declaró en quiebra, por lo que el gobierno del Estado Libre Asociado carece de fondos para enfrentar los efectos de la catástrofe, y por ello, desde el momento en que se sabía inevitable el impacto del huracán, su gobernador Ricardo Rosselló Nevares comenzó a solicitar ayuda al gobierno federal de los EE.UU., actitud que imitó inmediatamente la alcaldesa de San Juan Carmen Yolín Cruz, quien además fue muy crítica con el presidente Trump por la demora de la ayuda.
El presidente norteamericano, haciendo gala de su excelente escala de prioridades, anunció el 26 de septiembre que visitaría la isla para el martes 3 de octubre, nada más y nada menos que trece días después del paso del meteoro. Pero lo peor de todo, desde mi punto de vista, fue la postura asumida por el mandatario, que dice exactamente el lugar que ocupan los puertorriqueños en la mente y el corazón de la élite gobernante en EE.UU.; basten los siguientes ejemplos:
  • Minimizó la magnitud del desastre al compararla con lo ocurrido en Nueva Orleans cuando el huracán Katrina en 2005, al decir: “Cada muerte es un horror, pero si miramos una verdadera catástrofe como Katrina y nos fijamos en los cientos y cientos de personas que murieron y lo que pasó aquí con una tormenta que fue totalmente imponente… ¿Cuántos muertos tienen ustedes? Dieciséis contra miles”.
  • Declaró además: “Odio decirlo, Puerto Rico, pero ustedes dejaron nuestro presupuesto un poco fuera de control porque hemos gastado mucho dinero enPuerto Rico. Y eso está bien, hemos salvado muchas vidas”, y poco después en un intercambio con militares expresó: “Increíble trabajo. Tan increíble que estamos ordenando cientos de millones de dólares de nuevos aviones para la Fuerza Aérea, especialmente F-35”.
  • El gesto despreciativo, casi burlesco y ofensivo al lanzar a los presentes paquetes de papel higiénico como si fueran pelotas de baloncesto (lo más lamentable es que en las fotos se puede ver a algunos ciudadanos que, como decimos por acá, “le ríen la gracia”; claro esos no son los de Yabucoa, Guayamas, Isabela o Aguadilla
Si mi abuelo hubiera estado vivo, de seguro le hubiera escuchado decir: “Vivir para ver”.

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Por qué los usuarios no quieren dejar de usar Windows 7

Por qué nadie quiere dejar de usar Windows 7.

Windows 7 es el nuevo Windows XP: nadie parece querer renunciar a él .

Windows 7 sigue siendo el sistema operativo favorito en la empresa.

Los usuarios prefieren Windows 7 frente a Windows 10.

Tal parece que las personas le siguen temiendo a los cambios, y esto se ha manifestado en los últimos avances de la tecnología.
 
Las últimas cifras de Netmarketshare revelan la cuota de las distintas versiones de Windows a nivel global, y si hay un protagonista, ese no es Windows 10, sino un Windows 7 intratable que utilizan uno de cada dos usuarios de PCs y portátiles en nuestro planeta.  
 
Windows 10 vuelve a tener el enemigo en casa, y el enemigo no es otro que la resistencia al cambio.
 
La historia parece repetirse: Windows XP ya le causó problemas a la cuota de Windows 7 y de Windows 8, y ahora es Windows 7 el que está comprometiendo las ambiciones de Microsoft con su último sistema operativo.
 
Windows XP daba (y sigue dando) la impresión de ser inmortal, y resulta sorprendente que a estas alturas, atentos, tenga la misma cuota de mercado que Windows 8/8.1, un sistema operativo que estaba diseñado para sustituir a Windows 7, no a Windows XP.
 
Mientras tanto Windows 7 parece no temblar ante un hecho preocupante: en dos años se acaba el periodo de soporte. El próximo 14 de enero de 2020 finaliza el “soporte extendido” (el soporte convencional terminó el 13 de enero de 2015) de Windows 7, y será entonces cuando los usuarios quedarán literalmente desprotegidos ante las nuevas amenazas de seguridad.
 
Microsoft, salvo casos excepcionales (como ocurrió con Wannacry), nos dejará solos, y seguir usando esta versión del sistema operativo pondrá en riesgo la seguridad de nuestros datos.
 
¿Qué ocurrirá entonces con Windows 7 y, sobre todo con Windows 10?
 
Teóricamente el lento crecimiento de cuota de Windows 10 (un 5% más en un año) debería acelerarse de forma notable. La respuesta, no obstante, la determinarán unos usuarios que demuestran una y otra vez que cambiar a un nuevo sistema operativo es muy duro.

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Guía Familiar para la protección ante Ciclones Tropicales

Guía Familiar para la protección ante Ciclones Tropicales + Descarga

El Estado Mayor de la Defensa Civil presentó Guía Familiar para la Protección ante Ciclones Tropicales (Para residentes en áreas urbanas y para residentes en áreas rurales), elaborada a partir de las experiencias obtenidas en el país tras el paso de los más intensos huracanes que han impactado al Archipiélago en los últimos años, especialmente Iván, Dennis, Gustav, Ike, Paloma, Sandy y Matthew.

En declaraciones a la Televisión nacional, el general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, insistió en que no es un documento para engavetarse, sino para que sea ampliamente divulgado y aplicado por la población y el sistema institucional involucrado en evitar al máximo posible la pérdida de vidas y bienes, por eventos meteorológicos extremos como huracanes o intensas lluvias.

El texto comprende indicaciones específicas para las familias residentes en las zonas rurales y urbanas e incluyen orientaciones tanto para las labores preventivas como las medidas a tomarse durante el azote de un ciclón y luego en la fase recuperación. Detalla claramente qué deben hacer tanto a aquellos núcleos familiares evacuados como los que permanecen en sus viviendas.

La Guía es el fruto de la Directiva No 1 Para la Reducción de Desastres, emitida en abril de 2010 por el presidente del Consejo de Defensa Nacional, General de Ejército Raúl Castro Ruz y el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil. Contó con los aportes de los institutos de Meteorología y el Nacional de Recursos Hidráulicos.

Igualmente, fue enriquecida con los análisis hechos por las instituciones gubernamentales en los municipios afectados por huracanes y otros eventos meteorológicos extremos en el pasado reciente.

 

Descárguela aquí:

LINK 1 

LINK 2 

LINK 3

LINK 4

LINK 5

http://www.periodico26.cu/index.php/es/component/k2/item/5161-divulgan-guia-familiar-anti-ciclones-hecha-en-cuba-link-de-descarga

http://cgestionderiesgos.cubava.cu/2017/06/29/guia-familiar-para-la-proteccion-ante-ciclones-tropicales-descarga/

LEER MÁS:

Guía familiar para la protección ante ciclones tropicales

 

 

Publicado por: David Díaz Ríos / CubaSigueLaMarcha.blogspot.com

 

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2017/09/guia-familiar-para-la-proteccion-ante.html

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Fidel vive. La Revolución sigue

<a <img src="http://davidson.cubava.cu/files/2017/06/Fidel-vive-la-Rvolución

Posted in Sin categoría | Leave a comment

La tercera vía o centrismo político en Cuba

La tercera vía o centrismo político en Cuba: Una aproximación desde la historia / Elier Ramírez Cañedo 

 

El principal obstáculo que siempre ha enfrentado el centrismo es que jamás ha logrado anclar sus ideas en el pueblo. (Fernando Medina Fernández / Cubahora)

Centrismo político: en su origen es un concepto de raíz geométrica: el punto equidistante de todos los extremos. Posición política que se colocaría entre la izquierda y la derecha, entre el socialismo y el capitalismo.

Lenin calificó esta postura de “utopismo traicionero producto del reformismo burgués”. 

Desde ya hace algún tiempo se ha estado moviendo, esencialmente en medios digitales, la idea de un “centrismo político” en la Cuba de hoy, como parte de una de las estrategias de Estados Unidos por subvertir el modelo socialista cubano, ante los rotundos fracasos y el desprestigio de la llamada “contrarrevolución cubana”. (i) Uno de los cables revelados por Wikileaks en el 2010, mostró como Jonathan Farrar, en ese momento Jefe de la Sección de Intereses de Washington en La Habana informó al Departamento de Estado el 15 de abril de 2009, como esa “oposición” realmente estaba desconectada de la realidad cubana, no tenía ningún poder de influencia en los jóvenes, y estaba más preocupada en el dinero que en llevar sus plataformas a sectores más amplios de la sociedad. (ii)

El centrismo político en su origen es un concepto de raíz geométrica: el punto equidistante de todos los extremos. Supuestamente sería una posición política que se colocaría entre la izquierda y la derecha, entre el socialismo y el capitalismo, una tercera vía que hace “conciliar las mejores ideas” de los extremos que le dan vida y donde se postula la moderación frente a cualquier tipo de radicalismo. Lenin calificó esta postura de “utopismo traicionero producto del reformismo burgués”. Y es que ciertamente las denominadas terceras vías, o centrismos, nunca han sido una opción revolucionaria, sino estrategias para instaurar, salvar, recomponer, modernizar o restaurar el capitalismo.

Cuando se pondera la moderación frente al radicalismo revolucionario cubano –que es ir a la raíz, para nada asociado al extremismo que es otra cosa- (iii) , me es inevitable no encontrar determinadas analogías entre ese  centrismo que hoy se intenta articular en Cuba, con el autonomismo decimonónico.

El autonomismo como corriente política surge desde la primera mitad del siglo XIX, pero se conforma como partido político a partir de 1878, como uno de los frutos que produjo la revolución del 68. (iv)   Fue una corriente que compartió tiempo histórico con el independentismo, el integrismo y el anexionismo. Era la corriente por excelencia de la moderación, de la evolución, enemiga de los radicales independentistas cubanos. Asumían una posición también “equidistante”, entre el integrismo –la defensa del status quo- y la independencia, pero en momentos de definición, cerraban filas junto al integrismo para frenar y atacar la revolución, la cual consideraban el peor de los males. Algunas figuras célebres del autonomismo terminaron compartiendo las ideas anexionistas al producirse la intervención-ocupación  estadounidense en Cuba. Sus principales líderes brillaron por sus dotes intelectuales, eran grandes oradores, pero con un pensamiento de élite, esencialmente burgués, de ahí que jamás pudieron arrastrar detrás de sí a las masas cubanas. El pueblo cubano en ese momento lo menos que necesitaba era ideas de laboratorio, de ahí que cuando se produjo la nueva arrancada independentista de 1895, el partido autonomista quedara totalmente descolocado ante la nueva realidad nacional. El autonomismo defendió un nacionalismo moderado y excluyente de las grandes mayorías, cuyas aspiraciones fundamentales no estaban en romper el vínculo con “la madre patria española”, sino en modernizar su dominación en la Isla, no en el balde la vanguardia patriótica cubana, encabezada por José Martí, combatió tanto sus ideas. El 31 de enero de 1893, en uno de sus extraordinarios discursos, Martí expresó: “…dábase el caso singular de que los que proclamaban el dogma político de la evolución eran meros retrógrados, que mantenían para un pueblo formado en la revolución las soluciones imaginadas antes de ella…”. (v)

Sin embargo, la idea de apoyar en Cuba una tercera fuerza –moderada, de centro o tercera vía- adquirió mayor fuerza en la política exterior de Estados Unidos a finales de los años 50, con el objetivo de evitar que el Movimiento 26 de Julio llegara al poder, algo que se convirtió en una obsesión para la administración Eisenhower en los últimos meses del año 1958. Esta tendencia debía estar en una posición equidistante entre Batista y Fidel Castro y se estimuló su desarrollo  tanto en el plano militar como el político. La estación local de la CIA en La Habana fue la primera en manejar esta idea y luego sería su principal ejecutora. Así lo confirma el oficial David Atlee Philips en su libro autobiográfico The Night Watch, cuando señala que James Noel –a la sazón jefe de la estación local de la CIA en la capital habanera- le había informado en una de sus pocas frecuentes reuniones, sobre su recomendación al gobierno de los Estados Unidos de patrocinar discretamente la acción de una tercera fuerza política en Cuba, “un grupo entre Castro a la izquierda y Batista a la derecha (…)”. (vi)

En febrero de 1958 se había incorporado al II Frente Nacional del Escambray que dirigía Eloy Gutiérrez Menoyo, el agente de los servicios secretos estadounidenses, William Morgan, que tenía la misión de convertirse en el segundo jefe de aquella guerrilla, algo que logró en poco tiempo al igual que sus grados de Comandante. Morgan no sería el único agente que infiltró Estados Unidos en esa zona con la intención de estimular una tercera fuerza guerrillera que pudiera enfrentarse e imponerse en determinado momento a las fuerzas de la Sierra Maestra lideradas por Fidel Castro. (vii)   Estados Unidos también se involucró en otros complots donde se manejaron diversos nombres de figuras que podían integrar una opción política que arrebatara de las manos a Fidel Castro el triunfo revolucionario, entre ellas: el coronel Ramón Barquín, Justo Carrillo, jefe de la Agrupación Montecristi, y Manuel Antonio, Tony, de Varona. Todavía el 23 de diciembre de 1958, en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, Eisenhower expresaba su esperanza en el crecimiento, fortaleza e influencia de una “tercera fuerza”. (viii)

La creación de una “tercera fuerza” no solo era promovida por los Estados Unidos, sino también por algunos políticos que la propugnaban a lo interno. “La Tercera Fuerza –señala Jorge Ibarra Guitart fue un movimiento de instituciones cívicas privadas que representando el sentir de sectores importantes de la burguesía y la pequeña burguesía promovió gestiones de paz y conciliación con el régimen. El impulsor, bajo cuerdas, de todas las gestiones fue José Miró Cardona, quien desde la Sociedad de Amigos de la República ya había planeado la táctica de movilizar a las instituciones burguesas para forzar al régimen a llegar a un acuerdo. Este era el momento de poner en práctica dicha táctica, pues había circunstancias que la favorecían: la burguesía, al notar que cada día más organizaciones revolucionarias ganaban terreno, estaba alarmada por el peligro que representaba para sus intereses políticos y económicos el desarrollo de una guerra civil con una participación popular activa. (ix)

Al resultar imposible para los Estados Unidos lograr evitar el triunfo de la Revolución Cubana y la llegada al poder de las fuerzas del 26 de julio, en los primeros meses del año 59 el objetivo fundamental de Washington consistió en respaldar y aupar a las figuras que dentro del gobierno revolucionario se consideraban “moderadas”, de centro, frente a los que calificaban de “extremistas”, para a través del predominio de esta línea evitar que la Revolución profundizara su alcance social. (x)

Cuando Fernando Martínez Heredia, señala que en Cuba existe hoy un nacionalismo de derecha con pretensiones de centro que tiene “una acumulación cultural a la cual referirse” (xi) está haciendo mención a la larga historia de ese nacionalismo que tiene en el plano de las actitudes políticas antecedentes en el autonomismo; que durante los años de la República Neocolonial Burguesa admitió y defendió la dominación, y que en muchas ocasiones fue utilizado por el propio gobierno de los Estados Unidos, con el propósito de frenar, evitar o lograr situaciones posrevolucionarias que mantuvieran a salvo las estructuras de dominación capitalista en Cuba, bajo mejores consensos.

Hoy vemos como ese nacionalismo de derecha que se estimula por quienes nos adversan, bajo el ropaje engañoso de centrismo, no tiene otro objetivo que el intento desesperado de restaurar el capitalismo en Cuba. Una vez más, será un ensayo frustrado, pues el principal obstáculo que siempre ha enfrentado esta corriente, es que jamás ha logrado anclar sus ideas en el pueblo. Ese pueblo que en su mayoría ha abrazado a lo largo de la historia la tradición independentista, patriótica, nacional-revolucionaria y antiimperialista; jamás la del autonomismo, el anexionismo o el nacionalismo de derecha.

Notas.

 (i)  Véase el texto de Esteban Morales: La contrarrevolución cubana nunca ha existido, en: Esteban Morales y Elier Ramírez, Aproximaciones al conflicto Cuba-Estados Unidos, Editora Política, La Habana, 2015, pp.363-367. Morales se cuestiona en ese trabajo que pueda considerarse cubana dicha contrarrevolución, en tanto se suicidó prácticamente al nacer al asumir una agenda impuesta por el gobierno de los Estados Unidos.
 (ii)  Véase en: http://razonesdecuba.cubadebate.cu/cablegates-wikileaks/los-estados-unidos-y-el-papel-de-la-oposicion-en-cuba/
(iii)   En discurso pronunciado  el 3 de septiembre de 1979, en la sesión inaugural de la Cumbre de los NOAL celebrada en La Habana, Fidel expresó: “¿Qué se le puede impugnar a Cuba? ¿Qué es un país socialista? Sí, somos un país socialista (APLAUSOS), pero a nadie ni dentro ni fuera del Movimiento pretendemos imponer nuestra ideología y nuestro sistema. ¡Y no tenemos nada de qué avergonzarnos por ser socialistas! ¿Que hicimos una revolución radical en Cuba? Sí, somos revolucionarios radicales, pero no pretendemos imponer a nadie, y mucho menos al Movimiento de los No Alineados, nuestro radicalismo”. Véase en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1979/esp/f030979e.html
 (iv)  Véase Elier Ramírez Cañedo y Carlos Joane Rosario Grasso, El autonomismo en las horas cruciales de la Nación Cubana, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2008.
(v) José Martí, Discurso en Hardman Hall, New York, 10 de octubre de 1889, en: Discursos, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1974, p.195.
 (vi) Citado por Andrés Zaldívar Diéguez y Pedro Etcheverry Vázquez, en: Una fascinante historia. La conspiración Trujillista, Editorial Capitán San Luis, La Habana, 2009, p.50
 (vii) Ibídem, pp.41-42.
 (viii) Francisca López Civeira, El Gobierno de Eisenhower ante la Revolución Cubana: Un nuevo escenario, en: http://www.radiolaprimerisima.com/articulos/2527
 (ix) Citado por Andrés Zaldívar Diéguez y Pedro Etcheverry Vázquez en: Ob.Cit, p.51.
 (x)  Mucha información al respecto puede encontrarse en la obra de Luis M.Buch y Reinaldo Suárez, Gobierno Revolucionario Cubano. Primeros Pasos, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2004.
 (xi) Véase en Cubadebate, 17 de marzo de 2016: http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/03/17/obama-no-pierda-la-oportunidad-de-hacer-algo-historico-podcast-video-y-fotos/#.WSmPPDfB-sx

Fuentes

http://www.cubahora.cu/politica/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en-cuba

http://www.cubadebate.cu/opinion/2017/05/30/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en-cuba/ 

https://dialogardialogar.wordpress.com/2017/05/29/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en-cuba/

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2017/05/30/tercera-via-o-centrismo-politico-en-cuba-por-elier-ramirez-canedo/

https://antorchae.blogspot.com/2017/05/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en.html 

http://fanalcubano.blogspot.com/2017/05/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en.html

http://www.radiocubana.cu/la-opinion/29-de-la-prensa-cubana/17940-la-tercera-via-o-centrismo-politico-en-cuba-una-aproximacion-desde-la-historia

http://guajiritasoy.blogspot.com/2017/05/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en.html

https://miradasencontradas.wordpress.com/2017/05/29/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en-cuba/

https://santiagoarde.wordpress.com/2017/05/29/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en-cuba/ 

Publicado por: David Díaz Ríos CubaSigueLaMarcha.blogspot.com

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2017/06/la-tercera-via-o-centrismo-politico-en.html

Posted in Sin categoría | Leave a comment

Cuba: Ocho cosas que tenemos y que son un lujo en el mundo de hoy

Ocho cosas que tenemos y que son un lujo en el mundo de hoy / Por José Manuel Rodríguez / PostCuba 

 

“Sabemos que esta juventud será revolucionaria, sencillamente porque creemos en la Revolución, porque tenemos fe en las ideas revolucionarias, y porque sabemos que esas ideas se ganarán el pensamiento y se ganarán el corazón de esta juventud”. Fidel

 

Los jóvenes cubanos, su comportamiento y compromiso con la construcción de nuestro proyecto social, son quizás los que con mayor minuciosidad son observados, evaluados y juzgados, en todo el planeta.

Parece paradójico que se les dedique tanta atención, considerando, que viven en una pequeña isla, sin grandes recursos naturales, ni armas atómicas, con una compleja situación económica, pero con estabilidad social y política, donde los índices de violencia son muy bajos, mientras se les presta menor interés a los que viven en sociedades con índices de criminalidad y marginación altos, donde la falta de oportunidades y la pobreza los empujan al delito, a los que residen en zonas de guerra y sus vidas peligran, ¿Por qué esta aparente contradicción?

La respuesta se puede buscar a través de otra interrogante: ¿qué representan los jóvenes cubanos?

La continuidad de un proyecto que simboliza una forma de organización político social y económica justa y equitativa, diferente a la del capitalismo, que ha logrado sobrevivir al acoso y la hostilidad de la potencia imperialista más grande de la historia, un ejemplo que no le conviene al gran capital.

A lo que nos hace diferentes les temen, porque esas cosas que tiene Cuba, muchos las quisieran tener, por eso nos escudriñan con el microscopio de sus medios, sus agentes y mercenarios, en busca de las manchas del sol, y cuando las encuentran hacen lo que brillantemente describió Martí, “Unos tienen ojos para los lunares, y cuando ven cosa bella, airados de que lo sea, buscan coléricos la mancha o defecto y gozan cuando la hallan –que son las almas ruines”.

Algunas cosas que tenemos y que son un lujo en el mundo de hoy, convulsionado por la violencia y dominado por mezquinos intereses mercantilistas:

1.- Mandar a nuestros hijos a la escuela, sin temor a que en el camino sean secuestrados o baleados en su propio centro de estudios.

2.- Verlos jugar en el barrio, sin miedo a que sean raptados, abusados o se vuelvan miembros de una pandilla criminal.

3.- Que nuestros jóvenes puedan ir a una fiesta o se sienten en el muro del malecón a pasar sus noches sin el peligro de ser muertos en un tiroteo, atracados o extorsionados por malhechores.

4.- No tener que salir a las calles a protestar por el cierre de una escuela o una universidad.

5.- No tener que enfrentarse a la policía, los gases lacrimógenos y chorros de agua a presión para evitar el despido y el hambre.

6.- Tener una policía que no dispara sobre los ciudadanos, ni los mata cual animales. Tampoco, secuestra o tortura.

7.- Llegar a un hospital donde quizás falte un medicamento, pero nunca la atención por falta de dinero.

8.- No tener ninguna preocupación por el precio de la educación de nuestros hijos.

Son conquistas sociales y logros de la Revolución que, sustentados en valores, son hoy derechos sobre los cuales los grandes medios y los que los apoyan, tienen un vacío informativo, que cual agujero negro se traga todo lo referente a ellos sin dejarlo salir. Derechos que no existen en las sociedades que se vanaglorian de manera hipócrita de tener un “Estado de Derecho”.

Si Cuba logra llegar a tener el socialismo próspero y sostenible a que aspiramos, esto dejaría de ser una utopía, para convertirse en paradigmática realidad, sería un mentís para los que señalan al capitalismo como único sistema capaz de lograr el éxito económico, máxime si esto es alcanzado en una isla a 90 millas de EE.UU, bloqueada y hostigada. Sería un incuestionable estimulo para la lucha de los pueblos que pugnan por deshacerse del capitalismo salvaje. Capitalismo que lo único que hace es hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres.

Este posible escenario es visto por los ricos de siempre, como una amenaza para sus insultantes riquezas. Temen a nuestro ejemplo más que a las armas atómicas.

Por eso sobre nuestra juventud se aplican programas subversivos dirigidos a cambiar sus valores. La guerra mediática, la fabricación de líderes “emergentes”, las torcidas interpretaciones de la historia, los llamados al desaliento, se fabrican matrices de opinión sobre la inviabilidad de nuestro proyecto social, a la vez que se siembra la incertidumbre sobre su futuro, por eso el empeño en su desideologización, y la construcción de una imagen de estampida y éxodo de su inmensa mayoría.

Entonces protejamos a nuestros valiosos constructores de futuro, significan mucho para Cuba y para la humanidad, hacia ellos miran los que sueñan con un mundo mejor, que sin dudas es posible.

No seamos paternalistas, ni sobreprotectores. No intentemos vacunarlos, contra lo que no existe vacuna, desterremos de nosotros, sus mayores, la simulación, la doble moral, el dogmatismo, el cansancio, seamos más hacedores y menos discursivos. Vamos a darle la fuerza de nuestro ejemplo personal, vamos a señalarles el camino y a acompañarlos en su andar.

 

“Hombres como él son capaces, con su ejemplo, de ayudar a que surjan hombres como él”. Fidel, refiriéndose al Che.


Fuentes:

 

https://micubaporsiempre.wordpress.com/2017/05/26/ocho-cosas-que-tenemos-y-que-son-un-lujo-en-el-mundo-de-hoy-cubaesnuestra-cuba/

https://postcuba.org/2017/05/24/ocho-cosas-tenemos-lujo-mundo-hoy/#.WSgfODf9nIW

https://lasantamambisa.wordpress.com/2017/05/25/ocho-cosas-que-tenemos-y-que-son-un-lujo-en-el-mundo-de-hoy/
Publicado por: David Díaz Ríos CubaSigueLaMarcha.blogspot.com

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2017/05/cuba-ocho-cosas-que-tenemos-y-que-son.html

Posted in Sin categoría | Leave a comment

¿Por qué se habla de guerra cultural?

¿Por qué se habla de guerra cultural? / Elier Ramírez Cañedo

Estados Unidos tiene una vasta experiencia en la práctica de la guerra cultural contra todo proyecto alternativo a su hegemonía en el escenario internacional. La CIA y la guerra fría cultural, de Frances Stonor Saunders, constituye un libro imprescindible –la investigación más completa sobre el tema– para comprender esta realidad. Este libro demuestra cómo, en los años de la Guerra Fría, el programa de guerra sicológica y cultural de la CIA contra el campo socialista fue su joya más preciada.

«Un rasgo importante –señala Stonor– de las acciones emprendidas por la Agencia para movilizar la cultura como arma de la guerra fría era la sistemática organización de una red de “grupos” privados y “amigos”, dentro de un oficioso consorcio. Se trataba de una coalición de tipo empresarial de fundaciones filantrópicas, empresas y otras instituciones e individuos que trabajaban codo a codo con la CIA, como tapadera y como vía de financiación de sus programas secretos en Europa occidental».

La guerra cultural es aquella que promueve el imperialismo cultural, en especial Estados Unidos como potencia líder del sistema capitalista, por el dominio humano en el terreno afectivo y cognitivo, con la intención de imponer sus valores a determinados grupos y naciones. Es un concepto que, entendido como sistema, integra o se relaciona con elementos de otros términos que han sido de mayor uso como el de guerra política, guerra sicológica, guerra de cuarta generación, smart power, golpe blando, guerra no convencional y subversión política ideológica.

No es el arte y la literatura –aunque el arte y la literatura se usen como instrumentos o como blancos de la guerra cultural– el objetivo principal de la estrategia de guerra cultural del imperialismo contra un país en particular. El terreno en que se desarrolla la guerra cultural es sobre todo el de los modos de vida, las conductas, las percepciones sobre la realidad, los sueños, las expectativas, los gustos, las maneras de entender la felicidad, las costumbres y todo aquello que tiene una expresión en la vida cotidiana de las personas. Lograr una homogeneización al estilo estadounidense en este campo, siempre ha estado dentro de las máximas aspiraciones de la clase dominante en Estados Unidos, en especial, desde que su élite comprendió la diferencia entre dominación y hegemonía, y que esta última no podía garantizarse solo a través de instrumentos coercitivos, sino que era imprescindible la manufactura del consenso.

La guerra cultural desarrollada históricamente hasta nuestros días por Washington, no es una vana elucubración, sino que se sustenta en hechos concretos y comprobados, operaciones abiertas y encubiertas de las agencias del gobierno de EE.UU., declaraciones de los líderes de esa nación y documentos rectores de su política exterior, tanto en el plano diplomático como militar.

Zbigniew Brzezinski, uno de los principales ideólogos imperiales, quien fuera asesor para Asuntos de Seguridad Nacional del expresidente Carter, en su obra, El Gran Tablero Mundial, expresaba:

«La dominación cultural ha sido una faceta infravalorada del poder global estadounidense. Piénsese lo que se piense acerca de sus valores estéticos, la cultura de masas estadounidense ejerce un atractivo magnético, especialmente sobre la juventud del planeta. Puede que esa atracción se derive de la cualidad hedonista del estilo de vida que proyecta, pero su atractivo global es innegable. Los programas de televisión y las películas estadounidenses representan alrededor de las tres cuartas partes del mercado global. La música popular estadounidense es igualmente dominante, en tanto las novedades, los hábitos alimenticios e incluso las vestimentas estadounidenses son cada vez más imitados en todo el mundo. La lengua de Internet es el inglés, y una abrumadora proporción de las conversaciones globales a través de ordenador se originan también en los Estados Unidos, lo que influencia los contenidos de la conversación global».

Este es el mismo Brzezinski que en 1979, en un memorándum enviado a Carter, recomendaba el siguiente curso de política a seguir hacia Cuba: «El Director de la Agencia Internacional de Comunicaciones, en coordinación con el Departamento de Estado y el Consejo de Seguridad Nacional, deben incrementar la influencia de la cultura estadounidense sobre el pueblo cubano mediante la promoción de viajes culturales y permitiendo la realización de coordinaciones para la distribución de filmes estadounidenses en la Isla».

No hace mucho se dio a conocer un documento de extraordinaria importancia para comprender las estrategias actuales del imperialismo estadounidense en el campo de la guerra cultural. Se trata del Libro Blanco del comando de operaciones especiales del Ejército de Estados Unidos de marzo del 2015 bajo el título: Apoyo de las Fuerzas de Operaciones Especiales a la Guerra Política.

Lo que plantea en esencia este Libro Blanco es que Estados Unidos deben retomar la idea de George F. Kennan –antiguo experto estadounidense en el tema soviético y arquitecto de la política de «contención frente al comunismo» en el Departamento de Estado–, acerca de la necesidad de superar la limitante del concepto que establece una diferencia básica entre guerra y paz, en un escenario internacional donde existe un «perpetuo ritmo de lucha dentro y fuera de la guerra». Es decir, que la guerra es permanente, aunque adopta múltiples facetas y no puede limitarse al uso de los recursos militares. De hecho, el documento expresa que se puede hacer la guerra sin haberla declarado, e incluso hacer la guerra al tiempo que se declara la paz.

«La guerra política es una estrategia apropiada para lograr los objetivos nacionales estadounidenses mediante la reducción de la visibilidad en el ambiente geopolítico internacional y sin comprometer una gran cantidad de fuerzas militares», destaca el documento desde sus primeras páginas. «El objetivo final de la Guerra Política –continúa más adelante– es ganar la “Guerra de Ideas, que no está asociada con las hostilidades”. La Guerra Política requiere de la cooperación de los servicios armados, diplomacia agresiva, guerra económica y las agencias subversivas en el terreno, en la promoción de tales políticas, medidas o acciones necesarias para irrumpir o fabricar moral».

Este Libro Blanco es solo uno entre muchos estudios y recomendaciones de doctrinas y estrategias militares elaboradas en Washington, que cada día asignan un rol más protagónico a los componentes culturales e ideológicos en sus estrategias hegemónicas.

La Guerra Cultural contra Cuba.

 

La guerra cultural contra Cuba no comenzó el 17 de diciembre del 2014, pues desde el propio triunfo revolucionario Cuba ha enfrentado tanto los impactos de la oleada colonizadora de la industria hegemónica global, como proyectos específicos de guerra cultural diseñados, financiados e implementados por el imperialismo estadounidense, sus agencias y aliados internacionales, con el objetivo de subvertir el socialismo cubano.

Al respecto señaló Ricardo Alarcón: «La agresión cultural contra Cuba (…) No solo existe todavía sino que no cesa de aumentar. Conserva una dimensión encubierta, clandestina, dirigida por la CIA, pero, además, desde comienzos de la última década del pasado siglo tiene otra dimensión pública, descaradamente abierta. El caso cubano es, por estas razones, absolutamente único, excepcional.
«Lo es también porque lo que se nos hace en el terreno cultural ha sido siempre parte integrante de un esquema agresivo más amplio, que ha incluido una cruel y permanente guerra económica, y la agresión militar, el terrorismo y otros actos criminales, cuyo propósito, (…) detallado en una infame ley yanqui, es poner fin a nuestra independencia».

Un componente fundamental de la guerra cultural de los distintos gobiernos de Estados Unidos contra la Revolución Cubana, ha sido la guerra sicológica y mediática.

El libro Psywar on Cuba. The Declassified History of US Anti Castro Propaganda, de Jon Eliston, publicado en 1999, revela como Washington practicó contra Cuba durante décadas la agresión sicológica y propagandística y que ella incluía libros, periódicos, historietas, películas, panfletos y programas de radio y televisión.

Otro de los campos predilectos de la guerra cultural ha sido el de la historia. Se manipula y tergiversa nuestro pasado, se atacan sus bases más sensibles y simbólicas, precisamente porque se pretende barrer con el ejemplo de la Revolución Cubana desde su propia raíz.

¿Qué son Radio y TV Martí, sino estructuras creadas para la guerra cultural en su sentido más amplio contra el proyecto revolucionario cubano?

Existe una gran diferencia entre la diplomacia pública que desarrollan muchos países en la arena internacional y las acciones que históricamente han practicado los distintos gobiernos estadounidenses. Detrás de este vocablo «inofensivo», se ha escondido toda una maquinaria de difusión de valores políticos y culturales de Estados Unidos, que para nada toma en consideración el respeto a la soberanía de las naciones y la diversidad cultural de los pueblos. No se trata solo de influencia, sino de injerencia encubierta y abierta  en los asuntos internos de otros estados.

A la hora de evaluar los retos que enfrentamos, en ocasiones se adoptan posiciones triunfalistas, desde una visión reduccionista de la cultura, entendida estrictamente como arte y literatura. Claro que entre Cuba y Estados Unidos han existido influencias y confluencias culturales durante más de dos siglos, gracias a las cuales ambos pueblos nos hemos enriquecido espiritualmente, pero los desafíos fundamentales se dan en el terreno de los estilos de vida, la cultura política y los hábitos sociales.

Ante esa realidad, no hay mejor antídoto que el patriotismo, la cubanía –no cubanidad castrada–, el antimperialismo, el anticolonialismo y que, junto al fomento de referentes culturales sólidos, logremos un sujeto crítico de profunda formación humanista, capaz de discernir por sí mismo entre la avalancha de productos culturales con los que interactúa, dónde está lo realmente valioso. 
Ese sujeto crítico solo es posible forjarlo desde las edades más tempranas a través del entrenamiento en el debate y la confrontación de ideas, con la participación activa de la familia, la comunidad, la escuela, los medios de comunicación y las organizaciones políticas y de masas. Por supuesto, todas las acciones que desarrollamos en el campo cultural deben acompañarse de hechos y realizaciones concretas, de hacer las cosas bien en todas las esferas, y que los resultados de ese trabajo se manifiesten en la vida cotidiana de nuestro pueblo. 

Fuentes

http://www.granma.cu/cuba/2017-04-18/por-que-se-habla-de-guerra-cultural-18-04-2017-19-04-55

https://culturayresistenciablog.wordpress.com/2017/05/22/por-que-se-habla-de-guerra-cultural-por-elier-ramirez-canedo/

https://micubaporsiempre.wordpress.com/2017/05/24/por-que-se-habla-de-guerra-cultural-cuba/

Publicado por: David Díaz Ríos CubaSigueLaMarcha.blogspot.com

https://cubasiguelamarcha.blogspot.com/2017/05/por-que-se-habla-de-guerra-cultural.html

Posted in Sin categoría | Leave a comment
« Older